Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


sábado, 16 de julio de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.              
   
SORPRESA TRAS LA TAPA

Hace ya unos meses, tuvimos una Jornada Monástica, y en ella había una persona que era directiva de cosméticos. Como te puedes imaginar, nos regaló cremas para un montón de cosas, pero a mí lo que realmente me hizo ilusión fue un bote, el más pequeño, que era un "lip balm"; en castellano, cacao para los labios.

Lo guardé en mi mesilla de noche, ya que sabía que, tarde o temprano, los labios se me resecarían y, por lo tanto, se me abrirían.

Y así ha ocurrido hace dos días. No sé cuál ha sido el motivo, pero mis labios estaba agrietados, y me acordé de mi súper bote.

Fui a por él decidida. Pensaba encontrarme el típico cacao de bola que sale girando la base, y que es tan gordo que te unta labios y alrededores, pero cuál fue mi sorpresa después de quitarle el tapón, que me encontré que el bote acababa en forma de pintalabios recién estrenado. Se adapta totalmente a mis labios, se desliza con una gran suavidad y sin manchar por fuera.

Me quedé mirando el bote un buen rato, pensando en cómo la persona que ha diseñado ese cacao es de gran sensibilidad.

Así es Cristo con nosotros: se hace uno de nosotros para curarnos, para consolarnos, para hacer desaparecer la soledad. Cristo se ha encarnado, ha muerto y ha resucitado para hacerse uno contigo, no para ser algo duro en tu historia, ni quien te fastidie la vida o te ponga mil prohibiciones. Nada de eso es Cristo.

Quizás tienes tu idea de quién es Cristo pero nunca te has atrevido a quitarle el tapón y descubrir que es una persona que te ama con locura, y que se ha hecho y se ha amoldado a ti. Para que tú tengas vida y vida en abundancia. Y, cuando te dejes salvar y amar por Cristo, en ese momento, podrás ser una persona suave, porque los sentimientos de Cristo habitan en ti.

Hoy el reto del amor es dejar que Cristo entre en tu vida y hacerte uno con los que tengas junto a ti. Hoy tendrás que planificar el día, y seguro que hay varios planes. No pienses en ti, pon un poco de cacao y deja que el día sea suave. Hoy cede por amor y hazte uno con el que tienes contigo.

VIVE DE CRISTO
  

viernes, 15 de julio de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Verónica (Celia) nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.              
   
APARIENCIAS

Tocaba pescado, y pasaron una deliciosa bandeja que tenía una pinta buenísima: pescado doradito por encima, con patatas y cebolla, salsa... La verdad es que yo no hubiese dudado ni un minuto en echarme un buen planto. Pero entonces vi a Joane, quien ya se había servido, haciendo señas para que no me echara mucho. ¡Eso sí que era confianza, con la buena pinta que tenía!

Me eché poco, y realmente no sabía como creía. Era un pescado muy fuerte; la pobre cocinera intentó arreglarlo como pudo, pero no tenía solución. Sabía como un pescado cogido de un puerto y directamente llevado a la boca.

Esto me llevaba a pensar cómo estamos nosotros. A veces por fuera parece que todo va bien, que no hay problemas, que somos perfectos... pero por dentro estamos rotos.

Y Cristo no nos quiere así, no nos quiere perfectos, nos quiere pobres porque Él nos ha amado con todas nuestras pobrezas. Y nos conoce tal como somos, no tenemos que presentarnos ante Él perfectos. Tenemos la costumbre de pensar que, si no somos buenos, si no hacemos las cosas bien, no nos van a querer. Pero con Cristo este esquema de rompe. Lo que Él quiere es que, después de la caída, te levantes.

Por eso, hoy el reto es que te presentes ante Él un rato y le pidas que te quite las máscaras y la fachada que te has creado. Cristo mira el corazón, y ama el tuyo tal y como es.

VIVE DE CRISTO
  

jueves, 14 de julio de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.              
   
LA AYUDA ADECUADA

Siempre decimos que Jubi, en el convento, está en el paraíso. Para nuestra pequeña beagle, todo es jugar y disfrutar. Pero ahora le ha dado por venir a echarnos una mano.

Una hermana salió a poner en la huerta el perejil que ha cuidado durante el invierno en un tiesto. Tras observar detenidamente cómo cavaba, Jubi entendió que el asunto iba de remover la tierra... y se puso a escarbar detrás de ella, sacando el perejil recién plantado.

Poco después, Verónica y yo salimos a extender unos cables para limpiarlos y...

-¡¡Jubi!! ¡No te bebas el agua de limpiar!

-Juuuubiiii... Deja en paz el cable...

-¡¡Jubiiii!! ¡¡Devuélveme el trapo!!

