Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


miércoles, 26 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              
    
UN ESPEJO DE SONIDO

Hablando con una amiga de cómo mejorar el canto, ella me compartió que se suele grabar con su móvil para después escucharlo y "evaluarse".

-¡Puf, qué locura! -le comenté entre bromas- Yo no me pasaría ni una: "mira, ahí no he llegado", "ahí se me ha ido la nota"...  ¡vamos, seguro que dejo de cantar para siempre!

-¡Es que te lo estás planteando mal! -contestó ella muy divertida- Cuando escuchas tu grabación, el objetivo no es buscar "qué he hecho mal", sino encontrar "qué he hecho bien", analizarlo, estudiar por qué ha salido bien y... ¡repetirlo la próxima vez!

La verdad es que su respuesta me dejó muy impresionada porque, sin darse cuenta... ¡estaba hablando de la oración!

Sí, es muy fácil ponerse delante del Señor mirando "todo lo que no ha salido" durante el día. No sé si a ti también te pasará, pero el hecho es que, si centras tu oración en eso, al final sales cabizbajo; tal vez con muchos y muy buenos propósitos, pero con mal sabor de boca.

Puedes centrarte en eso... ¡o fijar tu atención en las cosas maravillosas que el Señor ha hecho en tu vida!

Es fácil olvidarse de esta parte, pero, cuando vives en acción de gracias, te brota la alabanza, la oración es un momento de asombro, de hacerte consciente del amor que el Señor te tiene, recuerdas ese momento del día en que te ha regalado ser Su instrumento y has respondido... Sales alegre y feliz, ¡dispuesto a extender el amor que arde en tu corazón!

Puede que, con cualquiera de las dos posturas, salgas de la oración con los mismos objetivos, pero cambia mucho el motor, la perspectiva... la sonrisa.

Hoy el reto del amor es que hagas de tu oración una acción de gracias. Claro que habrás metido la pata y que hay cosas que mejorar, pero, ¿te fijas en ti... o en Él? Te invito a que, al llegar la noche, repases el día junto a Cristo y le vayas dando gracias por los pequeños detalles, por las veces que Le has visto... ¡eso es lo que tienes que repetir mañana! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

  
http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

martes, 25 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Verónica nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              
    
LLAMADOS A DAR FRUTO

Como ya sabes, estamos cultivando un huerto. Por ahora, hemos plantado todo dentro del invernadero y, cuando empiece el buen tiempo, lo pasaremos afuera. Nos turnamos para ir a regar. Cuando nos explicaron cómo se tenía que cuidar cada planta, casi nos morimos... que si una necesita poco sol, pero regado abundante; que si una mucho sol y regado medio; a las lechugas no se les puede regar por arriba porque cogen bichitos, etc.

Cada planta tiene una manera distinta de ser cuidada para que cada una vaya creciendo a su ritmo. No todas crecen igual de rápido, hay algunas que tardan un poco más, o que sus hojas son más pequeñitas. Pero lo que me impresionó es que todas dan fruto, tanto los tomates, como las fresas, como las zanahorias...

Vi reflejada a la Iglesia. Cada uno de los miembros que pertenecemos a ella somos únicos e irrepetibles, necesitamos nuestro tiempo único de sol, de regado, necesitamos unos cuidados concretos. Y todos estamos llamados a dar fruto.

Cuántas veces te has sentido uno entre un millón, te has sentido uno más del grupo, no te has sentido acogido y querido. Sin embargo, la realidad no es ésa. Tú eres único e irrepetible, eres amado, ésa es nuestra verdadera identidad: la de amados. Tú eres acogido, tú eres aceptado, tú eres querido por Cristo.

Cristo sabe el sol que necesitas, sabe cuándo te falta el agua, o cuándo necesita quitarte algunas hojas secas. Él te conoce mejor que nadie. Realmente el Señor sólo sabe contar hasta uno, sabe contar hasta ti, y después se pierde.

Me imagino a Jesús hablando a solas con cada uno de sus discípulos, escuchando sus alegrías, sus miedos, sus ilusiones, y mostrándoles con su acogida y su cariño el amor que les tenía el Padre.

Hoy el reto del amor es dar fruto. Hoy mira a los de tu alrededor: en tu trabajo, a tus compañeros, en tu familia... y pregunta al Señor qué cuidados necesita cada uno. Si alguno necesita una cena especial, si otro necesita que le escuches, un abrazo, una sonrisa... deja que Él cuide en ti a los de tu alrededor.

VIVE DE CRISTO

  
http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

lunes, 24 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              
    
TRAICIÓN DEL CALENDARIO

¿A quién no le ha pasado alguna vez? Miras el calendario y de pronto descubres una fecha importante, de ésas que no se te pueden olvidar... y que tuvo lugar el día de ayer: un cumpleaños, un aniversario... en fin, un desastre.

Pues sí, a las monjas también nos pasa. Resulta que ayer, 23 de abril, era el primer aniversario de la Profesión Temporal de Joane. Y ninguna nos acordamos hasta la hora de la Eucaristía.

¡Que sofocón! Generalmente nos levantamos un poco antes, despertamos a la del aniversario con guitarras y cantos, algún regalo... ¡pero no habíamos hecho nada de nada!

En medio del susto yo intenté hacer una composición fotográfica, pero con los nervios, el resultado fue tristemente patético...

Tratar de ocultar el despiste, organizar un apaño... ¡qué mal suelen salir las soluciones rápidas! Pero... ¡cómo cuesta reconocer que se nos ha olvidado!

Sí, en circunstancias así, nuestra debilidad queda patente; pero es entonces cuando Cristo te ofrece dos caminos: tratar de disimular tu pobreza... o aceptarla y amarla desde el Señor.

Cuando optas por amar tu realidad y ponerla en manos de Cristo, Él te da ojos nuevos. No va a cambiar el pasado, pero, con el perdón, abre nuevas posibilidades en el presente. Y es que Cristo te ama tal y como eres, con tus fallos y errores, pero no quiere dejarte donde estás: quiere sacar tu mejor versión. Y Él es el Rey de las segundas oportunidades.

Así pues, hoy nos hemos levantado antes, y, guitarra en mano, le hemos cantado la serenata con frases como "vengo a darte el abrazo olvidado de ayer", o "ha sido largo el viaje, ¡pero al fin llegué!"... Con Cristo es posible reírse de las debilidades, sabiendo que en sus manos todo resucita. Aunque sea tarde... ¡muchas felicidades, Joane! ¡¡Eres un regalo del Señor!!

Hoy el reto del amor es amar tu debilidad. Y si hoy metes la pata o se te cuela algún despiste... ¡no trates de disimular haciendo como que no pasa nada! Para con el Señor, siente Su amor, ¡y pídele descubrir cómo resucitar esa situación desde el amor! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

  
http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

domingo, 23 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              
    
EL DIRECTOR SE DELEITA EN TI

El profesor que nos da las clases de canto es director de una orquesta, y ayer dieron un concierto en nuestra iglesia. Todos los músicos estaban colocados con sus instrumentos en la parte central y nosotras situadas al rededor de ellos, en la sillería.

La perspectiva era curiosa, pues hasta ahora estaba acostumbrada a ver los conciertos de frente, pero la sillería está dispuesta de tal forma que parecíamos ser uno más... pero sin instrumento. Y así me sumergí en el concierto: como una más. Miraba hacia adelante y tenía a la que tocaba el piano, la observaba y veía cómo pasaba las hojas de la partitura, cómo esperaba el momento de integrarse con los violines, también podía ver cómo se frotaba los dedos agarrotados por el frío en cada oportunidad que encontraba para ello.

La que tocaba el chelo, concentrada, discreta y segura, hacía un papel que podía pasar desapercibido, pero totalmente necesario. ¿Y los violines? Eran muchos coordinados a una. Estaban al otro lado, pero hacer una vista aérea me permitía ver sus arcos levantándose a una.

Todos juntos consiguieron aplacarme (que no es fácil), y pude sumergirme en cada uno de los detalles que llegaban a mí a través de los sentidos. Pero uno fue el más importante. Y era el director.

El director era el que se deleitaba con la música que salía de toda la orquesta en conjunto, era el que sabía el papel de cada instrumento, daba la señal de entrada y el ánimo necesario. Era el que marcaba los silencios, los ritmos, los finales... sin él, el resultado hubiese sido lo más parecido a una bandada de gaviotas hambrientas.

Y en él veía a Cristo, dirigiendo la orquesta, mirándote a ti, sabiendo que eres importante, ¡muy importante! Aunque a veces pienses que no llegas, que no vales... Él te ha creado chelo, piano, violín... para que formes parte de la pieza más maravillosa que jamás nadie pueda escuchar. Cristo cuenta contigo siendo como eres, como estás, y sueña cosas maravillosas para ti. Él quiere marcar tus silencios necesarios con los demás, con Él; quiere marcar el ritmo de tu día desde el Amor... pero cuántas veces nos salimos de la orquesta para hacer un solo con otro instrumento que no nos corresponde o que ni siquiera sabemos tocar.

Hoy el reto del amor es que "toques" para el Señor con uno de tus dones a lo largo del día, y pídele el don de quererte en tu puesto de la orquesta. Ponte en Su presencia y pregúntale cómo quiere que toques a lo largo del día: si sabes informática, seguro que hay alguien mayor que necesite de ti; si sabes de cocina... algún joven querrá aprender; si lo tuyo es cantar, ameniza la tertulia de la comida... o quizá es momento de silencio, dedicando tiempo de atención activa a esa persona que tanto lo necesita. ¡Ocupa tu lugar y deja que Cristo te dirija! Que cada corazón, sabiéndose amado, lata al compás del Amor. Hoy juntos tocaremos la mejor pieza jamás interpretada. Deja que Cristo se deleite en ti.

VIVE DE CRISTO

  
http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

sábado, 22 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

LA FUERZA DEL IMÁN

Estos días hemos estado preparando un lote para un mercadillo con algunos de los artículos que hacemos personalizados: portalápices, imanes, baberos, peluches... Los diseñamos con dibujos y frases con mensaje cristiano, como "La medida del amor es amar sin medida" o "Apuesta por el Amor"... así, el mensaje se cuela en cada rincón de las casas.

Mientas preparábamos los imanes, estuve observando lo frágiles que son (pues están hechos de cerámica), y, sin embargo, con qué fuerza se agarran a las superficies metálicas. Y es que cada imán tiene dos caras: una cara es la parte que muestra el mensaje y otra es la parte imantada.

La parte imantada es la que sujeta toda la pieza, sin embargo, no se adhiere a cualquier superficie. Si pretendes sujetar un imán en un mueble de madera, no se sostendrá, sino que se caerá, y, si se cae, al ser de cerámica, se romperá. Pero, si lo acercas a la superficie adecuada, se agarrará con fuerza y será capaz de mostrar su mensaje.

Así nos pasa a nosotros: cuando nuestro corazón no está pegado a Cristo, nos rompemos, dejamos de saber quién somos, y nuestra vida deja de ser mensaje para los demás. Podemos intentar pegarnos a otras superficies, probando a vivir colgados de cosas o de personas, pero nuestro corazón sólo puede amar libremente cuando nos acercamos a Cristo. Él es nuestro descanso, sólo en Él se sostiene nuestra vida, y sólo Él hace de nosotros un mensaje para los demás.

Hoy el reto del Amor es volver a ser mensaje para los demás. Tu vida sólo recobrará el sentido cuando vuelvas a pegarte a Él. Cristo no anda lejos, está Vivo, ha Resucitado y permanece junto a ti para que puedas volver a apostar por el Amor. Si estás llamado a entregarte como padre de familia, con Él encontrarás la fuerza para amar sin límites; si el mensaje de tu vida es de entrega o de ser portador de la alegría, Él será tu sustento...

Tan sólo necesitas una cosa: acercarte a Él.

VIVE DE CRISTO                              
    

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

viernes, 21 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              
    
COSTURERA EN APUROS

Dispuesta a comenzar el trabajo, saqué mi bata y un pantalón de chandal. Descubrí que el pantalón tenía una etiqueta kilométrica.

"Esta vez no voy a asustarme pensando que se me ha subido un insecto", pensé mientras cogía las tijeras.

Enganché la etiqueta y... ras, ras, ¡clonc! Los primeros milímetros se cortaron fenomenal, pero, de pronto, las tijeras se engancharon.

-¡Oh, vaya! ¡No me lo puedo creer!

Apreté con más fuerza, ¡no se me podían haber estropeado!

Nada, seguían enganchadas. Un poco más de fuerza y... unos pelitos grises cayeron suavemente al suelo.

-¡¡Aaaaaaaaaagh!!

Las tijeras funcionaban estupendamente. Lo que pasa es que me había salido de la línea y no estaba cortando sólo la etiqueta: ¡¡estaba cortando el pantalón!!

Reconozco que le di gracias al Señor... ¡por haber parado a tiempo!

Y es que muchas veces comenzamos el día estupendamente, como los primeros cortes de mis tijeras, ¡todo fluye sin problema!

Pero, ¡ay!, de pronto algo se nos tuerce: una mala contestación, un cuarto desordenado, un trabajo que no llega a tiempo... ¡se nos atascan las tijeras!

Pero lo grave del asunto llega a partir de ahí. Sí, porque podemos intentar seguir cortando de mal genio, a base de fuerza... pero, si nos hemos salido de la línea del amor, lo más seguro es que acabemos cortando lo que no debemos, ¡y preparando un buen estropicio!

Cuando sientas que tus tijeras comienzan a atascarse, ¡detente a escuchar! El Señor te invita a parar un momento. Tal vez la "etiqueta kilométrica" de asuntos pendientes no te permite ver con claridad... pero, si te sientas un momento con Cristo, Él la levantará, abriendo tus ojos a la tela que hay detrás: los hermanos. Acabar con la etiqueta es importante... que el pantalón siga entero, es fundamental.

Hoy el reto del amor es volver a la línea del amor. Si sientes que se te atascan las tijeras, ¡es que te has salido del camino! No te preocupes, lo importante es no seguir cortando, ¡parar a tiempo! Deja que Cristo te desatasque antes de hacer un buen agujero. Si te atascas, para con Él... ¡y apuesta por el amor!

VIVE DE CRISTO

http://dominicaslerma.es/    
                 
¡Feliz día!

jueves, 20 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.     

EL CARTÓN Y LA MESA

Llevo unos días dando vueltas al sufrimiento humano, a la debilidad, quizás porque me ha tocado vivir muy de cerca toda la enfermedad de mi madre y he podido ver cómo viven la falta de salud tantas personas.

Me impresiona ver a los que no tienen fe: como lo viven "a pelo", lo que prima es la resignación, o la exigencia a los médicos para que hagan de dios y curen, cuando muchas veces ellos no pueden. Las expresiones que más he escuchado han sido: "Esto es lo que hay", "Es cuestión de esperar, de tener mas suerte"... pero en sus rostros no se perfila paz ni serenidad.

Por otro lado, me he encontrado con gente que, sólo con ver el hábito, se acercaban a mí. Me pedían que orase por ellos, para que tengan paz y, si es la voluntad de Dios, recuperen la salud.

A todos les miraba y les sonreía, y siempre oraba por ellos, le hablaba a Jesús de ellos. Sin embargo, también le pedía al Señor poder hacer algo ante este sufrimiento...

Para mí, la vida es Cristo. Fuera de Él no hay felicidad, el sufrimiento es duro. Mientras oraba, metí la mano en mi bolsillo y me encontré con la cruz que llevo siempre conmigo. La agarré y me di cuenta del poder de la cruz: Cristo ha muerto y ha resucitado para quitar el aguijón de muerte que tiene la enfermedad. Y entonces entendí.

¿Por qué no dejar unas pocas cruces en el hospital? Alguien la podría necesitar...

Total, cogí un cartón, y al ordenador hice este cartel: "Si estás sufriendo, esto es para ti: coge una", y con una flecha indicando. Pegué el papel al cartón y me bajé a la entrada de la capilla. Allí había una mesa. Puse en ella el cartel y junto a él, un montón de cruces pequeñitas. Después de saludar al Señor, me marché. ¡Ahora ya era cosa de Él!

Hoy el reto del amor es entregar un signo cristiano a una persona. No necesitas palabras: si para ti es lo más importante, si Cristo es el mejor regalo que has recibido, si Él es lo que necesitaba tu corazón... créeme, también es lo que necesita el corazón de quien tienes al lado, aunque aún no se haya dado cuenta.

VIVE DE CRISTO

PD: Ayer, cuando volví a pasar por la capilla del hospital, ya sólo había la mitad de las cruces.

miércoles, 19 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.  

LA SALIDA DE LA VENTANA

¿Recuerdas ese pequeño cuartucho que estaba intentando ordenar? Bueno, pues, hace unos días, ¡lo di por terminado!

Hubo un momento en que me sentía como las mayores cuando ven un Pen-drive: "¡¿Cómo puede entrar tanto en una cosa tan pequeña?!"

Como no lograba ver la luz, al final opté por la solución contundente: vaciar todo el cuarto (armarios y cajones incluidos) y empezar a reorganizar desde cero.

-No sé yo si vas a ser capaz de volver a meter todo esto ahí dentro... -bromeaban.

La verdad es que tuve mi "momento pánico"... y la opción de "tirar la casa por la ventana" y acabar así con el problema, se perfilaba cada vez más como la mejor solución. Sin embargo, con paciencia, ¡todo vuelve a estar dentro, pero bien ordenado!

Ahora me río pensando en cuántas veces aquello de "tirar la casa" por la ventana aparece como la mejor alternativa. Podemos descubrir que algunas personas sacan nuestro peor genio, o circunstancias que nos cansan...

Cortar de raíz es una opción a veces necesaria, pero creo que a Cristo le gusta más otro método: poner cada cosa en su sitio. Admito que es más difícil, ¡pero luego funciona mejor!

Jesucristo no dio por perdidos a los dos de Emaús, ni dejó de lado a Tomás... salió a su encuentro para que le descubrieran Resucitado. ¡Contaba con cada uno de ellos y les dedicó su tiempo!

Tal vez te molesta que tus hijos se pasen el día al móvil. Puedes quitárselo... o puedes apostar por enseñarles a usarlo bien. Y quizá podrías dejar de hablar a esa persona que te desespera... o podrías dedicarle un tiempo de forma consciente y con el Señor. ¡Cristo te invita a no dejar de amar!

Hoy el reto del amor es colocar cada cosa en su sitio. ¡No dejes a nadie fuera! Pídele al Señor poder dar a cada cosa y a cada persona el tiempo y la importancia que realmente tienen. No es cuestión de eliminar, sino de ordenar. ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

martes, 18 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Verónica nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

FELIZ EN LA MISIÓN QUE ÉL ME HA PUESTO

Hace un tiempo vino una chica con un grupo y nos contó que, cada mañana, envía lo que llaman "pildoritas", una pequeña reflexión sobre el Evangelio. Todas nosotras le hicimos las mismas preguntas: "¿Tú sola? ¿Todos los días?" Con el reto hemos experimentado que lo más difícil es la constancia.

¡Nosotras somos 5 para escribir!, valoramos muchísimo la misión que está haciendo. Yo me imaginé en la situación: fuera, con estudios, trabajo, con lo rápido que va la vida... y lo vi complicadísimo, pero el Señor me hizo ver que Él te da la gracia para la misión que te pone.

Puede que sientas que ya no puedes más, que esa "misión" te queda muy grande, te sientes incapaz de llevarla a cabo. A veces esa constancia es difícil, te desanimas y, cuando se pone todo en contra, ¡ya ni te cuento! Te cuesta cuidar al enfermo que tienes en casa, te cuesta hacer de chófer de tus hijos llevándoles de un lado a otro cuando estás cansada, en el trabajo...

Y es verdad, tú sola no puedes. Es Él quien te da la gracia para realizar la misión que te ha encomendado y ser feliz haciéndolo. Es en Cristo en quien encuentras sentido ahí donde tú razón te dice que no lo tiene.

Te digo que, si estás así, estás en el mejor punto, porque te estás convenciendo de que tú sola no puedes. Es entonces cuando le necesitas a Él. Te empiezas a convencer de que Él es el que te da la fuerza para llevar a cabo esa misión, ya sea mandar un mensaje cada mañana, ya sea cuidar de tus hijos, ya sea estudiar, cuidar algún enfermo... hagas lo que hagas, lo harás feliz, pues lo harás desde Él. Cuando lo haces desde Él y para Él, todo cambia: tu sonrisa será diferente, las personas de tu alrededor lo notarán y la manera de llevar a cabo tu misión cambiará.

Los discípulos sentían muy fuerte que el Señor les guiaba a cada paso que daban para anunciar el Evangelio por los pueblos; si no hubiese sido por Su Resurrección, todavía seguirían con las puertas cerradas y con miedo.

Hoy el reto del amor es que le pidas al Señor sentirle muy fuerte en la misión que Él te pone. No puede ser que Él te encargue una misión y te abandone a mitad de camino, Él permanece siempre. ¡Pídeselo!

VIVE DE CRISTO

lunes, 17 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

LUZ EN LA OSCURIDAD

El Sábado Santo fue un día extraño, en la oración ya no sabes ni hacia dónde tirar: ¿sigues orando sobre la Pasión o ya la Resurrección? Es un día que te encuentras en tierra de nadie... falta algo, en el Monasterio estamos como desorientadas, y sí, nos unimos a la Iglesia en el silencio de la espera.

Llegó la hora de la Vigilia Pascual. No había nadie en la iglesia, más silencio, oscuridad... ¡Un momento! A lo lejos, en el atrio, había una luz, era la Luz del Cirio Pascual que, poco a poco, se fue adentrando en la Iglesia seguido de todos los feligreses. La oscuridad se llenó de luz. En el cirio vi que, hecho de la misma cera, había esculpido un resucitado. Su resurrección es la que da luz a nuestra vida: ¡Cristo ha resucitado!

Me di cuenta de que las luces aún estaban apagadas, que tus oscuridades, las mías, aún estaban ahí, pero ya no me centraba en la oscuridad; La Luz de Cristo tenía más fuerza. En el cirio, en las velas... no sólo estaba Cristo, también había hermanos: hombres, mujeres y niños que llevaban a Cristo, que quieren vivir de Cristo.

Puede que en tu vida sientas esa oscuridad que viene de la soledad, de tu debilidad, de la enfermedad o la situación por la que estás pasando; deja que Cristo entre en ella, deja que la ilumine con Su luz, porque Él ha muerto y ha resucitado por ella, no tienes que vivir en esa oscuridad. Dejando que Cristo entre, descubrirás hermanos que también llevan Su luz en sus manos. Una vez dejes que ilumine tu oscuridad, la alegría profunda de saberte salvado te inundará.

Hoy el reto del amor es que lleves la Luz de Cristo resucitado con un detalle que hable de que estás de Fiesta (prepara chocolatinas para llevar hoy o mañana al trabajo, un postre especial...), algo que interrogue y te invite a anunciar junto con tu sonrisa... ¡que es Pascua! ¡Anuncia que está vivo! Siente a Cristo resucitado en ti y transmítelo. Ya no más oscuridad, silencio o desconcierto. En Él todo está vencido. ¡Feliz Pascua de Resurreción!

VIVE DE CRISTO

domingo, 16 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.   

PREGONERAS DE LA ALEGRÍA

Anoche nos regalaron cantar el Pregón Pascual a Sión y a mí. Es el canto que, tras encender el Cirio Pascual, rompe el silencio del Sábado Santo para anunciar la alegría de lo que se empieza a celebrar.

"Exulten los coros de los angeles..."

Así comienza este precioso canto. Y es que, tras orarlo mucho, me di cuenta de que nuestro oficio en ese momento es poner en marcha al universo entero. Se nos otorgó el honor de espabilar, de despertar del sueño, a todo y a todos, comenzando por los ángeles, toda la tierra, la Iglesia... para que, juntos, nos unamos en la alegría más grande, que es que Cristo ha vencido al mal, ha roto las cadenas de la muerte y ha salido victorioso del abismo.

Así pues, esta mañana me animo a continuar con el pregón, invitándote a ti también a que te unas a esta alabanza. Úntete a celebrar que, en tu muerte, Cristo ha Resucitado. Que Él es el Nuevo Amanecer que no conoce el ocaso, que Él es la Luz que necesita tu vida, que con Él todo cobra sentido: sólo necesitas acercarte a coger de su Luz, de ese cirio encendido que ya no se apaga. Él lo ha hecho por ti, para que puedas tener Vida.

Por eso, hoy es un día en que no hay lugar para los enfados ni las caras tristes, hoy es un día de fiesta, y en nosotros, los cristianos, se tiene que notar: ¡Cristo ha venido a ti como Luz, te ha salvado y te ha conducido a una nueva vida! ¿Le acoges?

Hoy el reto del Amor es mandar a diez personas un mensaje felicitando la Pascua. Hoy únete a esta alegría, deja que también toque tu vida en lo más profundo, cree de verdad que Él tiene el poder para resucitar en lo que a ti te produce muerte. Así saldrás del sepulcro con la alegría del Resucitado, deseando anunciar a los demás esta gran noticia. ¡¡Feliz Pascua de Resurrección!!

VIVE DE CRISTO

sábado, 15 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días. Hoy nadie nos lleva al Señor, pues Cristo ha muerto, está en el sepulcro.

Hoy el reto, junto a toda la Iglesia, está en silencio.

(Pd: ¡Te esperamos en la Vigilia Pascual!)

viernes, 14 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.       

EL REGALO MÁS GRANDE

Hace un par de días, una de las novicias me dijo:

-Escribirás tú el reto el Viernes Santo, ¿no?

-¿Por qué? -la pregunta me extrañó, ya que no llevamos orden a la hora de escribir, ni "planificamos" los retos...

-Es que esos días son los más difíciles -me contestó.

-¿Difíciles? ¡Para nada! ¡Son los días más grandes!

Se ve que mi respuesta no la convenció del todo, y esta mañana, al levantarme, he descubierto que ninguna había orado un reto para hoy...

Sí, es cierto que estos días nos pueden resultar difíciles. Hoy, en concreto, podemos perdernos entre empujones, latigazos, sangre... Sin embargo, mantengo lo que dije: son los días más sublimes. Cristo no fue a la Cruz para culpabilizarnos, sino para salvarnos. La Cruz es motivo de asombro agradecido. San Pablo llega todavía más lejos: ¡habla de gloriarse en la Cruz de Cristo!

Dios ha decidido salvarnos y hacer alianza sin nuestro concurso. No preguntó ni se aconsejó con ningún hombre para llevar a su Hijo a la muerte. No quiso salvarnos en nada de lo nuestro, pues todas las Alianzas que se habían establecido en el Antiguo Testamento fracasaron por la infidelidad de los hombres. El Señor sabe que somos débiles. Pedro se apoyó en sus propias fuerzas queriendo acompañar al Señor en su Pasión... y terminó jurando que no le conocía. No, no podemos fiarnos de nosotros mismos.

Pero hoy celebramos que, desde aquel día en el Calvario, la Alianza con nosotros va a asentarse en la sangre de Jesús, su Hijo. En esa sangre se ahogan todos los pecados de los que se acercan a ella. Y eso es lo único que se nos pide en esta nueva Alianza: que nos dejemos salvar por Cristo.

La Cruz de Cristo es la alegría de toda la Humanidad, es una fuente de gracias a favor nuestro. Es obra de su amor y su honda compasión. Tomó la iniciativa y nos amó cuando éramos enemigos. Ha decidido amarnos, cuando amarnos le suponía la muerte. ¿Quién te ha amado así?

Cristo no te ha preguntado: lo ha hecho. Ha muerto por ti antes de que pudieras ofrecerle ninguna respuesta. Su amor es independiente de tu reacción, siempre permanecerá. Pero el amor auténtico, como el suyo... siempre anhela la respuesta de la persona que ama.

Hoy el reto del amor es coger un crucifijo en tus manos. Mírale, dale las gracias... y hoy, lleva esa Cruz a tu lado todo el día. Puedes llevarla al cuello, en un bolsillo... permite que su callada presencia te recuerde en cuánto te valoró Jesucristo: vales toda su sangre. ¿Responderás a su amor?

Él muere para que tengas vida. Hoy, más que nunca,

VIVE DE CRISTO

jueves, 13 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día. 

NO HAY LUGAR MÁS ALTO... QUE ESTAR A SUS PIES

Hoy es un día muy especial; dentro de unas horas, por todos los rincones del monasterio habrá un olor que lo caracteriza: a romero con violeta y a otras plantas aromáticas. No, no hemos cambiado la cerámica por los perfumes; la hemos cambiado por estar a Sus pies, a los pies de Jesús.

Ese olor que tanto nos gusta es el del agua templada que esta tarde utilizarán para lavarnos los pies a toda la Comunidad. La priora, junto a dos ayudantes, lava los pies...¡y las manos!, de cada una de las monjas. Las ayudantes siempre suelen ser monjas de Comunidad, ya solemnes, pero este año lo harán Sión e Israel. Y eso me ha hecho pensar, orar sobre ello, y llegar a la conclusión de que... ¡el día va de pies!

Seguro que estás pensando "Aghhh". Pero así es, el Señor quiso que este día lo vivamos desde abajo. Es la única forma de entenderlo pues hoy:

Es el día del Amor Fraterno en que hay pies que son lavados en actitud de servicio y hay pies que se dejan lavar. Querer y dejarse querer.

¿Pero lo más grande? ¡Estar a Sus pies! Estar a los pies de Jesús. Su Presencia real en la Eucaristía es el regalo más grande que Él nos ha dejado; es Él. La Eucaristía es la fuente de nuestra fe, la fuente de la que recibimos la capacidad para amar y dejarnos amar. Por eso, después de celebrar el lavatorio de los pies, el Oficio propio de este día... ¡nos quedaremos a Sus pies de acampada! Muchas preparamos hasta mochila con una pequeña manta, música que ayude a orar, libros... y hasta mañana a medio día nos quedamos de acampada con Él. Vivir el Amor Fraterno, vivir cada día a la Luz de la Eucaristía (de Cristo), es el mayor don que podemos tener.

Hoy el reto del amor es que vivas el día desde los pies. Después de los Oficios, sepárate de la gente, del jaleo de la ciudad, y siéntate a Sus pies. Dile que le quieres, deja que te lave los pies, ¡y las manos! Experimenta Su presencia y, desde Él, da Su Amor a los que te rodean. Feliz día del Amor Fraterno.

VIVE DE CRISTO

miércoles, 12 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.   

EL CORDEO PASCUAL

Ayer mismo unas cuantas hermanas se sumergieron en la cocina y, tras una mañana de trabajo, ¡ya tenemos el cordero preparado para la Pascua!

"¿¿Que ya habéis cocinado el cordero??", estarás pensando.

Bueno, es que el nuestro es un cordero especial: ¡es de galleta!

Para después de la Vigilia, sacan esta galleta tamaño XXL con forma de corderito... ¡y a celebrar la Pascua!

Ahora, vayas por donde vayas, todo el convento huele a galleta, azúcar y a anís. Y, de tanto comerlo sólo en estas fechas, ¡a mí el monasterio ya me huele a resurrección!

Orando el fenómeno del aroma que tenemos en los claustros, me he dado cuenta de que esto es lo que tiene que pasar en nosotros los próximos días.

Realmente, la masa, el horno, la galleta... todo se ha hecho en la cocina, sin salir de ahí, pero nadie puede contener el agradable olor encerrado. ¡Se expande por toda la casa!

Así, en estos días que vamos a comenzar, el Señor nos llama a la intimidad, a estar con Él, ¡a meternos en la cocina, a dejarnos cocer al fuego del Amor!

Aparentemente, de esta receta se entera cada uno en su intimidad con el Señor, no afecta a nadie más... ¿o tal vez sí?

¡Claro que sí! El olor de la cocina del corazón sale hasta llenar toda la casa, hasta cubrir todo tu ambiente. Quien se siente amado por Cristo, ¡ama de forma distinta! Y eso... es imposible no notarlo.

Hoy el reto del amor es buscar una iglesia y pasar unos minutos con el Señor. Pídele poder vivir estos días santos que se acercan, poder entrar con Él en tu corazón, dejarte cocinar al calor de su amor incondicional. ¡El aroma de la receta que Cristo te propone llenará toda tu casa por mucho tiempo! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

martes, 11 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.  

UNA A UNA

Hace unos días comenzamos a poner los primeros cultivos. Los sacamos de los semilleros y los plantamos formando unas hileras con todo tipo de verduras: tomates, pimientos, lechugas, berenjenas...

Junto a cada hilera, formamos un surco para dejar correr el agua y que así recorriera el cultivo a modo de canal y fuera regando todo. Pero, al regar, nos dimos cuenta de que, como las plantas son aún muy pequeñitas, el surco del agua les quedaba demasiado lejos, y no alcanzaban para poder alimentarse.

Así que a la mañana siguiente fui derecha a coger una pequeña regadera y fui regando las plantitas una a una para que pudieran eran estar bien nutridas.

La verdad es que me llevó mucho tiempo hacerlo de esta forma, pero, según iba haciéndolo, el Señor me fue enseñando que esto mismo hizo Él en su Pasión.

Lety estos días nos está explicando el viacrucis, mostrándonos que la única manera que tenemos de vivirlo nosotros es dejando que Jesús muera y resucite en aquello nuestro que más lo estemos necesitando: que no podemos mirar la Pasión de lejos.

Su Pasión es un torrente de agua Viva que quiere llenar de vida a todos, pero, además de eso, en su Pasión te busca a ti y a mí personalmente, para poder morir y resucitar con aquello que creemos que es nuestro y que nos cuesta soltar. Así lo vemos en el evangelio, cuando, con una mirada, Pedro sintió que Jesús tocaba su corazón con inmensa misericordia; o el cirineo, ¿qué tuvo que experimentar al estar con Jesús para que desde entonces su vida y la de los suyos girara en torno a Cristo? O la inquietud que vivió Pilato, porque en el fondo vislumbraba la verdad...

Sólo tenemos que mirar las estaciones y volver a descubrir cómo en cada una de ellas se encuentra con una persona o con una realidad como la tuya y la mía: cada una de las caídas, el juicio... en su Pasión, Muerte y Resurrecion nos salvó a todos, pero, para que esto lo podamos acoger, necesitamos experimentar en nuestra propia vida que realmente Él se preocupa por lo nuestro, y que por ello muere y resucita.

Hoy el reto del Amor es buscarte en la Pasión del Señor. Cristo murió por nosotros para que resucitemos con Él; asómate a su Pasión y descubre cómo lo mismo que vives tú está reflejado en una de las personas con las que Jesús se encuentra.

VIVE DE CRISTO

lunes, 10 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Verónica nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.     

Y JESÚS CAE POR TERCERA VEZ...

El otro día salíamos del coro e íbamos directas a comer, pero, al salir todas a la vez y quitarnos las capas largas, más de una suele pegarse un tropezón. Ese día una hermana tropezó delante de mí. ¿Cuál fue mi reacción primaria nada más verla? Salir corriendo a ayudarla.

Cuando caigo por mis debilidades y pobrezas, el perfeccionismo muchas veces me hace dejar de ver a Cristo a mi lado, como si Él se alejase porque he fallado, porque no he sido capaz de amar en una situación concreta, porque he contestado mal...

Puede que a ti te pase lo mismo, piensas: "Siempre me confieso de las mismas cosas", caigo una y otra vez. Te sientes indigno de acercarte a Él, y hasta puede que caigas en ese victimismo de machacarte a ti mismo.

Si a nosotros cuando se cae alguien nos sale ir a ayudarle, ¿cuánto más Cristo va a salir a nuestro encuentro cuando caemos?

Nos acercamos al momento de la Pasión de Cristo, el momento de sus caídas, cuando estaba sin fuerzas y no podía con el peso que se le venía encima. Él caía y se levantaba una y otra vez. Él vivió las caídas para redimirlas, para comprender al ser humano caído. Él no se quedó en el suelo, se volvió a levantar.

Estos días pídele al Señor que te cambie la manera de pensar que la sociedad nos ha enseñado de "cuando uno es malo, se le castiga". Por eso nos miramos a nosotros mismos cuando caemos: hemos fallado y nos merecemos un castigo; pero Cristo quiere que le mires a Él. Que mires sus caídas, que mires su forma de actuar, que mires cómo se levanta de nuevo.

Vuélvete a Él, Cristo es capaz de levantarte, de devolverte la alegría y comenzar de nuevo. Lo realmente malo no es tanto el caer, sino el quedarse caído. Lo importante no es la caída, sino el levantarse después de ella.

¿Y qué es lo segundo que sale después de ver un tropezón? Reírte. Sí, aunque te hayas hecho un poco de daño, te sale reír.

Hoy el reto del amor es que mires a Cristo en sus caídas y le pidas el don de levantarte como lo hizo Él, de reírte dejando de lado el victimismo para poder disfrutar de nuevo de Él.

VIVE DE CRISTO

domingo, 9 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

¡HOSANNA AL QUE VIENE!

Esta mañana, al cruzar la iglesia camino de la capilla, a todas nos ha llamado la atención la decoración que tan delicadamente han preparado las sacristanas: enganchados a los candelabros o entre la reja, los ramos de olivo  asoman por aquí y por allá, mientras unas preciosas palmas aguardan expectantes el momento de la procesión por el claustro.

¡Ya ha llegado el Domingo de Ramos! ¡Comienza la Semana Santa!

De pronto, viendo la belleza de la decoración, me he acordado de la lectura de la vigilia de ayer por la noche: «No pongamos bajo sus pies unas ramas inertes, que muy pronto perderán su verdor, su fruto y su aspecto agradable...»

"¿Y qué deberíamos poner hoy a tus pies, Señor?", me preguntaba más tarde en la oración.

Rememorando la lectura, pronto supe la respuesta: ¡nuestra vida!

Vamos a comenzar las fiestas de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor. Y hoy, le aclamamos como rey que llega.

Creo que la Iglesia nos está invitando a dejar que Cristo tome posesión de nuestro corazón, que entre en lo más profundo de nuestra alma, que hoy pongamos a sus pies, no las ramas de olivo, sino todo aquello que nos pesa, que nos mata.

Hoy se te ofrece la oportunidad de hacer esta Semana Santa realmente "tuya". Cristo viene a tomar lo tuyo, porque sabe que solo no puedes. ¡Viene libremente a morir y a resucitar por ti! Las ramas de olivo de nuestra vida no se secarán, sino que, bañadas en su Sangre, florecerán y darán frutos aún más exquisitos, los frutos de un Amor que no procede de nosotros. ¿Aceptarás su invitación?

Hoy el reto del amor es acompañar al Señor en la procesión, llevando tu ramo pero, sobre todo, llevando tu vida, poniendo a sus pies aquellas personas o situaciones que esta Semana Santa necesitas que el Señor tome en su Cruz para redimirlas y devolvértelas resucitadas. ¡Cantemos la victoria de este Rey que sólo sabe amar hasta el extremo! ¡Feliz domingo!

VIVE DE CRISTO

sábado, 8 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.  

DEJA QUE SE PRINGUE

Como ya imaginarás, los regalos que se hacen en el monasterio no saben de euros, de grandes almacenes, o tickets de regalo para inolvidables aventuras. Todo lo que hacemos sale de la oración y... ¡del trabajo en equipo!, poniendo todos los dones al común.

Total que, para el cumple de Lety, hicimos una presentación utilizando temperas y, como pincel, las manos. Fue muy divertido, ¡y un resultado impresionante!

A la hora de lavar, se iba bien de la ropa, de las manos... pero, de las uñas... ¡imposible quitar los restos de pintura negra!

A día de hoy, a pesar del cepillo, jabón y todo lo que he tenido a mi alcance para intentar quitarla, ahí sigue la pintura. He mirado las manos de las demás, y también les quedan restos, por lo que he pensado: "¿Para qué rebelarme?"

En realidad, ahora me miro las uñas y se me escapa una sonrisa porque, ¿qué es el amor si no deja restos?

Cada vez que amamos, (¡que nos pringamos con pintura!), quedan restos. Restos en algunos momentos de dolor, porque hemos amado y no ha sido correspondido; restos de alegría, ilusión, por haberte encontrado con esa persona en lo más profundo... restos que hablan de un corazón vivo, que late, que no deja de amar, que se implica aunque a veces duela.

Cristo también metió las manos en pintura, se implicó contigo, conmigo. Se sumergió por completo en la pintura hasta el punto de llegar a vivir todo lo que tú vives, hasta el punto de pasar por tu soledad, tus miedos, tus dificultades. ¡Se pringó del todo! Y no sólo eso, sino que quiso cargar con todo ello. No se quedó con las manos limpias, ni quiso quitárselo, para así sentir contigo, sentir con tu corazón.

Llega la Semana Santa, y Cristo te dice que se pringa en tu vida, que mete las manos en la pintura para hacerte el mayor regalo que se te pueda dar: salvarte en todo aquello que te ata, que te duele...

Cristo no murió para generar en ti compasión o devoción; ¡quiso pringarse al máximo! Te muestra que te comprende en tus "cruces" y que Él puede darles sentido; que tienes que dejar de vivir todo solo.

Hoy el reto del amor es que mires una imagen de la Pasión que te ayude a orar y escribas todo lo que te hace sufrir, lo que no te gusta de ti. Ten toda la semana el papel presentándole al Señor su contenido. Deja que Cristo muera por tu sufrimiento y pídele experimentar Su muerte y resurrección en tus problemas. Es un buen momento para poner el corazón en la Semana Santa dejando que Cristo se pringue por ti, dejando que muera por todo aquello que te pesa, dejándole ser protagonista de tu dolor. No luches más desde ti, descansa en Él.

VIVE DE CRISTO

viernes, 7 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.    

BLANDITOS

El domingo nos tocaba la cocina. Como pronto iba a llegar mi cumpleaños, las novicias necesitaban tiempo para hacerme varias sorpresas, por lo que me presté a sacar yo sola la cocina.

De primero, judías verdes con patatas; eso era fácil. De segundo, por ser domingo, había filetes. En principio eso se hace sin problemas. Pero, al sacarlos del papel donde venían envueltos, veo que son muy gordos: iba a ser difícil que se cocinasen del todo.  

Lo peor es que pasaron tres monjas diciendo:
-Haz muy bien los filetes, no los dejes crudos por dentro...

Yo los miraba y pensaba: "Bueno, los haré a fuego lento... pero entonces tardaré mucho..."

En ese momento se me ocurrió "adelgazarles" dándoles algún golpe. Busqué algo que me sirviese como mazo, y empecé a darles suavemente.

La verdad es que sí que se quedaron delgados, así que los pude freír sin riesgos: se hicieron por dentro y no se me quedaron duros. Me pareció muy útil la herramienta, y pensé que se tenía que llamar "ajustarazones".

Luego, en la oración, me daba cuenta de que muchas cosas en mi vida todavía están crudas, y no puedo entregarme, no puedo amar ni perdonar, porque en realidad estoy sin hacer por dentro.

Entonces empece a darle gracias al Señor por los ajustarazones que tengo en mi vida, por esos golpes que me da la vida y que me hacen volverme con más fuerza a Cristo.

Caí en la cuenta de que el sufrimiento es la otra cara del amor. Que, si quieres apostar por el amor, te va a tocar sufrir. Pero descubrí que los golpes son necesarios para hacerte más fino y poder ser comido.

No escapes del sufrimiento, no salgas corriendo. Párate y mira a Cristo. Él aceptó todo y fue dueño de todo. Si hoy estás viviendo una situación de dolor, mira al cielo y espera en el Señor. Estos días vamos a vivir cómo la muerte y el mal no tienen la última palabra. Dios te ama y te ha dado a su Hijo para que, muriendo y resucitando, tú tengas vida.

Hoy el reto del amor, es pedirle al Señor aceptar ese ajustarazones, y pedirle poder vivirlo desde el Amor.

Pd: Quiero darte las gracias por tu detalle de oración y cariño en el día de mi cumpleaños. Muchos fuisteis los que, de distinta manera, me felicitasteis. Gracias de corazón, que el Señor os bendiga.

Unas amigas me hicieron esta canción, el Noviciado la han montado con fotos... y hoy quiero compartirla contigo. ¡Feliz día!

Canción:
https://m.youtube.com/watch?v=xORDuQiEcxY&feature=youtu.be

VIVE DE CRISTO

miércoles, 5 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Verónica, Joane, Israel y Sión nos llevan al Señor. Que pases un feliz día.

GRACIAS POR LLEVARNOS SIEMPRE A ÉL.

"Esto sólo se cura con horas de Sagrario", "Primero ve con Él y luego hablamos", "Sólo Él te da la fuerza", "Él, Él... sólo Él".

Éstas son las frases que seguramente más escuchamos de Lety. Quizás no nos está enseñando a coger un libro de manera perfecta, o a sentarnos con la espalda recta, o a no mancharnos el hábito nunca... pero nos está enseñando dónde coger la fuerza para amar: de Cristo. Ella es nuestra Madre Maestra y hoy es su cumpleaños.

Nosotras vemos cómo el Señor le ha ido regalando cada año un corazón cada vez más y más sencillo. Un corazón con una capacidad enorme para amar, para perdonar, para entregarse... y ya van cuarenta.

Podríamos poner 40 cosas... bueno, ¡muchas más!, por las que darle las gracias, pero todas se resumen en una: Gracias por llevarnos siempre a Él.

Gracias por estos años de entrega, de amor y, sobre todo, de no quedarte con nada para ti, de enseñarnos a amar a los demás. Gracias por enseñarnos que Él es nuestra referencia, de donde cogemos las fuerzas, que es Alguien por el que merece la pena entregar la vida entera.

Las demás hermanas ya empiezan a decir que está mayor ("¡Ay, con 18 añitos que entraste!"), pero ella siempre dice que ahora es la persona más feliz del mundo y que no se cambiaría por nadie, porque, cada año que pasa, es un año menos que queda para ver a Cristo cara a cara.

Puede que tú también tengas a alguien cercano que en algún momento te ha llevado a Cristo, te ha dado una palabra de esperanza, te ha abrazado en un momento de debilidad, o se ha reído contigo en los momentos más divertidos de tu vida.

Hoy el reto es dar gracias a aquellas personas que te han acercado a Él. Bueno, eso, y que en un ratito ores por Lety, por los proyectos de su corazón, para que Cristo tenga siempre enamorado su corazón. Y pídele al Señor que la tengamos entre nosotros muuuuuuuchos años más, para que nos siga enseñando a amar y a lanzarnos a los retos que el Señor nos regala cada día. ¡Te queremos, Lety!

VIVE DE CRISTO

martes, 4 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.   

COMO LA MÚSICA

Los martes por la mañana, toda la Comunidad tenemos clase de canto. Para ello viene un profesor que intenta enseñarnos a impostar bien la voz, a respirar, a entonar... y, además de hacer prácticas, nos enseña alguna canción.

El último día, mientras ensayábamos una de las canciones, él se paró en seco y nos dijo:
-Es que... ¡tenéis que sentir la música! Tenéis que vivirla para expresarla bien, porque si no, ¡no es lo mismo!

Y se ponía a imitarnos, sacando una carcajada de todas.

Aquella frase me llegó, porque es lo mismo que nos ocurre con el Señor y con la fe. No es lo mismo experimentar a Cristo Vivo, real, que te cuida, que sabes que te ama... no es lo mismo eso, que ir tirando con una fe cultural o "por si acaso".

Cuando has experimentado a Cristo en tu vida puedes poner pasión en las cosas, y no dejas que la desilusión te invada, porque sabes que Él siempre va volver a llenar de contenido y de sentido tu vida.

Si has vivenciado los efectos que tiene Su Amor en tu vida, la fe misma se transforma, porque no es lo mismo ir a misa por no tener sensación de culpabilidad, que necesitar los sacramentos porque sabes que en ellos te espera una Persona que te ama.

Tampoco es lo mismo ir tirando con tu vida, creyendo que ya no hay nada más que esperar, que darte cuenta de que, cada día, con Cristo, lo mejor está aún por llegar.

Si nos oyeras cantar en clase... allí me di cuenta una vez más de que no quiero dejar pasar la vida sin Vivirla, y sé que para ello necesito a Cristo.

Hoy el reto del Amor es poner pasión en lo que tengas que hacer. Y para ello sólo necesitas el Amor, el Amor de Cristo, que pasará por ti como por un canal para llegar al que tienes al lado. Hoy apuesta por amar, por no perder más tiempo, busca en Cristo el sentido de eso que piensas que no lo tiene. Apuesta por no dejarte el corazón en casa antes de salir.

Si quieres, un nuevo día de aventuras te espera porque... con Cristo, nada es lo mismo.

VIVE DE CRISTO

lunes, 3 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Verónica nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

COMO EL BUEN LADRÓN

Me estoy leyendo un libro esta Cuaresma sobre el Buen Ladrón. Es precioso cómo va haciendo una descripción de este gran santo canonizado por el mismo Cristo... pero especialmente me ha llegado un comentario de san Juan Crisóstomo, que dice: "Con una simple palabra, con un solo acto de fe, corre antes que los apóstoles hacia el Paraíso para dar a entender que no son las buenas obras las que le han valido este favor, sino que ha sido el amor del Señor hacia el hombre quien lo ha hecho todo. ¡Y ved con qué rapidez!"

Con qué buena intención nos ponemos una lista de propósitos antes de empezar la Cuaresma: pensamos en todo lo que vamos a ayunar, de todo lo que nos vamos a privar, todas las obras de caridad que vamos a hacer... puede que a ti también te haya pasado. Y luego llegamos a este punto de la Cuaresma frustrados, porque no llegamos al listón que nosotros mismos nos hemos puesto. Y nos desanimamos porque no somos capaces...

El buen ladrón fue un bandido al que estaban crucificando por sus delitos; no era especialmente una persona que hiciese muchas obras buenas y, en cambio, el Señor le regala el Cielo, le regala lo más grande que puede existir: contemplar su rostro eternamente. Esto me ha hecho plantearme cómo vivir la Cuaresma: si pensar sólo en hacer un montón de sacrificios, penitencia dese mí... o si dejar que Cristo, poco a poco, me vaya poniendo la certeza en el corazón, recorriendo el camino de su pasión, de su amor infinito por mí.

Él cuenta con que no somos capaces: que no somos capaces de cumplir unas normas, de serle fieles... por eso murió en la Cruz, para devolvernos la alegría de la salvación y decirnos que no son nuestras buenas obras las que nos salvan, sino que se nos ha dado un regalo del Cielo. ¿Lo abrirás o te quedarás mirando el envoltorio?

Hoy el reto es que vayas a una iglesia y, enfrente del Sagrario, le pidas experimentar lo que el Buen Ladrón experimentó en la cruz. ¡Abre ese regalo! El Señor no le dio ninguna "chapa", no le echó la bronca, simplemente le amó y le dio esperanza: la esperanza en la vida eterna. ¡Deja que Cristo te hable y te responda como a él: "Hoy estarás conmigo en el paraíso"!

VIVE DE CRISTO

domingo, 2 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.       

TROMPETAS ANTE LA PRESENCIA

Durante la Eucaristía, para poder ir a repartir la Comunión entre los fieles, el sacerdote tiene que atravesar nuestro coro. Cuando llega a la puerta de la reja, se queda en pie y los fieles se acercan a recibir al Señor. Mientras el sacerdote lleva la patena, vamos haciendo una inclinación de cabeza a su paso. ¡Es que pasa el Señor!

Sin embargo, ayer no tenía el canto de comunión buscado. Me sumergí en el cuaderno y, para cuando quise alzar la vista, el sacerdote ya había vuelto al altar. El Señor había pasado dos veces delante de mí... ¡y no me había dado cuenta!

"¡Señor!", me quejaba después, "¡cómo me gustaría ser como esos grandes santos, que sienten tu presencia! No te pido que suenen las trompetas, pero sí, por ejemplo, sentir un algo especial cuando pase delante del Sagrario..."

En ese instante, recordé una frase del Cura de Ars. Él decía que, todo cristiano, después de la comunión, se transforma en un nuevo Sagrario. Una idea llevó a la otra... ¿cuántas veces el Señor habrá pasado delante de mí escondido en un hermano... y no me he dado cuenta?

Nuestro Dios es un Dios humilde. No es amigo de rayos, truenos y trompetas. No, Él prefiere la suave brisa en el corazón. Se hace pequeño para que no sintamos miedo de acercarnos a su grandeza. Y eso sabiendo que muchas veces pasará desapercibido ante nuestros ojos.

Hoy, en la Eucaristía, haz la prueba. Mira a tu alrededor. ¿Qué ves? ¿Ves conocidos, amigos, enemigos, familiares...? ¿O ves hijos de Dios, templos vivos del Espíritu Santo?

Hoy el reto del amor es acercarte a hablar con una de las personas que estén en la Eucaristía. Aunque sólo sea para desearle un feliz día, regálale tu mejor sonrisa. Tal vez no veas nada grandioso en esa persona, pero recuerda: «Lo que hicisteis a uno de estos, a mí me lo hicisteis». ¡El Señor hoy pasa a tu lado! ¿Descubrirás su presencia? ¡Feliz domingo!

VIVE DE CRISTO

sábado, 1 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.     

APOSTANDO POR JESÚS

Ha llegado hasta nosotras una preciosa historia que sucede cada siete días en nuestro monasterio. Se trata de una persona que viene desde lejos un día a la semana a celebrar la Eucaristía a las 8 de la mañana.

Nosotras habíamos notado que algo sucedía porque, o bien esperaba a comulgar y después se iba rápido, o bien se marchaba sin comulgar.

Hace unos días nos compartieron lo que ocurría: es una persona que trabaja en el instituto del pueblo y sus clases comienzan a las 8:30. Al vivir lejos, comparte transporte con otras personas, excepto un día a la semana. Ese día, viene en su coche y puede acercarse antes para llegar a Misa. Fue entonces cuando comprendí su prisa al dar su hora de empezar a trabajar.

Esta semana, he de reconocer que le miraba con un cariño diferente. Y me veía pendiente de que no se le hiciera la hora, de que le diera tiempo a comulgar, de que no tuviera que llegar tarde... y pasaban los minutos, y ya casi eran y media y no habíamos comulgado aún.

Pensé: "Se va a marchar sin poder comulgar", pero estaba tranquilo. Cuando llegó el momento, se acercó a comulgar y después, con un profundo respeto, se marchó rápidamente. Ya habían tocado y media.

Inmediatamente recordé algo que me había sucedido hace unos años.

En el colegio en el que estudié, los jueves nos invitaban a ir libremente a misa durante el recreo. Una de las veces que fui, no sé qué ocurrió (porque ahí sí que estaba el tiempo muy medido) pero se nos fue la hora y llegué tarde a la siguiente clase. Cuando entré, la profesora me dijo:

-Llegas tarde. Te quedas fuera. ¿Dónde estabas?
-Estaba en Misa.

Su cara se transformó y su gesto hacia mí cambió completamente.
-Vale, si es por eso, entonces no te preocupes, puedes sentarte.

Al recordar todo sentí la certeza de que esa persona iba a estar bien, que el Señor es su defensa y que, apostando por Él como lo hacía, todo le iba a reportar en bien.

Hoy el reto del Amor es apostar por el Señor. Si el Señor llena tu vida, si Él es tu Paz, tu descanso, tu alegría... no tengas miedo en salir por Él delante de los hombres. Tu gesto te abrirá los ojos para poder ver que Él siempre está a tu lado, que Él te cuida.

VIVE DE CRISTO

viernes, 31 de marzo de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día. 

DIMENSIONES RELATIVAS

En el Novi tenemos un cuartucho diminuto, en el que dudo que entrase siquiera una cama. El otro día Lety me dio permiso para intentar "optimizar" el espacio. ¡No te imaginas el revuelo que he organizado!

Por ejemplo, una cajonera de plástico: tras las medidas pertinentes, descubrí que entraba debajo de la mesa de la fotocopiadora. Bueno, los cajones, sí; la cajonera era un pelín más grande...

Hice todas las pruebas que se me ocurrieron, pero era imposible. Había que quitar la fotocopiadora, que es un monstruo gigantesco con más años que Matusalén, levantar la mesa, meter la cajonera...

-¡Israeeeel! -gimoteé- ¿Me ayudas?

Israel observó la situación y respondió riendo:
-¿A que lo meto a la primera y sin mover nada?

Estoy segura: la mesa dio un salto, la cajonera se encogió... y, por alguna extraña razón, entró sin ninguna dificultad. Yo alucino.

-Era cuestión de perspectiva -me dijo sonriente.

¡Y qué verdad es! Muchas veces nos volcamos en un proyecto, un trabajo o en resolver una situación, y, ¿quién no se siente atascado alguna vez? ¡Ése es el momento de coger perspectiva!

A Jesús le encantaba subir a la montaña a orar: ¡desde arriba las cosas se ven de otra manera! No tanto por lo lejos que se esté del suelo... sino por lo cerca que se está del Cielo.

¿Y tú? ¿Qué haces cuando te atascas?

A veces es difícil parar para coger distancia. Pero, créeme, pararse a preguntarle a Él, puede suponer la diferencia entre un estupendo atajo... ¡o un largo rodeo!

Hoy el reto del amor es tomarte un descanso. Sí, sí, pero no un descanso cualquiera... Te invito a que hoy te pongas una alarma y, en mitad de tu jornada, pares cinco minutos para estar con el Señor. En medio del trabajo o del estudio; simplemente cuéntale lo que estás haciendo, lo que tienes en el corazón... ¡Te aseguro que retomarás tu tarea de otra forma! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

jueves, 30 de marzo de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.       

JUNTO AL SEÑOR

Ya estamos totalmente metidos en la Cuaresma, yo diría que en la recta final. Una de las cosas comunitarias que se hacen los viernes de Cuaresma en el monasterio es vivir juntas el Viacrucis.

Cada viernes, una de nosotras prepara unas pequeñas meditaciones para acompañar cada estación. Se pueden usar libros, citas bíblicas o lo que cada una quiera compartir con las demás. Es precioso, porque ves la riqueza de la pluralidad. Cada una lo hace distinto, y en todos descubres al Señor.

Y, claro, mi gran inquietud todos los años es buscar alguna meditación sobre la Pasión.

El año pasado empecé un libro de meditaciones del viacrucis, y este año he vuelto sobre él. Me está ayudando mucho, ya que el autor vive el viacrucis no desde algo tétrico o moralista (que podría hasta hacer que cueste afrontarlo)... sino que nos muestra este camino desde el amor, desde la alabanza, la acción de gracias y la gratitud.

El autor es un hermano nuestro, el dominico Chus Villarroel, que a mí, en mi vida espiritual, me ha ayudado mucho. Es un viacrucis en el que Jesús habla en primera persona. Cuando vas leyendo, te vas sintiendo amada por Cristo, te vas dando cuenta de que esa pasión es por ti, es por mí, pero el único motivo es el Amor, y lo que te sale del alma es amar a Cristo con todo el corazón.

Hoy te comparto lo que me ha llegado al corazón del libro:

"Quinta estación. El cirineo ayuda a Jesús.

Simón no era un curioso ni un cualquiera que pasó por allí. Las casualidades son cosas de los hombres; para Dios, todo lo que sucede entra en su plan. Siempre es un plan de salvación, a no ser que lo rechacéis. A Simón, el cirineo, lo elegí yo; no los soldados romanos. Al principio lo recibió mal, pero luego el Espíritu le infundió compasión y me comenzó a mirar con ternura. Mi cruz dió en él los primeros frutos de salvación, y después en sus hijos, que formaron parte de la nueva Iglesia.

No rehúyas ayudar a los que ves cargados con su cruz cerca de ti. Deja que mi Espíritu te llene de misericordia y compasión. Yo he muerto por todos, todos sois hijos míos. No juzgues quiénes son dignos de ayuda o no; el juicio me pertenece a mí. Los pobres son míos y todas las cruces del mundo me pertenecen. Las he comprado con mi precio. ¿Quieres ayudarme, como el cirineo, a llevar la cruz del mundo?"

Hoy el reto del amor es mirar la Pasión de Cristo desde el amor. Pídele que te muestre toda la grandeza que esconde y, sobre todo, que sientas en tu carne su salvación, la acojas en tu vida y vivas de Él.

VIVE DE CRISTO

PD: Aquí te dejo un link donde puedes adquirir el libro. Te aseguro que no te vas a arrepentir de leerlo, meditarlo y, sobre todo, vivirlo.

http://www.ociohispano.es/libro/meditaciones-sobre-el-viacrucis/

¡Feliz día!

miércoles, 29 de marzo de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Verónica nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.   

LOS HERMANOS NOS AYUDAN A SERVIR

Nos tocaba encargarnos a Israel y a mí de la cocina porque las demás del Novi tenían que ir al médico por la alergia. La comida era muy fácil y rápida de hacer, así que nos sobró un ratito antes de servirlo a las demás hermanas. Yo iba directa a ponerme a trabajar en mis cosas cuando, de repente, vi a Israel haciendo las camas de Lety, Sión y Joane. ¡Me sorprendió, porque aquel día el Evangelio iba sobre el servicio! "Aquel que quiera ser el primero, que sea el último de todos". No lo dudé, y me puse a hacer las camas con ella.

Es increíble cómo la Palabra del Señor está viva: en la oración de la mañana le había pedido al Señor situaciones en las que poder servir, y Él me las regaló.

Hoy puede que te sientas tan pequeño que no seas capaz de ver esas situaciones: tienes muchas tareas que hacer, tienes la cabeza en tantas cosas a la vez que no te dejan pensar en los demás. Te centras en lo tuyo, y los demás que se las arreglen. O quizás no sepas ni cómo hacerlo, no sabes cómo acercarte a esa persona por miedo a que no te dé las gracias o que no valore tu tiempo y tu esfuerzo.

Me imagino a los discípulos, caminando cansados después de predicar el Reino de Dios, con ganas sólo de descansar... y cómo aparecía una persona en ese momento con sed de una Palabra, de un milagro en su vida, y seguro que el ver a Jesús, que ni siquiera paraba para descansar, acogiendo con amor a todo el que se les acercaba, les hacía salir de sí mismos e ir con Él a donde fuese.

El Señor muchas veces nos enseña a través de los hermanos: el verles a ellos servir, te hace salir de ti mismo y ayudarles. Cuántas veces se nos presentan situaciones en las que podemos echar una mano, sobre todo en las cosas más sencillas (en las que ni siquiera se ven pero, si nadie las hace, se nota un montón), y no somos capaces de verlas...

Hoy el reto del amor es ayudar a alguien que está sirviendo: poniendo la mesa, echando una mano con la comida, ayudando al que va cargado... ¡no pierdas la oportunidad que te da el Señor para entregarte! Deja que el Señor te muestre esas situaciones.

VIVE DE CRISTO

martes, 28 de marzo de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.    

SIN CÁSCARA MEJOR

Ayer para comer tuvimos paella con unos pocos langostinos. Comí todo el arroz dejando para lo último el langostino que me había tocado: lo mejor para el final.

Cogí el bichito, me dispuse a abrirlo y, de repente, como si de un aspersor se tratase, ¡salió salsa en todas las direcciones! Mi escapulario parecía un cotizado cuadro de Picasso.

Qué cantidad de salsa tenía el langostino... y luego los miras y parecen impermeables, que no pueden tener nada dentro, que no pueden ser ni blanditos. Y sí, en muchos momentos somos como ese langostino.

Por fuera parece que todo va bien, que nada hace que se nos "mueva la ropa", sonrisa siempre, parece que estamos a prueba de golpes... y, sin embargo, nos aprietan un poquito y saltamos por los aires como la salsa del arroz, salpicando al que pillemos con una mala contestación, un desaire... y es que en realidad no estamos tan bien: hemos ido tragando y tragando, pero sin digerir las dificultades, los problemas de cada día.

Es más, si nos quitan esa cáscara que nos recubre, que nos protege de nuestros miedos y desconfianzas, somos blanditos y... ¡deliciosos! ¡El premio del plato de paella!

El Señor nada tiene que ver con un langostino perfecto; el Señor tiene todo que ver contigo, que en tantos momentos sientes que no puedes más, que te sientes débil y pobre; a ti te mira, a ti te tiende la mano. No te pongas cáscara impermeable, deja que te vea como estás. Cristo se hizo hombre débil, sin cáscara; no te pide que des ese listón que te exiges: deja que Él te sostenga.

Hoy el reto del amor es que muestres con sencillez tu debilidad, tu limitación, lo que sientes... con una persona cercana. No tengas miedo a quitarte la cáscara, deja la apariencia a un lado: Cristo te ama como eres, y para los demás te harás más cercano, más real y accesible. Pide al Señor el don de descubrirte por dentro y poder mostrarlo por fuera sabiéndote amado así.

VIVE DE CRISTO

lunes, 27 de marzo de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

¿POLIZÓN A BORDO?

Cada vez me picaba más la espalda. Para colmo, no llegaba a rascarme bien. Aquello estaba empezando a ponerme nerviosa.

"¿Se me habrá metido una araña en la camiseta?"

Acababa de estar en la huerta: podía ser que llevase un diminuto "polizón"... que además me estaba confundiendo con su merienda.

Me di un par de palmadas en la espalda, tratando de acabar con la amenaza. Luego metí la mano despacio, y... ¡lo encontré!

No se trataba de una araña: ¡lo que me estaba picando era la etiqueta de la camiseta! Era una etiqueta larguísima, ¡por eso no me picaba en el cuello, sino en la espalda! Menudo susto...

¡Cuántas veces nuestras interpretaciones son erróneas! Seguro que hoy, a lo largo del día, te encontrarás con alguna persona "con cara larga", te enviarán un mensaje un tanto cortante por WhatsApp, o... ¿Quién no piensa en ese momento que está ante una araña dispuesta al ataque?

Sin embargo, si paras con Cristo, Él te dirá que no sabes todo acerca de esa persona, y que, por eso, no puedes juzgarla. No sabes su historia, sus inquietudes, sus dificultades... Tal vez ese tono seco que tú sientes como una araña es en realidad una etiqueta larguísima de problemas y preocupaciones...

La única persona que nos conoce a fondo es Jesucristo. Y, conociéndonos, ¡nos ama! Él ha derramado hasta la última gota de su Sangre por ti, y por esa persona. ¡Cada uno de nosotros tenemos un valor infinito a sus ojos!

Hoy el reto del amor es acariciar con la palabra. Si hoy sientes que tienes una araña a tu lado, ¡no des palmadas de crítica tratando de matarla en tu interior! Antes de juzgar sus palabras o su actitud, mira a Cristo. Pídele que haga tu corazón misericordioso como el Suyo. Así, en vez de interpretar, podrás acercarte a preguntar: "¿Estás bien?" "¿Puedo ayudarte?"... ¡Descubrirás que no hay tantas arañas como pensabas! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

domingo, 26 de marzo de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.     

¿EL AMOR SE ACABA?

Anoche, Lety, la Madre Maestra, me preguntó que cómo venía hace seis años. Y es que, hace seis años, un día como hoy cruzaba la puerta del monasterio para quedarme definitivamente.

-Venía feliz -le contesté- porque llevaba un impulso del Señor que no me dejaba quedarme atrás; me llamaba, me había enamorado y tenía que ser ya. Pero, a la vez, había un sentimiento encontrado, y era esa pregunta que cada día te hacía: "¿Esto se va a acabar?".

¿El amor se acaba? Ése era el interrogante que me hacía sentir el vértigo a la llamada.

Y es que, durante los días anteriores a la entrada, casi todo el mundo te dice lo mismo. No pueden negar que te ven feliz y enamorada, pero la mayoría de las veces llegan a decirte: "El amor se acaba".

"Piénsatelo bien, que el amor se acaba...", porque hoy todo es efímero, todo cansa, parece que todo está destinado a acabarse antes o después, incluido el amor.

Por eso, cada vez que hablaba con Lety por teléfono, le preguntaba lo mismo: "Pero, Lety, ¿el Amor se acaba?". Y ella siempre me respondía con certeza: "Yo llevo quince años, y a mí no se me ha acabado, al contrario, ¡cada vez va a más!".

Hoy ya han pasado seis años desde aquel entonces, y también yo puedo decir "ya llevo seis, y no se me ha acabado, ¡al contrario!".

Puedo decir que he vivido muy feliz, he reído, he llorado, he amado, he sufrido... pero Su Amor nunca ha desaparecido, al contrario, me ha hecho más fuerte en cada debilidad. Siento fuerte la certeza de que Su Amor siempre está encendido, de que depende de mí el vivir así o no. Me ha quedado claro que el Amor es un Don que tengo que cuidar cada día. No por Él, sino por mí; y porque la relación con Cristo es el único motor que sustenta todas las demás relaciones.

Y es que ahí es donde está nuestro problema: en quién ponemos nuestro corazón. Es verdad que el Señor nos dice que nos amemos, pero éste es el segundo mandamiento. Jesús dijo que el primer mandamiento es amar al Señor con todo tu corazón. Sólo poniendo en Él nuestro corazón es como podemos experimentar que el Amor nunca se acaba, sino que se renueva cada día, porque Él sana lo que está enfermo, puede enciende lo que está apagado, nos devuelve la vista para que podamos ver al otro con nuevos ojos...

Hoy el reto del Amor es dejar que Cristo ocupe el centro de tu corazón. Deja en Él todas tus relaciones: de pareja, de amistad, de trabajo... y pídele que haga nuevas todas las cosas.

VIVE DE CRISTO

sábado, 25 de marzo de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.     

ORACIONES ESPECIALES: ¡ÚNETE!

Ayer vinieron a por un montón de cajas. La noche anterior terminamos de prepararlas, embalándolo todo con un cariño especial.

¿Intrigado?

¿Qué contenían esas cajas? ¿Para quién eran?

No te lo vas a imaginar, pero el Señor nos regala una aventura muy especial, ¡y queremos que la vivas con nosotras!

Resulta que hoy, 25 de Marzo, día de la Vida, el libro sobre el perdón, "Si no puedes perdonar esto es para ti", entrará por primera vez en una cárcel. En concreto, en la cárcel de Madrid, en Alcalá-Meco.

Va a ser la "presentación" más peculiar de todas las que hemos vivido... aunque, como en todas las anteriores, nosotras lo viviremos desde nuestro monasterio con la oración.

El Señor ha ido haciendo que todas las cosas se fuesen encajando: que una hermana dominica pudiese moverlo, que nuestro equipo de voluntarios estuviese disponible... y que contásemos con la edición benéfica. Sí, querido retero. Nosotras soñábamos con poder llegar a nuestros hermanos de la cárcel, y el Señor nos ha dado el ciento por uno: nos han dado permiso para regalarles a cada uno de los que asistan el libro. Por eso, un millón de gracias, en nuestro nombre y en nombre de los internos, a todos los que habéis hecho posible esta edición benéfica. ¡Que el Señor os bendiga!

Cristo dijo: «Estuve en la cárcel y vinisteis a verme». ¿Quién iba a pensar que sería posible hacer realidad esta Palabra... desde clausura?

Y no sólo desde clausura. También tú hoy formas parte de esta visita. ¡La aventura es para todos!

Hoy el reto del amor es orar por nuestros hermanos de la cárcel. Por todos, pero hoy especialmente por las personas que participarán en esta presentación del libro. Oremos todos para que puedan sentir muy fuerte el amor del Señor perdonándoles, que les permita pedir perdón, perdonar y perdonarse para empezar una vida nueva. ¡Contamos contigo en esta aventura! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

viernes, 24 de marzo de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día. 

CON NOMBRE PROPIO

Hace unos días, Lety y yo tuvimos que salir al centro médico para hacernos unos análisis. Mientras íbamos de camino, nos cruzamos con algún conocido de la Comunidad que, con alegría por vernos, detuvo su camino para saludarnos.

Un poco más adelante un coche nos pitó, y las dos reaccionamos saludando con cariño a la persona que iba dentro. Como yo llevo menos años que Lety, supuse que era alguien que yo aún no conocía, y le pregunté:

-¿Quién es?

-No sé, no la conozco... -respondió Lety- Pero mira qué impresionante: amor llama a amor. Como ella nos ha saludado, nos surge devolverle ese gesto con cariño.

Y es verdad, me asombró muchísimo aquello, así que no me quedé con las ganas y decidí salir de mi timidez y hacer una prueba.

Cuando nos tocó el turno, entramos las dos a hacernos la extracción. Noté perfectamente que la enfermera que estaba ante mí no tenía un día especialmente alegre. Y, de pronto, el Señor me iluminó y condujo mis ojos hacia una etiqueta que llevaba en su bata: "Carmen". Nunca había hecho aquello, pero alguna vez tenía que ser la primera, así que decidí lanzarme:

Al terminar, mientras me ponía el algodón, le dije:
-Muchas gracias, Carmen.

Ella, mientras yo pronunciaba el 'gracias', ya me estaba respondiendo 'de nada', pero, cuando oyó su nombre, sacudió la cabeza, se le puso una sonrisa de lado a lado y me volvió a repetir aquellas palabras, pero esta vez con un cariño diferente.

Ya sí que no salía de mi asombro: es verdad, amor llama a amor, y ahora lo había experimentado desde el otro lado.

Y es que para el Señor no somos un número más que pasamos entre la multitud como si nada. Él nos ha soñado uno a uno, con nombre. Y Él nos ha regalado la misma herramienta que utiliza Él para hacernos felices: el Amor. Jesús dejó asombrado a Natanael cuando le dijo "Cuando estabas bajo la higuera te vi...", o a Mateo, cuando con sólo una mirada le hizo experimentar todo Su Amor sobre su vida; o a la Samaritana, o a Lázaro...

Por eso, hoy el reto del Amor es sorprender a alguien llamándole por su nombre. Haz tú también la prueba y verás que detrás de ello está el Señor sorprendiéndote a ti.

VIVE DE CRISTO

jueves, 23 de marzo de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Verónica nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.    

PREOCUPACIONES

Me encargaron diseñar una cosa en el ordenador; tenía un día para terminarlo. Empecé a diseñarlo en un programa normal y, cuando ya lo tenía todo terminado, no se podía guardar: tenía un tamaño tan grande que el programa no tenía capacidad. Llegó la hora del Rosario y no paraba de darle vueltas buscando una solución.

Por la tarde intenté guardarlo en otros formatos... ¡Nada! Pedí ayuda a Israel y dijo que había que diseñarlo en un programa especial. Descargamos el programa, pero justo llegó la hora de Vísperas, así que otra vez al coro.

Por la noche, antes de irme a dormir, me dejaron un ratito para investigar el nuevo programa. Al rato ya me moría de sueño y no conseguía atinar con nada, así que me fui a la cama, pero en mi cabeza no podía parar de intentar buscar una solución, ¡te puedes imaginar lo que me costó dormirme! Al final decidí que me ducharía rapidísimo por la mañana para volver a investigar aunque fuesen sólo 5 minutos.

Así hice, pero... ¡nada! Lo único que conseguí fue no enterarme de nada de la liturgia de la mañana.

En la oración ya me puse seria y le dije al Señor que no podía ser, que estaba más pendiente del programa que de Él. Se lo entregué para que Él buscase una solución: yo ya no le iba a dar más vueltas. Y justo fue en la Eucaristía cuando de repente me vino la solución, ¡y funcionó!

Puede que hoy tú tampoco puedas centrarte en Cristo por un montón de problemas sin solucionar. Se van acumulando y, como decimos aquí, "sin aumento de personal". Pierdes la paz, y no es que quieras dejar al Señor de lado, es que no queda tiempo para Él. Pensamos que, como no se nos va a aparecer a solucionar el problema, es una pérdida de tiempo.

Pero lo increíble es que Él es la fuente a la que debemos ir, es al primero al que debemos acudir, y no dejarle para el "si me sobra tiempo..." ¿Cuándo cambió la vida de la gente que vivía con Jesús? Cuando se encontraban con Él. La samaritana, por ejemplo. Ella iba a sacar agua, y un judío la estaba distrayendo, estaba abocado a una pérdida de tiempo. Pero ese encuentro le cambió la vida; ella fue a la verdadera fuente. Y pudo encontrar la paz, la alegría, le cambió totalmente la mirada.

Hoy el reto es entregar aquellas cosas que te preocupan al Señor, y pedirle centrarte en Él. Pídele que Él solucione los problemas que se vayan poniendo en tu camino. Te aseguro que Él te va a decir por dónde caminar. ¡Ve a la verdadera fuente! Y no te preocupes si tienes la sensación de que estás perdiendo el tiempo: Cristo ya está moviendo los hilos para ayudarte y darte vida.

VIVE DE CRISTO

miércoles, 22 de marzo de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.     

¿ABSURDO?

El sábado por la mañana bajé a la huerta y Jubi se me acercó. De repente vi que de una de sus patas caían gotas de sangre. Pronto, ante la voz de alarma, llegaron los refuerzos, pues, lo que parecía insignificante, fue yendo cada vez a más. No paraba de sangrar.

Llamamos a la veterinaria y nos pidió que alguien se la acercase. ¿Acercarla? ¿Cómo?

La Priora dio la solución:

-¡Metedla en el carro de la compra!

Y así, tal como te estás imaginando la escena... o más pintoresca aún: todo el Noviciado intentando que Jubi se estuviese quieta en el carro, mientras la llevábamos hasta la puerta de nuestra huerta. Allí la recogieron y... ¡al veterinario!

Nos dijeron que de momento no había que dar puntos, pero que no podía pisar en la tierra ni correr, para que no se le abriese la herida, y había que hacerle curas a lo largo del día. Total, que alargamos una cuerda de forma que le permitiese llegar más o menos holgada a la mayor parte de los sitios sin que la pata corriese peligro... pero nada es suficiente para un perro que nunca se ha visto atado y tiene energía a raudales.

Parece que le duele, porque casi no se rebela, pero, cuando lo hace, ¿cómo le explicas que es por su bien, que no es un castigo, que de esa manera podrá cicatrizar la herida...? No se puede. Qué fácil se ve todo cuando se tiene una visión panorámica, cuando se entiende por qué ocurren las cosas, cuando se descubre que aquello que ata, aquello que parece absurdo, tiene sentido.

En nuestra vida nos encontramos en circunstancias absurdas: nos vemos subidos en un carro de la compra sin saber hacia dónde nos lleva la vida, o limitados por esa correa reflejada en la enfermedad o en la debilidad que no sabemos por qué nos ata y nos frena.

Cuántas cosas no entendemos o nos generan rebeldía, ¡queremos saltar desde el carro o romper las cadenas por las que nos sentimos atados! Sin embargo, la rebeldía no cambia las cosas, es más, nos lleva a la tristeza, y, en muchas ocasiones, a la desesperanza.

Cristo te mira con ternura, lleva con cariño ese carro contra el que te rebelas para que no te dañes más la pata; se sienta a tu lado para consolarte y darte fuerza en tu limitación. Es verdad que le habrás pedido tantas veces que te quite todo lo que te limita... y no entiendes por qué no lo hace. Él tiene la panorámica y no se separa de tu lado, sabe que no entiendes, que todo es difícil, pero Su mano está ahí para acariciarte, para consolarte y para que, confiado, puedas descansar en Sus brazos desde la certeza de que Él te cuida.

Hoy el reto del amor es que no te rebeles contra aquello que consideras absurdo en tu vida. Dile "Jesús, en ti confío" cuando sientas miedo o incertidumbre. Deja que Cristo te sostenga.

VIVE DE CRISTO

martes, 21 de marzo de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

SECRETOS BAJO TIERRA

Estos días estamos aprovechando el buen tiempo para ir poniendo al día la huerta. Además, Cayetano, un amigo nuestro, nos ha regalado un montón de fertilizante y nos está enseñando a cuidar la tierra. ¡Es el ángel que nos ha puesto el Señor para que la Resurrección también llegue a nuestros cultivos!

Ayer salimos a la zona del invernadero. Queríamos renovar la tierra de las mesas de cultivo, pero, para ello, necesitábamos trasplantar las plantas que había en ellas y plantarlas directamente en la tierra. Sólo así podríamos vaciar las mesas y volver a llenarlas con tierra apropiada.

En unas mesas teníamos plantadas flores, y en otras había plantas medicinales. Comenzamos a sacar las flores, y nos pareció un trabajo facilísimo, y hasta rápido. Pero, cuando llegamos a trasplantar las plantas medicinales... no había quien las sacara. Las raíces habían crecido tanto que estaban todas entrelazadas, y nos costó muchísimo sacarlas una a una.

Aquello me impactó, porque las plantas medicinales no es que sean muy bonitas; son eso, plantas. Sin embargo, éstas ponen su vida en la raíz, en hacerla crecer para alimentarse a través de ella y poder ofrecer alguna cualidad curativa.

Mientras que las flores... sí, adornan, son muy bonitas, pero ahí queda todo, no nos dan más. Le dan más importancia al exterior que a la raíz.

Así vemos cómo Jesús no dejaba indiferente a los que se acercaban a Él. Muchos dejaron que Él cambiara su corazón, como los apóstoles y los discípulos que le seguían, los pobres, lo pequeños... que comenzaron a vivir a costa de Cristo, dándole importancia a las personas, al amor, a la sencillez... Aunque también hubo quien prefirió seguir su propio camino, como el joven rico o muchos fariseos, que no supieron dejar atrás lo que pensaban que les daba vida y dejaron pasar la auténtica Vida.

Normalmente a todos nos ocurre que oscilamos: unos días nos parecemos más a las flores; y otros, a las plantas medicinales, pero lo importantes es el "hoy", que es lo que tenemos en las manos. ¿Dónde está tu corazón?

Hoy el reto del Amor es hacerte esta pregunta y tomar tu decisión. Hoy Jesús pasa junto a ti y te dice "Sígueme". ¿Qué le dices?

VIVE DE CRISTO

lunes, 20 de marzo de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

EL DOLOR DEL CONOCIMIENTO

¿Recuerdas que este verano comenzamos en la Universidad de Teología a distancia? Pues... ¡acabamos de terminar los exámenes del primer curso! ¡No te puedes imaginar qué alegría! (Aprovecho la ocasión para pedir oraciones por profesores y tutores... No es que queramos aprobar [que también], es que no tenemos tiempo para repetir...).

Con la tensión de que lográbamos acabar, más que escribir, el último examen lo esculpí. Apreté tanto el bolígrafo, ¡que se pede leer por ambas caras! Claro, luego imagina el dolor de muñeca, brazo, ¡y hasta el costado!

Hay veces en que los proyectos o trabajos nos ilusionan tanto, que nos volcamos con todas nuestras fuerzas en ellos, hasta el punto de, incluso, "dejarnos el pellejo". Y es verdad que el Señor nos pide que nos entreguemos con ilusión en nuestras tareas, pero, sobre todo, nos pide que pongamos amor.

¿Has mirado a tu alrededor? ¿Aquello en lo que te vuelcas es lo realmente importante y necesita tanto? Tal vez, de tanta fuerza que estás dejando en ello, estás haciendo sin darte cuenta un examen "esculpido" en vez de escrito. Y puede ser que sólo obtengas unas buenas agujetas, sin haber descubierto que las personas que tienes a tu alrededor tienen otros sueños, otra forma de ver las cosas... y también ellos te necesitan.

Hoy el reto del amor es reservar unos minutos para tu familia. Por un rato, aparta las obligaciones, la ropa sin planchar o ese asunto tan urgente, y siéntate a cenar con tus hijos, a hablar con tu pareja, a llamar a ese hermano... pídele a Cristo poder estar ese momento al cien por cien con ellos, con toda tu alma: ¡que sientan que ellos son lo realmente importante para ti, que les dedicas toda tu fuerza y atención! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO