Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


sábado, 5 de marzo de 2016

Cofradía del Rosario

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.    
  
DEJANDO ELEGIR AL SEÑOR

Estamos llegando al final del libro, no nos queda nada para terminar, pero ahora estábamos en un momento crucial:

Ya están escritos los siete testimonios, cada cual más impresionante, son una aventura, ya que los protagonistas nos han abierto su corazón y su alma para que nos podamos adentrar y vivir con ellos su proceso de perdón. Pero, llegados a este punto, no sabíamos en qué orden ponerlos en el libro, por qué testimonio empezar.

Finalmente optamos por actuar como hicieron los primeros cristianos cuando tuvieron que elegir al sustituto de Judas: se juntaron, rezaron, presentaron a dos y, tras invocar al Espíritu Santo, lo echaron a suertes, diciendo: "Muéstranos a cuál has elegido". Aquí tienes el pasaje bíblico por si quieres leerlo: Hch 1, 15-26

Pues bien, nos fuimos al Oratorio del Noviciado, metimos todos los nombres en una bolsa, oramos un rato con las canciones del CD que llevará el libro, leímos el pasaje bíblico que os he comentado... y una mano inocente empezó a sacar papeles. Cada una fuimos sacando un papelito. No te puedes imaginar la cara de sorpresa que se nos quedó. Desde luego que nosotras no habríamos puesto este orden. Pero una cosa teníamos clara todas: es el que el Señor quiere. Hemos orado y nos fiamos de Él. Acabamos dando gracias por cada testimonio y oramos por todos los que dentro de poco lo vais a leer. Salimos contentas y felices, ya cada vez más cerca del final.

Hoy quizás tengas varios planes y no sepas cuál elegir; yo te invito a que no elijas tú, sino que le dejes a Él elegir por ti. Ora y pídele que te muestre qué es lo que hoy tienes que hacer. Quizás, casi seguro, no coincida con lo que más te gusta, pero te aseguro que la paz y la felicidad que vas a tener no se va a comparar con nada en el mundo.
Te deseo que tengas un feliz sábado.

VIVE DE CRISTO  

viernes, 4 de marzo de 2016

Cofradía del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.    
  
COMO UN RELOJ

En estos días en que el catarro parecía querer acabar conmigo, me han mandado un par de noches antes a la cama (¡es la mejor medicina!).

Una de esas veces, al bajar a la mañana siguiente a la sala de abajo, me la encontré con las luces encendidas. ¡Claro, generalmente soy yo la que se encarga por las noches de asegurarse de que están apagadas! Entre unas cosas y otras, se les había pasado...

Lo mejor es que, desde ese momento, el Señor me ha regalado ver todo lo que tengo cada día, y que no hago yo: la ropa sucia ha vuelto a mi celda lavada y doblada, sin que yo me haya encargado de nada; cada mañana me encuentro mi vaso limpio sin que yo lo haya fregado y el café preparado sin yo haber preparado la cafetera... Y es que cada una tenemos nuestras pequeñas tareas, ¡que hacen que todo funcione como un reloj!

A lo largo de los días puede que no nos percatemos de la labor que hacen las demás... pero, ahora que los virus mandan a alguna a la cama... ¡descubres más que nunca todas las cosas que hace cada hermana!

Como dice san Pablo, somos un Cuerpo, cada miembro con una misión diferente, pero trabajando todos para todos, unidos a nuestra cabeza: Cristo. Somos un cuerpo unido por el Amor.

Hoy el reto del amor es vivir en acción de gracias. Te invito a que le pidas a Cristo en tu oración poder descubrir todas las cosas que recibes por el trabajo de los demás. Pídele poder ver a las personas que hay detrás de tu comida, de tu sitio de trabajo, del vehículo que te lleva... y da gracias por cada uno de ellos. Y, a lo largo del día, haz que este reloj funcione aún mejor: hoy ayuda a una persona sin que se lo espere. Pídele a Cristo ver a la persona que te necesita. ¡Sorprende amando, sorprende ayudando! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

jueves, 3 de marzo de 2016

Actos de culto y fiestas solemnes



Actos de culto y fiestas solemnes


· Tienen lugar en la Iglesia del Monasterio de Santo Domingo el Real (Convento MM. Dominicas),
C/ Claudio Coello, 112 - 28006 - MADRID.


