Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


sábado, 15 de octubre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                       
   
EL ESPEJO MÁGICO

Ayer cogí mi tableta y pulsé el botón para que se encendiese. Como estaba totalmente apagada, tardó un rato... el tiempo justo que yo necesité para descubrir que podía ver mi reflejo en la pantalla aún oscura.

-"¡Uy! Llevo el cuello del jersey arrugado..." -pensé mientras lo recolocaba.

¡Condición de mujer! La gracia no sustituye a la naturaleza, ¡no pude evitarlo!

-"Creo que el velo lo tengo un poquito torcido... ¿Y este granito? Y..."

Cuando más afanosa estaba, la pantalla se encendió y apareció el enorme rostro de Cristo que tengo de salvapantallas. Yo seguía sobre la tableta, pero mi reflejo ya no se veía. Sólo estaba Él.

Así me pasé toda la oración dándole gracias, y pidiéndole que esta parábola se haga realidad en mi vida. Y creo que es a lo que nos llama a todos los cristianos: que quien nos vea, le vea realmente a Él; que seamos un reflejo de su amor.

¿Quién no se ha mirado alguna vez en el reflejo del chasis de un coche, o en el agua, o, simplemente, en los cristales de una tienda? Y, cuando miras tu reflejo, ¿qué ves? Tal vez sólo descubras cosas que cambiar... pero así, tal y como estás, tal y como eres, Cristo te ama, da toda su vida por ti... ¡y cuenta contigo! Él desea que hoy tú seas sus manos, sus pies, su voz, su amor. Y, con Él, ¡tu reflejo será totalmente distinto!

Hoy el reto del amor es orar con tu salvapantallas. ¿Qué imagen tienes? Sí, es realmente una imagen que te gusta mucho, sí... pero te invito a que (sólo por hoy) la cambies por una imagen del Señor. Sólo por hoy, ¡deja que tu móvil te recuerde de Quién eres reflejo! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO
  

viernes, 14 de octubre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                       
   
TRANSPARENTE POR ORACIÓN

Ayer por la tarde, durante el rezo, estaba desgranando las cuentas de uno de mis rosarios al que tengo mucho cariño, porque me lo regaló una monja cuando iba a hacer la Profesión Temporal. En su día era de color rosa palo, pero, con el paso del tiempo, se ha ido transformado.

Juntos hemos pasado por cuentas gozosas, por cuentas dolorosas, por muchas luminosas, y todas han desembocado siempre en cuentas gloriosas. Y, poco a poco, este rosario ha ido reflejando lo mismo que mi interior va viviendo.

Y es que, al pasar las cuentas, lentamente se va quitando la pintura de cada una de las bolitas, y debajo está apareciendo la bola totalmente transparente. Cuando la pintura se quita del todo, la bola queda como nueva.

Siempre nos han dicho  que un consagrado tiene que ser completamente transparente, que se le pueda mirar desde cualquier prisma y que deje pasar la Luz.

Aunque, sinceramente... creo que esto vale para todos.

Claro que no es algo que se consigue de la noche a la mañana. "Pero", me dirás, "y ¿cómo?"

En nuestra formación Lety siempre nos habla de la importancia de la naturalidad, y es lo que más me va ayudando en esto.

La naturalidad te invita a sacar a flote tu ser, lo que llevas dentro, sin miedo a equivocarte; pero también es caminar en verdad, es decir, saber que una y otra vez puede que tropieces, pero una y otra vez estará ahí el Señor para levantarte y emprender juntos el camino. Y al verte así, pobre, pero completamente amado por el Señor, no te importa soltar esas caretas o esa apariencia de que vivías. Y, como la pintura rosa de las bolitas, vas dejando las apariencias y comienzas a vivir de la auténtica libertad.

Hoy el reto del amor es vivir con naturalidad. Hoy comienza el día mirando al Señor y, desde Él, vive con naturalidad cada acontecimiento del día. Si lo haces así, sabrás a Quién acudir cuando algo te quite La Paz. Y, si tropiezas, te engancharás de Su Mano. Y todo con la confianza de que el rosario de tu vida, el que contiene tus misterios, está en manos del Señor. Porque sólo cuando vivimos confiando en Cristo somos capaces de ser naturales.

VIVE DE CRISTO
  

jueves, 13 de octubre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                       
   
PASADO POR AGUA

Me encontraba en Burgos acompañando a una hermana al médico, cuando, de pronto, recibo una llamada del teléfono fijo del convento. Eran las novicias con un susto impresionante: Joane había ido al servicio, llevando el móvil del reto en el bolsillo de la bata... y se le cayó al WC. Al rescatarle, vieron que se le había colado agua por dentro, y, por lo tanto, había muerto: ya no se encendía.

Yo les dije que estuviesen tranquilas, "que el Señor ya proveerá". Pero mi sorpresa fue que, es verdad que el móvil les preocupaba, pero lo que realmente les dolía era saber que en ese móvil estaban todos los grupos del reto, y que no había copia de seguridad en ningún sitio. Todos los contactos se quedaban atrapados en el móvil. Lo que realmente les dolía eras tú, retero, que por la mañana no podrías recibir tu reto.

Me impresionó porque me di cuenta de que tú, que cada mañana nos lees, no eres un número para nosotras, ni mucho menos; tienes un rostro, oramos por ti y queremos llevarte a Cristo cada mañana. Me transmitieron su angustia: "¿Qué hacemos mañana con el reto?".

Antes de colgar les dije que el Señor nos marcaría el camino.

Al estar en Burgos, busqué una tienda y dupliqué la tarjeta, y con ella me vine al convento. No te puedes imaginar lo que supuso meter la tarjeta en un móvil antiguo, todas esperando el milagro... ¡y así fue! ¡Se reactivaron todos los grupos! Toda la información se había perdido, pero seguíamos de administradoras de los grupos. El abrazo entre todas fue impresionante, mientras nos decíamos que "el Señor quiere que sigamos con el reto".

Y así es Cristo contigo y conmigo: para Él no somos un número o algo más, para Él somos únicos, nos ama con locura, ha dado y da toda su vida para que tú y yo tengamos vida. Él está a tu lado, tendiéndote la mano para sacarte de ese lío en el que la vida te ha metido. Él quiere que seas feliz. Sólo te pide que confíes en Él, que de la muerte Él saca vida.

Hoy el reto del amor es que mires en tu móvil cuántos grupos tienes de personas y que las mires con ojos nuevos: no mires al grupo, mira a cada persona y reza algo por ella. Y, si el corazón te salta con alguna, llámala por teléfono. No pienses que ese impulso viene de ti, confía que ese amor te le ha puesto el Señor en el corazón para que hoy esa persona deje de ser uno más en el grupo y pase a ser única.

VIVE DE CRISTO
  

miércoles, 12 de octubre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                       
   
OLLA A PRESIÓN

-¿Cómo les gustan a las monjas las lentejas? ¿Caldosas o espesas? -pregunté a sor María, antes de añadir el agua a la olla.

-Espesas -me contestó. Pero, acto seguido, añadió- Bueno, sin exagerar... Que no haya que comerlas con cuchillo y tenedor...

Con la indicación en mente, eché el agua y cerré la olla. Sinceramente, me quedaron unas lentejas con la textura perfecta. ¡Algo espectacular! La cuestión estaba en que eran las 11 de la mañana... así que, por miedo a que se me enfriasen, cerré la olla y las dejé ahí hasta la hora de comer.

Sí, efectivamente, un par de horas después, cuando fui a servirlas, estaban en el punto medio exacto entre arcilla para modelar y gelatina de cemento. ¡Se habían espesado muchísimo! Al parecer, no se debe dejar reposar las lentejas en la olla caliente y cerrada, porque se siguen cocinando... ¡Ups!

Recordando el pequeño desastre, me ha venido a la mente el Evangelio: estaban los discípulos "con las puertas cerradas... ¡¡por miedo a los judíos!!"

El miedo, por pequeño que sea, siempre nos invita a cerrarnos, queriendo protegernos. Y, cuanto más tiempo pasas "con la tapa puesta", ¡más te espesas, más te costará moverte!

Sin embargo, lo impresionante es que Jesús entra... ¡con la puerta cerrada! Él entra en lo profundo del miedo para fortalecerte, ¡para que puedas abrir todas las puertas y ventanas! Sólo la confianza en Él puede abrir todo lo que el miedo cerró.

Hoy el reto del amor es hacer un acto de confianza. Te invito a que en tu oración renueves tu fe en el amor que Cristo te tiene, ¡pídele que crezca en ti la certeza de que Él busca tu felicidad! Y, de su mano, te invito a que hoy confíes en una persona: ¡deja las lentejas abiertas, el buen olor llenará toda la casa! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

martes, 11 de octubre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                       
   
EN LOS ZAPATOS DE UN DRAGÓN

Últimamente son muchos los niños que se acercan con sus familias al monasterio. Muchos de ellos son pequeños "reteros" que, de camino al cole, desayunando... piden a sus padres que les lean el reto. Pero en ocasiones no comprenden los mensajes. El Señor nos ha puesto en el corazón llegar a ellos, hablarles de Él. Y la Providencia es tan real como que, de la noche a la mañana, nos vimos con todo el material que necesitábamos para ponernos manos a la obra.

No os desvelo aún de qué se trata, aunque poco a poco lo iréis adivinando. Eso sí, es material... ¡que no sabíamos por dónde coger! Pero, como el Señor, cuando hace algo, lo hace bien, también nos puso a alguien que nos formase: es un sacerdote especialista que ayer nos dio la primera clase y... ¡no tiene desperdicio!

Nos sentamos, nos presentamos normal y de repente...

-Ahora volveros a presentar, pero esta vez con una voz diferente: ¡con la voz de un dragón! -nos dijo convencido.

Se nos cambió la cara, se nos subieron los colores... ¡¿cómo es la voz de dragón?! Hicimos nuestros pinitos para presentarnos como dragones, nos corregía cuando se nos olvidaba que el dragón tiene que hacer como si echa fuego, hablar despacio...

Ayer por la tarde fuimos ratones, reyes, sabios... Para ello, nos repetía que teníamos que meternos en el papel y olvidarnos de nuestra voz, configurarnos con el personaje: la calma del rey, la soberbia del sabihondo, la astucia de los ratones, las reacciones de los niños...

Cuántas veces vemos "personajes" en las personas que nos rodean: el dragón en el jefe o en ese compañero que te hace la vida imposible, la "bruja" en la persona que tiene contestaciones que te hieren, la princesa en la que parece que todo le sale bien, el rey en el que está rodeado de alabanzas...

Cristo se hizo uno de nosotros, decidió hacer el papel de hombre con todo lo que conlleva. Lloró como tú y como yo, sonrió, abrazó, amó... Él te entiende, te comprende, y en la oración te regala Su mirada para que tú puedas mirar desde Él al mundo. También a esas personas que más te cuesta amar, a los pequeños "dragones" de cada día.

Hoy el reto del Amor es que pidas al Señor ponerte en los zapatos de ese "dragón" que te está haciendo sufrir. Que te muestre un punto de retorno para el amor. No dejes de amar.

VIVE DE CRISTO
  

lunes, 10 de octubre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Verónica nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                       
   
PROYECTOS

Tenemos muchas cosas para hacer deporte: canasta, porterías de fútbol... Cuando vienen al locutorio, nos preguntan que si lo utilizamos. "Nos encantaría, pero no hay mucho tiempo libre". Ésa es nuestra respuesta.

Justo ayer, domingo, día del Señor, a última hora de la tarde tuvimos un rato libre: no hay trabajo, no hay estudio, no hay visitas. ¡Genial! Cogimos la merienda y a la huerta que nos fuimos; teníamos una oportunidad buenísima para hacer deporte. Empezamos dando un paseo, nos pusimos a hablar, a comentar el día, y terminamos sentándonos a compartir cosas del Señor. Y, cuando nos quisimos dar cuenta, se nos fue el rato. Yo ni me acordé del deporte.

Tenemos ratos de oración, de estudio, de trabajo... y, cuando hay un rato libre, aprovechamos para sacar algo de evangelización. Cristo nos quema por dentro y necesitamos darle, necesitamos hablar de Él, compartir con las personas que el Señor nos regala.

Esto me hacía pensar en lo realmente importante en la vida. Muchas veces tenemos unas ganas enormes de hacer algo y te pasas días, meses, e incluso años para conseguirlo y, cuando lo consigues, te surge la pregunta... "¿Y ahora qué?"

Seguro que a ti hoy te rondan por la cabeza muchos proyectos, muchos "deportes por hacer": en tu vida personal, laboral, social... Y los querrás llevar a cabo a toda costa. Pero... ¿cuentas con el Señor? Muchas veces no nos detenemos con tal de llegar a la meta, y al Señor lo perdemos en el camino. Entonces, cuando llegamos, nos viene la frustración.

El Señor quiere caminar contigo, y ten por seguro que te va a acompañar hasta el final. Aunque tienes que contar con que puede coger otro camino (como nos pasó a nosotras con el deporte), pero, con Él, ese camino se vuelve vida. A nosotras nos da vida el anunciarle y hablar de Él. Entonces, cuando llegas a la meta con Él, ante la pregunta "¿ahora qué?", queda... ¡seguir caminando, seguir amando! Porque ya no tienes ese vacío que te queda cuando caminas solo.

Hoy el reto es que pares, que pienses en ese proyecto que tienes en mente: el proyecto de vida, de tu trabajo, del estudio, de los hijos, una decisión importante... y hables al Señor de todo lo que te preocupa, de lo que te alegra. Invítale a caminar contigo en ese proyecto. Como nos decía un amigo el otro día, "el Señor en mi casa opina". Entrégale el proyecto y deja que Él opine.

VIVE DE CRISTO
  

domingo, 9 de octubre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                       
   
IMPULSO

El otro día, por ser el cumpleaños de la Priora, hicimos una merienda-cena en el claustro. Llevamos mesas, sillas, hablamos, reímos...

Así llegamos a la sobremesa, compartiendo tranquilamente, cuando, de pronto, alguien dio la voz de alarma:

-¿Dónde está la Priora?

Otra vocecita no pudo evitar delatarla:
-Se ha ido a la cocina a fregar...

Israel se puso en pie de un salto.
-¿A fregar el día de su cumpleaños? ¡Vamos a arreglarlo!

El Novi nos encaminamos hacia la cocina. Efectivamente, encontramos a la Priora armada de trapos, rodeada de cacharros sucios. Sin opción a réplica, la expulsamos de allí. No tardamos nada en acabar: ¡casi lo había hecho ya todo!

Al día siguiente, en la oración, le daba gracias al Señor. A mí no me había dado tiempo a reaccionar; sencillamente, ¡me enganché al impulso de Israel! Gracias a que ella se levantó sin pensárselo, yo hice lo mismo, ¡y así continuó el impulso del amor!

Y es que el Señor está susurrando continuamente a nuestro oído mil formas para amar: a veces es una suave brisa en tu corazón, ¡o a veces es el ejemplo de la persona que tienes a tu lado! El bien tiende a difundirse: un gesto contagia a otro, ¡en el más maravilloso efecto mariposa!

Hoy el reto del amor es engancharte al impulso. Te invito a que, en la oración, le pidas al Señor "oídos para escuchar y ojos para ver". A lo largo del día se te presentará una ocasión de amar ayudando a alguien. Tal vez sientas la indicación del Señor en tu interior para moverte... ¡o puede que, simplemente, te invite a secundar el impulso de otro! ¡Únete a la cadena de gestos de amor! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO