ASOCIACIÓN Y COFRADÍA DEL ROSARIO SANTO DOMINGO EL REAL

Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.


Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

http://www.facebook.com/recursospararezar/


martes, 20 de noviembre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

SUSURROS AL OÍDO

A quién no le ha sucedido alguna vez que, mientras hace alguna cosa, de pronto, le venga a la mente una tarea que se le había quedado olvidada, pero así, sin venir a cuento, sin tener nada que ver con lo que estaba haciendo...

Justo este sábado me sucedió a mí. Me había salido un instante de la oración para ir al servicio. Y, cuando ya estaba de vuelta, saliendo por la puerta del Novi, me vino a la cabeza, en lo que parecía un monólogo interno:

-Ya es de noche...

Y seguido:
-¿De noche...? ¡¡Uuuyyy!! ¡¡La ropa tendida en la huerta!!

Por la mañana la había recogido casi toda, menos esas prendas que tardan más en secarse. Y después, como habíamos tenido una visita, se me había olvidado por completo. Así que me fui corriendo a recogerla.

Fue un instante, como un flash, pero, ¡cómo me llenó de alegría! Porque tenía la certeza de que, con lo olvidadiza que soy, esa ropa podía haberse quedado ahí hasta el día siguiente. ¡Sabía que no era cosa de mi mente!: no era un monólogo, sino un diálogo con Él, que vive pendiente de mis cosas y hasta en los detalles más pequeños se detiene.

Muchas veces pensamos que esto es casualidad, o incluso que soy yo mismo que lo he recordado de repente, pero por los frutos sé que no es así. Porque la alegría que te deja cada vez que te sucede algo así, o cada vez que rezas y aparece un aparcamiento para ti, o cuando recuerdas a última hora que era el cumpleaños de un amigo y le llamas, o cuando vas con prisa y otro te cede el paso en la cola de la compra... esa Alegría es Cristo en persona cuidando de ti, queriéndote, mostrándote que a cada momento del día está contigo.

Pero lo que me pasa aún muy a menudo es que mis oídos no siempre saben distinguir esos susurros del Señor pues, como muchas veces esas pequeñas sugerencias me invitan a servir al otro, a mirar por los demás, a amar... pues quizá me hago “oídos sordos”.

Sin embargo, estoy convencida de que se aprende a escuchar al Señor escuchando a los demás, captando cada pequeño detalle que piden, dando oídos a lo que nos comparten.

Por eso, hoy el reto del amor es escuchar a los demás y darles lo que realmente están necesitando de ti.

VIVE DE CRISTO

Enlace para solicitar el calendario “VIVE DE CRISTO 2019”:

https://goo.gl/forms/X2zW67oQzgJkUVdZ2

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

lunes, 19 de noviembre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

OTRA VEZ CON LA “MISMA PIEDRA”

El otro día estábamos ordenando en profundidad la sala. En esos casos suelo hacer montones en el suelo a modo de clasificación: lo que hay que meter en un armario en un sitio, lo que hay que llevar a otro lugar en otro... y así sucesivamente.

Por la mañana todo quedó a medias y, al volver por la tarde, seguimos ordenando. Me fui a desplazar de un lado a otro y... oh, oh... di una patada a una figura que había dejado en uno de los montones. Ya puedes imaginar cómo quedó.

Después, cargo de conciencia, lección aprendida para toda la vi... ¿Para toda la vida? Salí en otra dirección y, pese a mi arrepentimiento, de otro de los montones una taza con agua salió volando, mojándome el pie por completo (esta no se rompió)...

Ahora sí que lo había aprendido, o eso pensaba yo, hasta que, acto seguido, era un estuche el que salía volando y los lápices que tenía dentro se dispersaron en todas las direcciones.

Al final de la tarde, en la oración, me daba cuenta de todas las veces que volvemos a tropezar con la “misma piedra” y otras tantas nos decimos “no volverá a pasar”. Sin embargo, a mí me volvió a suceder, y ver mi debilidad me costaba: ¡no nos gusta tropezar!

Cuando tropezamos, el peso cae sobre nosotros: nos juzgamos duro, nos cuesta perdonarnos...

Si estás así, no te quedes en eso, levanta la mirada, deja que Cristo te abrace, siéntete amado en tu debilidad, en esas “meteduras de pata”. Deja que sea Él el que te agarre fuerte de la mano y luche contigo en tu debilidad.

Hoy seguro que “tropiezas” en algún momento: en esa contestación que ha podido herir a la persona que tanto quieres, en no parar a escuchar con calma a quien te necesitaba, en no coger esa llamada... Son tropiezos que después te dejan cierto peso y tristeza en el alma. ¡A todos nos pasa!

Por eso, el reto del amor es que levantes la mirada ante tus tropiezos. Deja que Cristo te abrace, que te puedas perdonar al sentirte amado en tu debilidad, y después, de Su mano, en lugar de “dejar que el tiempo lo solucione”, llama a esa persona y pídele perdón. Y... ¡a seguir caminando!

VIVE DE CRISTO

Enlace para solicitar el calendario “VIVE DE CRISTO 2019”:

https://goo.gl/forms/X2zW67oQzgJkUVdZ2

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

domingo, 18 de noviembre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

CHEF DE CATEGORÍA

¿Recuerdas que esta semana vino a visitarnos el Obispo? Bien, pues justo ese día... ¡a mí me tocaba cocina! Me sentía una privilegiada: ¡¡un sucesor de los apóstoles iba a probar de mis platos!!

Decidimos hacer unas trenzas de hojaldre rellenas de sabores variados. Las hice por la mañana, así luego solo habría que calentarlas, y todos estaríamos tranquilos durante la visita. Bueno, esa era mi teoría...

Con el Obispo ya en el monasterio, antes de empezar las Vísperas, fui corriendo a encender el horno. En medio del rezo, un pensamiento terrible cruzó por mi cabeza: “Las trenzas se están quemando”.

“Que no...”, me dije, “Todo va bien, no voy a rayarme...”

“Las trenzas se están quemando”.

¿Y si era verdad? ¿Y si el Señor me estaba avisando? Todo mi ser me pedía a gritos contárselo a alguien, pero, ¿para qué? ¿qué iba a conseguir? Sin embargo, finalmente exploté.

-Aroa... -susurré- He puesto el hojaldre a calentar a 100 ºC... ¿Cómo crees que estará?

Su rostro se transfiguró por completo.

-Una vez puse el pan a esa temperatura -murmuró- Cuando volví, estaba chamuscado por completo.

¡¡Ay, la cena!! ¡¡Que dejaba a todos sin cenaaaaaar!!

Muriéndome de nervios y de apuro, discretamente salí de la capilla y fui volando a la cocina... ¡¡Justo a tiempo!! ¡El Señor salvó la cena!

Esta anécdota me ha ayudado un montón. Orando sobre ello, he podido dar muchas gracias al Señor, pues me ha regalado experimentar una vez más la maravilla que es compartir con los hermanos. Así, las alegrías se multiplican, y ante las dificultades se descubren nuevas salidas.

Pero no solo queda ahí. Al compartir, incluso las experiencias negativas se transforman. Te aseguro que no sabes cuántas gracias le he dado al Señor por el pan quemado de Aroa. Estoy segura de que, en aquel momento, ella se llevaría un disgusto... pero esa experiencia fue la que le dio la sabiduría exacta para ayudarme. Realmente, ¡Cristo transforma cualquier muerte en Vida!

Hoy el reto del amor es que dediques unos minutos a compartir con alguien. Puedes contarle lo que te preocupa, lo que te ilusiona... o tal vez el Señor te pida, simplemente, que seas tú quien escuche. Toma un crucifijo en tu mano, disfruta de esos minutos y, ¡déjate sorprender por Él! ¡Nunca se sabe con qué te asombrará hoy este gran Chef! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

Enlace para solicitar el calendario “VIVE DE CRISTO 2019”:

https://goo.gl/forms/X2zW67oQzgJkUVdZ2

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

sábado, 17 de noviembre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Matilde nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

“¡QUÉ GOZOSO VIVIR LOS HERMANOS UNIDOS!”

Estábamos, a las 8 de la mañana, la Comunidad en la capilla, esperando a que entrara Fernando (uno de los sacerdotes que nos celebran la misa), cuando apareció la Madre Priora por la puerta y nos dijo:

-Acaba de fallecer, de repente, el hermano de Fernando, el que era jesuita. Se lo ha comunicado el superior de la casa ahora mismo.

Todas nos quedamos sobrecogidas porque, ante noticias tan fuertes, nadie está preparado…

¿Qué podía hacer mejor Fernando, en estos momentos, que ofrecer el Sacrificio de la Misa por su hermano? Y apareció con el rostro muy compungido, conteniendo las lágrimas que querían salir de su corazón dolorido…

La misa, como comprenderéis, fue un duelo, con Jesús en medio que nos decía: “Yo soy la Resurrección y la Vida, el que creen en mí, aunque haya muerto vivirá… no morirá para siempre”. Fernando lloraba, entre silencios, y sollozos, y los textos de la misa… Y muchas llorábamos al unísono con él, en unión de sentimientos.

Y, en medio de la perplejidad y el sufrimiento, había una corriente de amor y comunión de Vida, que producía, en la capilla, una gran paz. Fernando decía entre suspiros:

-Pero tengo paz, él estaba preparado para el encuentro con Jesús...

Cuando terminó la misa, todas salimos de la capilla y le dimos un beso y un abrazo que él recibía con mucha gratitud, porque notaba que había acogida y mucho cariño.