Por otro lado, el viento mete en nuestra huerta papeles o bolsas de la calle, que nosotras recogemos con cuidado. Jubi ha captado muy bien la idea, y, con todo su entusiasmo, ha dejado la huerta impoluta. El problema está en que ha decidido "exponer sus trofeos", esparciéndolos a la puerta del Noviciado...

Parece que lanzarse a ayudar a alguien es una forma de amar. Y es cierto, pero para el verdadero amor se necesita más. No es tanto hacer lo que yo creo que es necesario... sino preguntarle al otro qué es lo que realmente necesita. ¡Ése es el amor auténtico, el que toma en cuenta a la persona que tiene enfrente!

Y es que así es como actuaba Jesús. ¿Recuerdas el pasaje del ciego? Jesús le pregunta "¿Qué quieres que haga por ti?" ¿Acaso no era evidente? ¡Estaba ciego! ¿Qué iba a querer? Pero Jesús no quiere adelantarse, Jesús ve a la persona. El amor respeta, pregunta... y se pone al servicio, no desde los propios criterios, sino desde la necesidad que manifiesta el otro.

Hoy el reto del amor es ayudar a una persona preguntando primero. Cuando, a lo largo de tu jornada, veas a alguien que parece necesitar que le echen una mano, mira a Cristo y, con Él, pregunta tú también: "¿Qué quieres que haga por ti?" ¡Que hoy el amor sea servicio! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO
  

miércoles, 13 de julio de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.              
   
LAS CALSES EMPIEZAN EN JULIO

Hemos empezado un curso de teología; sí, sí, todo el mundo pensando en las vacaciones y nosotras... ¡estrenando libros! Estamos tan ilusionadas que ni nos planteamos esperar a septiembre.

Me impresionó mucho porque, antes de abrir los libros, todas fuimos a nuestras celdas y nos pusimos a ordenar. Algo nuevo empezaba, había que dejar hueco y espacio para el material.

Mientras ordenábamos, fueron apareciendo recuerdos que íbamos compartiendo. El aspirador paseaba de un lado a otro y, poco a poco, todo quedó diferente. (Hey, no imagines que antes era la jaula de los leones, es sólo que... a veces vamos un poco rápido).

La cosa es que miraba a la celda y daba paz. Ahora sé dónde está cada cosa, te sientes a gusto, es un espacio habitable.

Muchas veces, las prisas o el miedo a parar hacen que tengamos cierto desorden por dentro o por fuera. Nos sentamos a orar y no podemos, pues la lista de la compra, la reunión de empresa, el viaje, el problema en casa... nos abruman. En el despacho somos "ordenados en medio de nuestro desorden"; vamos, que nadie tenga que buscar nada sin que esté yo...

Empezar por el orden, sin embargo, reconstruye y cambia la perspectiva de las cosas.

Seguro que has comenzado el día con el cajón a tope de cosas, es probable que temas no poder llegar a todas o ni siquiera poder encontrarlas en tu cabeza. ¿Y, si encima de todo lo que tienes, te propongo ordenar?

Hoy el reto del amor es que pares y ordenes tu día con Cristo. Empieza con ilusión, empieza el día con Él y verás cómo sale todo. Y, de paso, prueba a ordenar algo que lo necesite.

VIVE DE CRISTO
  

martes, 12 de julio de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.              
   
DALE SU TIEMPO

Normalmente, antes de echarme un poco de siesta, suelo estar un ratito con el Señor. Me paso por el Oratorio del Noviciado, donde está Él presente y real, y le entrego la mañana, o escucho un poco de una charla o una canción que me hable de Él.

Sin embrago, ayer estaba muy cansada, y, cuando llegamos de la comida, sólo pensaba en tumbarme un poco a descansar.

Cuando ya estaba en la cama, me acordé de Él, y le dije que lo haríamos al revés: primero descansaba un poco y después me levantaba con tiempo para estar un poco con Él.

Para mi asombro, me desperté unos 15 minutos antes de que sonara el despertador. Pero tampoco es que me levantara corriendo, sino que me fui despejando hasta que se hizo la hora prevista.

Me levanté y me surgió ponerme una charla que había comenzado a escuchar por la mañana. Lo más asombroso es que, justo cuando estaban comenzando a sonar las campanas que nos despiertan para ir a Nona, fue cuando terminaba la charla. ¡Él había contado hasta con el tiempo que tardo en despejarme!

Ahí me di cuenta de que el Señor también quiere sus ratos.

Y me acordé de tantas personas que durante el verano se sienten descolocadas con respecto al Señor: cambios de horarios, lugares distintos, actividades nuevas... Y parece que en verano hay tiempo para todo... pues me di cuenta de que el Señor también quiere su tiempo.

Es verdad, Él ya se encargará de ponértelo fácil, sólo necesita que tú quieras vivirlo de Su mano.

Sólo Él puede llenar cada momento de tus vacaciones de vivencias que llenan de verdad. Sólo Él te da la alegría que perdura y el amor necesario para convivir tan estrechamente.  

Hoy el reto del Amor es dejar un hueco de tus vacaciones al Señor. Quizá necesites parar unos días con Él en algún lugar de retiros, o que prepares un horario en el que le dejes lugar para un ratito de oración...

¿Quién sabe de qué forma te sorprenderá? Lo que es seguro es que, te toque trabajar o estar en casa, de vacaciones o sin ellas, Él quiere vivir estos días contigo.

¿Le dejarás abrirse hueco?

VIVE DE CRISTO
  

lunes, 11 de julio de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.             
   
EFICACIA DEL TRANSPORTE

Teníamos que mover un montón de cajas. Para ello, cogimos el carretillo de dos ruedas. De forma cómoda, entraban tres. Pero eso suponían unos cuantos viajes...

Haciendo malabares, logramos subir seis cajas al carretillo. La cosa iba sobre ruedas, hasta que llegamos a las escaleras. Había que bajar cinco enormes peldaños.

Israel se puso delante, para frenar la posible caída; yo empujaba desde atrás.

-¡Allá voy! -avisé.

¡Poing! Más o menos, salvamos el primer peldaño.

-El eje, lo importante es el eje -decía Israel, mientras daba unos empujoncitos a las cajas que se habían descolocado- Si van centradas, lo logramos.

Otro escalón, otro escalón...

-¡Hey, que se nos cae ésa! -avisé cuando llegábamos al último peldaño.

-Nada, tú tira -me contestó Israel- Como tiene otra caja encima, no va a poder caerse.

¡Lo logramos! Y, el resto de cajas, las llevamos... ¡de seis en seis!

Ahora, en la oración, el Señor me ha mostrado que así es la Iglesia. A veces puede darnos la sensación de que se va a caer todo, a veces llegan escalones y todo pierde un poco su lugar, pero, ¡lo importante es el eje! Lo que da sentido a nuestra gran familia es que todos hemos sido tocados por Jesucristo. Él es el centro, Él es quien asegura que llegaremos.

¿Y si nos descolocamos un poco? ¡Cristo cuenta con ello! Por eso ha puesto en tu camino al transportista, que puede darte un empujoncito para recolocarte: es esa persona que, constantemente, te vuelve al Señor, y te dice que Él es lo realmente importante.

Pero, en este viaje, ¡no vamos solos! ¡Somos un montón de cajas! Y eso es lo maravilloso: el peso de unas, su fe firme, es sustento para otras. La fe de unos te ha sostenido, y tu fe ha sido roca para otros.

Así de bien colocados, ¡da gusto viajar, aunque haya escalones!

Hoy el reto del amor es dar las gracias a tu transportista, a esa persona que te vuelve al Señor. Dale gracias por su atención, por su tiempo. Ora por él o ella, para que siempre tenga sus ojos fijos en Cristo... ¡y ora también por las cajas que te acompañan, las que te sostienen y a las que tú sostienes! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO
  

domingo, 10 de julio de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.             
   
VASOS DE USAR Y TIRAR

Estos días hemos tenido Jornada Monástica con unas chicas. La verdad es que hacía muchísimo calor en el locutorio, y lo que mejor nos entraba era agua fresca. Sión trajo unos vasos que nos han regalado, pero son muy peculiares: son vasos de cartón. Sí, de cartón.

Según transcurrían las horas, me llamaba mucho la atención cómo se comportaba el vaso en función de la conducta de la persona.

Todo iba a depender de si se dejaba agua o no en el vaso. Cuando quedaba agua en el vaso, con el paso del día éste se iba humedeciendo y, al final, se acababa desintegrando. Sin embargo, la que se lo bebía todo, podía volver a usarlo.

A mí estos vasos me han ayudado a comprender qué es la Providencia Divina. La Providencia es tener en cada momento lo que necesitas para vivir, es tener un cesto que, si le miras, siempre está vacío, pero siempre que metes la mano sacas pan. Me daba cuenta de cómo el vaso no tenía capacidad para retener durante horas el agua, era de usar y tirar. El vaso nos permitía, cada vez que volvíamos al locutorio, estrenar otro, ya que el anterior había pasado a mejor vida.

Así es Cristo en nuestra vida si confiamos en Él. En cada momento vas a tener lo que necesitas; es verdad que muchas veces te sentirás un vaso de cartón, frágil; Él te vierte su amor y no sabes ni cómo sostenerlo... sólo tienes que repartirlo, no te lo puedes quedar. Aprende del vaso de cartón, recibe el agua para darla.

Hoy el reto del amor es no quedarte con buenas intenciones, el reto es que hoy lleves un gesto de cariño a alguien que sabes que está enfadado. No dejes que el vaso se desintegre, lucha por el amor, acércate a esa persona, ofrécele una sonrisa, una palabra, un gesto... apuesta por el amor.

VIVE DE CRISTO