· Los actos comienzan TODOS LOS DÍAS DEL AÑO a las 19:30 horas, con la exposición del Santísimo y el rezo del santo Rosario. A las 20:00 horas se celebra la Eucaristía.


·
Fiesta de la Candelaria
Se celebra el día 2 de Febrero, con un acto litúrgico en el que se bendicen las candelas (velas), como símbolo de nuestra purificación del alma y entrega a Jesús por María.

Domingo de la Rosa
Se celebra el último domingo de Mayo, con la ofrenda de rosas a la Virgen, como señal de nuestro amor a ella.

Novena y Fiesta a la Virgen del Rosario
Tiene lugar del 29 de Septiembre al 7 de Octubre (día de la Fiesta), celebrándose los actos de culto con toda solemnidad.

Primeros domingos de mes
Como en las demás celebraciones, se coloca la Mesa de la Cofradía, para ofrecer material de apostolado, inscribir nuevos cofrades y aceptar donativos.




Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.    
  
NOTANDO LA CUARESMA

Hace unos días tuve que ir a Burgos al médico de la alergia, y me fui en autobús. En la salida de la estación siempre hay una mujer sentada pidiendo limosna para alimentar a sus hijos. Me la quedé mirando y pensé: "Realmente, cuando mejor comerán sus hijos tiene que ser en Cuaresma, porque más de un cristiano pasará por aquí y, en este tiempo, le dará una limosna..." Y con la idea de que en estos días esta mujer era más feliz gracias a este tiempo en el que nuestra Madre la Iglesia nos invita a descubrir los bienes de arriba y a soltar los bienes de la tierra, me fui caminando despacio al médico.

A la vuelta me sobraba un rato y, después de cojer el billete y dejar a la hermana con la que iba rezando en una iglesia, volví a hablar con la mujer. Le pregunté:

-¿Tú notas que es Cuaresma?

-¿Qué es eso, hermana?

Le conté que era un tiempo especial para los cristianos en el que nos preparamos para el gran misterio de nuestra salvación y que, entre otras cosas, lo que hacemos es hacer limosnas.

La verdad es que estuvimos hablando un rato de Cristo y su amor.

Pero al final me contestó que ella no había notado que era Cuaresma: que las limosnas eran las mismas y más bien pocas. Le regalé el crucifijo que tenía en el bolsillo y las monedas que me habían sobrado al comprar los billetes. Se me quedó el bolsillo vacío, pero el corazón totalmente feliz.

A los pocos días me ha tocado pasar por una situación un poco parecida. Estamos acabando el libro del perdón y mi ilusión es poder hacer una pequeña edición de libros para poder regalar a gente que no puede comprarlo, como son los presos de la cárcel, sus familiares, indigentes... Para ello, estoy llamando a la puerta de fundaciones, asociaciones y... ¡qué duro es encontrarte con un "No hay fondos, no es posible"! Y tienes que volver a intentarlo por otro sitio. Qué difícil es entender la gratuidad, compartir con el que no tiene.

Hoy el reto del amor es dar una limosna al pobre que ves todos los días, que note que es Cuaresma. Dale una alegría, prívate por amor a Cristo de tu café o tu tabaco para dárselo a ese pobre que necesita para un bocadillo. El Señor te regalará la felicidad en el corazón cuando te desprendas de tus bienes. Te invito a que lo experimentes en el día de hoy. Cristo te quiere libre.

VIVE DE CRISTO

miércoles, 2 de marzo de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.    
  
BOLAS DE... ¿NIEVE?

Es muy extraño que, tan adelantado febrero, cayera una nevada como la de la semana pasada, pero, ¡cuánto bien me hizo!

Había recibido una llamada. Todo había comenzado muy bien: me compartió un poco sobre su vida, y también yo le estuve compartiendo de nuestra vida. Pero empecé a sentirme juzgada por esa persona. Y, como sentía que no había mucho más que hablar, le dije que muchas gracias y que le tendría en mis oraciones.

Sinceramente, me quedé muy enfadada, y en aquel momento fui yo la que comenzó a juzgar a esa persona.

"No hay derecho. Todo el día juzgando, ¿para qué habrá llamado? Será posible...", me iba diciendo para mis adentros.

Pasando por la galería, abrí una ventana y me puse a contemplar el paisaje nevado. Pero por dentro seguía con mi rabieta. Hasta que Él lo cambió todo.

Fue como ver en mi interior una película. Se trataba de mí misma, abajo, con la nieve. Cogía una bola, y la iba haciendo más y más grande. Pero no tenía guantes, y me miraba las manos, rojas y congeladas. Sentí que el Señor me decía: "Esto ocurre cuando comienzas a juzgar a otro". Es como hacer una inmensa bola de nieve entre tus manos.

Si "consigues" frenarlo a tiempo, quizás no la llegues a lanzar contra el otro, pero, si te dejas llevar por la ira, la lanzarás con toda seguridad. Sin embargo, el otro quizá ni se dé cuenta, mientras que tú has quedado congelado. La mayor gravedad es que los juicios no salen de las manos, como la bola de nieve, sino de lo más hondo del corazón.

Me quedé impactada. Esta luz me hizo desear suspender mi juicio, y me sentí liberada. Si la otra persona me quiere juzgar, allá ella; pero no quiero entrar a ese mismo juego. Quiero sentir, quiero vivir conforme a lo que el Señor me pide cada día, porque así soy feliz, porque Él me hace feliz y colma mi corazón.

Lo más impactante fue experimentar que Cristo me quiso enseñar a no juzgar, pero no recibí de Él una mirada de juicio, sino de Amor. Su Amor lo cambia todo.

Hoy el reto del Amor es suspender el juicio. Si quieres ser libre, si quieres vivir feliz, confiada en las manos de una Persona que te ama y que te cuida, ve entregando al Señor cada uno de los pensamientos que te surjan a costa de otra persona. No es tu problema, y seguramente no te toque solucionarlo a ti.

Él te quiere libre, Él te ama y, desde su mirada, la tuya también cambiará. Hoy, si tu corazón hace bolas de nieve, acércate a Él, que, con su calor, volverá a encender tu corazón helado.

VIVE DE CRISTO

Soledad de Madrid

https://www.facebook.com/groups/880357048672403/

Santo Rosario

http://www.santorosario.info/misterios.htm

martes, 1 de marzo de 2016

El camino mas corto.


Así lo dijo San Luis Grignon de Monfort, que el “camino más corto para llegar a Jesús es a través de la Virgen”. Yo quiero darles mi propio testimonio al respecto, porque lo he vivido en forma literal, en carne propia.

Si bien había tenido una educación en la fe en mi infancia, salí de la adolescencia habiendo olvidado totalmente mi religiosidad, mi espiritualidad. La enterré bajo toneladas de vanidades mundanas, anhelos de cosas vacías, una vida sin sentido espiritual. En este olvido de Dios transité más de dos décadas de mi vida, hasta que llegada la barrera de los cuarenta años me encontré enfrentado a una secuencia de calamidades personales, siendo la más conmocionarte una enfermedad que puso a riesgo o bien mi vida misma, o bien mi capacidad de una sobrevida normal.

Esta sacudida de mis cimientos me hizo circular un año en búsqueda de una nueva forma de vivir, de corregir lo que estaba mal en mi vida, sin advertir que era Dios quien me estaba llamando con Su sutil Palabra, a través del dolor. Primero fue la Virgen la que hizo un ingreso fulgurante en mi realidad, sin saber siquiera yo quien era Ella. Pero en poco tiempo me enamoré perdidamente. ¿Quién es esta mujer, esta Niña-Madre que me llama de este modo? No podía comprender como en tan poco tiempo se había instalado en mí ese deseo de conocerla, de saber más sobre Ella. No había día en que no se presentara ante mi alguna referencia a su existencia. Joven, buena y llena de sabiduría, me llamaba.

De inmediato quise conocerla, empecé a buscar y leer escritos sobre Ella, a aprender de sus manifestaciones a través de los siglos, a su silenciosa pero fundamental presencia en los Evangelios. Alguien me dijo, tienes que rezar y meditar. ¡Pero si yo no sé hacerlo! De un día para el otro me encontré rezando el Santo Rosario a diario, mientras lloraba inexplicablemente cada vez que lo hacía. Era como liberar años de olvido, de desconocimiento, mientras una emoción interior incontenible me decía que si, que era eso lo que Ella quería.
En estos momentos me sentía absorbido por el amor que nacía en mí, pero algo me decía que había alguien más. Era Jesús, un Jesús totalmente desconocido para mí. ¿Quién es aquel que quiere robarme este amor por mi Madrecita del Cielo? Un Jesús distante, lejano, se dibujaba en el horizonte. Yo seguía mirando a María, pero Ella seguía hablando en cada texto, en cada oración, de Jesús. Entonces, como empujado por la mano de la Niña de Galilea, empecé a querer saber de El. Poco a poco fui viendo el Rostro del Señor en cada rezo, en cada palabra que la Virgen ponía en mi camino. Jesús fue creciendo, acercándose, hasta que un día me encontré frente a El, a Su Estatura Divina.

María, entonces, se hizo a un lado y me dejó a solas con el Señor. Cada oración, cada lectura hizo centro en las Palabras de Jesús, mi Jesús. De a poco se presentó a mi alma como un Hermano, luego como un Amigo, para finalmente hacerme comprender que es infinita Su Divinidad. El abrazo de Jesús se hizo oración, se hizo meditación, pensamiento, deseo de conocerlo más y más. Nada quedaba de ese amor inicial por María, había sido superado por el amor a Jesús, un amor grande, redondo, completo, insuperable. María parecía estar a cierta distancia, sonriendo feliz de haberme llevado a El. Aprendí a orar dialogando con el Señor, compartiendo con El mis miedos y angustias, mis alegrías y sueños.

Pronto pude dimensionar mi amor por Jesús, y mi amor por María, unidos indisolublemente. Ella no puede ser pensada si no es junto a El. Mi amor inicial por la Virgen encontró su sentido, un sentido Cristocéntrico, perfecto. Pero estos giros de mi alma alrededor de Jesús y María me empezaron a mostrar que había algo más, algo que ellos compartían, como un tesoro que Ambos abrazaban y protegían. Curioso por saber de que se trataba, me encontré con la Eucaristía, y con la Iglesia toda. Llegué a la comprensión de lo que es la Iglesia por un camino espiritual, desde las suaves y firmes Palabras de Jesús y María. Las Escrituras adquirieron sentido, cerrando este círculo perfecto. La Iglesia se me presentó como el más maravilloso puente entre el Cielo y la tierra, entre espíritu y humanidad.

Mi amor por la Iglesia, de este modo, nació del amor inicial por María, que me llevó a Jesús, Quien me llevó a los Sacramentos, fundamento de la Iglesia toda. Círculos de amor, concéntricos, que se fueron acercando a un maravilloso conocimiento del tesoro que albergamos, la Santa Iglesia. Iglesia que es espiritual, pero construida en la tierra. Iglesia que es hombres, pero alimentada por el Espíritu Santo en sus venas vigorosas. Las caras humanas de la Iglesia, que somos nosotros mismos, me parecieron entonces nada, comparadas con la realidad espiritual que la sostiene. Con sólo pensar en Quien habita en el Sagrario, mi concepción de la Iglesia se torna luminosa, eterna, indestructible por más que el hombre se empecine, equivocado, en dañarla.

Hoy, varios años por delante de aquellos momentos en que María golpeó a mi puerta, puedo ver a las claras el Plan de Dios en mi vida. María fue el puente, porque Ella se podía presentar a mí de modo cercano, para enamorarme. Pero la Reina de los corazones, la Estrella de la mañana, no se iba a detener allí. Rápida y fulgurante fue su mirada al señalarme a Dios como mi destino, Dios que es el Padre Bueno que la Creó, Dios que es el Espíritu que la alimenta, y Dios que es Su Hijo, nuestro Hermano y Salvador. La misión de María se fue desenrollando ante mi como un tapiz que rueda frente a mi vista, mostrándome ante cada giro un poco más del diseño que esconde. Sólo cuando el tapiz estuvo totalmente extendido frente a mí fue que pude ver lo que Ella vino a traerme: La Jerusalén Celestial, que alberga a Dios Uno y Trino, junto a Santos y Ángeles, Jerusalén que es la Iglesia luminosa que nos llama, promesa de Reino.
La Eucaristía, con el Rostro de Cristo en su centro, domina a esta Ciudad Maravillosa a la que somos llamados. Allí hay una habitación preparada para cada uno de nosotros, un espacio para vivir una eternidad de felicidad y adoración. María, de este modo, se nos presenta como el camino más corto y simple para encontrar esa habitación, pese a las innumerables dificultades que nos esperan en esta vida. ¡Gloria a Dios por haber concebido un Plan tan maravilloso.

Oración a la Reina del Cielo

Augusta Reina de los Cielos y Señora de los Angeles, a Ti que has recibido de Dios el poder y la misión de aplastar la cabeza de Satanás, pedimos humildemente que envíes legiones celestiales para que, bajo Tus ordenes, persigan a los demonios, los combatan por todas partes, repriman su audacia y los precipiten en los abismos.

Quien como Dios?

!Oh buena y tierna Madre, siempre serás nuestro amor y nuestra esperanza!

!Oh Divina Madre, envia a los Santos Ángeles para defenderme, y aleja de mi al cruel enemigo!

Santos Ángeles y Arcángeles defendednos y guardadnos.

Amén.


(Imprimatur concedido por el Papa San Pio X el 8 de junio de 1908)


Perdoname Dios

Que pasa cuando nos sentimos totalmente mal al momento de fallarle a alguien, al momento de hacer algo que sabemos que eso le va afectar, es muy doloroso volver a fallarle, volver a caer en lo mismo y sobre todo fallarle a alguien que queremos. Todo esto se multiplica cuando al que le estamos fallando es a Dios, volvemos a lo mismo de donde el nos saco, pareciera que nos gusta estar en la misma basura donde el nos libero. Dios nos sacó de lo mas bajo que cada uno haya estado y que hacemos nosotros volvemos a fallarle en lo mismo, pedimos perdón y días, semanas después volvemos y caemos en el mismo pecado en el cual Dios nos libertò.

Esto pasa porque dejamos ese problema, ese pecado en nuestras manos, no dejamos eso en la manos de Dios, creemos que somos muy poderosos que tenemos todo bajo control y sabemos que nos estamos engañando a pensar así, no somos Dios para poder controlar todo, tenemos que recordar que somos humanos, que solo no podemos, por eso està Dios con nosotros para apoyarnos y decir yo tomo tus cargas no las necesitas cargar tu, yo las cargo por ti , pero no damos las cargas, las dejamos ahí y claro que llega el momento donde esas cargas nos hacen caer y fallamos a Dios y eso nos afecta en nuestra vida . Debemos dejar todo en esas manos que un día nos sacó de ese dolor, de ese sufrimiento, de esa soledad, el que hizo todo ese cambio en nosotros, el que nos amo primero, el que dio su vida por nosotros, dejemos todo en el, todo, no carguemos nada porque no podemos nosotros, no podemos.

Creo que todos alguna vez hemos sentido que le hemos fallado tantas veces a Dios que no merecemos su perdón de nuevo, pero hay algo que debemos entender, es que el dio su vida por nosotros, y si el hizo eso es porque nosotros valemos mucho para el, el nos ama tanto que sufrió por nosotros toda dolencia y con eso se llevo cualquier pecado , cualquier problema que nosotros no podamos afrontar, y esto es por su misericordia y gracia que podemos tener este perdón. Dios nos ama tanto que nos perdona. Lo que debemos pensar es que si realmente le estamos dando ese pecado a el para que el sea el que lo quite y nos transforme, esa es al clave de porque estamos volviendo a caer en el mismo pecado y estamos revolcándonos en la misma escoria donde el creador nos rescato.

Ahora es el momento que tu decidas y des completamente todo el pecado , todo problema que no te deja avanzar y te hace caer una y otra vez, hoy es el momento que le pidas perdón a Dios y le digas que entregas todo de ti, que no dejas nada sin entregarle porque sabes que no puedes y sabes que solo el puede quitar todo pecado , todo dolor dentro de ti. Hoy entregas tu vida completamente a él sin quedarte tu con absolutamente nada, esto es difícil pero será mas difícil si tu no haces esto porque si no ese pecado te va hundir mas y vendrán mas pecados que quebrantaran tu relación con la personas que te rodean y sobre todo con Dios.

Hemos decepcionado a muchas personas desgraciadamente pero no sigas envuelto en el mismo vicio , en el mismo pecado, levántate y se un cristiano, que se va equivocar pero que tiene un Dios que lo ama y que lo apoya en cada paso que des, y sabes que con el tienes ganada la vida eterna y que sin el nada serias. en todo lo puedes teniéndolo en tu vida, y que si estas en donde estas es por gracia de él, no te desanimes y no dejes de orar, de platicar con Dios, cuéntale como te sientes, no hay mejor ser que pueda entenderte que Dios. No de caiga ese ánimo y sigue adelante porque Dios ya te hizo mas que vencedor.

Un Rosario

Intenciones del Papa

Cofradía del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.   
  
INVIERNO DE NUEVO

Ha vuelto otra vez el frío a Lerma, acompañado de viento, nieve... y demás fenómenos propios de la época. Entre ellos, los virus.

Como buenas hermanas, basta que caiga una enferma... que vamos todas detrás. Yo, que estaba aguantando como una campeona, ya me he contagiado. Reconozco que, ante los primeros síntomas, sólo se me ocurría rezar:

-¡El libro, Señor, el libro! Tenemos que entregarlo en unos días y está sin acabar... Mira, la semana que viene me puedo pillar todos los virus del mundo, pero ésta... ¡es que no tengo tiempo para estar enferma!

El Señor, como siempre tan original, no me ha evitado este nuevo catarro, pero resulta que ha llamado el de la editorial... ¡y nos dan un par de días más de margen! ¡Soluciones alternativas del Señor!

Así pues, aquí estoy, pañuelo en mano, dando gracias a Cristo que, a su manera (como siempre) ha vuelto a salvar la situación...

Me he dado cuenta de que muchas veces vamos a la oración con los problemas... y las respectivas soluciones, que generalmente pasan por eliminar nuestra debilidad y nuestra pobreza. Pero Cristo no deja de mostrarnos que nos ama tal y como somos, ¡con catarros incluidos! Es un auténtico especialista del plan B.

Puede ser que hoy no estés enfermo, pero siempre hay algún momento en que meterás la pata, o dirás las cosas como no deberías... A todos nos encantaría ser perfectos, ¡pero somos humanos! Precisamente por eso necesitamos a Jesucristo, que nos hace... ¡enamorados!

Hoy el reto del amor es amar tu pobreza. Te invito a que, a lo largo del día, cuando sientas que sale tu debilidad, ¡aprovecha para transformarla en una alarma! En ese momento, mira a Jesucristo y dile: "Precisamente por esto, porque soy débil... te necesito." Él cuenta contigo tal y como eres... ¡y diseñará un plan B original y estupendo! ¡Déjate sorprender! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO  

Ofrecimiento a la Virgen

¡Oh Señora mía! ¡Oh Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a ti y en prueba de mi filial afecto te consagro en este día, mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo tuyo Oh Madre de bondad, guardame y defiéndeme como a pertenencia y posesión tuya. Amén.

Recemos hoy por los enfermos y necesitados


Perdón Señor


lunes, 29 de febrero de 2016

Para ti

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.   
  
PIDE PERDÓN ANTES DE QUE SEA DEMASIADO TARDE

Como ya te comentaba la semana pasada, estamos en la recta final del libro sobre el perdón. Pero, además, hay otra sorpresa: va a ir acompañado de un CD de música, todas las canciones con letras sobre el perdón compuestas por nosotras y con las voces de unos amigos del reto de Toledo, que han compuesto la música.

Llevan trabajando meses en los temas de las canciones, ya han estado en el estudio grabando, pero faltaba mi canción. La verdad es que, al tener que trabajar con los testimonios, no me centraba para hacerla. Sin embargo, había un tema que me ardía en el corazón: cuántas veces somos conscientes de estar mal con una persona y, por nuestro orgullo y razones, no acabamos de acercarnos... Pues así es mi canción. En ella te invito a pedir perdón antes de que sea demasiado tarde, para que luego no te pese en tu interior.

Lo más grande es la reconciliación. Cuando pides perdón, el rencor, el resentimiento... Jesús hace que salga todo eso de tu corazón, y vuelve a entrar el amor.

Aquí te comparto la letra de la canción en la que he querido expresarlo:

ANTES DE QUE SEA TARDE

Jamás lo imaginaste,
pero el momento llegó.
En tu interior lo sabes:
se acerca el adiós.

Quisieras parar el tiempo,
decir en este momento
lo que un día diste por hecho...
y empezar hoy de nuevo...

ANTES DE QUE EL TIEMPO ESCAPE
DEJA ATRÁS TUS TEMORES
TU ORGULLO, TUS MUCHAS RAZONES...
Y APROVECHA ESTE INSTANTE:

APUESTA POR EL AMOR...
ANTES DE QUE SEA TARDE...
PÍDELE PERDÓN.

Y si te faltan las fuerzas,
te da miedo su reacción,
y sólo ves las barreras
que os alejan a los dos...

Siéntate antes con Cristo
deja que abra camino
en Él os vais a encontrar...
para al fin marchar en paz.

ANTES DE QUE EL TIEMPO ESCAPE
DEJA ATRÁS TUS TEMORES
TU ORGULLO, TUS MUCHAS RAZONES...
Y APROVECHA ESTE INSTANTE:

APUESTA POR EL AMOR...
ANTES DE QUE SEA TARDE...
PÍDELE PERDÓN.

Sin perdón no hay salvación,
ni paz sin reconciliación.

Hoy el reto del amor es que te acerques a esa persona que tú ya sabes. Si no lo haces hoy, quizás mañana sea ya demasiado tarde. Deja atrás todo y apuesta por el amor.

VIVE DE CRISTO

domingo, 28 de febrero de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.   
  
EL PAN PUEDE CON TODO

Al comenzar la Cuaresma nos suelen poner un cuenquito de frutos secos en la mesa, en el sitio de cada una. Esta vez ha sido de almendras, y son cosecha de nuestra huerta.

La verdad es que me encantan, y siempre pico un poco desde la bendición de la mesa hasta que nos empiezan a servir el primer plato. Pero siempre me ocurre lo mismo: como están asadas, la piel se ha quedado totalmente adherida a la almendra, y, al tragar, comienzas a sentir un picorcillo en la garganta, un carraspeo... Intento tragar y tragar... nada... Bebo un poco de agua... nada. Y al fin espero a mi trozo de pan, porque me he dado cuenta de que sólo con pan se tragan a gusto. Y hasta he descubierto que el pan realza el mejor sabor de la almendra, y después facilita todo, sin dejar rastro de ese carraspeo.

Tras caer un día y otro en la misma piedra, sentí cómo el Señor me estaba indicando que esto mismo vivimos en muchas situaciones de nuestra vida.

Y es que hay circunstancias que racionalmente no se pueden tragar; sin embargo, Cristo siempre te da una salida, y es que Él se hace Pan para que puedas vivir esas situaciones con Él, y así descubrir que el Señor suaviza lo mas áspero y al más áspero, y realza el sabor de la felicidad con su Paz y su Amor.

En la Eucaristía tienes la oportunidad de entregarle al Señor todo aquello que te resulta  costoso de tragar o de llevar. Déjalo ahí, en el altar, para que, al alimentarte de Su Cuerpo y de Su Sangre, puedas experimentar que con Él todo cambia. Quizá las circunstancias seguirán siendo las mismas, pero ya nada es igual.

Hoy el reto del Amor es ir a la Eucaristía, entregarle al Señor todas las cosas que te pesan, aquellas con las que no puedes convivir, y, después, dejar que sea Él el que actúe en tu día.

Al final he decidido no enfrentarme más a una almendra yo sola. Y si lo hago, correré hacia mi Pan, donde sé que está el alivio y la esperanza para todo.

VIVE DE CRISTO

REZAR Y MEDITAR EL SANTO ROSARIO FORTALECE NUESTRAS ALMAS

Rezar y meditar a diario los Misterios del Santo Rosario, es contemplar y amar a Jesús en María; ya que es la oración mas completa, y repleta de gracias y bendiciones, libera de las tentaciones que esclavizan el alma, reza con amor y calma.

El Santo Rosario suaviza las heridas del alma, vigoriza cuando profundizas y vives su riqueza contenida, si lo haz dejado de rezar, retoma esta sublime acción, te pido hijita (o) mía (o) que insistas, no te resistas a mi amor y perseverarás.

Rezar el Santo Rosario es un signo de humildad, de docilidad, y de necesidad de estar fuerte para lo que te sobrevenga, cuando tu rompes con esta devoción al dejar de rezar, es como si se desbarataras las cuentas del Rosario, y se perdieran por el camino, pierdes comunicación.

Reza por convicción, mas que por costumbre o tradición, en libre inspiración, y en santa paz; pues cada Ave María te fortalece y permanecen en ti y en tu familia las bendiciones otorgadas del cielo por el medio de intercesión de tu Madre María en cada invocación, en cada plegaria, letanía, canto, y oración, hay una bendición. AMÉN.

HERMOSAS LETANÍAS DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

HERMOSAS LETANÍAS DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA.

Señor, ten piedad. Cristo, ten piedad. Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos. Cristo, escúchanos.

Dios, Padre celestial, ten misericordia de nosotros.

Dios, Hijo, Redentor del mundo, ten misericordia de nosotros.

Dios, Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros.

Santísima Trinidad, un solo Dios, ten misericordia de nosotros.

Santa María, ruega por nosotros.

Santa Madre de Dios, Santa Virgen de las Vírgenes, Madre de Cristo, Madre de la Iglesia, Madre de la divina gracia, Madre purísima, Madre castísima, Madre siempre virgen, Madre inmaculada, Madre amable, Madre admirable, Madre del buen consejo, Madre del Creador, Madre del Salvador, Madre de misericordia.

Virgen prudentísima, Virgen digna de veneración, Virgen digna de alabanza, Virgen poderosa, Virgen clemente, Virgen fiel.

Espejo de justicia, Trono de la sabiduría, Causa de nuestra alegría, Vaso espiritual, Vaso digno de honor, Vaso de insigne devoción.

Rosa mística, Torre de David, Torre de marfil, Casa de oro, Arca de la Alianza, Puerta del cielo, Estrella de la mañana, Salud de los enfermos, Refugio de los pecadores, Consoladora de los afligidos, Auxilio de los cristianos.

Reina de los Ángeles, Reina de los Patriarcas, Reina de los Profetas, Reina de los Apóstoles, Reina de los Mártires, Reina de los Confesores, Reina de las Vírgenes, Reina de todos los Santos, Reina concebida sin pecado original, Reina asunta a los Cielos, Reina del Santísimo Rosario, Reina de la familia, Reina de la paz.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

ORACIÓN.

Te rogamos nos concedas, Señor Dios nuestro, gozar de continua salud de alma y cuerpo, y por la gloriosa intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María, vernos libres de las tristezas de la vida presente y disfrutar de las alegrías eternas. Por Cristo nuestro Señor. Amén!.