ASOCIACIÓN Y COFRADÍA DEL ROSARIO SANTO DOMINGO EL REAL

Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.


Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

http://www.facebook.com/recursospararezar/


miércoles, 18 de julio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

¡¡¡ESTAMOS DE ELECCIONES!!!

El pasado 30 de junio, sor Ana, nuestra Madre Priora, acabó su mandato. Ahora, como dicen nuestras Constituciones, en el plazo de un mes tenemos que tener elecciones para volver a elegir Madre Priora, que estará a la cabeza de la Comunidad por tres años.

Ayer vino nuestro visitador, el Padre Amadeo (que es el delegado del Obispo) para realizar la visita canónica. Entre otras cosas, en la visita pasamos a hablar una a una con él, cada una lo que quiere. Es un hombre muy bueno y muy del Señor, muy afable y siempre viendo lo bueno, animándonos a ser felices, ya que Cristo es lo que quiere para nosotros.

Además tuvimos a la Madre Margarita (dominica del convento de Caleruega) como co-visitadora, y también fuimos una por una hablando con ella. Es una mujer con mucha experiencia en nuestra vida, ha sido mucho tiempo Madre Priora de su Comunidad. Al hablar con ella, siempre nos animaba al amor a Cristo por encima de todo, y nos señalaba que con Cristo todo es posible.

Así concluyó ayer la visita. Y hoy... aquí estamos, preparadas para tener la Eucaristía del Espíritu Santo y la elección de la Madre Priora.

Seguro que te surge la pregunta: ¿Hacéis campaña electoral?

Te diré que no. Jesús nos dijo que “quien quiera ser el primero, sea vuestro servidor”; y en el lavatorio de los pies les dijo “Haced vosotros lo mismo”. Por ello, un cargo no es para servirte de él, sino para servir, para ser el que está al servicio de los hermanos.

También el nombre de Madre Priora tiene mucho sentido. En primer lugar, “Madre”, ya que su primera función es que sea madre que nos cuide, que se preocupe por las hermanas... y, después, “Priora” que significa ‘primera entre iguales’; es decir, la que lleva el timón.

Y aquí estamos, en puertas de la elección... En unas horas, a una de nosotras le cambiará la vida por tres años.

Ahora acabo de pasar por la sala capitular y he visto todo preparado encima de la mesa. Está la urna de los votos, el brasero donde se quemará todo, las Constituciones donde se lee el acto de la elección antes de empezar, la Biblia donde jurarán las escrutadoras, las listas de las capitulares... y las llaves y el sello de la Comunidad, que se entregarán a la nueva Madre Priora cuando haya sido nombrada.

Lo que más me impresiona siempre de ese momento es la cara de la persona que se elige; verla tan humana y, a la vez, con la misión que el Señor pone en sus manos. Cuando la persona acepta el nombramiento, la Comunidad entera hacemos la venia en signo de obediencia y, acto seguido, cantamos el Te Deum en acción de gracias al Señor. Mientras tanto, ella va una por una dándonos un abrazo en signo de cariño y fraternidad.

Hoy el reto del amor es que ores por la elección de Priora de nuestra Comunidad. Querido retero, ora para que, como los primeros cristianos, sepamos dejarnos guiar por el Espíritu Santo y elijamos a la persona que el Señor ha preparado para guiarnos en los próximos tres años. ¡Gracias!

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

martes, 17 de julio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Matilde nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

LA COSECHA QUE REVIENTA EN FRUTO

El otro día, hablando con un amigo sacerdote, me comentaba que, viniendo a Lerma, se ven los campos amarillos y pequeñas manchas todavía verdes. Decía que era de una belleza espectacular, impresionante: los granos de trigo que revientan en las espigas, mostrando la gran cosecha que, este año, el Padre Dios nos ha regalado con la lluvia y el sol a sus tiempos, para que las semillas crezcan y se multipliquen. Parecían estar diciendo: “¡Córtame, que no puedo ser más fecunda! ¡Voy a estallar!”

Entonces se le ocurrió preguntar a un labrador por qué no cortaba ya las espigas. ¿Es que no tenía miedo de que una tormenta, como las que estamos teniendo estos días, tronche el trigo y se derrame en el suelo? Pero el hombre le respondió: “No, todavía no; hay que tener paciencia, porque hay algo de trigo verde que no ha madurado y, si se corta ahora, podría enmohecer el trigo bueno. Hay que esperar a que todo esté amarillo...”

¡Qué bien sabe el labrador esperar el tiempo oportuno para cada cosa que le produce la tierra...! Yo pensaba en las parábolas de Jesús que hablan de la simiente y cómo se encomienda a la tierra para que, sin saber cómo, aparezca primero el tallo, luego la espiga, después el grano… Así hay que encomendar al Señor a nuestros hermanos, con una oración sencilla, para que todos lleguemos a la plenitud.

Hoy el reto del amor es mirar mucho al Divino Labrador, Jesús, que siempre espera paciente a cada uno de sus hermanos. Si nos ha redimido con su Vida y su Sangre, ¿cómo no va a aguardar el tiempo necesario para que lo que es pequeño y pobre se multiplique y dé frutos de vida eterna? Y esto sin prisa, acompañando a todos con su mirada de Amor…

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

lunes, 16 de julio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

DONDE TÚ NO LLEGAS, ÉL LLEGA

Todos los días, a primera hora salgo a llevar la comida a las tortugas, y con la manguera echo un poco de agua para refrescarlas. Después, lleno la regadera y entro en el invernadero a regar las fresas.

Hace dos días llovió bastante y no vi necesario humedecer más el terrario, así que simplemente les eché la comida y me fui tan tranquila. Ayer volví a la rutina: cogí la manguera, llené la regadera y... oh, oh... me di cuenta de que lo del invernadero se había secado. Sí, llovió mucho, pero el invernadero evitó que cayera agua en su interior.

Muchas veces tendemos a proteger a aquellos que tanto queremos, sobre todo a los hijos. Pensamos que metiéndoles en el invernadero les protegemos de las heladas, del granizo... también de la lluvia. Pero no son plantas, se mueven, buscan vivencias y muchas veces es necesario mojarse para crecer. Tememos cada vez que salen del invernadero, pues se nos va el control: ¿Dónde estará? ¿Con quién estará? Desde que salen por la puerta de casa, el corazón está en vela.

Es verdad que pueden volver a casa escarchados por la helada de una discusión, de un desencanto, golpeados por el granizo de un acontecimiento... pero ahí estas tú. Es verdad que no habrás podido evitarles sufrimientos, pero tendrán la certeza de que pueden volver a casa, de que siempre podrán encontrar una mano que les ayude a levantarse sin ser juzgados y, después, cuando descubran a dónde les ha llevado, podrán crecer.

Y, sí, es verdad que hay muchos peligros, pero las plantas que están fuera del invernadero están bajo el Cielo, ¡están bajo Su mirada! Donde tú no llegas, Cristo llega. No dudes en poner a esas personas bajo Su cuidado.

Donde tú no llegas, Él llega. Pon a esa persona en Sus manos.

Hoy el reto del amor es que ores por esa persona que está fuera de casa y tanto te inquieta, pues puede correr algún peligro. Mándale un mensaje, un WhatsApp con un “TE QUIERO”. Dos palabras sencillas, pero llenas de contenido, que marcan siempre una referencia para volver.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

domingo, 15 de julio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

ENTRENAMIENTO PARA EL CIELO

Ayer por la tarde, cuando llegué a Vísperas, me di cuenta de que sentía una molestia en el brazo derecho. Pensando en qué podía haber sido lo que me producía ese pequeño dolor, me di cuenta de dónde provenía: ¡no era más que las típicas agujetas!

Y es que por la mañana había estado realizando una tarea repetidas veces: cuando grabamos una medalla (o, en este caso, una cruz), para que se vea bien la grabación le añadimos un tinte negro que seca en 15 segundos, y después hay que retirarlo frotando un poco.

Al realizar esto una y otra vez, me habían quedado agujetas en el brazo.

Me hizo gracia, porque pensado qué son las agujetas, me daba cuenta de que, en realidad, me salen por la falta de costumbre. Pero lo curioso es que, después, el músculo queda fortalecido. Y si continúo con esa tarea, ya no me dolerán, sino al contrario, cada vez estaré más fortalecida.

Aquello me llegó a lo profundo, porque me daba cuenta de que ya había dejado de pensar en mi brazo, y sentía que estaba hablado del corazón. Quizá más duro que cualquier ejercicio físico es la entrega, es amar sin medida. Quizá muchas veces nos encontramos con las agujetas, pero, por ello mismo, lo mejor es no detenerse ahí. Si no dejas de amar, Cristo te va regalando la experiencia de que al entregarnos es cuando somos más felices, y cada vez estaremos más fortalecidos.

Me suele gustar pensar que esta vida es tan solo un entrenamiento para el Cielo, un entrenamiento del corazón, donde aprendemos a amar y donde aprendemos a dejarnos amar; donde necesitamos dejar que nuestro corazón se ensanche hasta límites insospechados para nosotros, hasta donde nunca nos imaginaríamos que podríamos darnos a nosotros mismos.    

Y, al igual que los músculos necesitan del oxígeno y nutrientes que les aporta de forma continua el riego sanguíneo, pues del mismo modo nuestro corazón se alimenta de Cristo, de Su sangre, de la oración, donde lo recibimos todo de Él, donde podemos abrirnos a su Amor, y donde comienza todo nuestro ser a funcionar de verdad. Y, al igual que, aunque tengamos muchas agujetas, la sangre sigue alimentando al músculo, ¡lo mismo pasa con Jesucristo! Por muchas agujetas que tengamos, ¡Él siempre sigue a nuestro lado, reconstruyendo y fortaleciendo nuestro corazón!

Hoy el reto del amor es hacer ejercicio. Solo necesitas dos cosas para ser feliz: la oración y el amor. Por ello, busca a Cristo, deja que su Amor te llene el corazón, y desde ahí, hoy dedica de tu tiempo a escuchar a todo el que el Señor te ponga en tu día.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

sábado, 14 de julio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

LA BENDICIÓN DEL ERROR

Hace unos días, en el locutorio me contaron una historia que me entusiasmó.

Resulta que, hace tiempo, en una parroquia organizaron un campamento de verano. El asunto estaba cargado de buenas intenciones, pero la experiencia fue terriblemente mala. Tuvieron un montón de problemas y salió fatal.

Tal es así que el responsable de evangelización, un joven sensible y atento, viendo lo mal que había resultado todo, quiso animar y consolar a la monitora encargada del campamento.

Quedaron a tomar algo y, mientras hablaban, aquel joven sintió que el Señor le indicaba que tenía delante a la mujer de su vida.

Suena a cuento fantástico, ¿verdad? Sin embargo, los protagonistas de aquella historia estaban ante mí, en el locutorio, celebrando sus ya más de 30 años de feliz matrimonio. ¿Quién podría decir ahora que ese campamento fue un desastre? Para esta maravillosa pareja, ¡fue una insospechada bendición!

Justo en ese momento me acordé del evangelio que habíamos proclamado en la Eucaristía: “Si alguno no os recibe, al salir, sacudid el polvo de los pies” (Mt 10, 7-15). Ese versículo me había llamado mucho la atención aquella mañana, pues, como leí en un comentario, “puede ser que lo demos todo, y veamos frustrada nuestra obra; pero el fracaso no debe detener al discípulo de Cristo, sino ponerle en camino”.

Efectivamente, nosotros creemos en Cristo resucitado, nuestro Señor ha vencido a la muerte, ¡Él puede sacar vida de cualquier muerte!

Todas las situaciones, por muy feas que se presenten, en manos de Cristo se transforman en maravillosas bendiciones. Claro que Él, como buen artesano, actúa con paciencia... ¡nuestra tarea es confiar! Pero tienes motivos para ello: estás en manos de Alguien que ha dado su vida por ti, que te ama hasta la locura y que, en todo momento, busca para ti lo mejor. Tal vez no entiendas ahora, pero confía, ¡y verás maravillas!

Hoy el reto del amor es que sonrías. Te invito a que hoy seas consciente de que en todo momento Cristo cuida de ti y, si hoy tus planes no salen como te hubiese gustado, ¡haz un acto de confianza en el Señor! No desesperes, sigue caminando: sacúdete el polvo de la tristeza o la frustración, ¡sonríe, pues nuestro Señor es un amante de las sorpresas! Y, “Sus caminos son más altos que los nuestros”... ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

viernes, 13 de julio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

ARRIESGA

El domingo pasado nos tocaba cocinar paella y, como Joane y yo nunca habíamos hecho este plato, le pedimos a Lety que nos enseñara a hacerla. ¡Vaya ocurrencia! Justo un domingo, que es el día que menos tiempo de cocina tenemos, ya que la misa es a las 11:00 de la mañana...

Nos repartimos las tareas y a mí me tocó hacer el caldo. Añadí los ingredientes al agua y lo puse a cocer. Solo tenía dos importantes instrucciones: fijarme mucho al añadir bien la sal (que estuviera sabroso) y, por otra parte, el colorante: era muy importante que quedase amarillo, pero no naranja.

Mientras cocía iba probando y me pareció que estaba bien, pero he de reconocer que no arriesgué mucho... ni con la sal ni con el colorante...

Seguimos todos los pasos. Y conseguimos llegar hasta el final, pero el resultado... no era muy bueno. Una paella más bien sosa, y que, encima, solo había tomado un ligero color crema pálido... Por no llegar al naranja, ¡no llegó ni al amarillo!

Tenía que haber arriesgado más en la sal y haberme fijado al probarla en el color... Solo daba gracias porque las demás habían hecho bien su parte y aquello se podía comer, pero no llevé nada bien que mi parte saliese mal. Sin embargo, la forma de reaccionar de Lety y de las hermanas me enseñó mucho. Ellas, que me habían dado la oportunidad de aprender, me daban también la oportunidad de equivocarme sin que ello fuera un drama.  

Gracias al cariño de las hermanas pude abrirme a ver que tengo que permitirme equivocarme, que no pasa nada.

Y es que todos queremos aprender, pero muchas veces pretendemos aprender a la primera y no nos permitimos equivocarnos.  

Jesús, cuando sus discípulos se equivocaban, lo que hacía era sentarse con ellos y enseñarles, les daba la mano para levantarles y seguir caminando, y esto es lo que Jesús hoy hace contigo y conmigo. Él está sentado a nuestro lado y, cuando nos equivocamos, nos da la mano para que nos levantemos. Su Amor entregado en la cruz no es para juzgarnos, sino para salvarnos. Por ello, que tu fallo sea un trampolín para descubrir que de la Cruz vas a la Luz.

Hoy el reto del amor es no enfadarte cuando te equivoques. Mira a Jesús, que va junto a ti, y déjate levantar por Él. Y, si es tu compañero el que hoy se equivoca, léele el reto.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

jueves, 12 de julio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

TRAJINANDO EN LA DESPENSA

-¡Hoy vamos a limpiar alcachofas de la huerta!

Las demás hermanas comenzaron muy resueltas la tarea, pero yo (paleta de asfalto) me encontraba en “nivel cero”. En mi vida he limpiado un bicho de esos.

Rápidamente se lanzaron en mi ayuda. En un instante estaba preparada para el asalto: cuchillo, tijeras... ¡y guantes! Al parecer, las alcachofas tiñen las manos de color negro, por no hablar del amargor que dejan para un par de días.

Arranca estas hojas, pela el tallo, corta las puntas, ¡lleva trabajo el asunto! Y todo entre tirones, pinchazos y algún que otro bichito...

Cuando ya estábamos acabando, apareció la procuradora: el frutero nos regalaba un par de cestas de peras, que estaban a punto de estropearse. ¡A limpiarlas corriendo para hacer compota!

Aquello fue el cambio radical: había que lavarlo todo para no amargar las peras. Con los cuchillos limpios y ya sin guantes, continuamos la labor. ¡Qué diferencia! Las frutas eran suaves, se pelaban sin esfuerzo... ¡y algún pedazo nos tomamos de aperitivo! ¡Eso sí que era un trabajo agradable!

En la oración, me venía a la cabeza una frase que me dijo nuestro sacerdote: “Vivir es la infinita paciencia de recomenzar”. ¡Y qué verdad es! Aunque la labor era muy parecida, si hubiésemos trabajado las frutas con los cuchillos sin lavar o con los guantes, se habría estropeado todo.

Así el Señor va poniendo en nuestra vida etapas diferentes. Tal vez te dé la sensación de que son parecidas: un año más, un curso más... pero en cada momento Cristo te llama a empezar de cero, a dejarte sorprender. Y, para ello, ¡te invita a lavar tus cuchillos!

Ha llegado el verano, el curso ha terminado. Es el momento de descansar, de cambiar de actividad, pero, sobre todo, es el momento de poner en manos de Cristo todo lo que ha ido sucediendo estos meses, las alegrías, los triunfos, y también aquello que tenía un sabor amargo. ¡Cristo te invita a empezar de nuevo!

Y, con Él, las sorpresas están aseguradas. No te quedes atascado en el pasado, ¡el Señor te está preparando algo nuevo!

Hoy el reto del amor es que pongas en manos de Jesucristo el curso que ha terminado. Dale gracias por todos los logros y entrégale lo que no ha ido tan bien. ¡Empieza hoy a vivir la vida nueva que te ofrece! Pues el Señor “sin cambiar en nada, renueva el universo” (Sab 7, 27). Miles de aventuras te esperan, ¿te animas a volver a empezar? ¡Feliz verano y feliz día!

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

miércoles, 11 de julio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

TRAJINANDO EN LA DESPENSA

-¡Hoy vamos a limpiar alcachofas de la huerta!

Las demás hermanas comenzaron muy resueltas la tarea, pero yo (paleta de asfalto) me encontraba en “nivel cero”. En mi vida he limpiado un bicho de esos.

Rápidamente se lanzaron en mi ayuda. En un instante estaba preparada para el asalto: cuchillo, tijeras... ¡y guantes! Al parecer, las alcachofas tiñen las manos de color negro, por no hablar del amargor que dejan para un par de días.

Arranca estas hojas, pela el tallo, corta las puntas, ¡lleva trabajo el asunto! Y todo entre tirones, pinchazos y algún que otro bichito...

Cuando ya estábamos acabando, apareció la procuradora: el frutero nos regalaba un par de cestas de peras, que estaban a punto de estropearse. ¡A limpiarlas corriendo para hacer compota!

Aquello fue el cambio radical: había que lavarlo todo para no amargar las peras. Con los cuchillos limpios y ya sin guantes, continuamos la labor. ¡Qué diferencia! Las frutas eran suaves, se pelaban sin esfuerzo... ¡y algún pedazo nos tomamos de aperitivo! ¡Eso sí que era un trabajo agradable!

En la oración, me venía a la cabeza una frase que me dijo nuestro sacerdote: “Vivir es la infinita paciencia de recomenzar”. ¡Y qué verdad es! Aunque la labor era muy parecida, si hubiésemos trabajado las frutas con los cuchillos sin lavar o con los guantes, se habría estropeado todo.

Así el Señor va poniendo en nuestra vida etapas diferentes. Tal vez te dé la sensación de que son parecidas: un año más, un curso más... pero en cada momento Cristo te llama a empezar de cero, a dejarte sorprender. Y, para ello, ¡te invita a lavar tus cuchillos!

Ha llegado el verano, el curso ha terminado. Es el momento de descansar, de cambiar de actividad, pero, sobre todo, es el momento de poner en manos de Cristo todo lo que ha ido sucediendo estos meses, las alegrías, los triunfos, y también aquello que tenía un sabor amargo. ¡Cristo te invita a empezar de nuevo!

Y, con Él, las sorpresas están aseguradas. No te quedes atascado en el pasado, ¡el Señor te está preparando algo nuevo!

Hoy el reto del amor es que pongas en manos de Jesucristo el curso que ha terminado. Dale gracias por todos los logros y entrégale lo que no ha ido tan bien. ¡Empieza hoy a vivir la vida nueva que te ofrece! Pues el Señor “sin cambiar en nada, renueva el universo” (Sab 7, 27). Miles de aventuras te esperan, ¿te animas a volver a empezar? ¡Feliz verano y feliz día!

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

martes, 10 de julio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

TODO LLEGA SI SABES ESPERAR

“La paciencia todo lo alcanza”, nos decía nuestra santa castellana, Teresa de Jesús. Pero, qué difícil es ser pacientes y esperar en Dios. Sabemos que debemos confiar en que Él nos da todo a su tiempo, sin embargo, nosotros solos, por la impaciencia, somos los que desistimos y lo dejamos a medias. Pero, cuando Cristo te pone un deseo en el corazón, lo va a cumplir.

Hace dos años y tres meses publicamos el libro “Si no puedes perdonar, esto es para ti”. Desde que se publicó, en Londres nos pidieron la presentación, luego nos pidieron ejemplares para en misiones en África, más tarde también se pusieron en contacto con nosotras las hermanas de la Madre Teresa de Calcuta... pero no teníamos la traducción en inglés.

Desde el primer momento tuve el deseo en el corazón de traducir el libro. Sentía que había personas que lo necesitaban, y lo intentamos con nuestras fuerzas, pero los varios intentos que realizamos fueron inútiles; las traducciones siempre se encontraban con obstáculos.

El otro día vino a el Padre Goyo con Elvira y Consuelo. Querían visitarnos y compartir con nosotras la liturgia. Hablando con ellos, salió el tema del libro y su traducción. Y, entonces, ¡el Padre nos propone traducirlo él!

Resulta que es un sacerdote que nació en España, pero que hizo su seminario en Estados Unidos, se ordenó allí, vive allí... Aquí viene un mes al año. Es retero, y el año pasado, cuando nos conoció, se llevó el libro y lo leyó. Ahora, en este segundo viaje, el  Padre Goyo se ofrece a traducírnoslo y a llevarlo a Estados Unidos. Nos animaba a embarcarnos en esta aventura porque, según él, va a hacer mucho bien, ya que el perdón es piedra angular en la fe.

Mientras el Padre hablaba, yo no me lo podía creer. El asombro, la sorpresa, la alegría, la presencia del Señor me sobrecogió, empezaba a ver este sueño haciéndose realidad, volvía a empezar este camino.

Cuando llegué a la oración, solo hacía que dar gracias al Señor por traerme a este sacerdote. Ha pasado tiempo, sí, pero, a su tiempo, ¡ha hecho el milagro! Jesús siempre nos invita a tener paciencia, Él sabe esperarnos en cada momento, como supo ser paciente con sus discípulos.

Pero, ¡qué difícil es la paciencia cuando estamos metidos en un mundo de inmediatez! Todo lo tenemos al segundo o, como mucho, “en 24 horas”. A mí es de las virtudes que más me cuestan, porque soy hija de esta época.

En la paciencia he descubierto que aprendo a sufrir y tolerar las contrariedades y adversidades, y el Señor me regala su fortaleza y la alegría para no estar todo el día lamentándome. Me hace saber esperar con calma a que las cosas sucedan, ya que las cosas no dependen de mí, tengo que dar tiempo al Señor y confiar en Él porque, si no desconfío de su amor, Él me lo dará en el momento mejor para mí. En la paciencia, el amor se fortalece y se aquilata. Porque sabes que te aman, y que, en Sus manos, todo llega.

Hoy el reto del amor es saber esperar, renovar tu confianza en Jesús. Mira ese problema que te desespera, en el que estás a punto de tirar la toalla y rendirte. No, hoy pídele a Jesús que sea fuerte en ti, que te dé su paciencia, que fortalezca en tu interior la certeza de que te ama y está contigo. Y espera en el Señor, sé paciente, espera en el Señor.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

lunes, 9 de julio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Matilde nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

JUGANDO A PIDOLA

El otro día me enviaron por e-mail esta imagen tan encantadora de Juan el Bautista y Jesús cuando eran niños, jugando a las cosas que suelen jugar los niños: al juego de saltar a pídola o al potro.

Pensé en el escultor al que se le ocurrió hacer esta sugestiva imagen. ¡En verdad que era un gran artista y también muy original y divertido! No conozco en toda la iconografía española cosa igual… ¡me encanta!

Poco a poco me fui dando cuenta de todo lo que significaba la imagen de Jesús y su primo Juan, jugando tan desenfadadamente, como si nadie los observara. Juan está debajo de Jesús, pero este se apoya con las dos manos en aquel, de forma que sostiene todo su peso. Juan manifestó a Jesús a todo el pueblo judío, fue su soporte.

El evangelio de san Juan dice que Juan Bautista dio testimonio de Jesús ante todos, proclamando que era el Hijo de Dios y era también el Cordero de Dios que lleva sobre sí los pecados de todos los hombres.

Juan Bautista sabía que tenía que menguar, que tenía que estar debajo de su primo y amigo. “Y mi alegría está colmada”, dijo Juan al ver a Jesús hablar y bautizar mejor que él: Jesús lo hacía con el Espíritu Santo y Juan, solo con agua.

Esta escena de los dos primos, me pareció que es toda una enseñanza sobre Jesús y Juan y su relación tan estrecha en el camino de la Salvación de los hombres. Por esto, no es de extrañar que también, ya de niños, manifestaran la fuerza del Evangelio... hasta en sus juegos.

Hoy el reto del amor es hacerse pequeño, como Juan, para que los demás crezcan y se manifieste en ellos que en verdad son hijos de Dios. Para ello, te invito a ceder en la palabra y los gestos, sobre todo ante los que parecen más insignificantes. Que hoy tu actitud manifieste el amor de Dios y su predilección por lo pequeño y pobre, su ternura por aquello que parece destinado al “descarte”, como predica nuestro Papa Francisco. ¡Que Jesús crezca en ti!

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

domingo, 8 de julio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

SERVIR ES AMAR

Ayer por la tarde tuvimos una visita muy especial para nosotras, pues vino a vernos el Maestro de la Orden, Fray Bruno Cadoré. Vive en Roma y es cabeza de la Orden de Predicadores. Y, sí, aquí vino, a este pueblito de Burgos.

Después de ponerte en antecedentes, habrás calibrado la categoría de la visita y el valor que tenía para nosotras. Sin embargo, una vez considerado todo esto, quiero compartirte un gesto que me marcó:

A él y a su acompañante, Fray Miguel Ángel, les preparamos algo de merendar. Estábamos todos sentados alrededor de la mesa y, de repente, el Maestro se puso en pie de un salto, cogió la botella de limonada... y se dedicó a servir a cada una pese a nuestra resistencia inicial.

Se levantó a servir. Este gesto me viene repetidas veces a la memoria. Y es que muchas veces vemos los cargos como “rangos”, peldaños a escalar hasta llegar a lo más alto; pero, un cargo llevado por y para Cristo, se convierte en “carga”. En realidad supone bajar peldaños para mirar a los ojos a los que tienes cerca, para poder hacerte “cargo” de aquello que tienen en el corazón y después poder ser bálsamo en su caminar o poder dar una palabra de aliento.

La escena que más me viene es cuando Jesús se puso a lavar los pies de los discípulos y a secárselos con la toalla con que estaba ceñido. Después les pidió que ellos hiciesen lo mismo.

Lo primero que Jesús nos pide es que nos dejemos lavar los pies por Él, que le dejemos entrar en nuestras vidas para sanarnos, limpiarnos... Y después de vivir la experiencia de habernos dejado amar y servir por Jesús, en ese momento el Señor nos dice: “Ahora vosotros haced lo mismo unos con otros”. Es esa referencia del Amor de Cristo hacia ellos, es la que mostró a los apóstoles cómo es el verdadero amor que tenían que entregar, y es la que debe guiarnos a nosotros.

Hoy el reto del Amor es que “laves los pies en 3 momentos”. A lo largo del día vas a vivir muchas circunstancias; pide al Señor una mirada atenta para servir, para ser testimonio de Cristo por medio del servicio: llevar la basura (y cambiar la bolsa), poner la mesa o quitarla, acercar a alguien con el coche a algún sitio... Seguro que el Señor te pone las ocasiones. Recuerda que servir es amar.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

sábado, 7 de julio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

HUÉRFANAS

Así nos han dejado. Huérfanas, abandonadas, perdidas...

¿Que qué nos ha pasado? Muy sencillo. Resulta que estos días hay una reunión a nivel de nuestra Federación, y de nuestra Comunidad han ido sor Carmen y sor Ana.

Tal vez pienses que me estoy poniendo muy melodramática. “Sí, dos menos en casa se nota, pero no afecta al desarrollo de la Historia de la Humanidad...” ¿¿Que no afecta?? ¡Vaya que sí! Resulta que estas dos hermanas... ¡son las salmistas del monasterio!

Ellas son las que entonan los salmos, las que cantan los responsoriales, las que bordan los solos en los cánticos de Vísperas... Hacen de todo, vamos. Y lo digo con mucho sentimiento porque, ahora que no están ellas, ¡esto es un caos!

Bueno, vamos saliendo como podemos: los coros entramos de golpe, otras partes las hacemos rezadas... En fin, sobrevivimos, sí, ¡¡pero cómo se nota su ausencia!!

Precisamente ahora que no están es cuando nos hemos hecho conscientes de la inmensa labor que realizan cada día. Hasta ahora, lo habíamos dado por sentado: ellas se encargan de esas cosas, y nadie se plantea más. Este es el gran problema del amor: dar las cosas por supuestas, acostumbrarse.

Dice el refrán que “no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes”. Es cierto, pero, ¡es mejor no llegar a eso!

El Señor dice: “Yo hago nuevas todas las cosas”. (Ap 21, 5)

No es que Cristo cambie tu realidad... ¡sino que cambia tus ojos! Jesucristo te regala unos ojos nuevos para que puedas vivir desde el asombro, para que, los detalles que tantas veces ves como algo normal, rutinario, los descubras como auténticos regalos de amor.

Cuando con Cristo empiezas a descubrir que tu día está lleno de esos detalles, comienzas a vivir en acción de gracias. Y, cada vez que das las gracias, tu corazón se hace más sensible, crece más el asombro, descubres más detalles... ¡es una rueda de felicidad que no deja de crecer!

Hoy el reto del amor es que te asombres por un detalle que alguien tenga contigo. Pídele a Cristo poder descubrir esas pequeñas cositas que otros días te pasan inadvertidas: esa sonrisa, o la mesa puesta, o el “buenos días” de esa persona... Tu día sería distinto sin esos detalles, pero, ¿los aprecias? Hoy asómbrate, disfruta, ¡y da las gracias! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

viernes, 6 de julio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

NO DEJES QUE SE APAGUE

Tenemos que reconocer que en el Noviciado somos un poco... digamos... lentas a la hora de cambiar nuestras bombillas cuando se funde una luz.

La primera fue la del baño, pero, como tenemos otras dos, pues lo vamos dejando. Y el caso es que están las bombillas nuevas puestas en la encimera para cambiarlas en cualquier momentito...

Después, en la “Sala de santo Tomás”, donde la luz que había ya era poca, se han ido fundiendo 3 de las 4 bombillas que tiene.

Y, por último, la sala de abajo, donde los fluorescentes hasta ahora no nos habían dejado en evidencia, en muy poco tiempo, han ido fallando uno tras otro, dejándolos con uno solo.  

Menos mal que nos reímos de nosotras mismas y nos “defendemos” comentando que no es que seamos un desastre, sino que en el orden de prioridades hay otras cosas por delante; además, mientras siga habiendo luz...

Dándole vueltas a esto mismo, me daba cuenta de cuántas veces en nuestra vida personal nos sucede lo mismo. Vamos tolerando que se nos funda una luz, y otra... y ya, cuando solo queda la última, nos damos cuenta de que detrás de la luz se nos va la vida.

Pero, en estos años de Noviciado, se me ha ido grabando a fuego en el corazón que la Luz de Cristo siempre está ahí, y que nunca se llega a un apagón total (eso que comúnmente se llama “noche oscura”) sin haber ido dejando que se apague una luz, y otra, y otra... Esa es la cuestión: no llegar nunca a ese punto en nuestra relación con Cristo y en nuestras relaciones con los demás.

Es mantener encendido siempre el amor. Es saber con certeza que Cristo siempre está  contigo, para alumbrar el camino. Él siempre permanece, tan solo necesita que tu bombilla haga contacto con Él para que se haga la Luz.

Por ello, si descubres que alguna de tus bombillas se está fundiendo, no esperes a la última, no te dejes llevar por la comodidad. Levántate, ponerte a buscarle a Él, coloca esa bombilla nueva, y vuelve a ver.  

Hoy el reto del amor es cambiar las bombillas fundidas. Renueva tu relación con el Señor, vuélvete a Él, entrega tu vida en Sus manos. Y después podrás renovar tu relación con todos los que quieres, ¡no dejes que se apague el amor!

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

jueves, 5 de julio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

VER QUE LO QUE USAS TIENE DUEÑO

Ayer me tocaba limpiar una galería inmensa y en ella hay varias macetas.

Al limpiar, me di cuenta de que las hojas tenían polvo, así que pensé que a las pobres plantas les costaría coger oxígeno... Total, que no me lo pensé y las llevé al baño, ya que, a mí, mi Madre Maestra me enseñó a “dar una ducha” a las plantas para quitarles el polvo de las hojas.

Feliz viendo los buenos resultados, cada vez llevaba más macetas a la ducha. Cuando había llenado el plato, después de empaparlas a conciencia, pensé: “Uufff... ahora, si las saco, gotearán... Mejor las dejo un poco aquí y más tarde las pondré en su sitio”.

Pero lo curioso es que no hubo después.

Por la noche, Israel, cuando fue a dejarse preparada la ropa para la ducha, descubrió que era imposible acceder a ella.

-¿Qué es esto? -gritó divertida- ¡Intrusos! ¡Me han invadido!

En ese momento me acorde de las plantas, a las que había dejado olvidadas desde la mañana...

Después de liberar la ducha de Israel, ya en la cama, dando gracias al Señor por todo el día, me di cuenta de cómo en este hecho solo me vi a mí misma y lo que yo necesitaba y, efectivamente, invadí a la hermana. Si me hubiera dado cuenta de que había bloqueado su ducha, habría estado pendiente de quitarlo, pero otras cosas me resultaron más importantes.

En ese momento le pedí perdón al Señor por tantas veces como no nos vemos unos a otros, usamos las cosas de los demás, o nos comemos su comida, o, simplemente, voy a mi bola y no veo al que tengo conmigo, creyendo que el mundo es para mí... y me hago el centro del universo. Y aquí no está la felicidad, la felicidad está en el amor, en cuidar al que tienes contigo, en no atropellarle, en tenerle en cuenta su trabajo, en respetarle.

Jesús hacía esto; siempre le vemos en el evangelio pendiente de todos: descubre a Zaqueo subido a la higuera, se detiene a hablar con la mujer que le había tocado el manto, se para a escuchar a ese ciego que gritaba al borde del camino...  

Así vemos a Jesús caminar mirando siempre a los dos lados. Para Él la vida está en su Padre Dios y sus hermanos los hombres. De esas noches que pasaba en oración le salía el trato con los hermanos.

Hoy el reto del amor es dejar las cosas que uses de los demás donde las has encontrado y en el estado en que las has encontrado, para que la persona sienta que la quieres, la respetas y te importa.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

miércoles, 4 de julio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

SOLO HAY UNA COSA IMPORTANTE

Estaba poniendo la lavadora pero intuí que una prenda se estropearía en ella y opté por lavarla a mano. La metí en la pila, di al grifo y, mientras se llenaba, iba tendiendo lo que ya estaba limpio; después saludé a una monja, luego a otra...

-Joane... se está saliendo el agua.

Era Israel, que delicadamente me avisaba de que la pila que había dejado llenándose se estaba desbordando, el agua caía a chorros, ¡caía como cascadas por todos los lados!

Cerré el grifo y dediqué un buen rato a absorber con la fregona todas las secuelas de la “inundación”.

¿Alguna vez te has sentido así? Abres el grifo, una cosa, otra... y, de repente, ¡te ves desbordado! El no saber decir que “no” cuando no tienes fuerzas, el exigirte demasiado, hacer demasiadas cosas a la vez... hace que el agua te desborde, que todo te supere.

Tu valor no está en la actividad, no está en todo aquello que llegues a hacer. Tu valor está en hacer cada cosa por Amor, de tal manera que puedas ver a las personas que hay detrás, que puedas disfrutar con lo que haces. Y, para ello, el primero que tiene que verse eres tú. ¿Cómo estás? ¿Te sientes desbordado?

Para. ¿Dónde has empezado a atascarte?

Quita el tapón, coge la fregona y deja que el agua pueda seguir fluyendo sin que te desborde.

Marta, ante la visita de Jesús a su casa, se desvive haciendo una cosa, otra... y Él le dice:

-Marta, Marta, te preocupas y te agitas por muchas cosas; y hay necesidad de pocas, o mejor, de una sola.

“Una sola”... Lo que hagamos, nuestras obras, no son malas, pero si están unidas a la Fuente, llenan de gozo tu corazón. Si dejas que Cristo entre en tu trabajo, en aquello que estés haciendo, nada te atascará, pues tu motor será Él, no tus metas.

Hoy el reto del Amor es que no dejes que la actividad te desborde. Pon una alarma en tu reloj a las 12 y otra a media tarde; cuando suene, deja tu trabajo como esté por un minuto o dos y reza algo. Descubrirás que el tapón se quita y ya no te atasca.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

martes, 3 de julio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

TRABAJO MOJADO

Durante esta semana estamos de limpieza general en el Noviciado. Altillos, cortinas, estanterías, cristales... estamos aprovechando para limpiar bien a fondo cada rincón.

Ayer tocaba limpiar cristales. Y, como nos hemos repartido las salas, a mí me tocaban los cristales del Oratorio y de la sala grande de arriba.

Quité los cristales, busqué los trapos y encontré un producto para añadir al final que me convenció para que quedaran impolutos. Así que me puse a ello.

La verdad es que acabé agotada, tenía que dar cuatro pasadas por cada lado del cristal: una limpiando, otra secando, otra extendiendo el producto, y otra quitando el producto...

No me cundió mucho, me llevó un par de horas hacer tan solo 8 cristales, mientras que Lety, que estaba en la galería (que es un pasillo con unas 20 ventanas), se hizo 16 en el mismo tiempo, teniendo que subirse a escaleras para hacer la parte de arriba, limpiando también la persiana... ¡y además le habían quedado genial!

Ciertamente, la diferencia era considerable, pero creía que podía quedarme satisfecha de mi trabajo pensando que los había querido dejar “perfectos”.

Sin embargo, el Señor, que no cesa de enseñarnos en el camino de la vida, me mostró con gran sentido del humor que Él se ríe de mis perfecciones. Al caer la tarde, un nubarrón inmenso se puso por encima del pueblo... y comenzó a llover. Estuvo lloviendo toda la noche.

Cuando me di cuenta, pensé: “Oh, no, los cristales”. Me entró la risa, y se lo compartí a las demás, porque solo había caído agua sobre los que había limpiado yo, mientras que en la galería, como Lety había limpiado las persianas, se habían quedado bajadas, por lo que los cristales seguían completamente limpios.

¡Qué sentido del humor tiene el Señor! Y me valió profundamente para darme cuenta de que, al final, de cada cosa que hagamos, lo único que queda después es el amor que hayamos puesto en ello, y lo que hayamos disfrutado haciéndolo. Cristo se ríe de nuestros perfeccionismos, porque Él no busca eso, sino que vivamos desde el amor.

Y es que, encima, el querer hacerlo todo perfecto es un engaño, porque nunca será suficiente; esa idea de perfección dentro de nosotros se vuelve cada vez más y más exigente, y es lo que en definitiva nos impide disfrutar de cada cosa que hagamos.

Hoy el reto del amor es reírte de tus perfeccionismos y disfrutar con lo que hagas. Hoy da tu mano a Cristo y deja que Él te muestre una nueva forma de llevar a cabo esas tareas en las que hasta ahora te desvives persiguiendo algo “perfecto”. ¡Cristo quiere que seas feliz!

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

domingo, 1 de julio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Teya, una amiga nuestra, nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

JUST DO IT... ¡SIMPLEMENTE HAZLO!

Estaba viajando en tren dispuesta a vivir un acontecimiento muy importante y esperado en nuestra familia: la ordenación sacerdotal de mi hijo Miquel y sus compañeros del seminario. Entre el paisaje se colaban mil anuncios ofreciéndome muchas cosas que en teoría me harían más feliz o una vida más cómoda. De repente, un eslogan llamó mi atención: “Just do it! ¡Simplemente hazlo!”

Se me quedó grabado el mensaje porque expresa lo que estos jóvenes van a hacer. Ellos han apostado por un modo de vida totalmente diferente a la vida de la mayoría de la gente de hoy. Simplemente confían en el Señor y ponen su vida al servicio de Cristo y de los demás.

Lety me aconsejó leer y meditar el Ritual de Ordenación de Diáconos y Presbíteros para poder vivir más intensamente este momento. Me impresionaron especialmente unas palabras del Ritual que pronuncia el obispo: “Dios, que comenzó en ti la obra buena, Él mismo la lleve a término”.

Es verdad, tienes dos opciones: buscar seguridades, o confiar en Dios, creyendo en lo más profundo de uno mismo que Dios tiene un plan para tu vida y que Él se ocupará. Abandonarse en su Amor, como un niño en los brazos de sus padres, con una confianza ciega. Dios es el Padre que nos cuida, que nos sostiene en la palma de su mano.

Esto parece muy distinto a los consejos de hoy: control del entorno, seguridades, éxito... Un asidero donde amarrarnos. Pero existe otra realidad que se puede alcanzar y que nos asegura una felicidad más plena.

Cristo siempre hablaba sobre el amor. “¿Me amas?”, le preguntó a Pedro. El único requisito indispensable para seguirLe es el amor y, cuando amas, confías. No son nuestras capacidades humanas. Es Él quien nos capacita, es un don, es un regalo de Dios. Es su Gracia. Él hará su obra de principio a fin.

Como cualquier madre, lo único que quiero para mi hijo es que sea feliz; lo demás poco importa. El nacimiento de un hijo es un regalo de Dios. Es una alegría inmensa y surge de lo más profundo del corazón cuidarlo, amarlo, escucharlo, enseñarle a rezar y rezar por él... Pero también da cierto vértigo, surgen mil interrogantes: qué será de él cuando sea mayor, qué decisiones tomará, si será feliz...

Dios, al igual que yo, quiere que mi hijo sea feliz y le ama con amor infinito. Los dos queremos lo mismo para mi hijo. Y esto me llena de confianza y paz en la obra que Dios empezo en él.

En la situación que estés viviendo, es la hora de fiarse de Él: ¡simplemente hazlo!... y serás feliz.

Hoy el reto del amor es que nos unamos en acción de gracias por los nuevos sacerdotes y diáconos que con su vida nos entregarán a Cristo, y pidamos por cada uno de ellos que, con su entrega total en el Amor, tengan un corazon semejante al Corazón de Cristo.

VIVE DE CRISTO

Pd: Si quieres unirte a la Ordenación Sacerdotal de estos jóvenes, puedes hacerlo a través de la web, pues la ceremonia será retransmitida en directo. Aquí te dejamos el link... ¡y oremos todos por los nuevos sacerdotes y diáconos! Felicidades, ¡¡y gracias por vuestro Sí!!

Hora
11:00 am (hora española)

Link
http://rtvd.org/canald-htm/

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

sábado, 30 de junio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

PÓSATE EN SU MANO

En la ventana de la cocina, hay un plato con pan para los pájaros. Hay unas tórtolas que siempre se acercan, picotean y, en cuanto sienten nuestra presencia... ¡salen volando! Todos los días pruebo de todo para lograr que no se vayan y coman de mi mano. Me acerco sigilosamente con un poco de miga de pan y, cuando parece que lo voy a conseguir... ¡se van! Les digo que no tengan miedo, que no les voy a hacer nada... pero ya te imaginas su respuesta ante mi mensaje.

Tienen miedo, “pensarán” que les voy a hacer daño, que les voy a ahuyentar o cazar en el último momento, ¡cuántas veces les habrá ocurrido! Todo esto les ha llevado a desarrollar sus mecanismo de defensa.

Ayer me impresionó porque, aunque no llegaron a comer de mi mano, sí que pude acercarme un poco más. Y, al hacerlo, me daba cuenta de la importancia de la confianza para poder descansar.

Sin embargo, a lo largo de la vida, hay personas o circunstancias que nos ahuyentan en el último momento, que de algún modo hieren nuestra confianza haciendo que cada vez cerremos más el corazón y temamos dejar que se acerquen a nuestro interior, a nuestra intimidad, no vaya a ser que nos hagan daño de nuevo.

¿Sabes que a lo largo de la Biblia el Señor dice más de 365 veces “no temas” o “no tengas miedo”? Y es que en Él están vencidos todos tus miedos, todas tus inseguridades. Ante esa sensación que muchas veces tienes de desamparo, de debilidad, es Cristo el que te dice “no tengas miedo”. Lo ha querido dejar muy claro para que vivas con la certeza de que en Él está tu seguridad. “¡No  tengáis miedo a abrir de par en par las puertas a Cristo!” (San Juan Pablo II).

Puede que te pase como a esa tórtola de la ventana, que poco a poco te vayas acercando pero dejando distancia de seguridad “por si acaso”. Ve a la ventana, prueba a posarte sobre Su mano y deja que te cure ese ala rota, que te quite los hilos enredados de tus patas, que te dé de comer y después, una vez sanando todo lo que tanto te ha hecho sufrir, podrás abrir tu corazón a aquellos que te rodean y que tanto te quieren. ¡Volver a confiar!

Hoy el reto del amor es que quites las defensas y te poses en Su mano. Coge un cuaderno, si puedes acércate a una iglesia y si no en tu casa, y escríbeLe, abre tu corazón a Cristo. ¿Qué te pesa? ¿Qué necesitas entregarLe? ¿Cuáles son tus miedos? EscríbeLe una carta y deja que Él te hable al corazón.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

viernes, 29 de junio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Matilde nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

IR AL FONDO DEL CORAZÓN

Estábamos la Comunidad en la iglesia, en silencio, dando gracias al Señor por el Don de su Cuerpo y Sangre recibido en la Eucaristía. De repente, entraron por el pasillo central dos señoras del pueblo, hablando fuerte. Avanzaban hacia el lampadario sin dejar de compartir sus cosas, y echaron varias monedas para encender unas velas. Y, cuando acabaron su faena, dijo una en voz más fuerte: “¡Hola, buenos días!” Y después se marcharon, habiendo cumplido su cometido…

Yo, que estaba cerca de la reja de separación, en mi interior, me indigné por la falta de respeto a un lugar sagrado y, además, estábamos en la acción de gracias… Pero, como ellas seguían con toda simplicidad su asunto, el Señor me hizo parar mi mente y darme cuenta de todo de muy diferente manera:

A mí esto me enfadaba, pero Jesús, ¿qué pensaba Jesús?

Él ha puesto en nuestros corazones el principal mandamiento: “Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo”. Y estas señoras iban muy decididas a cumplir con el primer precepto: encender su vela como signo de querer acercarse al Señor y ponerse bajo su protección y ayuda; y el segundo, lo realizaron a las mil maravillas, saludando y deseando un buen día a sus vecinas, las monjas… ¿Y esto me enfadaba?

“Pues sí, porque es falta de urbanidad, de educación y de veneración hacia el Santísimo que estaba frente a ellas y de respeto a nuestra oración silenciosa…”

Y siguió el Señor instruyéndome, al ver que le ponía objeciones:

“Cuando yo recorría los caminos de Palestina, los fariseos me echaron en cara que mis discípulos comían sin antes lavarse las manos. Y como esto, hacían más cosas… Y Yo les contesté que invalidaban el precepto de Dios para seguir sus tradiciones. Lo que hay de bueno en el corazón del hombre, es lo que agrada a Dios”.

Fue entonces cuando descubrí que me había fijado solo en las formas, en lo exterior…

Hoy el reto del amor es que no te fijes en las apariencias, sino que vayas al fondo del corazón de la persona que te encuentres en el camino, en el trabajo, en la familia, con tus hermanos o amigos. Jesús ve siempre más adentro, ve lo que hay de limpio y recto en el corazón…

VIVE DE CRISTO

PD: Hoy es la fiesta de san Pedro y san Pablo, unos verdaderos enamorados de Cristo que entregaron toda su vida para anunciar el amor de Jesucristo. San Pedro guió los primeros pasos de la Iglesia, san Pablo llevó el anuncio del evangelio hasta los confines de la tierra. Por eso, a la sombra de estos dos grandes santos, hoy nosotras abrimos Instagram con el único motivo de anunciar a todos que Cristo te ama, que ha dado su vida por ti para que tú tengas vida. Queremos proclamar a los cuatro vientos que con Cristo la vida es una aventura. ¿Te animas a echar las redes?

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

jueves, 28 de junio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

CHIVATAZO

El domingo pasado salimos a rezar el rosario a la huerta. Como faltaba la hermana a la que le tocaba dirigirlo, me presenté como suplente. No había llevado ningún papel, pero, al ser los misterios gloriosos, iba tranquilísima: ¡me los sé de memoria!

-Primer misterio -anuncié- La resurrección del Señor.

La cosa iba sobre ruedas. Segundo misterio... tercero... cuarto... y la hermana sin llegar... y yo sin papeles...

Sucedió lo que me temía. Terminamos el quinto misterio y yo, que hasta ese momento estaba quedando como una campeona del rosario, tuve que admitir que me habían pillado:

-Pues se acaba la suplente -dije entre risas- porque, las letanías de memoria... va a ser que va a ser que no.

Todas se echaron a reír, pero, rápidamente, sor Matilde se sentó a mi lado:

-“Señor, ten piedad” -me susurró muy bajito.

Al instante comprendí: ¡¡me estaba “soplando” las letanías!! (ella sí que se las sabe de memoria). Con tan magnífico apuntador, terminamos el rosario estupendamente, ¡con oración final y todo incluido!

Después, orando lo sucedido, solo me salía decirle a Jesucristo: “¡Yo quiero estar así de atenta a Tu voz!”

Sí porque, ¡no veas con qué atención escuchaba los susurros de sor Matilde para no perderme! Ya podían cantar todos los pájaros, ladrar el perro o reír las monjas: ¡solo la escuchaba a ella!

Y es verdad que el Señor se identifica con la suave brisa, con el susurro. Es necesario tener el oído atento para descubrirLe...

Me salía pedirle que obrara así en mi vida: “Si me dijeras exactamente lo que tengo que decir en cada momento, ¡sería genial!”

Sin embargo, sentí que el Señor me decía que Él no es el apuntador. Cristo no quiere marionetas a las que manejar, sino amigos con los que trabajar. Cristo nos da una indicación, pero, nos ama tanto, nos valora tanto, que espera que nosotros aportemos nuestro toque poniendo en marcha los dones que nos ha dado. No somos solo personajes, ¡nos regala ser también co-escritores de su Historia!

Hoy el reto del amor es que escuches los suaves susurros del Señor. A lo largo del día, Cristo te pondrá una ocasión para ayudar a una persona. Estate atento para descubrirlo... ¡y pon en juego todos tus dones! Cristo cuenta contigo para hacer de este día una auténtica obra de arte entre los dos. ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

martes, 26 de junio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

UN PASEO PERRUNO

Jubi llevaba unos días cojeando de la pata trasera. Por más que le mirábamos, no veíamos nada, y no se le pasaba... así que había que llevarla a la veterinaria.

Como teníamos unas amigas visitándonos, les pedimos que si podían hacernos el favor de bajar a Jubi a la veterinaria. Ellas nos dijeron que sí, que por supuesto. Estaban muy contentas, pero les avisamos de que Jubi no sabe pasear, ya que siempre está suelta, y eso de la correa no lo lleva nada bien.

Preparamos a Jubi, con su cartilla y las instrucciones de lo que le pasaba. Al principio del paseo todo iba bien, pero, al llegar a la clínica, nuestra veterinaria, Piru, salió a saludar a Jubi. La perrita, que iba toda contenta y meneando el rabito, se frenó en seco. No se lleva nada bien con la veterinaria, y aquel cariñoso saludo no le hizo ni pizca de gracia. Comenzó a temerse lo peor.

Les indicaron que tenían que esperar 15 minutos a que les tocara el turno, así que nuestras amigas decidieron salirse a la calle a hacerse unos selfies con Jubi. Era la ocasión de oro para nuestra beagle: en lo que se preparaban para la foto, ella trazaba un plan... ¡de huída!

Mientras posaban para la foto, en un instante, se escurrió entre ellas, se arrancó el collar, ¡y empezó a correr como si huyera de la misma muerte!

Nuestras amigas se quedaron alucinando. Una de ellas corrió detrás de Jubi, pero no logró alcanzarla y la perdió de vista. Mientras, la otra llamó al convento para decir que Jubi se había escapado. Me pidió que silbara por la ventana, a ver si así volvía a casa. No muy convenida, me acerqué a una ventana y, nada más silbar... ¡Jubi asomó la cabeza por la puerta del convento! ¡¡Estaba tranquilamente tumbada en el portal!!

De vuelta al locutorio, Jubi saludó de nuevo a nuestras amigas, esta vez con cara de “la que he liado...”.

Viéndola ahí, tumbada en el suelo, me di cuenta de que para mí era algo bueno el llevarla al veterinario, ya que tenía un dolor y había que curarla. Pero Jubi no vio su bien, sino que su instinto le dijo que la harían daño... así que prefirió escapar y quedarse con su dolor.

Cuántas cosas nos pasan a lo largo del día y no vemos que hay un bien para nosotros, sino que escapamos de ello en busca de seguridades. Todo lo nuevo nos da miedo, preferimos lo malo conocido que lo bueno por conocer.

Esto nos pasa porque no tenemos capacidad para ver un poco más lejos... solo el sentido sobrenatural, la fe y la confianza en Jesús es lo que te capacita para descansar y esperar cuando no entiendes algo, porque sabes que tu Dios te ama y quiere lo mejor para ti, y te pase lo que te pase estás en las mejores Manos.

No es posible que un Dios que te ha creado por Amor, te ha salvado por Amor... ahora te deje abandonado. No. Ahora también Él te cuida con Amor. La clave está en dejarte cuidar, porque has sido creado para que te amen.

Hoy el reto del amor es no escapar de esa situación que te crea incertidumbre, sino pedirle a Jesús una fe fuerte que te capacite para ver y entender que en ello hay un bien para ti. Después de orar, manda un mensaje a una persona transmitiéndole confianza y esperanza para superar la situación que está viviendo.

VIVE DE CRISTO

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

lunes, 25 de junio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

AIRE FRESCO

Nada como intentar rentabilizar el tiempo al máximo. Sobre todo cuando se trata de ordenar la celda.

“En lo que llevo estos jerséis la ropería, dejo la ventana abierta para que se vaya ventilando...”

Al abrir la puerta de la celda para salir, me di cuenta de que hacía corriente.

“¡Magnífico, Señor!”, pensé mientras agarraba la puerta con la silla, “en 30 segundos (que es lo que voy a tardar en volver) va a estar más que ventilado”.

Efectivamente, no tardé más de medio minuto en regresar. Sin embargo, en mi celda parecían haber pasado 30 siglos de abandono: el suelo, el armario, la mesa... ¡¡todo se había llenado de pelusas blancas!!

Parecía polvo acumulado de años, pero no: ¡¡era polen!!

Fue entonces cuando me asomé por la ventana y vi que, realmente, nubes enteras de aquella pelusa danzaban por los aires. Era impresionante, pues no podemos ver el viento, pero, con tanto polen, ¡era fácil descubrir sus movimientos!

Y, ¿no dice Jesús que el Espíritu es como el viento? Efectivamente, no podemos ver al Espíritu, pero podemos sentir su soplo, ¡y ver sus frutos!

¿Te has dado cuenta de que hay sonrisas que llegan al corazón, palabras que tocan el alma...? Hay personas con un “toque” especial. Ellos, como el polen, dejan huella indicando por dónde ha pasado el Señor.

Lo mejor es que cada uno de nosotros estamos llamados a ser una de esas personas: nuestra vida es la que hace visible el amor de Cristo. Y, para ello, ¡basta con abrir las ventanas! Nuestro Dios no es tacaño, sino generoso, y da el Espíritu sin medida (Jn 3, 34), abundante, ¡como está ahora el polen en el viento! Él está deseando entrar.

Pero, claro, eso no significa que nos salga todo estupendamente, que no nos equivoquemos jamás y que nunca metamos la pata... No. Hay veces en que la mayor huella de la presencia del Espíritu está en ser capaz de rectificar, está en el perdón. Con Cristo, todas las historias pueden tener un final diferente.

Hoy el reto del amor es dejar huella. Te invito a que hoy vivas el día desde el amor y, cuando sientas que te faltan fuerzas, para, ora, deja entrar al Señor para que sea Su amor el que obre en ti. Hoy ten un detalle con una persona: que note tu amor y cariño... ¡como se notaba el polvo en mi celda! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

domingo, 24 de junio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane e Israel nos llevan al Señor. Que pases un feliz día.                              

ENTENDERÁS

Ayer celebramos los 10 años de Lety como Madre Maestra. Tranquilo, que era celebración de víspera, así que aún estás a tiempo de rezar por ella y felicitarla, porque en realidad el día es hoy.

10 años... Como cualquier aniversario, este acontecimiento te invita a mirar atrás y a dar gracias por esa persona en una dimensión concreta (cumpleaños, boda, comienzo de un trabajo...) ¡por eso celebramos todo! Vivir en acción de gracias ensancha el corazón.

Lety siempre nos cuenta cómo fue cuando le nombraron Madre Maestra: ¡no había novicias! Pero ella quiso ir a vivir al Noviciado para prepararlo. ¿Cómo? No puso cortinas nuevas, ni hizo cambio de muebles... lo preparó con Oración. Siempre ha sido consciente de que cada vocación la trae el Señor, desde la certeza de que está vivo y es Él el que mueve el corazón. Oró, solo oró y esperó en Él. Al año y medio, entró Sión.

Ahora, después de 10 años de que Lety comenzase esta aventura, Sión está a tres meses de su Profesión Solemne. ¡A punto de consagrarse para siempre! Lo que parecía estéril, lo que parecía vacío, está dando fruto. Vivirlo y contemplarlo nos sobrecoge, no solo por la próxima consagración de Sión, o por haber llegado nosotras en estos 10 años, o por tantas personas que nos acompañan cada día muy de cerca...  sino también porque tú estás aquí.

Gracias, Lety, porque vives mirando a Cristo, porque te has fiado de Él. Sabemos que no sabes qué es tener tiempo para ti, que buscas siempre sacar lo mejor de nosotras, que velas por que vivamos de Cristo y lo demos a los demás. Es verdad que no nos das “formación de libro”, pero, ¿sabes?, la fuerza la tiene tu testimonio, la certeza con la que vives de Cristo y dejas que Él salga por ti en todo momento.

Y tú, querido amigo, pensarás que estás fuera del Noviciado, que todo esto poco tiene que ver contigo y que tu vida es muy diferente a la nuestra. Sin embargo, si estás leyendo estas líneas, eres parte de nuestra familia. También formas parte de los frutos de esa oración y de ese deseo que el Señor pone cada día en nuestro corazón de no quedarnos con lo que vivimos: “contemplar y dar lo contemplado”.

Muchas veces vivimos cosas que no entendemos porque nos falta panorámica. Puede que estés viviendo una situación difícil, en la que no veas nada en el horizonte. Espera en Él, no razones y deja que Cristo te vaya mostrando el camino y... en 10 años entenderás.

Hoy el reto del amor es que dejes a los pies de Cristo esa situación en la que ahora no ves horizonte. Espera en Él y entenderás.

VIVE DE CRISTO

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

sábado, 23 de junio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Matilde nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

LA COSECHA DE ALCACHOFAS

Hace unos días, íbamos una hermana y yo dispuestas a dar un paseo por los caminos de la huerta del convento. Y, al pasar por el huerto, de lejos, vimos las matas de alcachofas, que estaban llenas de fruto… Lo pensamos un poco y dejamos nuestro proyecto de pasear, y bajamos a coger las alcachofas, que estaban muy crecidas. Y es que la hermana que recoge los frutos de la huerta no había podido hacerlo, y allí estaban, esperando a ser recolectadas.

Recoger el fruto siempre es muy gozoso, porque sabemos que se planta una semillita y, sin saber cómo, aparece primero la mata, después la flor, y por último el fruto, que va engordando hasta hacerse suculento y sabroso. Entonces ya está para cortarlo.

Y, con la mayor destreza que pudimos, cogimos cuatro cestos de alcachofas. ¡Estábamos contentas y agradecidas a Dios que hace cosas tan buenas para alimentar a sus amadas criaturas!

Pensaba en la Palabra de Dios, cuando Jesús urgía a sus discípulos a recolectar los frutos que el Padre del Cielo nos da con exuberancia. “La mies es abundante y los obreros pocos. Rogad pues, al Dueño de la mies, que mande obreros a su mies”…

¡Así que el haber bajado al huerto y coger las alcachofas era una inspiración del Señor, que previamente había orado alguien por nosotras, para que fuéramos generosas! ¡Y es verdad que “el Señor realiza en nosotros el querer y la actividad, según le parece”...!

Salí de allí muy decidida a seguir la moción interior del Espíritu para ayudar donde vea una necesidad, y también a “orar por los obreros que recogen la cosecha” de los que se entregan a hablar de Jesús y de su Amor y ven el fruto de una vuelta alegre y confiada al amor del Padre.

Jesús quiere la cosecha copiosa de su amor entregado y repartido.

Hoy el reto del amor es escuchar al Espíritu, que seguro me susurra dónde puedo ofrecer mi ayuda en algo o a alguien.

VIVE DE CRISTO

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

viernes, 22 de junio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

ASÍ SALIÓ TODO

Israel ayer hablaba de la cocina... La verdad es que yo salía triunfal en reto que escribió, pero, ¿quieres saber la realidad que hizo posible su reto? Te lo voy a contar.

Sí, estaba sola ante el peligro y con la tensión de que el resto tenían que comer. Mis hazañas coincidían con que toda la Comunidad estaba limpiando alcachofas en una sala, pero había tráfico constante de monjas a traer cacharros, a por agua... y así me vi acompañada toda la mañana.

Hubo un momento en que las patatas del horno no se hacían del todo, los cacharros sin fregar me comían a mí... Miraba todo y pensaba: “¡Hoy no comen!”.

De repente, opté por echar mano de la Comunidad. Si entraba una, le preguntaba por las patatas y pacientemente me daba indicaciones; otra me explicó cómo hacer para que los huevos tuviesen “yema para untar” haciéndolos en el horno; si después venía otra le preguntaba sobre la ensalada... y así me fueron resolviendo dudas culinarias.

Una vez todo controlado, levanté la cabeza y... ¿sabes cómo estaba todo? ¡Recogido! Las que venían a recoger lo suyo, aprovechaban y hacían algo mío, y así es como luego las del Noviciado llegaron a “mesa puesta”.

La verdad es que me impresionó mucho, porque todas se salieron de sus cosas y, de una manera u otra, hicieron algo por mí, ¡y así salió la cocina!

Cuando tenemos una ocupación entre manos, tendemos a centrarnos en ello: acabar nuestro trabajo, hacer nuestras tareas... Sin embargo, siempre podemos hacer algo para que a los demás “les salga la comida”.

Cristo nos invita a levantar la mirada, a ver más allá. Cuando Él caminaba rodeado y agobiado por la gente siempre tenía los sentidos atentos para sentir la mano que le tocaba el manto, el ciego que le pedía ayuda... Dejaba que entrasen en Su vida.

Hoy el reto del amor es que salgas de lo tuyo para que le “salga la comida” a otra persona. Levanta la mirada de tus cosas, mira al que tienes cerca y déjale que entre en tu vida; ayúdale de alguna manera “invisible” con algo de lo que tenga que hacer.

VIVE DE CRISTO

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

jueves, 21 de junio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

UN BUEN COLIRIO

Ayer nos tocaba al Noviciado día de cocina, pero nos quedaban unas tareas pendientes por terminar, así que Joane se quedó al mando de la comida, mientras Lety y yo nos íbamos a terminar unos trabajos.

Al cabo de unas horas, cuando volvimos a la cocina, descubrimos que Joane nos tenía la mesa preparada, la comida de todas las monjas lista, y todo a punto para comer. Vamos, que llegamos... ¡a mesa puesta!

Al ver aquello, por dentro me brotó un gran agradecimiento. Porque es una gozada llegar después de una jornada de trabajo y encontrarlo todo listo, sobre todo habiendo experimentado lo dura que es la cocina, y más cuando se cocina para un número grande de personas. ¡Y encima la comida me supo buenísima!

Después, en la oración de la tarde, le daba gracias al Señor por Joane, y por lo sucedido en la cocina... y me di cuenta de cuántas veces habré vivido cosas como esta o parecidas, pero no me salía el agradecimiento: sencillamente, no veía más allá. Así que me volvía a surgir agradecimiento, porque el Señor me había regalado ver un poquito más que ayer.  

Y es que la acción de gracias es el colirio que te va abriendo los ojos más y más para descubrir el Amor del Señor en tu día a día: desde un gesto de cariño, desde un plato de comida, o una palabra en la oración... Él siempre está contigo, siempre se está manifestando en tu vida; sin embargo, muchas veces son nuestros ojos los que no le saben ver.

Hoy el reto del amor es utilizar el colirio del agradecimiento. Vivir desde el agradecimiento es un regalo, los expertos dicen que hasta da salud. Este regalo es para ti.

VIVE DE CRISTO

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

miércoles, 20 de junio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

LOS OJOS CONFIESAN LOS SECRETOS DEL CORAZÓN

“La cara es el espejo del alma, y los ojos confiesan en silencio los secretos del corazón” (San Jerónimo).

Esta frase me llegó muy dentro del corazón. Desde entonces, llevo unos días fijándome en la mirada que tiene María en las distintas imágenes que hay en el monasterio.

Me impresiona qué serenidad, certeza, cariño, confianza... desprende su mirada. Da una paz especial el estar mirándola y, cómo no, el mirar a María me ha llevado a mirar a los ojos a las personas que en estos días me he cruzado en el camino.

He visto ojos tristes, ojos con dolor, ojos con alegría, ojos con esperanza, con vida, con interrogantes. Ojos que bajaban la vista cuando me fijaba en ellos, ojos que me sostenían la mirada con cariño y asentimiento.

Y yo, cuando miraba, lo que quería transmitir es amor, quería decirte lo que tengo en el corazón. Al mirarte a los ojos quiero decirte que estoy presente, atenta... que me importas. Mirándote a los ojos te digo que te respeto, que confío en ti y que soy transparente para ti. Con la mirada te entrego todo lo que tengo, que no es otra cosa que a Cristo. Con una mirada de cariño quiero trasmitirte que Cristo te ama y que cuenta contigo, que te necesita para llevar hoy Su amor a todos los que te rodean.

Jesús, con su mirada, lo decia todo. Los Evangelios hablan varias veces de la mirada de Jesús: cuando el joven rico se marchó y le miró triste; cuando miraba a los pecadores con cariño...

¡Qué fuerza tiene una mirada! Cuántas veces con ella hemos sentido que nos han matado o nos han dado vida. La mirada es un gran regalo del Señor: valóralo y dale gracias, y hoy úsala para transmitir amor.

Si no puedes mirar desde el amor, no importa: pídeselo a Jesús. Que hoy el Señor te regale Su mirada para transmitir Su misericordia, Su ternura, Su amor.

Hoy el reto del amor es mirar a los ojos a tres personas y, con tu mirada, decirles que les amas, que te importan, que confías en ellos. No olvides que tus ojos confiesan lo que tiene tu corazón.

VIVE DE CRISTO

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

LA PEOR ORACIÓN

El día que toca ir a la cocina, como se pierde parte de la oración, solemos buscar un rato por la tarde para estar con el Señor.

Así lo hice el otro día. Sin embargo... ¡estaba totalmente reventada! ¡No podía ni con las pestañas! ¡Qué cansancio!

No encontraba forma de concentrarme, la mente se me dispersaba y sentía el corazón congelado.

-Creo que esta va a ser la peor oración de mi vida, Señor -comenté un tanto abatida.

Me consolé pensando que al menos con mi presencia ya estaba orando, porque “uno elige estar con las personas a las que quiere”...

Al cabo de un rato, viendo que la cosa no fluía, cogí un pequeño librito. Lo abrí por la marca. El capítulo hablaba sobre la aparición de la Virgen de Guadalupe... y cómo las rosas florecieron en la nieve. Comentaba el sacerdote:

“La belleza de Guadalupe está siempre en nuestra oración. No importa cuán fríos estén nuestros corazones, las rosas de nuestras almas florecen. Cada momento que pasamos delante del Señor, brotamos, crecemos y florecemos, como las rosas en la nieve”.

¡¡Cómo me ayudó este párrafo!! Realmente, ¡sentí que mi corazón se convertía en el más espléndido jardín! Jesucristo es la persona más fácil de complacer en el mundo, ¡y la más agradecida!

El Señor me hizo recordar que lo más importante en la oración no es lo que nosotros hacemos o decimos, ¡sino lo que hace y dice Jesucristo! Basta con ponerse en su Presencia, ¡y Él actúa!

Así pues, me quedó muy claro que, la peor oración... es solo la que no se hace.

Hoy el reto del amor es que busques una iglesia y te sientes un rato a estar con Jesús. Si te vienen mil ideas, compárteselas. Si tu corazón arde en amor, alábale. Y, si sientes tu alma con frío de nieve... quédate a su lado. Cristo hará brotar las rosas y, con Él, pronto llega la primavera. Recuerda que Jesucristo “hace florecer los árboles secos. Yo, el Señor, lo he dicho y lo haré” (Ez 17, 24). ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

lunes, 18 de junio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

¡VUELVE!

En los días de Ejercicios, a eso de las 6.30 de la tarde, hacía un pequeño descanso y recorría la huerta rezando el Rosario. Uno de los días, antes de salir, una hermana me dijo que parecía que iba a llover, que no se iba a arriesgar a salir a dar su paseo.

Sin embargo, llegó mi hora e, ignorando el aviso de la hermana, atravesé los caminos hasta el extremo más lejano del monasterio, hasta la otra punta de la huerta... ¡literal!

De repente, unas gotas. “Seguro que pasarán”, me dije, y me senté en un banco debajo del porche.

Al poco, ya no eran gotas: la lluvia aumentó considerablemente, aunque volví a pensar que en poco pararía. Pero ahí no quedó la cosa. Se puso a llover de tal manera, que no se veía nada ¡a dos metros de distancia!

Y yo ahí, sentada, aún pensando que, al acabar el Rosario, quizá de “algún modo milagroso”, las nubes se disiparían, el sol brillaría... y en ese momento, la campana que avisa para ir a rezar Vísperas empezó a tocar. No había otra: tenía que salir corriendo.

Corrí a toda velocidad. Por supuesto, el hábito blanco, del que no han fabricado una modalidad impermeable... ya te puedes imaginar cómo se quedó.

Cuántas veces metemos la cabeza en algo a pesar de que nos digan lo contrario. Nos empeñamos en que tiene que salir y, ya cuando tenemos la “lluvia encima”, clamamos al Cielo pidiendo que “milagrosamente las nubes se disipen”.

Cuando nos vemos bajo la lluvia, somos los primeros en castigarnos, nos sentimos indignos de volver a Casa, de que nos acojan, porque nosotros somos los primeros que no nos acogemos.

Puede que te encuentres bajo la lluvia torrencial, que esa decisión que has tomado te haya llevado a estar bajo el agua. No tengas miedo de volver a Casa, no corras en la otra dirección. Es hora de buscar Refugio, pero no allá, a lo lejos. Vuelve. Corre, aunque te mojes, pero vuelve, no tengas miedo. “Pero, ¿cómo voy a volver empapado, tal como he quedado?” Vuelve, déjate abrazar en tu pobreza tal y como estás, déjate secar con la toalla, que te tiendan una mano para seguir caminando.

Cristo es el primero que te entiende, que te ama tal como estás. No tengas miedo a experimentarlo porque, de que tú experimentes ese Amor por ti, depende que te puedas volver a levantar sintiéndote profundamente abrazado.

Hoy el reto del Amor es que vuelvas a casa. Que vuelvas a esa persona y le pidas perdón, que te acerques a la Iglesia por la que te sentías juzgado a dejarte abrazar, que escribas unas líneas a quien no sabes cómo acercarte... Si lo sientes en el corazón... ¡vuelve!

VIVE DE CRISTO

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

domingo, 17 de junio de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Matilde nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

LA LENTA IMPRESORA

Estaba trabajando en la cerámica, diseñando un oficio, y necesité hacer unas copias para después pasarlo a las baldosas. Fui deprisa a la impresora que está en comunidad. Aunque es una CANON, tiene sus años y va un poco lenta…

Me dispuse a hacer mi trabajo pero, al dar las órdenes, la pobre impresora no me obedeció y, además, se paró con el papel medio impreso.

Al principio me contrarió, pero en seguida me di cuenta de que mi prisa no iba acorde con el aparato, y así se me bloqueó todo...

Luego, en reposo, en la oración, comprendí que esto me había sucedido porque no me amoldé a su ritmo y a su capacidad: “Es un poco antigua”…

Y Jesús me trajo a la memoria otra anécdota que me enseñó mucho para mi vida interior:

Dios me ha dado una buena vista y la capacidad de copiar con ella y con mis manos. Cogí una baldosa que había pintado una hermana y me pareció horrorosa, y le dije: “¿No ves que no se parece a la muestra?, tiene cara de ‘lechuguina’…” Y, mirándome a los ojos, con gran pobreza, me dijo: “Es que no veo mejor, se me juntan las líneas y no sé hacerlo, no puedo…” En este momento, sentí un gran dolor en el corazón por haberle exigido lo que no podía dar, porque Dios no se lo había concedido…

Jesús, cuando subió al cielo, después de resucitar, dio dones a los hombres. Pero lo hizo muy bien al repartir sus talentos: a uno, le dio agudeza visual; a otro, un oído finísimo que percibe todos los sonidos, agudos y graves, con gran precisión; a otro, destreza en toda clase de trabajos manuales, etc, etc…

No todos tenemos los mismos dones, y las capacidades están muy bien repartidas para que nadie nos gloriemos ante el Señor: “Yo lo tengo todo, lo sé todo o lo puedo todo”.

Este darse cuenta nos hace humildes y sencillos al pedir al hermano lo que yo no puedo. A Jesús le gusta esto: “Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón y encontraréis vuestro descanso”… ¡Obrando así, de verdad descansamos en la humildad de Jesús!

Hoy el reto del amor es que respetemos el ritmo de los otros y amemos sus dones, porque también son míos. Juntos nos complementamos en una acción de gracias a Dios, porque es tan generoso con nosotros.

VIVE DE CRISTO

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!