Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


sábado, 10 de septiembre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                     
   
JUBI-LEO

Mari Asun es una amiga de la Comunidad que vive en el pueblo. Siempre está dispuesta a ayudarnos y comparte con nosotras muchos momentos, la queremos mucho. Tiene animales, y llevábamos bastante tiempo bromeando con ella:

-Mari Asun, ¿nos dejas un cerdo?

Y así, la broma se hizo realidad hace dos días, cuando apareció en el torno con un cerdito que nos presentaron en la sobremesa. ¡Imagínate la cara de las monjas!

No dimos lugar a debate y, sin más dilación, le pusimos nombre: como ya tenemos a Jubi, le llamamos Leo para completar "jubileo", pues es el Jubileo de la Orden y de la Misericordia este año, y aquí... ¡acoplamos todo!

Sin embargo, los primeros momentos no fueron muy buenos. Al sacarlo de la caja, el miedo le hacia caminar retrocediendo o sentarse en el suelo con las patas encojidas. Jubi ladraba al nuevo intruso constantemente.

Ayer por la mañana salimos a la huerta y Leo no estaba, ¡se había escapado! Por el olor, Verónica no tardó en encontrarlo. ¡Estaba tomando el sol tan pancho!

Por la tarde se volvió a escapar del recinto en el que estaba, y tuvimos que poner más seguridad.

Ya casi de noche, Israel lanzó la voz de alarma de que se había vuelto a escapar. Le buscaron rastreando la huerta, pero no aparecía. Volvimos a intentarlo, ¡fue un auténtico despliegue! Sión, Israel, Verónica y yo rastreando toda la huerta. Jubi parecía no entender qué hacíamos... hasta que se metió detrás de un árbol enorme lleno de ramas por el suelo. Tardó en salir y, cuando lo hizo, iba por delante de ella Leo. Jubi lo encontró y nos lo llevó victoriosa como si de un trofeo se tratase.

Entendimos que no podíamos dejar a Leo cerrado (tampoco creo que se deje coger...) y que, si se volvía a perder, Jubi lo iba a buscar.

Cuántas veces tenemos miedo a soltar a ese hijo que se hace mayor, a esa persona que acompañas, a ese amigo del que tanto has cuidado y tanto te preocupa. Sientes que se te va fuera de control; que, cuando le proteges con algo, salta por otro lado... Llega un momento en que no sabes ni cómo encontrarte con él, las palabras que decir, cómo indicarle el camino a casa, el camino a la Felicidad... ¡si supiese que se puede ser Feliz!

Permanece, permanece a la espera, y deja que haga su propia experiencia, que salga Cristo a su encuentro como menos imaginas. No puedes evitar que se caiga, pero ten siempre la mano dispuesta a parar el golpe. No dejes de amar, no dejes de orar.

Hoy el reto del amor es que dejes en las manos del Señor a esa persona que tanto te preocupa, esa persona a la que tanto quieres pero con la que sientes que no puedes hacer nada. Y, como nosotras hicimos con Leo, permanece a la espera, que Él te lo traiga de vuelta sabiendo dónde va a encontrar el abrazo y la acogida que necesita.

VIVE DE CRISTO
  

viernes, 9 de septiembre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                     
   
INFORMÁTICA AVANZADA

Estos últimos días me he estado peleando con el vídeo-felicitación de Lety. Quería probar programas diferentes, y eso requiere su estudio, pero disfruto haciéndolo. Sin embargo, el problema llega cuando el vídeo está hecho. Que si se guarda en la nube, que cómo lo bajo, que si ahora pesa mucho, que... todas esas negociaciones informáticas para sacarlo del ordenador, sencillamente, me superan.

-¡¡Israeeeeeeeel!! -(a la pobre la tengo mártir...)- ¡que esto no funciona!

-¿Le has dado donde te he dicho?

-Sí... creo... Pero me sale un cuadrado blanco, y sólo me da opción de cerrar.

