Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


sábado, 5 de noviembre de 2016

Escuchemos la palabra de Dios

http://rezandovoy.org/reproductor/adulta/1135

SOLEDAD Y DESAMPARO

He creado un espacio para nosotros en Google. Participa conmigo, https://goo.gl/spaces/P4bAe1MY5YEB1uut8

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                        
   
AMOR QUE SORPRENDE

Ayer, durante la comida, me llevé una grata sorpresa.

Tras servir la comida pasan la fruta en una bandeja, y cada una elige si quiere coger o no, y qué fruta prefiere.

Mientras veía a la hermana acercarse a mí con la bandeja de fruta, estuve dando vueltas: "¡Cómo me apetece una naranja...! El caso es que, sólo por no tener que pelarla... Además, me mancho el hábito seguro..."; así que, de la misma manera, dije que no quería nada, y la hermana pasó de largo.

Pero, treinta segundos más tarde, llega la otra hermana con una bandeja llena de rebanadas de naranja, peladas y azucaradas, para que nos sirviéramos como postre.

Fue una pasada ver lo que acababa de ocurrir. Me serví muy contenta, y dando gracias al Señor por la hermana que estaba en la cocina y que se había dedicado a hacernos este postre.

Realmente el amor es detallista, se adelanta a las necesidades de la persona, e incluso va más allá, trata de llegar al corazón, de hacérselo fácil y sorprendente.

Lo vemos en Jesús: Él mismo, siendo el Mesías, el que todos habían estado esperando, no tuvo problema en quitarse el manto y arrodillarse a lavar uno a uno los pies de sus discípulos, ¡y eso que aquel gesto era oficio de esclavos! Y, al terminar, nos dijo: «Haced vosotros lo mismo».

Amar es darse, es no pertenecerse, y, cuando leo esto, me doy cuenta de que no nos pide de golpe grandes hazañas, sino empezar por lo poco, por las cosas sencillas, por los pequeños detalles que siempre sorprenden.

Hoy el reto del amor es pensar un detalle para cada una de las personas con las que vas a pasar el día. Ora y pregunta al Señor qué podrías hacer por cada uno, cómo llegar a su corazón, y mostrarles que les quieres.

VIVE DE CRISTO
  

viernes, 4 de noviembre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                        
   
CON UN ACTO DE AMOR, TODO DIFERENTE

El domingo, después de la Eucaristía, dos niños de apenas tres años se acercaron solos con soltura a la zona de la reja donde hay un lampadario con velas que se encienden cuando echas una moneda. Los pequeños echaron su moneda y, después de su hazaña, volvieron al banco donde estaba su padre.

Momentos después, una madre se arrodillaba acompañada de una pequeña que copiaba sus movimientos con una inmensa sonrisa.

En el locutorio, esa misma tarde, una familia lanzaba besos a la Virgen.

Estas escenas tan seguidas, en un mismo día, me llevaron a recordar el cariño con que nuestros padres nos enseñaban a arrodillarnos en la iglesia, a encender velas, a lanzar besos a María.

Son pequeños gestos que, con el paso del tiempo, se pueden volver automáticos, considerados "serviles", carentes de sentido o parte de un ejercicio físico dentro de una tradición... y, sin embargo, son los que hacen que el corazón se ponga "en línea" con el Señor. Los signos, los gestos, por sí solos no son nada, pero, ¿y si los unimos a un acto de amor? Los efectos son instantáneos: el corazón entra en contacto con lo divino, se dispone a entrar en diálogo con el Señor.

De esta manera, poner una vela siempre irá unido a una oración; arrodillarte, a un "te necesito","te quiero", "aquí me tienes"... es reconocerte necesitado de Cristo, saberte pequeño y ver en Él toda Su grandeza y, a su vez, abrirte para que pueda actuar en ti.

Hoy el reto del amor es que hagas un acto de amor al hacer un signo relacionado con el Señor. Poniendo amor en tus gestos te descubrirás una persona nueva, todo cobra sentido y la rutina desaparece.

VIVE DE CRISTO
  

jueves, 3 de noviembre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                       
  
TESORO ESCONDIDO

Hoy es 3 de noviembre, y en el monasterio es un día muy especial: ¡hoy es el cumpleaños de Israel y el de nuestro hermano Carlos! ¡¡Muchas felicidades!!

