Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


miércoles, 13 de junio de 2012

Mes de junio: MES DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

La devoción al Sagrado Corazón de Jesús debe ser diariamente, pero la Iglesia ha dedicado este mes de junio para celebrar su fiesta y agradarlo con devociones especiales como la novena, el triduo, rosarios, romerías, oraciones, entre otros. Pero, sobre todo, lo más importante es demostrarle nuestro amor y agradecimiento, entregándonos totalmente a Él.

Esta devoción al Sagrado Corazón existe desde los primeros tiempos de la Iglesia cuando se meditaba en el costado y el corazón abierto de Jesús, de donde salió sangre y agua.  De ese corazón nació la Iglesia y por ese corazón se abrieron las puertas del Cielo.

Esta devoción la pidió Jesús mismo quien,  en el siglo diecisiete se le apareció a Santa Margarita María de Alacoque  y le mostró su corazón. El mismo esta rodeado de llamas de amor, coronado de espinas, con una herida abierta de la cual brotaba sangre y, del interior de su corazón, salía una cruz

Jesús mismo le dijo a la santa: “he aquí el corazón que tanto ha amado a los hombres, y en cambio, de la mayor parte de los hombres no recibe nada más que ingratitud, irreverencia y desprecio, en este sacramento de amor”


He aquí las promesas que hizo Jesús a Santa Margarita, y por medio de ella a todos los devotos de su Sagrado Corazón:

1. Les daré todas las gracias necesarias a su estado.

2. Pondré paz en sus familias.

9. Les consolaré en sus penas.

4. Seré su refugio seguro durante la vida, y, sobre todo, en la hora de la muerte.

5. Derramaré abundantes bendiciones sobre todas sus empresas.

6. Bendeciré las casas en que la imagen de mi Corazón sea expuesta y venerada.

7. Los pecadores hallarán en mi Corazón la fuente, el Océano infinito de la misericordia.

8. Las almas tibias se volverán fervorosas.

9. Las almas fervorosas se elevarán a gran perfección.

10. Daré a los sacerdotes el talento de mover los corazones más empedernidos.

11. Las personas que propaguen esta devoción tendrán su nombre escrito en mi Corazón, y jamás será borrado de El.

12. Les prometo en el exceso de mi misericordia, que mi amor todopoderoso concederá a todos aquellos que comulgaren por nueve primeros viernes consecutivos, la gracia de la perseverancia final; no morirán sin mi gracia, ni sin la recepción de los santos sacramentos. Mi Corazón será su seguro refugio en aquel momento supremo.
     Las condiciones para ganar esta gracia son tres:
1. Recibir la Sagrada Comunión durante nueve primeros viernes de mes de forma consecutiva y sin ninguna interrupción.
2. Tener la intención de honrar al Sagrado Corazón de Jesús y de alcanzar la perseverancia final.
3. Ofrecer cada Sagrada Comunión como un acto de expiación por las ofensas cometidas contra el Santísimo Sacramento.




Oración para después
de cada una de las comuniones
de los nueve primeros viernes
Jesús mío dulcísimo, que en vuestra infinita y dulcísima misericordia prometisteis la gracia de la perseverancia final a los que comulgaren en honra de vuestro Sagrado Corazón nueve primeros viernes de mes seguidos: acordaos de esta promesa y a mi, indigno siervo vuestro que acabo de recibiros sacramentado con este fin e intención, concededme que muera detestando todos mis pecados, creyendo en vos con fe viva, esperando en vuestra inefable misericordia y amando la bondad de vuestro amantísimo y amabilísimo Corazón. Amén.
Jaculatoria. Amado sea en todas partes el Sagrado Corazón de Jesús.



Novena al Sagrado Corazón de Jesús
(Santa Margarita María de Alacoque)
Rezada diariamente por el Padre Pío
por todos aquellos que se encomendaban
a sus oraciones.
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
1. Oh Jesús mío, que dijiste: "En verdad os digo, pedid y recibiréis, buscad y encontraréis, llamad y se os abrirá". He aquí que yo llamo, yo busco, yo pido la gracia...
Padre Nuestro, Ave María, Gloria.
Sagrado Corazón de Jesús, en ti confío y espero.
2. Oh Jesús mío, que dijiste: "En verdad os digo, todo lo que pidáis a mi Padre en mi nombre, os lo concederá". He aquí que a tu Padre, en tu nombre, yo pido la gracia...
Padre Nuestro, Ave María, Gloria.
Sagrado Corazón de Jesús, en ti confío y espero.
3. Oh Jesús mío, que dijiste: "En verdad os digo, el cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán". He aquí que, apoyado en la infalibilidad de tus santas palabras, yo pido la gracia...
Padre Nuestro, Ave María, Gloria.
Sagrado Corazón de Jesús, en ti confío y espero.
Oh Sagrado Corazón de Jesús, a quien es imposible no tener compasión de los infelices, ten piedad de nosotros, pobres pecadores, y concédenos la gracia que te pedimos por intercesión del Corazón Inmaculado de María, tuya y nuestra tierna Madre.
San José, padre adoptivo del Sagrado Corazón de Jesús, ruega por nosotros.
Salve.
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.


(Fuentes: www.aciprensa.net, www.caholic.net, www.santorosario.net)