Entonces me acordé de la Palabra de Dios que dice: “En verdad os digo, que no hay nadie que habiendo dejado casa, o hermanos, o hermanas… por amor de mí y del Evangelio, no reciba el céntuplo, ahora en este tiempo, en casa, hermanos o hermanas… y la vida eterna en el siglo venidero” (Mc 10, 28-31).

¡Esto se cumplía exactamente en lo que estábamos viviendo! Jesús no quiso que su elegido viviera esta pérdida solo, sino que puso a su alrededor hermanas que lo acompañaban, comprendían y querían y, sobre todo, hermanas en la fe, en Cristo Jesús, para quien la muerte no es más que un sueño, un paso obligado para entrar en el amor del Padre y gozarse en Sus brazos, pues Jesucristo y sólo Él, por su Muerte y Resurrección, nos ha merecido la Gloria de Dios eternamente.

Todas dimos gracias a Dios, y os invitamos a hacer lo mismo con nosotras, por el hermano de Fernando…

Hoy el reto del amor es que busques a tu alrededor alguien que necesite que llores con él o que te alegres con su alegría...

VIVE DE CRISTO

Enlace para solicitar el calendario “VIVE DE CRISTO 2019”:

https://goo.gl/forms/X2zW67oQzgJkUVdZ2

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

viernes, 16 de noviembre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

SIEMPRE ÉL CONTIGO

Hace unos días, la Madre Priora nos recordó que el 14 de noviembre por la tarde iba a venir el Señor Obispo a visitarnos. Charlaría con nosotras, compartiríamos las Vísperas y la Eucaristía... y que se quedaría a cenar.

No te puedes imaginar mi cara de asombro. Sí, el Obispo iba a quedarse a cenar, has leído bien. Eso es algo nunca visto, pero... ¡qué gozada!

Don Fidel llegó puntual. Junto a toda la Comunidad, visitó el convento. Me impresionó cómo miraba y compartía cada detalle. En el Noviciado, cuando entró en el Oratorio, se arrodilló y, en silencio, oró. Acto seguido, al salir a la sala... ¡jugaron una partida al futbolín! Imagina: la Priora y el Obispo contra las novicias. Y ahí tienes a nuestros superiores, como auténticos hermanos, jugando con las jóvenes del monasterio.

Luego fuimos a la huerta y paseamos hasta el cementerio para orar por las hermanas que nos precedieron. Finalmente volvimos para celebrar la Eucaristía con las Vísperas.

Durante la Eucaristía, en el momento de la Comunión, al acercarme al altar, vi colocado en la esquina el solideo, totalmente estirado. Me impresionó verle y pensé: “Si este solideo pudiese hablar... ¡qué cantidad de cosas nos contaría de nuestro obispo!”

Continuamos con la cena, que fue un momento muy fraterno. El Obispo nos preguntó por nosotras, se interesó por nuestra manera de vivir, nuestro trabajo... Le sentimos como padre, pastor y hermano.

La sobremesa la disfrutamos mucho, fue un regalo del Señor poder compartir con él, escucharle hablar de lo que es nuestra vida dentro de la Iglesia, y, sobre todo, descubrir cómo nos alentaba y animaba.

Cuando ya se marchó, a mí no se me iba de la cabeza el solideo encima del altar...

¡Cuántas cosas habrá vivido junto a nuestro Obispo! Y le daba gracias al Señor por tantos momentos que solo Él conoce: peripecias, aventuras, y también peligros de los que le ha librado; momentos de entrega, de sufrimiento, de dolor y de muchas alegrías. Cuántos momentos vividos tenemos en nuestro interior que solo nosotros y el Señor los conocemos, y que en el Cielo se descubrirán.

El mensaje que nos repitió don Fidel durante toda la tarde fue que el Señor siempre había estado con él, a su lado, y que siempre lo estaría con nosotras. Y, al instante, yo pensaba: “Igual que tu solideo, que te ha acompañado siempre...”

Qué gozada ha sido descubrir a un hermano y pastor. Gracias por cada instante que compartimos, don Fidel.

Hoy el reto del amor es dar la mano a Jesús y dejarle que te acompañe en el día. Observa tu pasado de Su mano y verás que Él siempre ha estado ahí; mira tu presente y descúbrele junto a ti; y pon en Sus manos tu futuro, porque, que Jesús esté en tu vida, no depende de Él, sino de ti: ¡Cristo siempre quiere vivir contigo! Solo espera que le dejes entrar. En un momento del día, párate y reconócele a tu lado.

VIVE DE CRISTO

Enlace para solicitar el calendario “VIVE DE CRISTO 2019”:

https://goo.gl/forms/X2zW67oQzgJkUVdZ2

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

jueves, 15 de noviembre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

LOS ÁRBOLES MARCADOS

Como ya sabes por otros retos, estas últimas semanas hemos estado recogiendo la cosecha de frutos secos. A mí me ha tocado ir a varear los almendros.

Admito que yo, paleta de asfalto, es algo que no había hecho nunca, pero creía saber de qué iba la historia: coges un palo y ¡a darle duro!

No puede tener mucho misterio, ¿no? Pues sí, fíjate... hasta para esto se necesita un máster. ¡Resulta que hay almendros amargos! Y, claro, esos mejor no varearlos. Para diferenciarlos es muy sencillo: hay que probar cada árbol; es decir, hay que comerse una almendra para descubrir si es buena o no. En caso de que sea buena, se varea el árbol; si es amarga, se pasa al siguiente después de marcar el árbol.

-Para talarlo -supuse yo.

-¡¡Uy, talarlo dice!! -me respondió una hermana, fingiendo escandalizarse- ¡Con la de años que se necesitan para que crezca!

-Pero si da frutos amargos, no merece la pena tenerlo... -comenté tratando de ser práctica.

-No, por eso los marcamos: para, en este nuevo año, injertarlos.

Yo alucinaba a todo color. Resulta que, al árbol amargo, se le cortan las ramas, y se le injertan otras de un almendro bueno. Y así, ¡¡da almendras buenas!!

Lo cierto es que me resulta impresionante: ¿puede un árbol amargo dar frutos buenos? ¡Sí, si está injertado!

Entonces recordé que san Pablo dice que nosotros, por el bautismo, ¡hemos sido injertados en Cristo! Su sabia buena nos transforma desde dentro. Ante nuestras “almendras amargas”, el Señor no piensa en talarnos, quitarnos de en medio... ¡lo que desea es injertarnos, unirse a nosotros con más fuerza! ¿Te dejarás marcar por Él?

No pienses que se trata de una simple “parábola”. Esto es real: sucede en cada Eucaristía. Al acercarte a comulgar, permites al Señor que te injerte con más fuerza en Él, y Su sangre corre real y auténticamente por tus venas.

Y, "si la raíz es santa, también las ramas” (Rm 11, 16). No hay árboles “buenos” o “malos”... ¡la diferencia es si se dejan injertar!

Hoy el reto del amor es que no “marques para talar” ningún árbol. Tal vez descubras personas a tu alrededor que gustosamente quitarías de tu vida. Hoy te invito a que, de la mano de Cristo, tengas paciencia y esperanza. Por muy amargas que sean sus almendras, ¡cualquier árbol se puede injertar! Hoy no juzgues a esa persona, ora por ella. ¡Espera y confía en el Señor! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

Enlace para solicitar el calendario “VIVE DE CRISTO 2019”:

https://goo.gl/forms/X2zW67oQzgJkUVdZ2

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

miércoles, 14 de noviembre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

LA DULCE TRANSFORMACIÓN

¡Las mayores sí que saben! Tienen el arte de aprovechar todo.

La verdad es que este año la cosecha de tomates ha sido buena y abundante. Pero muchos de ellos comenzaban a ponerse demasiado maduros a la vez, y no dábamos abasto a comerlos... así que, entre sor Agustina y sor Carmen (que comparten turno de cocina) decidieron hacer una “tomatada” y una riquísima mermelada de tomate.

Mientras probaba la mermelada, pensé en el origen de ese riquísimo dulce. En realidad se trata de un tomate tirando a demasiado maduro. Ese tomate, si se llega a dejar así, poco después estaría incomible, y habría que tirarlo. Sin embargo, pasado por el fuego, con una mezcla de azúcar... ¡queda una mermelada que se conserva por mucho, mucho tiempo!

Igual que mis hermanas tienen el arte de aprovechar hasta el tomate maduro, yo, como ellas, quiero aprender el arte de descubrir que todo en nosotros se puede aprovechar. Sí, hasta nuestra pobreza, hasta aquello que, si pudiéramos, quitaríamos de nosotros mismos.

Y es que, por más que intentemos ser fuertes, la debilidad, la pequeñez es algo que todos tenemos y que, por más que nos gustaría, no podemos evitarlo. Es propio de nuestra condición: un día será el carácter; otro día, vernos limitados, una enfermedad...

¡Cuánto me cuesta amarme pobre! Pero todo me va señalado un camino nuevo, distinto, y es el camino de rendirse a Cristo, de saber que sí, que soy pobre, y que por eso mismo Le necesito, y quiero que se manifieste día a día en mi vida.

Es cierto que si viviésemos instalados en nuestra pobreza no haríamos bien, sería como dejar el tomate madurar hasta que ya solo se puede tirar.

Sin embargo, si nos dejamos transformar por Él, si pasamos por el fuego del Amor de Cristo y nos mezclamos con el azúcar, que son los hermanos, el resultado es real en nuestra vida. Esto es resucitar; no es ser impecables, sino el dejarnos transformar por el Amor.

Todo en nosotros es digno de ser amado, porque a Sus ojos no hay nada que nos pueda separar de Su Amor. ¡Nada de ti Le alejará, jamás! Y, si así lo crees y no te alejas ni de Cristo ni de los hermanos que Él te regala, experimentarás en tu vida lo dulce que es el amor.