La verdad es que es un día muy dominicano para nacer... Hoy toda la Orden se alegra con la fiesta de uno de nuestros santos más entrañables: san Martín de Porres, más conocido como Fray Escoba.

Este querido mulato, enamorado del Señor, siempre buscó la paz entre todos, ¡hasta las mascotas del convento! Fue él quien consiguió que el perro, el gato y los ratones del convento conviviesen en paz y comiendo todos del mismo plato. (Yo imagino a Jubi y a Maripo... y mejor ni mencionar a los ratones...)

Pero lo que más distingue a fray Martín es... su escoba. ¡Un santo que se dedicaba a barrer! Hoy, viendo su estampa en mi breviario, sólo me salía darle gracias al Señor porque, viendo a fray Escoba, ¡nos dice muy claro que Él está en todas partes! Incluso en los trabajos más sencillos, o en lo que parece que nadie ve...

Hoy es un día para dar gracias al Señor y para orar por todas aquellas personas que son "invisibles", esas personas que, con amor y fe, trabajan en silencio cada día sin buscar recompensa, sino sólo llevar el amor y la paz del Señor a los demás en pequeños gestos que, a veces, pueden pasar desapercibidos. ¡Hoy es su día!

Hoy el reto del amor es que, como fray Escoba, vayas a visitar al Señor a una iglesia. Llénate de su Amor que desborda el corazón... ¡y hoy ten un pequeño gesto de cariño sin que nadie se dé cuenta! ¡Siente la sonrisa del Señor, para quien nadie es invisible! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

miércoles, 2 de noviembre de 2016

LOS SUFRAGIOS, MODO DE AYUDAR A LAS ALMAS BENDITAS DEL PULGATORIO

LOS SUFRAGIOS, MODO DE AYUDAR A LAS ALMAS BENDITAS DEL PURGATORIO

http://www.cofradiarosario.net/sufragios.htm

LOS SUFRAGIOS, MODO DE AYUDAR A LAS ALMAS BENDITAS DEL PULGATORIO

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                       
  
LA MULTIPLICACIÓN

Eso del lavado se nos da genial: siempre liamos alguna. Si no atascamos la lavadora, entonces alguna prenda ataca al resto volviéndolas de un cierto color rosáceo... Pero, esta vez, ¡la secadora tomó el relevo!

Todo iba tan normal, metimos las prendas apropiadas y la pusimos en marcha. Pero, cuando llegamos a recoger la ropa, nos dimos cuenta de que el depósito donde va a parar el agua estaba vacío.

-Pero si la ropa está seca... ¿cómo puede estar vacío el depósito? ¿A dónde habrá ido a parar el agua?

Y cuando nos quisimos dar cuenta... bajo nuestros pies se hallaba la respuesta. El agua había decidido tomar un atajo hasta el suelo, de manera que un enorme charco de agua abarcaba todo el lavadero.

Llamamos al técnico y entró a ver qué ocurría. Estuvo un rato indagando, pero al final nos dijo que no tenía las herramientas apropiadas, y que ya volvería la semana que viene. Riéndonos le dijimos que no se preocupase, que lo importante es que la dejara como estaba, que así, al menos, hacía su función.

Todas comenzamos a reírnos, y a comentar:
-Sí, es verdad, secar, seca, hace su función, y ya de paso... ¡dos por uno: secamos la ropa y fregamos el suelo!

Muchas veces miramos los problemas como imposibles de afrontar, y parece que sólo se nos ocurre una salida: quitar esas situaciones de en medio para resolverlos. Como esta secadora, que todo apuntaba a que la única solución era tirarla.

Sin embargo, Cristo tiene la capacidad de redondear los problemas y de multiplicar el bien que puede sacar de ellos. Cuando no tenían nada que ofrecer a la muchedumbre que le seguía, unos decían de despedirlos para que cada cual se fuera a conseguir su comida, y, sin embargo, Él, de cinco panes y dos peces, multiplicó de tal manera que dio para alimentar a más de 5.000 hombres, y todavía sobraron doce canastos.

O cuando le arrojaron a los pies a una pecadora pública... Todos los que la habían conducido hasta allí tenían un veredicto y esperaban la mínima indicación de una autoridad para tirar su piedra, y, sin embargo, Él cambió todo: «El que esté libre de pecado que tire la primera piedra», y restituyó la vida de esta mujer, que a los ojos de la sociedad ya estaba tachada.