-Pues no le des. Tú espera.

-¡Es que no pasa nada! -me quejé.

-Ponte a hacer otra cosa, pero no lo toques.

Dicen que la paciencia no es el hecho de esperar, sino la actitud que tienes mientras esperas. Creo que yo... ni lo uno ni lo otro. Pero, gracias a la paciencia de Israel...

-¡Hey! ¡"Trabajando: 25%"! ¡Ya funciona!

Comentándoselo al Señor he descubierto que lo que me mataba era que, durante unos minutos, ¡no pasaba nada! Y, ¡qué difícil se hace permanecer cuando parece que no hay cambios!

Y, mirando al Sagrario, he descubierto... ¡que Cristo siempre permanece! Aunque la iglesia esté vacía, aunque no haya ningún movimiento, ¡Él sigue esperándonos!

Hoy el reto del amor es permanecer. Te invito a que hoy te sientes un rato delante de un Sagrario. Puede que no notes ningún cambio en ti, pero, créeme, ¡Cristo está trabajando! Por mucho tiempo que necesite, jamás tocará el botón de cerrar. ¡Su amor siempre permanece! Y, con este amor en tu corazón, te invito a que tengas un gesto amable con esa persona que parece tener siempre el día torcido. Tal vez no le veas sonreír, pero no te rindas... ¡el amor sigue trabajando! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO
  

jueves, 8 de septiembre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                     
   
UN AÑO VIVIDO

Hace 21 años, un día como hoy salía de mi casa, camino al convento. No tenía muy claro lo que quería en mi vida, sólo sabía que me había encontrado con Cristo, me había enamorado el corazón totalmente y no quería otra cosa que entregarme por completo a este amor. Detrás dejaba una familia, amigos, un novio, estudios… pero todo me parecía nada comparado al Amor que había encontrado, un amor totatilizante.

Cuando me preguntaban por qué clausura y no vida activa sólo podía decir que me había encontrado con Cristo, y quería entregarle toda mi vida a Él. No tenía nada que justificara mi entrega a Él; me explico: no me entregaba a Cristo y cuidaría a unos niños en misión, o a unos ancianos, o un colegio. No, mi vida de clausura, si querían que algo lo justificara, no había otra cosa más que Cristo.

Mi gran miedo era si algún día ese amor se acabaría. La gente me decía que ese fogonazo se pasaría y que el amor no dura toda la vida. La verdad es que hoy hace 21 años que entré en el convento, y el amor sigue vivo y fuerte en mi corazón, cada día más enamorada de Cristo, y cada día le descubro vivo y real, conmigo. Aquí te comparto un video de todo lo vivido este año, me lo han regalado las novicias, espero te guste: https://youtu.be/ELxNlrFkIeA

En este día siempre llevo a la iglesia una flor a María, una que encuentro por la huerta, para pedirle que ella cuide mi fidelidad, que ella esté siempre a mi lado.

Hoy el reto del amor es que compres una flor y entres en una iglesia, busques una imagen de María y se la dejes a sus pies. Mírala y pídele que encienda en tu corazón el amor, quizás un amor que se está apagando, ella es experta en vover a darlo vida; o quizas un amor que está en plena vida, pídele que te enseñe a cuidarlo.

VIVE DE CRISTO
  

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Verónica nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                     
   
LOS JUEGOS DE JUBI

A Jubi, nuestra perrita, debe resultarle súper divertido vaciar todas y cada una de las papeleras de la sala de trabajo. Cuando no estamos, se cuela y deja la sala hecha un desastre, con papeles por todas partes. Cada día, antes de ponernos a trabajar, tenemos que recoger todo lo que ha tirado.

A mí me daba la risa porque, siendo monja, el Señor me regaló entender a los padres con hijos pequeños. Cuántas veces hay que ir detrás de ellos recogiendo, con mil ojos para que no se coman nada peligroso, para que no se caigan y se hagan daño... Los padres dan la vida, se cansan, acaban agotados, pero felices de amar a sus hijos. Y al día siguiente, aunque la sigan liando, no disminuye su amor por ellos.

Nosotros somos esos niños, y así actúa el Señor con cada uno de nosotros. Él cada día da Su vida, es el que nos cuida y nos protege. Pensamos que, siendo como somos, se va a alejar o va a dejarnos, pero, sencillamente, ¡no puede! Su amor por nosotros es tan grande que estaría todo el tiempo recogiendo los papeles que tiramos. No se cansa de amarnos y es feliz amándonos. Nosotros la liamos muchísimas veces como personas humanas que somos, pero Él no nos pide que seamos perfectos y que no tiremos ninguna papelera; nos pide que, cada vez que la liemos, nos levantemos y le volvamos a mirar.

Hoy se te van a presentar situaciones en las que fácilmente se puede perder la paciencia, por eso, el reto del amor es que pares antes de nada y le pidas al Señor poder actuar desde Él, desde el amor, para seguir amando a esa persona. Y, si en algún momento pierdes la paciencia, ¡es normal! Pide perdón y... ¡a seguir adelante!

VIVE DE CRISTO
  

martes, 6 de septiembre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                     
   
GRACIAS, SEÑOR, POR RAFA

Ayer, a las 6:00 de la mañana, recibí una llamada. Me dijeron que Rafa ya había nacido a la verdadera Vida.

Ha sido un gran regalo del Señor haber podido acompañar a Rafa en estos momentos. En Julio le conocí. Vino a vernos con su mujer y con Carlos. Lo que más me impresionó de él fue su sonrisa y su mirada.

En su sonrisa descubrí un niño en la fe. Me habló del trato que tenía con el Señor, de cómo hablaba con Él y de la necesidad tan fuerte que tenía de orar.

Y su mirada me traspasó. Una mirada limpia, profunda y, sobre todo, cargada de amor. No era su mirada, era la mirada de Cristo. Se le podía mirar fijamente a los ojos y no apartaba la mirada; al revés, te hablaba con ella.

Ayer, después de la Eucaristía que tuvieron por la noche, me llamó una persona para compartir y mi pregunta fue:
-La gente que estaba, cuando hablabas con ellos, ¿qué decían?

Él me contesto:
-Todos los que estaban en la Eucaristía eran personas a las que Rafa había de alguna manera entrado en sus vidas: a unos les había llevado en peregrinación, a otros les había ayudado en su matrimonio, a otros desde la vida, a otros con una palabra... pero en todos escuchaba que Rafa les había llevado a Cristo, que había sido el instrumento para volver a Cristo.

Esa respuesta me impresionó un montón. Rafa descubrió que su fuerza estaba en Cristo, y por eso, entre otras muchas iniciativas, montó grupos de oración semanal, donde se reúnen para orar juntos. Rafa supo ser el dedo que nos indicó dónde estaba la felicidad, y nos llevó a ella. Él nos ha mostrado con su vida y su enfermedad que, en la debilidad, Cristo era fuerte en él, que la muerte no tiene la última palabra; él nos fue poniendo a todos de cara a CRISTO, nos llevó a mirarle a Él para seguir caminado.

Hoy el reto del amor es orar por Rafa y por su familia, dando gracias al Señor por estas personas que lo dejan todo por Cristo y viven entregados a los hermanos que el Señor les pone en su camino. Y hoy transmite amor con tu mirada y tu sonrisa.

VIVE DE CRISTO

PD: Si quieres saber algo más de Rafa, aquí te comparto estos links.

https://www.revistamision.com/rafa-lozano-reconocerte-vulnerable-la-clave-del-exito-dejas-cristo-intervenga-traves-ti/

http://movil.religionenlibertad.com/articulo_rel.asp?idarticulo=51733

¡Feliz día!
  

lunes, 5 de septiembre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                     
   
EL SITIO EXACTO

Ayer por la mañana me encontré a sor Teresita barriendo delante de sus tiestos.

-¡Qué bonitos los tienes! -comenté.

-¡Puf! No te creas... -me respondió desanimada- Llevo todo el verano mimando este tiesto: le abono, le limpio las hojas, le riego... Claro, esta fuerte y hermoso, ¡pero ni una flor!

Y, señalándome hacia la ventana, me explicó:
-¿Ves ese árbol? ¡Ha crecido demasiado! Ahora ya da sombra todo el rato en estas ventanas. Los tiestos de allí están encantados, pero este otro, ¡necesita más sol! Hay que transplantarle a la huerta...

Mientras me estaba hablando, sentí al Señor detrás de sus palabras. Nosotros somos como los tiestos de sor Teresita, ¡todos diferentes, con necesidades distintas! Unos necesitan más agua, a otros les viene bien la sombra, ¡y hay quien necesita mucho sol!

Cristo es nuestro jardinero. Él conoce a la perfección qué necesitas para crecer fuerte y sana, querida planta. Él vuelca todo su cariño en ti, ¡sólo necesita que te fíes, que te dejes guiar por Él, que confíes en su amor! Porque, como dice sor Teresita, "cuando una planta se llena de flores, sabes que está contenta, ¡y qué alegría da eso!" Así le ocurre a nuestro Jardinero: ¡la alegría de su corazón es verte florecer!

Hoy el reto del amor es dar gracias al Señor por todos los movimientos y vocaciones que hay dentro de la Iglesia. ¡Y Cristo tiene un sitio reservado para ti, con las condiciones de luz y humedad que necesitas, pequeña planta! Da gracias por ello y, si no has encontrado aún ese sitio, ¡pídele ojos para verlo! Cristo busca tu felicidad, ¡confía en su Amor! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO
  

domingo, 4 de septiembre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                     
   
EL LÁPIZ DE DIOS

Recuerdo desde bien pequeña reconocer a una monjita pequeñita, ya abuelita, de la que aprendí pronto su nombre y, también, que era muy buena. Madre Teresa, así se llamaba, ¡seguro que también te acuerdas!

Fui creciendo y, en un viaje a Bielorrusia en autobús, vi por primera vez a muchas de sus hijas, vestidas como ella, caminando por un parque. ¡La imagen me emocionó! Sus inconfundibles hábitos, sus sandalias... caminaban, oraban, sonreían.

En Australia el Señor también me puso hijas suyas en el camino: invitaban a los jóvenes a orar delante del Santísimo.

En Irlanda volví a coincidir con ellas. El viaje era decisivo para mí; sentía desvanecerse mi fe y, mochila en mano, fui en busca de respuestas. Cansada ya de viajar por la isla, terminé en las puertas de su casa para prestarles mi ayuda.

Fue allí donde descubrí en sus hijas a Madre Teresa, un auténtico torbellino enamorado de Cristo. Hijas que oraban, amaban sin distinción, buscaban incansablemente a los más pobres entre los pobres, y así me miraron a mí, así me trataron y, por su amor, volví a Él. Descubrí en su pequeña capilla, mirando al Cristo y al característico cartel de "Tengo sed", su motor, el motor que les hace "amar hasta que duela".

Hoy canonizan a la Madre Teresa, símbolo del Amor con mayúscula, testigo de Cristo Vivo. ¿Y el secreto de su santidad? Te lo dice ella: "Yo soy el lápiz de Dios. Un lápiz con el cual Él escribe aquello que quiere". Siempre vivió confiando en Él, caminado por donde Cristo pisaba, siempre detrás de Él y por Él.

El reto del Amor es que hoy, día de la canonización de la Madre Teresa, le pidas que interceda por un "pobre entre los pobres", por alguien cercano a ti que esté pasando por un momento de pobreza material o espiritual, alguien que se encuentre en un momento en el que nada tenga sentido.

Gracias, Madre Teresa, por mostrar al mundo que la santidad es Cristo en ti.

VIVE DE CRISTO