Hoy el reto del amor es invitar a alguien a un desayuno con mermelada. Cada día hay algo que celebrar, porque cada mañana se renueva en ti el triunfo de Cristo. Él ha vencido el mal y, por ello, no dejes que nada te entristezca ni agobie. Tan solo confía, con Fe y gratitud, en su promesa, y verás tu vida transformada.

VIVE DE CRISTO

Enlace para solicitar el calendario “VIVE DE CRISTO 2019”:

https://goo.gl/forms/X2zW67oQzgJkUVdZ2

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

martes, 13 de noviembre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

DE LA MANO YA NO HAY MIEDO

¿A que te ha pasado que, al estrenar unos zapatos, te han hecho una rozadura? Pues así está mi pobre talón.

El otro día vi que los zapatos estaban rotos, tenían un agujero y parte de la suela se había despegado. La verdad es que me daba pena y me costaba desprenderme de ellos, ahora que se habían hecho a mi pie... Porque mira que cuesta que un zapato se amolde a nuestro pie; las pasas de todos los colores hasta que llegas a estar realmente a gusto.

Yo estaba en este punto cuando apareció el agujero. Así pues, decidida, cambié de zapatos y, con esperanza firme en los nuevos, los estrene. Pero, ¡sorpresa!, (la de tantas veces), rozadura en el talón.

La consecuencia inmediata fue que los zapatos nuevos volvieron al armario. Me cogí los rotos otra vez y les limpie bien para que al menos parecieran menos viejos...

Cuando estaba en la oración le decía al Señor que me daba miedo ponerme los zapatos nuevos, porque el dolor volvería. Me daba cuenta de que muchas veces no volvemos a intentar las cosas, nos quedamos en lo que pasó y pensamos que siempre va a ser así. El miedo nos paraliza.

El domingo, en una visita, comenté que el miedo muchas veces nos impide ver lo bueno que hay, y salieron a la luz mis rozaduras. Fue impresionante, porque una señora se levantó y, dándome una pequeña caja, me dijo:

-Es un apósito para ampollas; póntelo y se te curará. Así podrás volver a estrenar tus zapatos.

La certeza con que me lo dijo me generó una gran confianza, y así lo he hecho. Efectivamente, la ampolla está casi curada. Espero en breve volver a los zapatos.

Cuántas veces, cuando tenemos miedo, lo que necesitamos es una mano que nos dé certeza, confianza... para poder curar nuestra herida y volver a caminar.

Jesús te ama con locura y ha dado su vida por ti, para que con sus heridas queden curadas las tuyas. Sé que tienes a tu lado a la persona que te da la mano para caminar sin miedo. No rechaces esa mano. Confía, que Jesús está a tu lado y Él quiere esa mediación para caminar.

Hoy el reto del amor es que le pidas a Jesús ver la persona que Él te ha puesto al lado para caminar, para luchar contra el miedo que tanto paraliza. Y, una vez que la descubras, agárrala fuerte.

VIVE DE CRISTO

Enlace para solicitar el calendario “VIVE DE CRISTO 2019”:

https://goo.gl/forms/X2zW67oQzgJkUVdZ2

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

lunes, 12 de noviembre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

UNA VELA

La última que ha entrado en el Monasterio es la que cambia la vela del Sagrario del Oratorio del Noviciado, y reza por la siguiente. Así que... ¡me toca a mí!

Ayer tenía en mis manos la vela nueva y la que se acababa de consumir; una, llena de cera hasta arriba, con su mecha, pesada; y la otra contenía solo un poco de líquido, porque el resto se había consumido.

Esto me impresionó, ya que nunca había contemplado una vela. ¿Sabes qué hacen las velas? Todo lo que reciben, lo entregan, ¡se quedan en nada! Su vida es entregarse dando luz.

Tendemos a pensar que administrar bien es guardar para después, tener un buen activo... sin embargo, Cristo nos enseñó que la buena administración del cristiano es la de la vela: ¡lo entregó todo siendo luz! Es en esto en lo que encontramos la Plenitud, como la encontró Jesús.

Y entregar todo supone entregar tu tiempo para escuchar, entregar tus manos para ayudar, entregarte con tu familia... ¡ser luz en tus circunstancias!

Hoy el reto del amor es que seas vela en tu casa. Ser vela no es ser hoguera, es dar luz en lo cotidiano, en lo sencillo. Vive el día desde la entrega en lo más pequeño: cambiar la bolsa de la basura, el rollo de papel higiénico, sentarte a jugar con los pequeños, bendecir y recoger la mesa, llamar a ese familiar que te necesita, alegrar la sobremesa... secundando los detalles que el Señor te pone en el corazón. Así, al acabar el día, darás gracias al Señor por haber administrado tu día desde el Amor siendo luz.

VIVE DE CRISTO

Enlace para solicitar el calendario “VIVE DE CRISTO 2019”:

https://goo.gl/forms/X2zW67oQzgJkUVdZ2


http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

martes, 6 de noviembre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Matilde nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

¡ESTAMOS DE VACACIONES!

En nuestra Constitución se dice, muy sabiamente, que las monjas tomen diez días de vacaciones en los que estén libres de los trabajos habituales. Pero, contando dos sábados y domingos, salen quince días en los que una se programa en qué usará su tiempo, libre de trabajo.

Por supuesto que hay oficios en los que las hermanas no pueden quedar libres del todo de sus quehaceres. Es, por ejemplo y la primera, la Madre Priora, que hoy me decía: “Yo no me programo para no frustrarme con las expectativas; haré lo que salga, y contenta de estar en la voluntad de Dios”.

Y también la Madre Maestra, que no se puede desentender de las novicias… Y las cocineras y las porteras, etc, etc… pero aun esto, siempre para todas es un tiempo especial de mirar a Jesús y preguntarle cómo hizo Él…

¿Y cómo hizo Jesús? Nos dice el Evangelio que no tenía tiempo ni para comer. Todos los que le oían, querían más Palabra de Dios, y los que Él curaba, llevaban amigos y parientes para que fueran tocados por Jesús y recibir la salud.

Y lo que le quedaba para sus “vacaciones”, que generalmente eran de madrugada o de noche, era para acudir a la cita de intimidad con el Padre. “Mi alimento es hacer la voluntad del Padre”. Allí, a solas en la montaña o en un descampado, recibía del Padre todo su amor de Hijo…

Le preguntaba a Jesús cómo haría, como hombre, para llevar a cabo su misión… Pediría fuerza y valor para hacer lo que el Padre le mandaba… Jesús, era “el hombre para los demás” y, el resto, para la intimidad con el Padre…

Mirando a Jesús, no hay equívoco en cómo haré yo estos días, con la ayuda de su gracia:

¡Servir y entregarme como el que está de vacaciones, con la ligereza y la alegría con la que vuelan los pájaros…!

Y hablar y orar, con mucha libertad y sin acoso, en la intimidad con Jesús… Descansar en Él, si así me invita… Preguntarle y, sobre todo, ¡recibir su Amor y decirle que le quiero...!

Hoy el reto del amor es tomar un rato en el día, para orar y servir mejor a los hermanos… ¡que esperan tus vacaciones, tu tiempo, como un regalo!

VIVE DE CRISTO

Formulario para participar en Jornadas Monásticas:
https://goo.gl/forms/S8DQpxbr7HhEjJkq1

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

lunes, 5 de noviembre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Gloria, Lidia, Míriam y Sara nos llevan al Señor. Que pases un feliz día.

LA ACOGIDA

¿Alguna vez has sentido, al ir a casa de alguien, que todo estaba preparado al detalle para ti? Pues eso es justo lo que sentimos el jueves al llegar a nuestras cuartas Jornadas. A pesar de haber venido muchas veces, hemos visto muy claro que esta vez el Señor nos acogía con los brazos abiertos.

Nuestra primera sorpresa fue enterarnos de que el cumpleaños de Israel iba a ser durante nuestra estancia en el Monasterio, pudiendo involucrarnos en su preparación al 100%.

La segunda fue ver cómo, al pasar los días, hablábamos con ellas como si fueran nuestras hermanas. Nada de temas "tabú", nada de rigidez de horarios, nada de "comida de monjas"; es decir, confianza plena y mucho amor.

Y la tercera es lo que nosotras llamamos las NO casualidades. Una de ellas fue que, al comprar los banderines para el cumpleaños de Israel, pensamos que eran corazones, pero, al abrirlos, vimos un gran TE AMO; comprobamos cómo Cristo quería demostrarle su amor a la cumpleañera a través de ese mensaje.

Otra ha sido conocer a Mª Asun en la Profesión de Sión. Ella nos ha cocinado varias veces estos días, haciéndolo todo con amor y tratandonos como a unas hijas.

Y, por último, tenemos la suerte de estar escribiendo este reto las cuatro juntas, cuando el viaje se nos presentaba por separado, cada una en un vagon diferente del tren. No sabemos cómo hemos llegado hasta esta mesa de cuatro.

En resumen, Cristo lo había preparado todo con infinito amor para nosotras. Si Le dejas, te mostrará lo que tiene preparado para ti, ya que te tiene un cariño especial.

El Reto del Amor es que acojas a alguien en tus brazos. Muéstrale con un abrazo que le quieres, aunque llevéis tiempo sin hablar, aunque habléis todos los días; simplemente díselo. Te invitamos a que también le anuncies las Jornadas Monásticas.

VIVE DE CRISTO

Pd: Si quieres saber más sobre las Jornadas Monásticas, entra en nuestras redes sociales:

Formulario para participar en Jornadas:
https://goo.gl/forms/S8DQpxbr7HhEjJkq1

Más información sobre las Jornadas:
https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

sábado, 3 de noviembre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

EL VERDADERO REGALO

No te puedes imaginar lo difícil que me ha resultado escribir el reto estas últimas semanas. No es que el Señor no me regalase anécdotas, ¡me las daba a cientos!, pero no podía compartirlas. Sí, todo eran “asuntos secretos”. ¡Resulta que hoy es el cumpleaños de Israel, y yo soy la que le hace los regalos!

Es la primera vez que tengo que enfrentarme a algo así en solitario. Y, por supuesto, me he tropezado con la famosa pregunta: “¿Y qué se le regala a una monja de clausura?”, con el añadido de que aquí no hay tiendas ni nada que comprar. El Señor te regala dos manos, tiempo... ¡y a darle duro al ingenio!

Si el Señor quiere, espero poder compartirte alguna de las mil peripecias que me han sucedido. Pero hoy, cuando estaba orando todo lo vivido, me ha venido a la memoria una frase que leí hace tiempo:

“Cuando alguien te hace un obsequio, el regalo no es lo que va envuelto... El regalo son las manos que lo sostienen”.

Y, es verdad: cuando anoche terminé de preparar todo, me di cuenta de que cada detalle era en realidad un pedacito de oración, de cariño. No es el objeto en sí, sino el amor que lleva y refleja.

Si esto nos pasa a nosotros, ¡cuánto más al Señor! Él, a cada instante, nos prepara mil regalos: la luz del amanecer, esa sonrisa ¡o, simplemente, que ahora mismo hayas respirado!

Son regalos bellos, hermosos, pero el verdadero Regalo, está en las Manos que nos los entregan. En cada uno de esos detalles, Cristo proclama a voces lo mucho que te ama, lo mucho que le importas. ¿Respiraste otra vez? ¡Qué bueno es el Señor...!

Hoy el reto del amor es que hagas un regalo. No necesitas “ir de tiendas”, no, ¡el Señor te ha regalado dos manos! Así pues, hoy dale gracias por todo lo que te da, ¡descúbrele! Y, en este día, ten un detalle de cariño con alguien cercano a ti. Puedes prepararle un buen bocadillo, ¡o tirar la basura! Tal vez parecen pequeños gestos, ¡pero lo importante es el amor que llevan! ¡Felicidades, Israel!

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

viernes, 2 de noviembre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

A BUEN COBIJO

Es una tradición que, en el día de los Santos, tras la comida de fiesta y la sobremesa, bajemos todas juntas hasta el cementerio rezando el Rosario. Es un día para mirar al Cielo. Qué impresionante, qué inimaginable debe de ser... Cristo nos lo dijo: “Voy a prepararos un sitio...”

Y, por ello, bajamos a “felicitar” a las hermanas que nos han precedido: ¡ellas ya han llegado!

Un misterio, dos... y cada vez se iba notando más el frío. Un viento helado soplaba a nuestras espaldas. De pronto, noto que una hermana más mayor se acerca y se pone justo delante de mí. Me hizo gracia, porque noté en seguida que intentaba ponerse un poco “a cobijo”. Y es que, como mi cuerpo es de constitución fuerte, la tapaba algo del viento.

Así que, entre risas, me puse a bromear con ella diciéndole que me había percatado de su “intención”, pero le insistí en que me parecía muy bien, y así seguimos todo el rosario.

Unos minutos después, caí en la cuenta de que esto mismo tendríamos que hacer con Cristo una y otra vez: ¡ponernos a cobijo junto al más Grande! Solo Él puede salvarnos de cualquier situación en la que nos veamos, solo en Él encontramos el cobijo que necesitamos en las tormentas. Solo Él nos da el Amor y la Fuerza que necesitamos para vivir cada día de nuestra vida llenos de Alegría.

Es cierto que muchas veces nos sucede que, hasta que no sentimos “el frío”, no buscamos cobijo en Él, pero pienso que a Cristo no le importa, le basta con que vayas una vez, para que tengas tu propia experiencia de cómo actúa en tu vida cuando le dejas, y eso es algo que nunca se te podrá olvidar y que, al recordarla, te hará saber adónde puedes volver. ¡Su Huella es imborrable!

Hoy el reto del amor es que, ante una situación que te desborde, acudas a Él. Cuando éramos pequeños, no teníamos problema en acudir a toda velocidad a los brazos de nuestros padres cuando algo nos sucedía... Hoy Cristo te espera con los brazos abiertos, Él es el más Grande, y siempre te acompaña.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

miércoles, 31 de octubre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

AYUDA DE MADRE

A lo largo de octubre, compartimos el rosario con la gente de Lerma, y los sábados nosotras dirigimos este rezo.

Pues bien, uno de esos sábados, de sopetón, me dijeron que me tocaba a mí. Subir al ambón nunca me ha dado “vértigo”, así que acepté.

Pero, claro, no tuve tiempo de preparar nada. Ni siquiera de sacar el rosario.

Ya en lo alto del ambón, rebusqué en mi bolsillo. De inmediato mis dedos tocaron las cuentas de madera. Tranquilamente lo saqué y... ¡¡horror!! ¡¡Estaba enredado!!

“Que no cunda el pánico”, me dije, intentando mantener la calma. En la esquina de la barandilla del ambón siempre hay un “rosario de emergencia”. Disimuladamente guardé el mío.

“Luego lo arreglo”, pensé.

Pero entonces descubrí... que no había nada en la barandilla. ¡No había rosario de emergencia! Ahí sí: cundió el pánico.

Tratando de romper el silencio expectante, di inicio al rezo, mientras sacaba apurada mi rosario. María tuvo compasión de mí, porque se desenredó con mucha más facilidad de lo que imaginaba. Eso sí, creo que la oración inicial la repetí sin querer dos veces...

Yo quise dejar el enredo para más tarde. Muchas veces esa es nuestra técnica: cuando algo nos agobia, lo apartamos, no nos enfrentamos a ello, pasamos “a otra cosa”, como yo quise buscar el otro rosario.  

Sin embargo, María quiso acompañarme para no dejar el enredo “para después”, ¡quiso resolverlo cuanto antes! ¿Acaso no dice el Papa que la Virgen es “desatanudos”?

Puede ser difícil mirar de frente lo que nos pesa: la relación con esa persona, aquella decisión que tomar..., pero dejar pasar el tiempo rara vez arregla las cosas. María te ofrece una alternativa mejor: orar.

No trates de deshacer los enredos tú solo, ¡Ella es la especialista en eso de desatar nudos! En María encontrarás una Madre que acoge, acompaña... Y de sus labios escucharás el mejor consejo: “Haced lo que Él os diga”.

Hoy el reto del amor es repasar “tu rosario”, tu vida. ¿Hay algún nudo o enredo que has dejado para después? En este último día del mes del Rosario, te invito a que pongas en manos de María esa relación que sientes algo enredada. Ella te mostrará el camino a seguir: puede ser un gesto de cariño, una llamada, un mensaje... No lo dejes para mañana, ¡vive sin nudos! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

martes, 30 de octubre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Matilde nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

LA GRAN COSECHA

Este año el Señor ha bendecido nuestra tierra con copiosos frutos, y no solo de huerta (suculentos tomates, berenjenas, pepinos…), me refiero también a los árboles frutales: peras, ciruelas, membrillos y, sobre todo, frutos secos: avellanas, nueces y almendras. ¡Qué gordas y abundantes!

Ahora llega el tiempo de la recolección y, esta semana, después de varear y coger las nueces, hemos ido a por las almendras… ¡muchas y enormes! ¡Una hermana dijo que, de un solo árbol, cogieron 4 carretillas llenas!

La comunidad hace esta tarea por grupos: unas varean, otras recogen, unas pocas hermanas llevan los frutos a la sala de trabajo, y allí un equipo se dedica a pelarlas. Yo soy de estas últimas, y me encanta esta faena tan gratificante.  

Sentadas, hay que rodearse de varias cajas: en unas se echan las ramas y hojas para tirar; en otras se ponen las almendras que están limpias y relucientes; y, en la última caja, están las que tienen la cubierta verde hermética. Esas se ponen aparte para darles tiempo. En unos días se abrirán solas y se podrá acceder a su fruto.

Contemplando estas pequeñas criaturitas vivas en mis manos, pensaba que así hace Jesús con nosotros. Él, como buen Cosechador, sabe descubrir en ti el tesoro que llevas dentro. Tal vez tú veas hojas y ramas (ese mal genio, o tus miedos, o...) pero Él, al mirarte, siempre descubre lo mejor de ti, esa “almendra” que Él puso en tu corazón.

Y, Cristo no se desanima si esa almendra está envuelta en una cáscara hermética... ¡Él es el Señor del tiempo, sabe tener paciencia! Jesús sabe esperar, sin forzar, sin hacer violencia. Sobre estas almendras sigue derramando también el calor de su amor. ¡Así la cáscara se seca, y se abre sola!

No importa el tipo de almendra que seas: Jesús quiere atraer a todos los hombres a su Corazón, que es un horno de piedad y misericordia… Al calor del Amor de Jesús, descubrirás tu auténtico valor, el tesoro que llevas dentro.

Hoy el reto del amor es meditar qué “almendra” eres… y dar gracias a Dios porque te ama con un amor personal y único, como eres; dale gracias porque Él es paciente contigo y cree en ti, en el tesoro que Él sabe que llevas dentro... ¡Que pases un feliz día!

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

lunes, 29 de octubre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

LA CÁRCEL MÁS CÓMODA

Hace ya casi 10 días que nos trajeron un nuevo pececito. Se llama “Tibu”, porque es un tiburón bala. Es muy bonito y más grande que los demás.

Las pobres monjas, cuando les dijimos que habíamos metido un “tiburón”, se asustaron. Hasta que lo vieron en el acuario, y se reían convencidas de que ‘eso no es un tiburón’... y es cierto que no lo es, solo que, por la forma de sus aletas, se les llama así.

Estos días le he estado observando y me he asombrado mucho de su conducta. Es un pez muy solitario. Ya cuando lo trajeron nos avisaron de que podía convivir, pero que necesitaba su espacio. Aquello de “su espacio” me hizo gracia, sin embargo, estos días lo he podido comprobar: ¡es un pez que no sale de su zona de confort!

Y, al no salir de su zona de confort, no vive: no se junta con los demás; cuando todos se acercan a comer, este huye; cuando alguno va hacia él, sale disparado hacia otro lugar, y hasta dicen que se puede llegar a poner a la defensiva...  

Me río del pez, pero... cuántas veces me veo yo también instalada en mi zona de confort. Ahí, donde nadie te incomoda, dónde estás aparentemente seguro y no tienes que salir de ti mismo... Sin embargo, al final, la zona de confort se puede convertir en tu propia cárcel.

Y muchas veces lo que te impide dar ese paso hacia tus sueños son los miedos: miedo a equivocarte, miedo a no ser acogido, miedo a esforzarte en vano...  

Pero lo curioso es que, antes o después, todos nos damos cuenta de que la felicidad siempre queda fuera de la zona de confort, que la felicidad siempre está en salir de uno mismo y darse a los demás, en vivir confiado, como un niño, o como un pobre que todo lo espera... ¿Imposible? ¡No para Jesucristo!

Él es la Fuerza que se manifiesta ahí, en nuestra debilidad, en lo que nos hace sentir débiles ante los demás; Él es el Amor que brota justo en lo que menos amas de ti, el Amor que te llena de confianza y te hace descansar; Él es la mano tendida que te espera para dar juntos el salto a la felicidad, para dar el salto hacia los demás.  

Hoy el reto del amor es dar el salto mágico, ese salto que te saca de tu zona de confort y te lleva directo hacia un camino lleno de aventuras con quien sabes que siempre te sostendrá. Apuesta por el Amor, ¡con Cristo este reto es posible!

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

domingo, 28 de octubre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

TAREA PARA HOY

El viernes pasado nos trasladamos de la iglesia a la capilla de invierno. Es el momento en que cambiamos los libros de la sillería y hacemos orden. Es curioso ver a las monjas y a mí misma cambiar libros de oración, quitar papeles que hablan de etapas dejadas atrás, ordenar nuevamente libros por tamaños... con una ilusión parecida al que empieza el nuevo curso.

Ayer, en la ropería, vi una escena parecida de monjas buscando mantas, ropa de abrigo para el frio y aprovechando para hacer un poco de orden en el armario. La misma imagen se repetía en muchos rincones de monasterio. Nueva estación: cambios y orden.

La sensación después de ordenar, no solo es de paz, sino  también, de alguna manera, es un “recomenzar”. Te invita a parar y a reubicarte en medio del ritmo que llevas a lo largo de la semana o los meses.

Me di cuenta después que la oración es esto. Orar es dejar que Cristo entre en ti, en tu vida, y te ayude a ubicarte, a poner orden en tu corazón: Cristo encuentra “los papeles que perdiste” cuando discutiste con esa persona, tira a la papelera aquello que sobra en tu vida y te esta haciendo daño, abre las cortinas para que tengas luz en ese problema que te pesa, saca las mantas para que sientas Su calor... Cada rato de oración es un recomenzar de la mano de Cristo.

Es domingo y hoy el reto del amor es tarea, y es... que dediques un rato a ordenar. Por un lado, ordenar aquello que te quita la paz, aquello en que necesitas recomenzar. ¿Tu habitación, los apuntes, un armario...? Y, por otro, que incluyas parar a orar, para dejarlo a los pies de Cristo, todo lo lo que tienes dentro, para que Él pueda ordenar y así empezar la semana con la ilusión renovada en el Amor, para que esta semana la vivas en Cristo.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

viernes, 26 de octubre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

TIEMPO DE SEMBRAR, TIEMPO DE RECOGER

Ayer todas las monjas fueron a recoger las nueces y almendras a la huerta. Digo “las monjas” porque a mí me tocó estar en la cocina, y por eso no pude ir.

La recogida de almendras y nueces consiste en poner en el suelo un plástico enorme; después, con unos palos, pegar pequeños golpes a las ramas para que los frutos caigan al suelo y, finalmente, recoger del plástico el fruto.

La verdad es que es impresionante la cantidad de fruto que puede dar un árbol no muy grande.

A media mañana me pasé por la sala, donde había varias monjas seleccionando nueces y limpiándolas.

Me dijeron que, cuando ellas vinieron hace 40 años, no había en la huerta nada, era todo desierto. Comenzaron a contarme cómo plantaron estos nogales y almendros, como cogían cubos de agua desde el convento e iban a regarlos... y cómo ahora, después de tantos años, les parece un sueño recoger este fruto.

Me fui pensando en las palabras de Jesús: “Lo que siembres, eso cosecharás”, o también en la Escritura, donde se nos dice: “No dejéis de hacer el bien, que si no desmayamos, a su tiempo cosecharemos”.

Cuántas veces, cuando haces el bien una y otra vez, tienes la sensación de ser tonto, la sensación de que se ríen de ti, que se aprovechan de tu bondad... y lo que te sale es dejar de hacer el bien; no hacer tampoco el mal, pero sí “pasar de todo” y dejar de plantar.

Pero Jesús no entra en esos cálculos, Él simplemente vive: está convencido de que el bien siempre vence, y que, si perseveras en el bien, al final cosecharás el bien.

Porque todo lo que plantes, lo vas a cosechar.

Mi problema (y seguro que el tuyo también) es la inmediatez, la impaciencia, el querer sembrar hoy por la mañana y cosechar hoy por la tarde. Pero eso es imposible: hoy siembras... y cosecharás a su tiempo. Pero si haces el bien, ese bien te lo encontrarás.

Hoy el reto es sembrar el bien a tu alrededor, sin querer recoger el fruto. A su tiempo, el fruto llegará. En tu oración, pregúntale al Señor a quién has dejado ya de hacer el bien; quizás no le haces mal, pero has dejado de sembrar. Acércate a esa persona y ten un gesto con ella desde el amor. Quizás un mensaje de WhatsApp, dándole los buenos días o preguntándole cómo está. No dejes que tu corazón se endurezca: en el día de hoy, planta el bien.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

jueves, 25 de octubre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

ME IGNORA

Y, además, descaradamente. Lo peor de todo es que me afecta, y mucho. Y más ahora, que anochece antes.

Resulta que, hace unos años, renovaron la instalación de la luz del claustro. Es una zona de mucho tránsito, ya que es el corazón del monasterio, así que pusieron un sensor automático. Técnicamente es una maravilla, porque se enciende cuando hay movimiento y se apaga solito, para ahorrar energía. Así dicho suena fenomenal, el problema es que, en la práctica, lo de ahorrar se lo ha tomado muy a pecho. Demasiado.

Últimamente puedo cruzar el claustro entero sin que me detecte. ¡Y mira que me esfuerzo! A veces me siento parte de la coreografía de “Cantando bajo la lluvia”; otras me convierto en canguro... pero la oscuridad sigue cubriendo mi alrededor hasta que pongo un pie en la puerta de salida, momento en que, ¡clin!, se enciende la luz.

¡La de cosas que hago para que me vea sin conseguirlo!

Ahora, en la oración, me ha venido a la cabeza alguien a quien le pasó justo lo contrario: ¡Zaqueo!

Él también hizo cosas raras (¿a qué hombre adulto se le ocurre subirse a un árbol como si fuese un chiquillo?) y todo porque esperaba ver... sin ser visto. Pero Jesús, al pasar, alzó la vista. En realidad, ¡buscaba a Zaqueo, esperaba ese encuentro!

Así tantos otros que, sin ni siquiera esperar ser vistos, se encontraron la mirada de Jesús fija en sus ojos. Y, entre ellos, ¡estamos tú y yo! Es maravilloso saber que el Señor te mira con amor a cada instante, pero, ¿y nosotros? ¿A quién nos parecemos: a Jesús... o al sensor del claustro?

Es fácil sentir la tentación de ordenar el armario mientras hablas por teléfono, o mirar disimuladamente el whatsapp en medio de esa conversación que se alarga... ¡es muy fácil! Y, sin embargo, el Señor nos invita a que regalemos nuestra atención a esa persona, ¡sin esperar a que tenga que hacer cosas raras para que le escuchemos de verdad!

Hoy el reto del amor es mantener activo tu sensor. Te invito a que le pidas a Jesús que te regale un corazón sensible como el Suyo, capaz de descubrir el más pequeño movimiento, esa señal de que alguien te necesita. Y, cuando llegue, ¡enciende todas las luces de tu atención! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

miércoles, 24 de octubre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

¡ERES ÚNICO!

Hace unos días, mientras estábamos dando un paseo por la huerta, vimos a sor Ana, la procuradora, debajo de un árbol con una carretilla a su lado.

Nos acercamos a preguntarle qué estaba haciendo, y si podíamos ayudar. Nos contó que había salido a intentar recoger rápidamente todas las peras del peral, porque había visto a Jubi comerse las que estaban en las ramas más bajas o las que caían al suelo.

La verdad es que nos entró la risa... ¡la procuradora intentando evitar que Jubi se coma las peras de las monjas! Pero es que era cierto, lo vimos con nuestros propios ojos: allí estaba nuestra beagle, tumbada tranquilamente a su lado, degustando una enorme pera.

Así que nos acercamos al árbol para ayudar, y, ya de paso, para merendar... pero, para nuestra sorpresa, ¡qué duras estaban!

-Sí, claro, aún están muy duras, yo solo las estoy recogiendo, pero aún tienen que madurar -nos aclaró sor Ana.

¡Qué chasco! Ver a Jubi comiendo con tanto gusto, y a sor Ana recogiendo con tanto empeño, me había hecho desear una pera... pero estaba claro que no era mi momento.

Sin embargo, aquello me hizo pensar. Cuántas veces el ver a los demás despierta en mí el querer tener lo que tienen, o el querer hacer o conseguir lo que hacen... y después, cuántos chascos se lleva uno queriendo intentar ser quien en realidad no es.

Y es que, cuando perdemos el tiempo tratando de alcanzar a los demás, nos estamos perdiendo la Gracia de ser como el Señor nos ha soñado.

Él nos ha creado diferentes, a cada uno nos ha hecho únicos. Y, cuando experimentamos este Amor, entonces ya no necesitamos otras grandezas, ni siquiera demostrarnos a nosotros mismos nuestras “grandes capacidades”. Cuando experimentamos este Amor, ya solo queda ir descubriendo día a día cuál es la voluntad de Dios para ti, cuál es el camino de santidad que Él ha marcado únicamente para ti. Y, desde ahí, tan solo preocuparte de cumplir Su voluntad: esa es la auténtica felicidad.

Descubrir esto no es fácil, porque requiere soltar las riendas de nuestra vida en Él. Pero eres feliz, porque puedes alegrarte por los dones de los demás, puedes disfrutar de sus alegrías o sentir con su dolor.

Hoy el reto del amor es saberte único. Vive a costa de Cristo, vive del amor desbordante que te regala cada día y con la confianza de que Él te llevará más lejos de lo que jamás pudiste imaginar.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

martes, 23 de octubre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

CON LA PINZA

Estos días se nos acumula el trabajo con el calendario, distintos pedidos... y así llegaba a la oración de la tarde: con toda la avalancha de “tengo-que-haceres”. Y es lo que ocupaba mi cabeza: cómo organizarme, qué cosas eran más urgentes...

Después de Vísperas, fui a sentarme al sitio que me corresponde para la Misa y el Rosario. Lo normal es encontrar el sitio de la sillería vacío o, a lo sumo, con libros de los rezos, pero cuál fue mi sorpresa al encontrar... ¡una pinza de tender la ropa encima del asiento!

Me entró la risa al ver a la pequeña intrusa como “fuera de lugar”. Y, sin embargo, me di cuenta de que estaba en el lugar adecuado. Cristo quiere entrar en diálogo contigo, quiere entrar en la realidad que estás viviendo, en aquello que ocupa tu cabeza, tu corazón. Y si tienes en la cabeza tender la ropa... ¡tendrá que entrar la pinza contigo a tu sitio de oración!

Si entra contigo la pinza, el Señor te dará la serenidad para volver a casa y tender con cuidado la ropa, orando por los que la utilizan, y no será costoso, pues dejarás que entre el Amor, que entre Él en lo más sencillo del día; después la doblaras con cuidado, ¡también la tuya!, pues te habrás sentido profundamente amado por el Señor y te cuidarás con el Amor con el que te has sentido mirado por Él.

Cuántas veces habrás comentado: “Cuando intento orar, me descentro enseguida con todo lo que tengo en la cabeza”. Deja que todo eso sea parte de tu oración, no porque la oración sea un rato más de trabajo, de reflexión personal y organización en un sitio más tranquilo, sino porque dejas que Cristo entre en todo ello, y así podrás priorizar, podrás ver a las personas, trabajar de manera diferente.

Hoy el reto del amor es que lleves “tu pinza” a la oración. Hoy mete una pinza de la ropa en tu bolsillo para que, ante el agobio del trabajo, las llamadas, exámenes... recuerdes adonde tienes que ir con tu pinza para recobrar la paz. Deja que Cristo entre en tu día.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

lunes, 22 de octubre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

CARA DE CANGREJO

Los padres siempre son padres... y continuamente nos sorprenden con algún detalle que saben que nos va a gustar. El otro día se presentó mi padre con una cazuela de cangrejos, cocinados por mi madre, listos para comer. ¡Me encantan!

Ya en el refectorio, cuando me disponía a disfrutar de ellos... por primera vez les mire a la cara. Siempre voy derecha a la cola para comérmela, pero esta vez les miré de frente. ¡Resulta que tienen una cara de mal humor impresionante!

Cogí otro, por si acaso, pero, ¡qué va!, miré todos, y todos estaban enfadados. Entre los bigotes y los ojos, solo se ve cara de enfado.

“Con lo buenos que están, qué pena esa cara que tienen”, pensé.

Inmediatamente miré a mi alrededor para ver las caras de las monjas... y no encontré ninguna cara de cangrejo. Menos mal.

Según seguía mirando los cangrejos, me daba cuenta de la cantidad de veces que nos enfadamos, que vivimos con el “no” en nuestros labios, que estamos de mal humor y rechazamos todo lo que nos va ocurriendo en el día.

Al instante le pregunté a Jesús: “¿Y tú qué hacías cuando te encontrabas a alguien con cara de cangrejo?”

Y, recordando el Evangelio, descubrí que el amor que daba Jesús a sus “cangrejos”, hacía que las personas cambiaran de cara y de actitud, porque Jesús siempre les tendía una mano. Siempre recurría a la bondad de la persona. La clave está aquí: no quedarnos en lo externo, sino mirar un poco más lejos para encontrar esa bondad que Dios ha puesto en el corazón de las personas.

Hoy el reto del amor es vencer con amor la “cara de cangrejo”. No sé cómo te has levantado en este lunes que comenzamos. Si es de mal humor, para un minuto y pídele al Señor Sus ojos para ver el día desde el “sí”, ver el día como un gran regalo que tienes en tus manos para ser feliz hoy. Pídele a Cristo que te cambie la cara y puedas sonreír. Y, si te has levantado “de sí”, que nadie con cara de cangrejo te arruine el día: con la sonrisa en tu rostro, lleva el amor de Cristo hoy a tu trabajo, amigos, compañeros de clase... Hoy deja a un lado la cara de cangrejo: sonríe a tres personas y diles buenos días desde el fondo de tu corazón.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

domingo, 21 de octubre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

UN PASO POR DELANTE

El otro día vino a buscarme sor Puri, la hermana más mayor de la Comunidad. Necesitaba “apoyo técnico” para el mantenimiento de la capilla de la Virgen. Se trata de una capilla que hay en la huerta, y que sor Puri tiene engalanada con un montón de tiestos.

A lo largo de la primavera y el verano, los abona, los poda, ¡les tiene a mimo! Y, claro, las plantitas responden visiblemente felices, pues todo el tiempo lucen sus mejores flores.

Pero, claro... ¡llega el invierno! Nuestra hermana me contó que había preparado un sitio para los tiestos en un cobertizo, pero necesitaba que alguien se los llevase.

En el primer hueco libre que tuve, me presenté con la carretilla en la capilla. Cargué unos cuantos tiestos y, al llegar al cobertizo... ¡qué sorpresa! Sor Puri había preparado una mesa junto a la ventana, la había cubierto con plástico para regar sin estropearla, ¡y hasta había puesto tacos de madera para crear diferentes alturas, y que a todas las plantas les diese la luz!

Me encantó ver el cuidado y esmero que brillaba en el improvisado “hogar de invierno”. De pronto me di cuenta de que, ¡así es el Señor!

Sor Puri ha debido de estar preparando el refugio las últimas semanas, ¡adelantándose al frío! Conociendo el clima, ha ido por delante. Y, ¿acaso Jesucristo no es el Señor del tiempo?

Cuando habla de que el Padre nos cuida, Jesús concluye diciendo: “por tanto, no os preocupéis por el mañana”... (Mt 6, 25). ¡El futuro es cuestión de confianza!

Él conoce lo que sucederá mañana, pero no observa el porvenir de brazos cruzados: Cristo va delante de nosotros para que, cuando lleguemos, le encontremos. Como dice el papa Francisco, ¡Jesús nos “primerea”!

No sabemos qué va a suceder en una semana. El agobio no hará que el tiempo vaya más deprisa o despacio. Nuevas situaciones, cambios inesperados... ante la incertidumbre, el vértigo nace rápido. Sin embargo, ¡es el momento de crecer en confianza!

Vayas hacia donde vayas, puedes caminar tranquilo: Cristo va por delante, ¡te espera! Y, con Él, todo estará bien.

Hoy el reto del amor es vivir el presente. Para eso, ¡nada mejor que dejar el futuro en manos de Cristo! Te invito a que este domingo le entregues tu reloj al Señor. No hace falta que te lo quites de la muñeca o que apagues el móvil... basta con que, en un momento del día, disfrutes de lo que estés haciendo, sin preocuparte de lo que harás después. Cristo cuida de tu futuro, ¡y quiere que vivas al máximo el presente que te ha preparado! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

viernes, 19 de octubre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

APROVECHANDO AL MÁXIMO

El otro día estaba de cocina. Tenía que hacer unas tortillas, así que preparé un bol grande para ir abriendo los huevos.

En este punto siempre me sale la “vena chef”, y trato de lograr el desafío de abrirlos todos sin que se rompa la yema.

Ahí estaba yo, toda centrada en abrir con cuidado la cáscara cuando, suavemente, en la cocina entró una de las monjas mayores. Me observó un instante en silencio. Basta que haya público... ¡y la yema se me rompió!

-Vaya... -suspiré.

-¿Sabes? -me dijo de pronto esta hermana, casi en un susurro- Cuando yo era niña, mi madre pasaba el dedo por el interior del huevo, para rebañarlo bien... En aquel entonces no se podía desperdiciar nada...

Y, rápidamente, como saliendo de golpe de sus recuerdos, añadió:
  
-¡Pero los tiempos han cambiado! Sigue, sigue trabajando...

Y se fue. Yo me quedé mirando las cáscaras que había ido dejando sobre la mesa. Efectivamente, en cada una quedaban unas gotitas de clara, ¡que aún se podían aprovechar!

“¡Esto solo hace más emocionante el desafío!”, pensé sonriendo, “Ahora sin romper la yema, ¡y rebañando la cáscara!”

Me impresionaron un montón las palabras de esta hermana, lo dentro que llevaba el recuerdo de su madre y ese deseo de aprovechar hasta el final. Pensé que lo mismo nos pasa con el Señor: cada día nos desborda con mil detalles. Es verdad que no podremos abarcarlos todos, pero, ¿te has levantado dispuesto a aprovecharlos y disfrutarlos al máximo?

Sin embargo, ahí no quedó todo. A los pocos días, leí un artículo de un teólogo que me encanta. En él decía que tenemos que aprender a llevar nuestra mirada “de la creación al Creador”. No es solo un rayo de sol, es el Señor iluminándote, dándote su calor. No es solo viento, sino el Señor acariciando tu piel. No es solo una gota de lluvia, sino el Señor derramando su amor sobre ti... Según este teólogo, ¡esta es la verdadera forma de “aprovechar al máximo los recursos naturales”!

Hoy el reto del amor es que aproveches al máximo un recurso que se te presente a lo largo del día. Tal vez es el amanecer, o un momento de silencio, o esa sonrisa... algo que llame tu atención. Disfrútalo, sonríe y mira al Cielo para, con un guiño, dar las gracias al Señor. Recuerda, la realidad no es “solo” eso, ¡en realidad es Él! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

jueves, 18 de octubre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

A KILÓMETROS DE DISTANCIA

¡Qué impresionante lo que ha sucedido con el reto de “la cruz del servicio y la amistad”! Estamos impactadas de cómo muchos de vosotros os habéis puesto en contacto con nosotras para ver si podíamos mandaros una.

Ayer mismo unas amigas de Aranda nos llamaron con la misma idea. Y, al hablar con una de ellas, le comenté que, si quería, se las podíamos enviar. Pero, para mi sorpresa, contestó con decisión: “No, nos acercamos nosotras hasta allí”.

He de reconocer que me hizo gracia que quisieran acercarse. Y es que, en la vida de estos pueblos, al estar acostumbrados a salir a la calle e ir andando a casi todas partes, salir en coche 20 minutos más allá les resulta “lejos”. Por eso pensaba que no querrían acercarse hasta aquí; sin embargo, llegaron a Vísperas y se las entregamos en mano.

Algunas de nosotras somos de Madrid, y allí las distancias son muy largas. Cualquier persona, para ir a trabajar, entre atascos y distancias, puede llegar a tardar más de una hora; y, si te mueves “cerca”, como poco tardas unos 20 minutos.

La distancia no es cuestión de kilómetros. Me daba cuenta de que depende mucho de la visión. A veces nos sucede incluso dentro de la misma casa: tener al lado a alguien que forma parte de tu familia y sentir que hay una gran distancia, y al contrario, saber que alguien querido está muy lejos y sentirlo auténticamente cerca.

Creo que, en realidad, esto depende de una cosa: saber qué hay en el corazón de esa persona. Conocer qué siente, con qué cosas se preocupa, qué le hace reír...

Cristo es el experto en acortar distancias, porque el Amor hace lo imposible por acercarse al otro.

Así lo ha realizado con cada uno de nosotros. No solo ha dado su vida por ti, sino que cada día sale en tu busca para encontrarse contigo, para expresarte que te conoce y que te ama. Te va dejando mil detalles de su amor porque es capaz de todo para ver si descubres que siempre está ahí, a tu lado, cuidando de ti. Y no tendrá problema en comenzar hoy de nuevo con esta tarea.

Hoy el reto del amor es acercarte a esa persona que sientes lejos. Reza primero un poco, ¿la sientes distante? ¿No sabes cómo acercarte? Ora, pídele al Señor que te muestre el camino más directo para tocar su corazón.

¿Hasta dónde quieres llegar por amor?

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

miércoles, 17 de octubre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

¡SÚBETE AL BARCO!

Sí, hace unos días comenzamos a diseñar el calendario. Lo bueno es que no se puede empezar a utilizar hasta que empiece el próximo año; de lo contrario... ya nos habría “pillado el toro”.

Y es que cada una nos encargamos de algo, poniendo al común los dones que el Señor nos ha dado: textos, formularios, creatividad... ¡Un enorme despliegue para que todo salga!

¿Mi parte? Lápiz en mano, un papel en blanco, y a poner imágenes a lo que en el texto queremos transmitir.

Pensaba en la gente, la responsabilidad, mi falta de conocimiento y experiencia... ¡No conseguía ni empezar!

Poco a poco, fui plasmando con mucho vértigo lo que se me iba ocurriendo, pero... la inseguridad bloqueaba la creatividad. Compartimos con un amigo ilustrador los bocetos y, a la mañana siguiente, ¡nos encontramos con que cada uno de de ellos estaba ya trabajado! Con los detalles suficientes para sentir confianza... En ese momento sentí que me podía apoyar en alguien que me daba la seguridad que me faltaba, entendiendo que lo más importante es llevar al Señor al que reciba el calendario.

Me desbordaba el trabajo que hizo, pensé en mil maneras de devolverle el favor, y, sin embargo, sentí que el Señor me decía “este barco te lo he puesto yo, déjate”. Y es que el Señor nos muestra cómo es Su Amor a través de las personas, de esos “barcos” que aparecen en tu vida y te tienden su mano cuando sientes “el agua al cuello”, cuando ya pensabas que te ahogabas... Esos barcos que desbordan, que no piden nada a cambio.

Puede que pienses: “Yo puedo”. Tal vez sí, pero descubrirás cómo es el Amor del Señor en la medida en la que te dejes ayudar, en la que te dejes cuidar. Cuando te dejas ayudar, dejas de llevar tú las riendas, y dejas que tu corazón aprenda a confiar.

Hoy el reto del amor es que descubras al Señor en los “barcos” que van a aparecer en tu vida a lo largo del día. Si te dicen: “¿Te ayudo?”, responde: “Sí, por favor”. En ese amor gratuito es donde descubrirás el Amor del Señor. Sé que cuesta, pero pide al Señor el don de dejarte querer, de dejarte ayudar.

VIVE DE CRISTO

Pd: AVISO IMPORTANTE

Para todos los que nos habéis llamado o escrito preguntando, tenemos una buena noticia que comunicaros: sí, este año... ¡volveremos a lanzarnos a hacer el calendario del Reto!

Bueno, ya sabes que el Señor siempre actúa, lo que pasa es que le gusta esperar a menos cinco... ¡pues nosotras igual! ¡Vamos derrapando! Así pues, aprovechamos para pedirte que ores por nosotras para que podamos acabar el diseño a tiempo.

En cuanto estén terminados, ¡te avisaremos! ¡Feliz día!

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

martes, 16 de octubre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

CUESTIÓN DE PERSPECTIVA

La semana pasada fui la “encargada del lavado”; es decir, la que tiene que poner las lavadoras con la ropa de la Comunidad. El asunto podría ser valorado a la altura de un máster...

-Aquí pones la ropa blanca, pero separas la que lleve lana; ahí colocas las toallas; por allí la ropa más sucia...

Superada la fase 1, llegó el apasionante momento en que entran en juego las máquinas. Conmigo al frente, las posibilidades de un desastre se disparan.

-Y en esta tienes que tener mucho cuidado -me señaló la Priora- Al girar la rueda, si la miras estando de pie, en este punto parece señalar 30 ºC... pero míralo desde abajo.

Me agaché y...
-¡Uy va, pero si está marcando 90 ºC!

-Y, evidentemente, si lavas un hábito a esa temperatura, sale convertido en uva pasa.

He vuelto a comprobarlo varias veces y, ¡es verdad! Dependiendo desde el ángulo en que se mira, ¡la ruleta parece marcar temperaturas diferentes! Solo agachada junto a ella descubres la temperatura real...

¡Cuánto pueden cambiar las cosas, dependiendo del ángulo en que las miramos! Podemos ir mirando “de pie”, “desde arriba”; es decir, aparentando saberlo todo, sintiéndonos superiores... o podemos mirar “desde abajo”, viendo en el otro un hermano digno de cariño y respeto. Nuestra mirada marcará la temperatura, ¡y el resultado final del encuentro! ¿Ropa limpia o uva pasa?

Hay un salmo que pide al Señor: “inclina tu cielo y desciende”... ¡y eso es precisamente lo que hizo Jesús! Él se ha inclinado hasta el punto de encarnarse, se ha agachado para poder mirarnos a los ojos... no nos llama “siervos”, Él nos llama “amigos”. Y, ante esa Mirada, seas del tipo de ropa que seas, ¡siempre sales resplandeciente!

Hoy el reto del amor es que mires desde abajo. Para ello, te invito a que le pidas al Señor su Mirada y hoy, cuando alguien se acerque a hablar contigo, no quieras resolver el asunto cuanto antes. Para, pregunta, interésate por lo que vive la otra persona. No veas “compañeros”, “conocidos”, “uno más”... que hoy tu mirada descubra hermanos. ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

Pd: AVISO IMPORTANTE

Para todos los que nos habéis llamado o escrito preguntando, tenemos una buena noticia que comunicaros: sí, este año... ¡volveremos a lanzarnos a hacer el calendario del Reto!

Bueno, ya sabes que el Señor siempre actúa, lo que pasa es que le gusta esperar a menos cinco... ¡pues nosotras igual! ¡Vamos derrapando! Así pues, aprovechamos para pedirte que ores por nosotras para que podamos acabar el diseño a tiempo.

En cuanto estén terminados, ¡te avisaremos! ¡Feliz día!

https://www.instagram.com/noviciado_dominicas_lerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

lunes, 15 de octubre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

MANOS QUE SE UNEN EN ÉL

El otro día estaba trabajando en silencio, empaquetando unas cruces que llamamos “del servicio y la amistad”.

Con cada cruz que empaquetaba, oraba por la persona que la llevará puesta, ¡y qué felicidad tenía haciendo este trabajo tan sencillo!

En un momento dado, me detuve a observar con detenimiento una vez más la cruz. Es una cruz muy especial y que me encanta: tanto el palo vertical como el palo horizontal están formados por dos manos agarrándose.

En la cruz, el palo horizontal representa la humanidad, lo terreno; y el vertical, lo sobrenatural, ya que apunta al cielo. Y en los dos palos encontramos las manos unidas, estrechándose.

El apretón de manos es signo de amistad, de acuerdo... y esto es el servicio: saber cuál es la necesidad del otro para poder ayudarle.

En ese instante descubrí un nuevo mensaje de esta cruz. Me di cuenta de que en Cristo una amistad dura para siempre, que pueden pasar mil cosas pero, si está Cristo, esas manos nunca se separan. Jesús nos da su mano para que, juntos, nunca nos separemos de Él.

¿Cuánto hace que no das un apretón de manos con el corazón, sintiéndolo profundamente? ¿Qué amigo/a te viene al corazón y a la cabeza que necesitaría un apretón de manos?

¿Sabes qué? Según el protocolo, la persona con más estatus social es la que inicia el gesto. Así pues:

Hoy el reto del amor es estrechar la mano a tu jefe, a tu compañero de trabajo, al conductor que te lleva al colegio, al conserje del patio... Tú tienes el mayor estatus social, eres hijo de Dios, por ello, te toca a ti, desde el amor, iniciar este gesto.

VIVE DE CRISTO

Pd: AVISO IMPORTANTE

Para todos los que nos habéis llamado o escrito preguntando, tenemos una buena noticia que comunicaros: sí, este año... ¡volveremos a lanzarnos a hacer el calendario del Reto!

Bueno, ya sabes que el Señor siempre actúa, lo que pasa es que le gusta esperar a menos cinco... ¡pues nosotras igual! ¡Vamos derrapando! Así pues, aprovechamos para pedirte que ores por nosotras para que podamos acabar el diseño a tiempo.

En cuanto estén terminados, ¡te avisaremos! ¡Feliz día!

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

domingo, 14 de octubre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

CONFIANZA PARA VOLAR

Ayer tuvimos una visita de una familia con niños. Hubo un momento en que el padre cogió a la más pequeña, la levantó en el aire y, jugando, hacía que la lanzaba. La niña se reía sin parar cada vez que su padre lo hacía.

Me impresionó ver la escena. La pequeña no se planteaba nada, simplemente confiaba. No se paró a pensar si su padre sería capaz o no de sujetarla, de velar por su seguridad. La confianza de un niño viene de saber que su padre le ha sujetado una y otra vez, la certeza de que “papá es el más fuerte” y puede dejarse caer en sus manos sin poner ningún tipo de defensa.

Sin embargo, tú has crecido y has vivido circunstancias a lo largo de la vida que no te dejan confiar, descansar del todo. Puedes sentirte en el aire, pero, por si acaso, te agarras fuerte en aquello que te da seguridad, sin poder disfrutar del “vuelo”. Temes ser herido de nuevo y tiendes a protegerte.

Cristo está a tu lado para reconstruirte, para mostrarte que puedes confiar en Él y es ahí donde está la seguridad que necesitas para volver a descansar. Vivir de Cristo te va a dar la certeza de que no estás solo; de que todo un Dios te va a sujetar en todo momento y, cuando te sientas en el aire, podrás reírte porque vivirás de la certeza de que Sus brazos te sujetan y, por mucho que haya circunstancias que pretendan herirte, Cristo, tu punto de apoyo, te hará mantenerte ileso.

Hoy el reto del amor es que, si te sientes “en el aire”, mires hacia abajo y recuerdes que todo un Dios te sujeta con fuerza. Si tienes posibilidad, coge un niño en brazos u observa a un padre, a una madre que tengan uno; ora con la escena. Que hoy tú seas ese niño... Descansa sabiendo que no depende todo de ti.

VIVE DE CRISTO

Pd: AVISO IMPORTANTE

Para todos los que nos habéis llamado o escrito preguntando, tenemos una buena noticia que comunicaros: sí, este año... ¡volveremos a lanzarnos a hacer el calendario del Reto!

Bueno, ya sabes que el Señor siempre actúa, lo que pasa es que le gusta esperar a menos cinco... ¡pues nosotras igual! ¡Vamos derrapando! Así pues, aprovechamos para pedirte que ores por nosotras para que podamos acabar el diseño a tiempo.

En cuanto estén terminados, ¡te avisaremos! ¡Feliz día!

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

sábado, 13 de octubre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

CAMBIO ESTACIONAL

¡Qué sueño! Desde hace unos días venía sintiendo un estado de cansancio continuo. ¿Decidía irme pronto a la cama? Me levantaba con sueño... ¿Que me iba un poco más tarde? Igual de sueño... Si ya de por sí parezco una marmota, no te quiero ni contar estos días...

Lo bueno es que era algo generalizado. Cuando lo comentaba, de alguna forma o de otra, las demás también reconocían que habían notado algo más de cansancio últimamente. Y eso hace que sea algo más llevadero. ¡Pero lo que realmente llevaba peor era el mal humor que te genera por dentro!

Así que ya me decidí sentarme a estudiarlo. En la Orden de Predicadores, uno de los lemas es “Veritas” (búsqueda de la verdad), y esto del estudio es algo que llevamos muy dentro, y en cualquier situación sale.

Y, ¡qué bueno!, porque, al estudiar un poco qué le sucede a nuestro cuerpo cuando llega el otoño, comprendí muy bien lo que nos está pasando.

La causa de todo está en los cambios en la luz. Como cada día tenemos menos tiempo de luz solar, nuestro cuerpo comienza a generar más melatonina (hormona que provoca el sueño) y menos seretonina (hormona del humor). Por esto estamos más cansados, y sale el mal genio con más facilidad. Además esto no afecta a todos igual: depende de la sensibilidad de tus ojos a la luz.

Qué descanso... El Señor me regaló experimentar que también en esto “la verdad os hará libres”. Quizá sigo sintiendo ese sueño, pero, descubrir que tiene una razón de ser, hace que una pueda relativizar muchísimo, y que el estado físico no afecte demasiado a la relación con los demás.

Además me encantó ver que se trataba de un tema de luz y de alegría. Porque, aunque la luz del sol sea cada día menor y por ello nuestra hormona de serotonina genere menos cantidad, más necesitados estamos de la verdadera Luz y de la auténtica Alegría, que es Cristo. ¡Te necesitamos, Señor!

Hoy el reto del amor es relativizar y disfrutar. Tu día es un regalo, sea otoño, invierno o verano... y, si algo te impide verlo así, busca en tu corazón, mira qué te sucede y deja entrar a Cristo justo en eso. Con su Amor y su Alegría, la misma situación se vive de forma distinta.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

jueves, 11 de octubre de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

MÁS DE LO QUE ESPERABA

Tenemos unos paquetes de pañuelos de papel en los que pone “tres capas”. Conocía los pañuelos de capas, se supone que las capas hacen que tengan consistencia, resistencia... y, sin embargo, cada vez que abro el paquete y saco un pañuelo, directamente ¡las finísimas capas se separan! Y me quedo con un pañuelo dividido en tres casi incapacitado para cumplir su función.

¡Ay, qué manía les he cogido! Y no es que tengamos pocos...

Sin embargo, el otro día me tocaba lavar y, al sacar la ropa de la lavadora, me encontré con que no había vaciado los bolsillos. Estarás pensando en el desastre causado por las capas y capas de pañuelos de papel que albergaban nuestros bolsillos y, sin embargo... Sí, estaban, pero... ¡estaban intactas! Nada de bolitas de papel por toda la ropa ni nada que me delatase. Finalmente, los pañuelos a los que tanta manía tenía, fueron mis mejores aliados, ¡me salvaron el “pellejo”!

Hay ocasiones en que nos molesta la forma de actuar de los demás o no se corresponde con nuestras expectativas; esto nos lleva a etiquetar, a definirlos dentro de nosotros de una manera e incluso sentir rechazo, como a mí me ocurrió con los pañuelos.

Sin embargo, el Señor cambia la mirada, nos hace vernos y ver a los demás desde la Misericordia y desde la Acción de Gracias. ¡Nos muestra todas las dimensiones! Desde Su mirada, podemos descubrir que quizá no actúan como nosotros queremos, pero... ¡en la lavadora no se deshacen! Sentirnos amados en nuestra pobreza nos permite hacer que los demás se sientan amados en la suya.

Hoy el reto del amor es que des la vuelta a esa persona con la que te cuesta estar. Ora por ella y, cuando la veas, no mires sus “capas” o aquello que cambiarías; pide al Señor la capacidad de descubrir que no te llena la lavadora de bolitas o que tiene infinitos dones que desconocías. Con la oración preparamos el corazón para que los demás puedan entrar.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!