De Su mano puedes mirar las distintas situaciones que te traen de cabeza de una manera nueva. Sólo Él tiene la última palabra; por eso, nunca dejes que nada te desespere. Si algo lo hace, es que lo estás llevando tú solo.

Hoy el reto del Amor es preguntarle a Jesús "¿Y Tú? ¿Cómo lo ves?" Irás descubriendo que nuestra mirada es demasiado corta y necesitarás vivir muy de cerca del que sabes que multiplica todo para el bien.

VIVE DE CRISTO.

martes, 1 de noviembre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                      
  
FELICIDADES, ¡HOY ES TU DÍA!

Ayer, mientras oraba sobre sobre el día que hoy celebramos, me di cuenta de que es un día para vivir al revés. Es el día de todos los santos, de todos aquellos que han vivido de Cristo a tope. Pero, claro, luego me preguntaba... si son santos, ¿para qué un día para ellos, si ya tienen lo máximo? ¿Qué más pueden ganar con que yo les tenga devoción, les reconozca o les alabe? ¡Ya Lo tienen todo!

Entonces me di cuenta de que es un día con trampa, pues no es para ellos, sino para nosotros: ¡nosotros sí que les necesitamos a ellos! Hoy es un día en el que el corazón se enciende mirando a esas personas, mayores y niños totalmente enamorados de Cristo, que se han dejado hacer. Personas que con su testimonio apuntan directamente a la auténtica Felicidad en Cristo.

Hoy la Iglesia nos invita a ver en ellos un estímulo a seguir el mismo camino, a experimentar la alegría de quien se fía de Cristo, porque la única verdadera causa de tristeza e infelicidad para el hombre es vivir lejos de Él. Este día no es un día más, apunta a la meta, apunta al Cielo, que no es de los perfectos, sino de los enamorados.

Hoy el reto del amor es que descubras o compartas la vida de un santo viendo una película, leyendo o contando su vida a los pequeños de la casa... deja que ellos en este día enciendan tu corazón y te lleven a Cristo. Es nuestro día, es el día que nos hace mirar a todos hacia el Cielo, ¡no tengas miedo a ser

VIVE DE CRISTO

lunes, 31 de octubre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                       
   
LUZ

Hace un par de días, un grupo de amigos estaban comentando lo difícil que les resultaba hacer entender a sus hijos la importancia de no celebrar Halloween. Al fin y al cabo, la publicidad bombardea de forma implacable: tiendas, restaurantes, anuncios... todo muestra en estos días su lado más tenebroso.

En esto, una de las madres comentó:
"Con mis niños fue fácil...
-Nenes, ¿imagináis a Jesús y a la Virgen celebrando eso, vestidos de monstruos y muertos?
-¡¡¡Nooooooo mamá!!!
-Pues eso, hijos míos. Somos de la luz."

A todos nos hizo sonreír la simpática y, al mismo tiempo, profunda conversación de esta madre. Ella dio en el punto clave: «Pues todos vosotros sois hijos de la luz e hijos del día. Nosotros no somos de la noche ni de las tinieblas» (1 Ts 5, 5)

Y es que Halloween no es una simple fiesta de disfraces. Todo en ella habla de oscuridad, miedo y muerte. Esta mezcla de leyendas, mitos y supersticiones nada tiene que ver con la esperanza de vida eterna que nos regala Cristo, con la paz y el amor que nos invita a vivir. Y nosotros somos sus testigos. Pero el testimonio necesita de palabras y obras, y sólo será creíble si ambas concuerdan entre sí; la coherencia es nuestro mejor argumento. Y "participar" en algo, es "hacerse parte" de ello. ¿Formarás parte de la fiesta de la oscuridad?

Eso nos lleva a una nueva pregunta... Tal vez hace tiempo que no celebras Halloween, pero, ¿sabes qué peligro esconde para los cristianos que no celebramos este día?

Precisamente ése. Al estar rodeados de tantos elementos oscuros, todo invita... a hablar del demonio. O, dicho de otro modo, "cada minuto que dedicas a hablar del Maligno es un minuto que pierdes de hablar de Cristo". ¿Y tú? ¿A quién sirves? ¿A quién darás culto con tu palabra?

Hoy el reto del amor es que lleves una prenda de ropa blanca. Una camiseta, una chaqueta, el abrigo... ¡o un pañuelo al cuello! Te invito a que hoy tu ropa te recuerde que eres hijo de la luz, que Cristo ha resucitado, dándonos la victoria sobre el mal y la muerte: «No tengáis miedo, Yo he vencido al mundo». ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

domingo, 30 de octubre de 2016

EL SANTO ROSARIO POR LOS DIFUNTOS

EL SANTO ROSARIO POR LOS DIFUNTOS


(Guía para rezarlo) Ave María Purísima. Sin pecado concebida. Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
 Para que nuestra oración pueda agradar a Dios, purifiquemos nuestro corazón, arrepintiéndonos de nuestros pecados.
 Recemos todos juntos el Acto de Contrición. Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, creador y redentor mío; por ser Tú quien eres y porque te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido, propongo enmendarme y confesarme a su tiempo; ofrezco todo cuanto hiciere en satisfacción de mis pecados y confío en tu bondad y misericordia infinitas que me perdonarás, por tu preciosa sangre y me darás la gracia para nunca más pecar. Amén.
 Abre, Señor, mis labios. Y mi boca proclamará tu alabanza.
 Dios mío, acude en mi auxilio. Señor, date prisa en socorrerme.
Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén
Abre, Señor, nuestros labios y limpia nuestros corazones de impertinentes pensamientos, ilumina nuestro entendimiento con la Luz del Espíritu Santo, para que, atenta, digna y devotamente recemos este Santo Rosario; pidiéndote por el eterno descanso de nuestro hermano(a) N… Te damos gracias por la vida que le diste y muy especialmente por las personas que estamos presentes. ¡Oh Dios!, que perdonas y deseas la salvación de todos los hombres y mujeres, imploramos tu clemencia para que, por la intercesión de María Santísima y de todos los santos concedas a tu siervo (a) N… la gracia de llegar a la Vida Eterna. Amén.
Contemplamos, en este Santo Rosario los Misterios…
MISTERIOS GOZOSOS (Lunes y Sábado)
 MISTERIOS LUMINOSOS (Jueves)
 MISTERIOS DOLOROSOS (Martes y Viernes)
 MISTERIOS GLORIOSOS (Miércoles y Domingo)
 En cada Misterio se reza: 1 Padre Nuestro 10 Ave María 1 Gloria 1 Oh, Jesús mío… 4 Jaculatorias TERMINADOS LOS 5 MISTERIOS SE REZA LO SIGUIENTE: Oh Soberano Santuario, Sagrario del Verbo Eterno. Libra, Virgen, del infierno, a los que rezamos tu Santo Rosario. Emperatriz poderosa, de los mortales consuelo. Ábrenos, Virgen, el cielo, con una muerte dichosa. Y danos pureza de alma. Tú que eres tan poderosa.
Padre nuestro, que estás en el cielo; santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.
Dios te salve, María Santísima, Hija de Dios Padre, Virgen Purísima antes del parto. En tus manos encomendamos nuestra fe para que la ilumines y el alma de nuestro (a) hermano (a) N... para que la salves. Llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita Tú eres, entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
 Dios te salve, María Santísima, Madre de Dios Hijo, Virgen Purísima en el parto. En tus manos encomendamos nuestra esperanza, para que la alientes y el alma de nuestro (a) hermano (a) N...para que la salves. Llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita Tú eres, entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
Dios te salve, María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, Virgen Purísima después del parto. En tus manos encomendamos nuestra caridad para que la inflames y el alma de nuestro (a) hermano (a) N...para que la salves. Llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita Tú eres, entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
Dios te salve, María Santísima, Templo, Trono y Sagrario de la Santísima Trinidad. Virgen concebida sin la culpa del pecado original. Amén. Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve, a Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. Oh clemente, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.
Pidamos a la Virgen María que interceda por el alma de nuestro hermano(a) N... y por quienes se están purificando en el purgatorio, así como por los que aún vivimos, para que alcancemos de Dios la resignación, el consuelo y la paz; invocándola con los títulos más bellos, que durante siglos, el pueblo cristiano ha ido descubriendo en su honor.

LETANÍAS A LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA Señor, ten piedad de él (ella) Cristo, ten piedad de él (ella) Señor, ten piedad de él (ella) Cristo óyenos Cristo escúchanos Padre celestial que eres Dios, (ten piedad de él [ella]) Hijo redentor del mundo que eres Dios Espíritu Santo que eres Dios Santísima Trinidad, que eres un solo Dios A las siguientes invocaciones todos respondemos: Ruega por él (ella) Santa María, Santa Madre de Dios, Santa Virgen de las vírgenes, Madre de Jesucristo, Madre de la Iglesia, Madre de la divina gracia, Madre purísima, Madre castísima, Madre virgen Madre incorrupta, Madre inmaculada, Madre amable, Madre admirable, Madre del buen consejo, Madre del Creador, Madre del Salvador, Virgen prudentísima, Virgen venerable, Virgen laudable, Virgen poderosa, Virgen misericordiosa, Virgen fiel, Espejo de justicia, Trono de la eterna sabiduría, Causa de nuestra alegría, Vaso espiritual, Vaso precioso de la gracia Vaso de la verdadera devoción, Rosa mística, Torre de David, Torre de marfil, Casa de oro, Arca de la alianza, Puerta del cielo, Estrella de la mañana, Salud de los enfermos, Refugio de los pecadores, Consuelo de los afligidos, Auxilio de los cristianos, Reina de los ángeles, Reina de los patriarcas, Reina de los profetas, Reina de los apóstoles, Reina de los mártires, Reina de los confesores, Reina de las vírgenes, Reina de todos los santos, Reina concebida sin pecado original, Reina elevada al cielo, Reina del santísimo rosario, Reina de las familias, Reina de la paz, Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, perdónanos, Señor. Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, escúchanos, Señor. Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, ten piedad y misericordia de nosotros. ORACIÓN (Se hace, solamente si un familiar cercano desea hacerla) Dios mío, te llevaste a la persona que más amaba en este mundo; me privaste de ella para siempre: pero si lo dispusiste de esta manera, cúmplase en todo tu santísima voluntad así sobre él (ella) como sobre mí. El grande consuelo que me queda, es la esperanza de que lo (la) recibiste en el seno de tu misericordia y que te dignarás algún día unirme con él (ella). Si la entera satisfacción de sus pecados la detiene aún en las penas sin que haya ido todavía a unirse contigo yo te ofrezco, para que logre su salvación, cambiar mi mala conducta, hacer caridades a favor de los más necesitados y confesar mis pecados para comulgar el Cuerpo y la Sangre de Cristo. ¡Arbitro supremo de nuestra suerte, dueño absoluto de nuestro destino! Dispón soberanamente de nosotros y de nuestros días, no somos de nosotros mismos, sino de Ti; no has hecho sino tomar lo que te pertenecía y nos prestaste por algún tiempo. Sean benditas y adoradas las disposiciones de tu Providencia. Esta muerte que me hace derramar tantas lágrimas debe producir en mí un efecto más sólido y saludable; ella misma me advierte que llegará mi hora que debo prepararme sin tardanza y estar dispuesto en todos los instantes de mi vida; permite ¡Oh Dios de bondad! Que cuando llegue mi último momento, me encuentre en estado de gracia, para poder presentarme delante de ti y reunirme con la persona que he perdido para bendecirte y alabarte eternamente con él (ella). Amén. Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios; no desprecies las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades; antes bien, líbranos de todos los peligros, oh Virgen Gloriosa y Bendita. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén. Por estos misterios santos de que hemos hecho recuerdo, te pedimos, ¡oh María!, de la Fe santa el aumento; la exhaltación de la Iglesia; del Papa el mejor acierto; de la Nación Mexicana, la unión y feliz gobierno. Que el gentil conozca a Dios; que el hereje vea sus yerros. Que todos los pecadores tengamos arrepentimiento. Que los cautivos cristianos sean libres de cautiverio. Goce puerto el navegante y de salud a los enfermos. Que en el purgatorio logren las ánimas refrigerio. Y que este santo sacrificio tenga efecto tan completo en toda la cristiandad, que alcancemos por su medio, el ir a alabar a Dios en tu compañía en el cielo. Amén.

ORACIÓN DEL SANTO SUDARIO

 Antiguo recordatorio de defunción de principios del siglo XX. En el reverso del mismo figura la oración, llamada del santo sudario, y que explica la imagen. Señor Jesucristo, que nos dejaste las señales de tu Pasión en la sábana santa, en la cual fue envuelto tu cuerpo santísimo cuando por José fuiste bajado de la cruz: concédenos, piadosísimo Señor, que por tu muerte y sepultura santa, y por los dolores y angustias de tu Santísima Madre María, Señora nuestra, sea llevada a descansar el alma de tu siervo (a) N… y todos los que están en el purgatorio, a la gloria de tu resurrección, donde vives y reinas con Dios Padre en la unidad del Espíritu Santo, por todos los siglos. Amén. Oremos: Señor, concede a tus hijos gozar siempre de completa salud de alma y cuerpo y por la intercesión de la gloriosa siempre Virgen María, líbranos de las tristezas de esta vida y concédenos disfrutar de las alegrías eternas, por Cristo nuestro Señor. Amén. Pidamos a Dios, una vez más, por el eterno descanso de nuestro hermano (a) N… y por las necesidades de la Iglesia y el mundo entero. A cada petición respondemos: Te rogamos Señor. · Por todos nuestros familiares y amigos difuntos, para que Dios limpie completamente su alma de toda mancha de pecado y les conceda el descanso eterno. · Por todos los que están por dejar este mundo, para que se arrepientan de sus pecados y entreguen su vida a Cristo, como ofrenda agradable. · Por todos los que no conocen a Cristo, para que Dios mueva su corazón y les conceda la oportunidad de conocerlo y entregarse a Él, sin reservas. · Por todos nosotros, para que estemos siempre preparados para el gran encuentro con Cristo. · Por los pastores de la Iglesia, para que prediquen con valentía y autenticidad la Palabra de Dios y así vayan despertando en los feligreses el sentido verdadero de la vida y de la muerte. ORACIÓN DE LOS FIELES Pidamos por nuestro (a) hermano (a) N... a nuestro Señor Jesucristo, que ha dicho: Yo soy la Resurrección y la Vida, el que cree en Mí aunque haya muerto vivirá y el que está vivo y cree en Mí no morirá para siempre. A cada petición respondemos: Te lo pedimos, Señor. · Señor, Tú que oraste en la tumba de Lázaro dígnate enjugar nuestras lágrimas. · Tú que resucitaste a los muertos. Dígnate dar la vida eterna a nuestro (a) hermano (a) N… · Tú que perdonaste en la cruz al buen ladrón y le prometiste el paraíso, dígnate perdonar y llevar al cielo a nuestro (a) hermano (a) N… · Tú que has purificado a nuestro (a) hermano (a) N... con el agua del bautismo y lo ungiste con el óleo de la confirmación. Dígnate admitirlo entre tus santos y elegidos. · Tú que alimentaste a nuestro (a) hermano (a) N... con tu Cuerpo y tu Sangre. Dígnate también admitirlo en la Mesa de tu Reino. · Y a nosotros que lloramos su muerte, dígnate confortarnos con la fe y la esperanza de la vida eterna. Rezamos un Padre Nuestro, Ave María y Gloria por las intenciones y necesidades del Santo Padre. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Devoción

Solemnidad de Todas los Santos.

Solemnidad de Todos los Santos (1 de noviembre) y los fieles difuntos (2 de noviembre)

Para comprender el significado de la solemnidad de todos los santos y la conmemoración de los difuntos hay que saber que existen tres estados en la Iglesia:

1- La iglesia peregrina en la tierra. En ella estamos nosotros hasta el día de nuestra muerte.
2- La iglesia purgante (en el purgatorio), la componen los difuntos que necesitan aún purificación antes de entrar en el Cielo. Por ellos oramos el día de los difuntos, el 2 de Noviembre, para que pronto vayan al cielo. (No rezamos por los que están en el infierno porque su condena es irreversible)
3- La iglesia triunfante, ya glorificada en el cielo. A ellos, los santos, les honramos el 1 de Noviembre.

MEDITACIÓN SOBRE LA MUERTE

Imagínate ahora como si estuvieses en el lecho, a punto de morir y de dejar todas las cosas de este mundo...

Oh Dios mío, dadme una buena y santa muerte, y después la gloria eterna del Cielo...

1.- Soy joven, tengo salud y fuerzas; y casi parece que me he hecho la ilusión de que yo no he de morir. Y sin embargo mi vida pasa. ¡Cuántas veces he visto las aguas de un río, cómo van bajando, bajando hacia el mar! Así mi vida va caminando, caminando hacia el sepulcro. Cada día que pasa estoy un día más cerca de la muerte. Al viajar en ferrocarril, ¿no he visto cómo unos bajan en una estación, otros en otra, hasta que no queda nadie en el tren? Así en esta vida, unos acaban su viaje en la infancia, cuando son aún pequeñitos; otros, en plena juventud. ¿No he visto morir a algunos jóvenes, que quizá eran amigos o conocidos míos? ¿Llegará un día para mí la muerte? Ciertamente que sí. ¿Cuándo será? No lo sé. ¿En dónde moriré? No lo sé. ¿Cómo moriré? No lo sé, no lo sé. Piénsalo unos momentos.

2 ¿Qué es morir? Es separarse el alma del cuerpo. Han vivido siempre juntos, y es necesario separarse. El cuerpo, cada día lo vemos, es llevado al cementerio, en donde se deshace y se pudre. Pero el alma, ¿a dónde va? Este alma que tengo, que me hace conocer, recordar, querer, ¿dónde va? Ella no va al cementerio, sino que en el mismo instante en que se separa del cuerpo, se presenta ante el tribunal de Dios, el cual le pide cuenta de todo lo que ha pensado, dicho y hecho en toda su vida. Si ahora mismo tuvieras que presentarte delante de Dios, ¿estaría tranquila tu conciencia? Piénsalo bien.

3.- ¡Qué terrible ha de ser presentarse delante de Dios en pecado mortal y oír la sentencia de condenación eternal Ya no se puede volver atrás; el mundo ha pasado para siempre y la sentencia de Dios se cumplirá, sin que valgan súplicas ni excusas de ninguna clase. ¡Qué dulce y delicioso debe ser presentarse el alma en gracia de Dios, es decir, sin pecado mortal algunol ¡Qué alegría al ver que se le abren las puertas del Cielo, y que allí vivirá eternamente. Piénsalo bien.

4- ¿Qué prefieres? ¿Qué desearías haber hecho en la hora de tu muerte? Hazlo ahora, porque después quizá sería ya tarde. Forma el propósito de portarte bien, de cumplir los mandamientos de la Ley de Dios, de huir del pecado y de frecuentar devotamente los santos Sacramentos. No te dejes engañar de las vanidades del mundo, que a tantos condenan y que pronto han de acabar; trabaja por salvar tu alma, que no morirá nunca. Mira cómo te has portado hasta ahora; y si ves que no vas por el camino del Cielo, procura enmendarte y cambiar de vida. Piénsalo bien.

P. Luis Rivera

Solemnidad de Todos los Santos (1-11) y los fieles difuntos (2-11)

La solemnidad de Todos los Santos como la conmemoración de los Difuntos, son dos celebraciones que recogen en sí, de un modo especial, la fe en la la vida eterna. Y aunque estos dos días nos ponen delante de los ojos lo ineludible de la muerte, dan, al mismo tiempo, un testimonio de la vida.

El hombre, que según la ley de la naturaleza está "condenado a la muerte", que vive con la perspectiva de la destrucción de su cuerpo, vive, al mismo tiempo, con la mirada puesta en la vida futura y como llamado a la gloria.

La solemnidad de Todos los Santos pone ante los ojos de nuestra fe a todos aquellos que han alcanzado la plenitud de su llamada a la unión con Dios. El día que conmemora los Difuntos hace converger nuestros pensamientos hacia aquellos que, dejado este mundo, esperan alcanzar en la expiación la plenitud de amor que pide la unión con Dios.

Se trata de dos días grandes para la Iglesia que, de algún modo, "prolonga su vida" en sus santos y también en todos aquellos que por medio del servicio a la verdad y el amor se están preparando a esta vida.

Por esto la Iglesia, en los primeros días de noviembre, se une de modo particular a su Redentor que, por medio de su muerte y resurrección, nos ha introducido en la realidad misma de esta vida.

Juan Pablo II

Por los que amamos...

No llores si me amas... Si conocieras el don de Dios y lo que es el cielo... Si pudieras oír el cántico de los ángeles y verme en medio de ellos... Si por un instante pudieras contemplar como yo la belleza ante la cual las bellezas palidecen... Créeme. Cuando llegue el día que Dios ha fijado y conoce, y tu alma venga a este cielo en el que te ha precedido la mía... Ese día volverás a verme... Sentirás que te sigo amando, que te amé y encontrarás mi corazón con todas sus ternuras purificadas. Volverás a verme en transfiguración, en éxtasis, feliz... Ya no esperando la muerte, sino avanzando contigo, que te llevaré de la mano por los senderos nuevos de luz y de vida. Enjuga tu llanto y no llores si me Amas.

Texto de San Agustín

Oración del Papa Francisco por los difuntos

Dios de infinita misericordia,
confiamos a tu inmensa bondad
a cuantos han dejado este mundo para la eternidad,
donde tú esperas a toda la humanidad,
redimida por la sangre preciosa de Jesucristo,
muerto en rescate por nuestros pecados.

No mires, Señor,
tantas pobrezas, miserias y debilidades humanas
con las que nos presentaremos ante el tribunal
para ser juzgados para la felicidad o la condena.

Míranos con la mirada piadosa
que nace de la ternura de tu corazón,
y ayúdanos a caminar en el camino de una completa purificación.

Que ninguno de tus hijos se pierda en el fuego eterno,
donde ya no puede haber arrepentimiento.

Te confiamos, Señor, las almas de nuestros seres queridos,
y de las personas que han muerto sin el consuelo sacramental
o no han tenido manera de arrepentirse
ni siquiera al final de su vida.

Que nadie tenga el temor de encontrarte
después de la peregrinación terrenal,
en la esperanza de ser acogidos
en los brazos de la infinita misericordia.

La hermana muerte corporal
nos encuentre vigilantes en la oración
y llenos de todo bien,
recogido en nuestra breve o larga existencia.

Señor, que nada nos aleje de ti en esta tierra,
sino que en todo nos sostengas
en el ardiente deseo de reposar serena y eternamente.
Amen.

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Veronica nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.    

    ¡¡HOY DORMIMOS UNA HORA MAS!!

Así de emocionadas pasamos el día de ayer. Pero...

Pi-pi-pi-pi Pi-pi-pi-pi Pi-pi-pi-pi

-Uy... Qué raro todo apagado, son las 6:30 bueno me voy a la ducha...

De repente empiezo a oír ruidos al otro lado de la puerta y toc toc toc. Era Joane.

-¿Verónica?

-¿si? Dime 

-¿Qué haces duchándote a las 5:30 de la mañana?

-¡¡Qué me diceees!!

Y, efectivamente, anoche me fui pensando en otra cosa a la cama y no cambié ni el despertador ni mi reloj de muñeca.

Lo que me hubiese salido habría sido cabrearme por no aprovechar el único día del año en el que podemos dormir una hora más. Pero fue increíble oír a Joane partida de la risa al otro lado. Al pasar por su celda le había despertado y en vez de enfadarse actuó de manera totalmente diferente. Eso fue lo que me hizo cambiar también a mí y empezar a reírme con ella. Después de ducharme me puse otra vez el pijama y me metí en la cama hasta las 6:30.

Hoy te pasará a tí y aunque sea domingo llegarás tarde a misa, llegarás tarde a la comida familiar, estarás esperando el bus una hora antes. Te levantarás pronto y no te podrás volver a dormir o peor... Que alguien te despierte porque no ha cambiado la hora... Tienes dos opciones. Cabrearte o reírte.

Hoy domingo el Señor te quiere feliz, si te levantas mal vas a arrastrarlo durante el día y lo van a pagar los de alrededor. Para, mira al Señor y dile que quieres disfrutar el día de hoy. Él te va a regalar unos ojos nuevos para que veas el día desde el amor.

Hoy el reto es que si te pasa, te rías, que no lo razones, que disfrutes y aproveches esa hora que te regala el Señor para estar con tu familia, para dar un paseo... No dejes que esto te estropee el día.

VIVE DE CRISTO             
          
PD: Te comparto la fecha de la presentacion del libro "Si no puedes perdonar, esto es para ti":

VITORIA-GASTEIZ (Catedral Nueva de María Inmaculada 4 de Noviembre a las 20:00h.)
Presidida por el Obispo Juan Carlos Elizalde.
Eucaristia, testimonio y Adoracion.

En las presentaciones se podrá adquirir el libro.

También puedes reservarlo en nuestro monasterio, mandando un correo electrónico a

libroperdondominicaslerma@gmail.com

indicando tu nombre, apellidos, dirección postal (calle, número, piso, letra y código postal) y tu teléfono. Nosotras no estaremos en las presentaciones, pero oraremos por cada uno de vosotros. Y por ello, si quieres te dediquemos tu ejemplar, sólo tienes que decirlo. ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO