Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


sábado, 19 de marzo de 2016

Cofradía del Rosario

Hola, buenos días, hoy Inés nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.      
  
EL SEÑOR SE CUIDA DE MÍ – DIOS – AÑADIRÁ

¿Sabías que José significa: “Dios – añadirá”?

San José fue realmente un hombre de Dios, tanto, que le puso como misión cuidar de “los que más quiere”: María, Jesús… y nosotros. Y él, callando, actuando y confiando.

Visto desde los hombres, lo que hizo José es locura total, pero, después de Cristo y María, san José es el hombre más santo: vivir de Jesús, con Jesús y para Jesús… y el Señor pone todo lo demás.

San José aparece encarnado en esa impotencia, esa zozobra, ese horizonte, esa confianza… que día a día vivimos tú y yo, y que abandonamos al cuidado de Aquel de quien recibimos la Salvación.

Y hoy testifico que Dios - añade todo en mi vida: Él me ha regalado 29 años de fidelidad en esta vocación maravillosa. Día a día, minuto a minuto, percibo el don de sentirme y saberme cuidada por San José, por lo tanto, colocada al lado de Jesús y María; por eso canto una fuerte Acción de Gracias a la que os añado, porque yo sola no llego.

Hoy tampoco podemos olvidarnos de dar gracias porque Dios – añadió a nuestras vidas un padre, un ayo que nos cuidara de Su parte. ¡Cuánto importa esa figura paterna que de niños nos da tanta seguridad! ¿Quién no ha repetido con orgullo: “Es que mi padre..."? Luego vamos creciendo, y cuántas veces pensamos: “Razón tenía mi padre..." Y es que, acierte o no, queda una cosa auténtica: un amor incomparable que da la vida lo mejor que puede y sabe por ti.

¡Demos gracias al Señor por nuestros padres y tengamos hoy hacia ellos un gesto de cariño, de esos regalos que no cuestan dinero pero que son incomparablemente preciados! Un beso, una llamada, una carta, un poco de tiempo, una oración…

Hoy todo es un gran reto de amor y gratitud que nos ayuda a vivir la certeza de que Dios - añade. Un abrazo, unidos en Iglesia:

VIVE DE CRISTO

viernes, 18 de marzo de 2016

Cofradía del Rosario

Hola, buenos días, hoy Celia nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.      
  
TRANSFORMACIÓN

Ayer estuve haciendo jabones. La primera tanda salió con agujeros, burbujas... Pero no pasa nada porque, al ser glicerina, se puede volver a derretir y se vuelve a poner en los moldes. Así que eso hice: metí el jabón y repetí el proceso otra vez.

Vi mi vida en esos jabones. No somos perfectos, tenemos defectos como todos, tenemos agujeros y burbujas. Y la solución no es tapar esos agujeros, o explotar esas burbujas... Cristo no lo hace así. Cristo, cuando entra en tu vida, no apaña las cosas, sino que la transforma, la hace nueva. Él es capaz de hacer de nosotros una criatura nueva.

Hoy puedes sentir que tienes agujeros que no aceptas, o burbujas que te quitan la paz. No pienses que no hay solución. ¡Sí la hay! Cristo tiene la solución, Él te hace nuevo. Él convierte nuestro corazón de piedra en corazón de carne.

Y no importa las veces que pase. Con el jabón se puede hacer todas las veces que haga falta hasta que salga bien. Cristo, con su paciencia infinita, te levantará siempre que te sientas así, siempre con una sonrisa te dirá: "¡Ánimo, que hay esperanza, yo estoy contigo!"

¿Y qué hay que hacer para que Cristo te haga nuevo? Pues ponerte delante de Él y dejarte hacer. Como los jabones: se dejan transformar una y otra vez.

Hoy el reto es que te dejes hacer. Ve a una Iglesia y dile: "Me pongo en tus manos Señor, mi vida es tuya".

Deja que Cristo te transforme. ¿Te atreves?

VIVE DE CRISTO  

jueves, 17 de marzo de 2016

Cofradía del Rosario

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.      
  
NO TE QUEDES EN EL PALO

Estos días, el padre de Sión nos está ayudando a hacer alguna chapuza en la huerta. Y, aprovechando que le tenemos por aquí, ayer le pedimos que fuese a Correos a por sellos.

Me encontré con Sión antes de comer y me dijo que su padre ya había traído los sellos, y que también había parado en la plaza para coger unos árboles frutales. Pero, como ya era la hora de la comida, no pude salir a verlos.

Por la tarde, después de trabajar, salimos a la huerta. Encontré un palo largo con cuatro ramas "secas" y raíces. Pensé que eran los árboles que estaban arrancando para plantar los nuevos, Israel pensó lo mismo y se lo ofrecimos al perro como un nuevo juguete.

Al otro lado de la huerta, Sión nos miraba desencajada.

"¿Pero qué le pasa?", pensé.

Rápidamente contestó a mi pensamiento como si lo escuchara:

-Chicas, ¿me podéis acercar el manzano que tenéis en la mano?

-¿Manzano? ¡Pero si es un palo con raíces! -no podíamos parar de reírnos, pensábamos que eran los árboles que acababan de quitar y, sin embargo, eran los nuevos que había comprado su padre.

Después nos señaló otros palos con raíces mientras nos decía qué eran: un cerezo, un árbol de nectarina...

Hoy encontrarás muchos árboles en el trabajo, en la calle, en el autobús, en clase. Hay árboles que te atraerán por su carácter, su protagonismo, su extroversión... y otros a los que te tendrás que acercar casi por obligación, porque piensas que no pueden dar mucho de sí, son rechazados por todos, tienen un carácter difícil...

Así veíamos al árbol que encontramos, pero caímos en la cuenta de que estaba llamado a ser un bonito manzano; entendimos que, por no tener hojas, no era un deshecho. Sólo necesitaba de alguien que lo plantara, cuidara, regara. Así hace Cristo contigo: puedes sentirte un palo un poco torpe, un palo que no sabe hacia dónde ir, pero Él, si le miras, siempre te regala Su cuidado y ternura, su Gracia para que puedas crecer seguro y convertirte en aquello que Él ha soñado para ti.

Hoy el reto del amor es que mires a ese árbol que consideras seco con la mirada de Cristo, soñando aquello que puede llegar a ser pero que no puede porque nadie le mira con esperanza. Sonríele, escúchale, préstale atención... pon en él la esperanza que Dios ha puesto al crearle; no te quedes en el palo, mira al manzano, al cerezo, a la nectarina...

VIVE DE CRISTO

miércoles, 16 de marzo de 2016

Diez maneras de empezar a rezar el Santo Rosario hoy mismo

Octubre es el mes del Rosario. Me enseñaron a rezar el Rosario en la escuela católica, pero no fue hasta que estuve en la universidad que realmente me enteré de la belleza de esta oración. Todavía no lo rezo todos los días, pero yo sé que no soy la única que lucha con eso. Esta lista te ayudará si, como yo, quieres rezar el Rosario todos los días, pero no estás muy seguro de cómo empezar.

1.- Comienza con sólo una decena por día
Si tienes hijos o estás aprendiendo cómo rezar el Rosario, comienza con sólo rezar una decena al día. Cuando yo estaba enseñando catecismo, enseñé a los niños a rezar el Rosario rezando una decena al final de la clase. Una vez que estés cómodo meditando una decena, se puede pasar a añadir más.

2.- Utiliza la Palabra de Dios como tu compañera
Marcos Hart dijo que el Rosario es su Estudio Bíblico favorito. Le pregunté "¿Cuáles de los misterios?" Él dijo: "Todos los 20 misterios del Rosario nos ofrecen algo único... esa es la mejor parte. Dependiendo del día o de dónde estemos en nuestro caminar de fe, el Espíritu Santo revelará algo diferente para nosotros".

3.- Ora en todo el día.
Puedes hacer una decena en la mañana, rezar la segunda durante tu pausa para el café de media mañana, agregar otra en la mitad de la tarde, rezar la cuarta antes de la cena, y la última mientras te preparas para el descanso nocturno. Es una buena manera de orar constantemente.

4.- Ora al caminar o correr
Algunas personas rezan el rosario mientras caminan como parte de una meditación en movimiento. Es cierto que que trotar y correr pueden dejarnos sin aliento para la oración, pero si vas a trotar o correr a un ritmo lento, puedes tener suficiente energía mental para meditar y orar. Ofrece una Ave María cuando estés a punto de sentirte exhausto.

5.- Ora durante los traslados matutinos al trabajo, horas de mayor tráfico y tiempo de transporte
La mayoría de los viajes al trabajo son unos 30-40 minutos dependiendo de donde vivas. En vez de quejarte por el tráfico, reza el Rosario y ofrece un Ave María por cualquier persona que te interrumpa. No te prometo que esto te quitará las molestias durante el camino, pero es mucho mejor que ir haciendo gestos duros o comentarios airados. Puedes usar también un CD con el Rosario en audio, de manera de orar con éste mientras conduces a tu trabajo.

6.- Ora durante la Adoración
En la universidad me gustaba pasar la primera media hora de adoración rezando el Rosario. Y aun cuando no pudiese estar toda una hora, me quedaba al menos durante el tiempo suficiente para orar una decena. El Rosario nos ayuda a enfocar la mente y mantenernos al tanto de dónde estamos en el momento presente. Si rezas el Rosario completo pausadamente y meditando con cuidado cada misterio, es posible hacer que dure toda la Hora Santa.

7.- Ora antes de dormir.
Si temes quedarte dormido antes de terminar de orar, pídele a tu ángel de la guarda que termine el Rosario por ti si en algún momento te vence el sueño.

8.- Ora con tu familia y amigos
Orar en grupo siempre es una buena manera de orar, porque no tienes que hacer todo el rosario solo. Los rosarios grupales normalmente ocurren en retiros, pero se puede rezar el Rosario en familia después de la cena o conseguir algunos amigos que quieran reunirse y rezar un rosario en la capilla o para luchar con la oración por una buena causa (por ejemplo, en la lucha provida podrían orar en grupo frente de una clínica de aborto).

9.- Ora durante las tormentas o tiempos de ansiedad
Cuando el huracán Issac estaba pasando cerca de Texas, recé el Rosario a su paso por mi ciudad. Rezar el Rosario durante las tormentas me ayudó a calmarme. El mismo efecto calmante sucede cuando rezo el Rosario durante los ataques de ansiedad. Es un gran ejercicio de puesta a tierra, ya que puedes ver el Rosario en tus manos, sentir las cuentas entre los dedos, y escuchar las oraciones mientras rezas. Algunos Rosarios incluso emanan un agradable aroma a flores.

10.- Ora con intenciones y gratitud.
Una forma de rezar el Rosario es dedicar cada decena a una intención especial. La mayoría de la gente empieza el Rosario ofreciendo el primer Padrenuestro por las intenciones del Santo Padre, luego ofreciendo las primeras 3 Avemarías por el aumento de la esperanza, la fe y el amor. Lo que elijas para meditar depende de ti, pero aquí hay algunas sugerencias.

En los misterios Gozosos, orar por los miembros de la familia, personas que conoces que están viajando, familia o amigos que acaban de tener niños, estudiantes que se están graduando, niños que son bautizados, y por los niños desaparecidos.

En los misterios Dolorosos, orar por las personas que sufren de ansiedad. Ora por las personas que luchan con las adicciones. Oremos por los que son perseguidos por sus creencias. Oremos por los que sufren de depresión, y no olvidemos rezar por las almas de los fieles difuntos.

En los misterios Luminosos, orar por las conversiones. Ora por las personas que están discerniendo acerca del matrimonio o están punto de casarse. Ora por un aumento de las vocaciones al sacerdocio y a la vida religiosa. Oremos por los que ya son sacerdotes / monjas / monjes y recemos también por una mayor devoción a la Sagrada Eucaristía.

En los misterios Gloriosos, ora por tus seres queridos que han fallecido. Oremos por las almas de los niños abortados. Ora por los niños que murieron en abortos involuntarios. Ora para tener una relación más estrecha con Cristo. Ora por una muerte feliz.
También es una buena idea para orar con gratitud. Da gracias por algo con cada Ave María, no importa cuáles misterios estés meditando. Puedes hacerlo de la siguiente forma.

En los misterios Gozosos, orar agradeciendo por todas las pequeñas cosas de la vida cotidiana. Ora por tu familia, tus amigos, los lugares a los que tienes que ir, y las cosas que haces a diario.

En los misterios Dolorosos, orar agradeciendo lo que has aprendido de una mala situación. Oremos por las veces que Dios nos ayudó en un momento de gran necesidad. Reza en gratitud por las personas en tu vida que han fallecido. Reza en gratitud por la gente está siendo un testimonio de fe, aun a costa de sus propias vidas.

En los misterios Luminosos, orar agradeciendo por los grandes acontecimientos de tu vida, las cosas que has hecho por medio de la ayuda de Dios. Incluso si se trata de algo tan pequeño como graduarte de la escuela secundaria o aprobar un examen. Reza en agradecimiento por los momentos que cambiaron tu vida para mejor.

En los misterios Gloriosos, ora en alabanza por los santos hombres y mujeres que están intercediendo por ti. Reza en gratitud por las victorias que has alcanzado con la ayuda de Dios.

Espero que estas pequeñas sugerencias te ayuden a empezar a rezar el Rosario hoy mismo...


Cofradía del Rosario

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.      
  
"¿CÓMO CUIDAS DE MÍ?"

Muchas mañanas suelo comenzar el día retando al Señor: "Hoy, Señor, te quiero ver. Ábreme los ojos".

Él está vivo, y es una Persona real que permanece a tu lado y siempre se está manifestando; sin embargo, muchas veces son nuestros ojos los que no se percatan de su Amor.

Pero, ayer, le dije que no sólo quería verle, sino que quería ver cómo Él me cuida.

Con ésas salí de la oración, corriendo a preparar el desayuno. Estábamos de cocina, y allí me pasé toda la mañana, con las hermanas del noviciado. Lo pasamos genial, pero luego acabamos agotadas.

Cuando llegué a mi celda para descansar un rato, por el desajuste del despertador, me di cuenta de que en algún momento debía de haberse ido la luz, aunque nosotras no habíamos notado nada.

Me metí en la cama y noté que mi manta eléctrica estaba encendida.

"¡Increíble! ¿Cómo puede ser?", me pregunté (son mantas que se apagan automáticamente). "¡La luz! ¡Al irse la luz, la manta se ha vuelto a encender cuando ha vuelto la corriente!"

Qué regalo inesperado, había sido Él, estaba segura. Al darme cuenta de esto, le di las gracias. Y eso que ni si quiera me había acordado de mi petición en toda la mañana; sin embargo, sí que me llegó su sorpresa. Estaba tan a gusto y calentita, que me dormí en seguida y descansé genial.

Por la tarde, cuando me acordaba de esto, me daba cuenta de lo fácil que es hacer feliz a alguien. Muchas veces le pido que me ilumine cómo amar, pensando que me va a pedir grandes hazañas, y hoy me ha mostrado de nuevo que el Amor se siembra poco a poco, en el día a día, y con cosas sencillas.

Hoy el reto del Amor es que tengas un detalle de amor. Muestra a esa persona que tienes al lado que no has olvidado las cosas que le gustan, que sabes y conoces lo que puede hacerle feliz.

Tu pequeño detalle de hoy es semilla de felicidad. Si cada día la riegas, la cuidas, como Él hace contigo, brotará vida nueva a tu alrededor.

¿Quieres ser feliz? Ora y ama.

VIVE DE CRISTO

martes, 15 de marzo de 2016

Las Jaculatorias


Las Jaculatorias son oraciones breves para mejor mantenernos en la presencia de Dios a lo largo del día. Muchas sirven como exorcismos ó para alejar cualquier tipo de fuerza demoníaca.

Las jaculatorias son oraciones breves, encendidas de amor y de cariño, que dirigimos al Señor, a la Virgen Santísima y a los Santos, para mejor mantenernos en la presencia de Dios a lo largo del día.

A JESUCRISTO

·         Jesús manso y humilde de corazón, haz mi corazón semejante al tuyo.
·         Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío.
·         Sagrado Corazón de Jesús, perdónanos y se nuestro Rey.
·         Corazón de Jesús, que os ame y os haga amar.
·         Corazón divino de Jesús, convierte a los pecadores, salva a los moribundos, libra a las almas santas del purgatorio.
·         Dulce corazón de mí Jesús, haz que te ame siempre más y más.
·         Sagrado Corazón de Jesús, protege nuestras familias.
·         En los cielos y en la tierra sea para siempre alabado, el corazón amoroso de Jesús Sacramentado.
·         Sea por siempre bendito y adorado Cristo, Nuestro Señor Sacramentado, Nuestro Rey por los siglos de los siglos. 
·         Alabemos y demos gracias en cada instante y momento, al Santísimo y Divinísimo Sacramento. 
·         Acordémonos que estamos en la santa presencia de Dios, ¡Adorémosle!
·         ¡Viva Jesús en nuestros corazones! ¡por siempre! 
·         ¡Viva Cristo Rey! ¡Viva! 
·         Te adoramos ¡oh Cristo!, y te bendecimos, porque con tu Santa Cruz redimiste al mundo. 
·         Alabado sea Jesucristo. Por los siglos de los siglos. Amén. 
·         Buen Jesús, amigo de los niños, bendecid a los niños de todo el mundo. 
·         Buen Jesús, me uno a ti de todo corazón. 
·         Dad, Señor, descanso eterno a las almas, y la luz perpetua luzca para ellas. 
·         El Señor es mi pastor, nada me puede faltar. 
·         Jesús, manso y humilde de corazón, haz nuestro corazón semejante al vuestro. 
·         Por tí, Jesús, vivo; por tí, Jesús, muero; tuyo soy, Jesús, en vida y en muerte, amén.
·         Señor, auméntanos la fe. Señor, Tú lo sabes todo, Tú sabes que te amo. 
·         Creo, Señor, pero ayuda mi incredulidad. 
·         Jesús, Dios mío, os amo sobre todas las cosas. 
·         Jesús, mío, ten misericordia de mi. Tuyo soy, para Ti nací, ¿qué quieres Jesús de mí?

Depresion

¿Cómo puede un cristiano vencer ldepresión?

La depresión es un padecimiento que se ha propagado grandemente afectando a millones de personas, tanto a cristianos como a no cristianos. Quienes sufren de depresión pueden experimentar intensos sentimientos de tristeza, ira, desesperanza, fatiga y una variedad de otros síntomas. Pueden empezar a sentirse inútiles y aún pensar en el suicidio, perdiendo interés en cosas y personas con las que antes disfrutaban. Con frecuencia la depresión es disparada por las circunstancias de la vida, tales como la pérdida del trabajo, la muerte de un ser querido, el divorcio o problemas psicológicos como el abuso o la baja autoestima.

La Biblia nos dice que estemos llenos de gozo y alabanza (Filipenses 4:4; Romanos 15:11), así que aparentemente Dios propone que vivamos vidas con gozo. Esto no es fácil para alguien que atraviesa por una situación depresiva, pero ésta puede mejorar a través de los dones de Dios en la oración, estudios bíblicos y su aplicación, grupos de soporte, grupos en casas, compañerismo con otros creyentes, confesión, perdón y consejería. Debemos hacer un esfuerzo consciente para no estar absortos en nosotros mismos, sino más bien dirigir nuestros esfuerzos al exterior. Los sentimientos de depresión con frecuencia pueden resolverse cuando el que sufre quita la atención de sí mismo y la pone en Cristo y en los demás.

La depresión clínica es una condición física que debe ser diagnosticada por un médico especialista. No es causada por circunstancias desafortunadas de la vida, ni los síntomas pueden ser aliviados por voluntad propia. Contrariamente a lo que algunos creen en la comunidad cristiana, la depresión clínica no siempre es causada por el pecado. En ocasiones la depresión puede ser un desorden que necesita ser tratado con medicamentos y/o consejería. Desde luego, Dios es capaz de curar cualquier enfermedad o desorden; sin embargo, en algunos casos, el consultar a un doctor por una depresión, no es diferente al acudir a un médico por una herida.

Hay algunas cosas que pueden hacer quienes sufren de depresión, para aliviar su ansiedad. Deben asegurarse de estar firmes en la Palabra, aún cuando no sientan deseos de hacerlo. Las emociones pueden confundirnos, pero la Palabra de Dios permanece firme e inmutable. Debemos mantener firme también nuestra fe en Dios, y acercarnos aún más a Él cuando pasemos por tribulaciones y tentaciones. La Biblia nos dice que Dios nunca permitirá en nuestras vidas aquellas tentaciones que estén más allá de nuestra capacidad para manejarlas (1 Corintios 10:13). Aunque el estar deprimido no es pecado, el cristiano sí es responsable de la manera cómo responda a la aflicción, incluyendo el obtener la ayuda profesional que necesite. “Así que, ofrezcamos siempre a Dios por medio de Él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesen su nombre” (Hebreos 13:15).


Oración contra la Depresión

"Señor, siento el desierto en mi corazón, las cargas son muchas y ya no tengo fuerzas, Señor, infunde tu Santo Espíritu, sopla sobre mi, y llévate esta depresión que me consume por dentro, aleja de mi todo espíritu de tristeza, de angustia, de agobio, de cansancio, aleja todo espíritu de soledad, de falta de constancia, Señor, dame una señal de que me escuchas, tú sabes Señor que te amo, pero hay veces que me cuesta reconocerlo, tengo un aguijón como Pablo clavado en mi corazón, que me hace débil, pero sé Señor que tú me levantarás de mis debilidades, que tú me sanarás, que alejarás todo tipo de espíritu que quiere enfermarme y hacerme alejar de tí.

Dame la fortaleza de tu Santo Espíritu, ilumíname con tu Palabra, hazme salir de esta prisión que me ahoga, me asfixia, Señor bendíceme, sánane, Señor, tú que has sanado a los leprosos, a los paralíticos, a los ciegos, sáname, por eso yo te digo: ¡¡¡ Jesús, hijo de David, ten piedad de mí !!!

Levántame de esta oscuridad, dame tu luz, dame tu misericordia, perdona mis pecados y los de mis ancestros, libérame de toda depresión que pudieran haber tenido mis antepasados, pasa sanando todo momento traumático de mi nacimiento, de mis primeros años de vida, sana las etapas de mi vida. Enséñame a perdonar, y a perdonarte. Llena mis espacios vacios de amor, con tu amor y tu misericordia; llévate este aliento de muerte y hazme resucitar como a Lázaro, quítame las vendas de la tristeza, llévatela, no la quiero, dame el don de la alegría, dame el don de la fe.

Lléname con tu Espíritu y nada más, Señor, lléname con tu Espíritu y nada mas, Amén".


Cuaresma

La Cuaresma

Del latín quadragesima, se conoce como Cuaresma al periodo litúrgico de preparación de la Pascua de Resurrección. La Cuaresma, que se inicia con el miércoles de Ceniza y finaliza el Jueves Santo, es un tiempo de penitencia para los fieles de la Iglesia Católica Romana

Podría decirse que la Cuaresma es el periodo de cuarenta días previo a la Pascua. Esta cifra (los cuarenta días) tiene un importante simbolismo de acuerdo a distintos fragmentos de la Biblia, como el retiro de cuarenta días que realizó Jesús en el desierto y el retiro de Moisés en el desierto durante la misma cantidad de días. El diluvio bíblico, por otra parte, duró cuarenta días, mientras que el pueblo judío marchó cuarenta años a través del desierto.

La Iglesia considera la Cuaresma como un tiempo de arrepentimiento, expiación de la culpa (por los pecados cometidos) y de conversión. Los fieles deben reforzar su fe para acercarse a Cristo a través de actos de reflexión y penitencia.

Las prácticas tradicionales de la Cuaresma, con el ayuno y la abstinencia, se remontan al siglo IV. Comenzó como parte de un periodo de renovación para la Iglesia y aún se conserva en gran parte del mundo. Sin embargo, las penitencias son cada vez menos rigurosas, sobre todo en los países occidentales. El ayuno debería consistir de una única comida diaria, mientras que la abstinencia supone no comer carne.

Más allá del ayuno, la Cuaresma puede vivirse a través del sacramento de la Confesión, la oración y las actitudes positivas.

Cuarenta días de penitencia

Cabe mencionar que este período fue variando con el correr de los años. Al principio su duración no era fija, sino que se componía de un par de semanas, a veces más largas y a veces menos, en los que las personas intentaban acercarse a la santidad a través de acciones que se creía podían convertirlos en mejores hijos de Dios. Pero en el siglo IV, esta duración se fijó en 40 días y desde entonces se ha mantenido inamovible.

En la actualidad la Cuaresma se encuentra compuesta por seis semanas, previas al domingo de Pascua. La razón por la cual se estableció esta estructura es que, como el domingo es el día del señor, en el que no puede realizarse el ayuno, con el fin de que la penitencia abarque 40 días fue necesario agregar cuatro días más a la cantidad que formaban la cuaresma en sus orígenes. Pudiendo así imitar esos 40 días de ayuno de Cristo en el desierto. Así, la cuaresma se compone de cuarenta días que van desde el Miércoles de Ceniza hasta el Sábado Santo, descontando los domingos.

Es importante señalar que en la antigüedad este período estaba relacionado íntimamente con el tiempo de renovación de la tierra, es decir con el calendario agrícola. Se tomaban en cuenta, por tanto la posición del sol y de la luna; manteniendo esa costumbre, al día de hoy se cuenta el primer día de Cuaresma después del domingo que prosigue a la primera luna llena de primavera septentrional, en el Hemisferio Norte.

La última semana de la cuaresma es la conocida como Semana Santa; en estos días la penitencia se vuelve todavía más intensa y los fieles deben realizar cuantos actos de purificación puedan para acercarse a esa perfección predicada por la Iglesia, teóricamente.

En muchos países durante estos días se realizan procesiones y celebraciones de todo tipo en los que se promueve la vida religiosa. Lamentablemente, mientras la iglesia insta a sus seguidores a ayunar y convertirse en personas de bien, por otro lado continúa estando a favor de la desigualdad y no colabora por la construcción de una vida más justa para todos, creyente y no creyente.

Cofradía del Rosario

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.      
  
NO SEAS UN PRIMERIZO

Ayer por la mañana tuve una gran aventura en la que me acordé muchísimo de los primerizos... o de los que coordinan proyectos sin pringarse las manos. Te cuento.

Por las mañanas, Sión es la encargada del perro: darle de comer, sacarle a hacer sus cosas y limpiar la sala de abajo, que es donde duerme. Y, cuando Sión no puede, como a todas les encanta estar con el perro, dejo que Celia, Israel o Joane se encarguen. Ellas tan contentas. Así, el perro lleva ya tres meses con nosotras... y yo ningún día me he visto envuelta en ese lío.

Pero ayer, no sé cómo, nadie podía hacerse cargo de Jubi. Yo, muy decidida, les dije:

-Tranquilas, que yo doy de desayunar al perro, le saco, limpio todo... ¡en diez minutos acabo!

Tenía el plan perfectamente diseñado. Todo bajo control. Bajo a donde el perro, entro y... como me he retrasado un rato, Jubi no podía más. Te puedes imaginar el charco que me ha montado en mitad de la habitación...

Nada más verme sólo quería jugar. Yo no sabía si sacarle, si darle el desayuno o limpiar. Opté por empezar a limpiar, pero mi sorpresa fue que no encontraba el papel con que lo hacen. Además, lo curioso fue que me habían dicho: "Usa el spray para limpiar bien"... y en el armario había un montón y todos distintos: uno para lavarle en seco; otro, ambientador; en otro me pareció leer colonia...

Total, que al final encuentro el que es y, con todo lo limpio, le abro la puerta... y el perro no quiere salir a la huerta, quiere desayunar. Vale...

Le preparo el desayuno. Me habían dicho que, entre las bolitas, tenía que picarle un poco de salchicha. En ello estaba cuando, en un segundo que me despisté, Jubi tiró del mantel, el paquete de salchichas cayó al suelo, lo pilló... y me dejó a cuadros. Se ha comido el paquete y sólo podía darle media salchicha. Total, que me senté en el suelo sintiéndome, a pesar de los tres meses de convivencia, una primeriza. El Señor me ha mostrado que, cuando hay algo nuevo, me tengo que implicar, que no puedo dejarlo para los demás. Que siempre hay un momento para comenzar.

Hoy el reto del amor es no dejar que la vida te atropelle. No seas primerizo, pringarte en lo que tienes entre manos, involúcrate, verás cómo la vida se ve de otra manera.

Hoy seguro que vas a vivir o vas a pasar junto a algo que todos los días intentas esquivar. Hoy es el día de afrontarlo, no tengas miedo, sé que te supera y que prefieres dejarlo para mañana. Hoy mira a Cristo y pídele que te dé su fuerza para empezar de nuevo, para luchar con eso que tienes clavado en el corazón. Sé valiente y no te rindas. La vida es para vivirla y vivirla en plenitud.

VIVE DE CRISTO

Pd: ¡El libro sobre el perdón ya está terminado! Lo hemos entregado ya a la editorial que, en breve, empezará a imprimirlo.

En cuanto el libro esté disponible, os avisaremos, y os informaremos de cómo conseguirlo para todos aquellos que estéis interesados. ¡Feliz día!

lunes, 14 de marzo de 2016

Cofradía del Rosario

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.     
 
TU MOCHILA TIENE PROPIETARIO

Ayer estaba en la oración, y caí en la cuenta de que sólo nos queda una semana de Cuaresma... y ya llegamos a la Semana Santa.

En ese ratito de oración estuve conversando con el Señor sobre qué es la Cuaresma. O cómo lo he vivido estos últimos años. Y, volviendo la mirada hacia atrás, iba observando cómo en todos hay un denominador común: la Cuaresma es tiempo de vaciar la mochila.

En estas últimas Cuaresmas, el Señor me ha regalado experimentar de forma renovada el poder entregarle un peso que quizá nunca antes me había sido iluminado, y la alegría de vivir la Resurrección, la liberación de toda carga. Es volver a nacer de Cristo, ser una persona nueva.

Nosotras, siempre que enseñamos a orar a alguien, utilizamos este ejemplo de vaciar la mochila. En realidad es una necesidad: dejar todo lo que has ido cargando durante el día, todo aquello que te haya podido quitar la paz, todo lo que te resulta pesado y no puedes con ello. Al coger esa mochila e ir entregándole una a una todas tus cosas a Cristo, lo que estás haciendo es abrir tu corazón y dejarle entrar. Dejar que sea Él quien cargue y muera por todo ello, porque lo que está en la Cruz de Cristo es lo que resucita.

Es algo que todas deseamos experimentar cada día, pero que, durante este tiempo, se nos regala de forma especial. Dada la grandeza y el poder de la Semana de la Pasión de Cristo, seguro que nos concede ver en lo profundo de nuestro corazón esas cosas que Él  desearía que le entregases. Él da la Vida por ti, y todo lo que te preocupa lo quiere hacer suyo, sólo necesita que tú, libremente, lo quieras poner en Sus manos.

Hoy el reto del Amor es vaciar tu mochila en la cruz de Cristo. Hoy siéntate un rato junto a Cristo y deja en sus manos aquello que te pesa: esa persona a la que te gustaría perdonar, pero sientes tu impotencia; o aquello que querrías asumir pero te atenaza el miedo...

Experimentarás una paz liberadora, y podrás vivir su Resurrección en primera persona, porque algo de ti murió con Él.

VIVE DE CRISTO

Ave Maria

Santa María, Madre de Dios, consérvame un corazón de niño, puro y cristalino como una fuente. Dame un corazón sencillo que no saboree las tristezas; un corazón grande para entregarse, tierno en la compasión; un corazón fiel y generoso que no olvide ningún bien ni guarde rencor por ningún mal. Fórmame un corazón manso y humilde, amante sin pedir retorno, gozoso al desaparecer en otro corazón ante tu divino Hijo; un corazón grande e indomable que con ninguna ingratitud se cierre, que con ninguna indiferencia se canse; un corazón atormentado por la gloria de Jesucristo, herido de su amor, con herida que sólo se cure en el cielo.

domingo, 13 de marzo de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

UNA ENTREGA A DESCUBRIR

Hace unos meses, un domingo por la tarde una visita inesperada llamó al torno. Se trataba del recién nombrado obispo de Burgos, don Fidel.

La verdad es que con pocos obispos me había relacionado, no sabía ni cómo había que tratarle: ¿El obispo a vernos?

Fuimos todas al locutorio y nos encontramos con un padre que se preocupaba por sus hijas, con un hermano al que todo le hablaba del Señor y que compartía sencillas anécdotas de su vida. Nos preguntó a cada una por nuestro nombre, por nuestra historia... No era él, se sentía a la Iglesia entera que nos abrazaba, la Iglesia que nos dice "vale la pena".

Las circunstancias nos han llevado a saber un poco más de él, de sus horas de sueño o de sus desvelos por cada uno de los sacerdotes y de las consagradas, por los que tiene especial predilección. Tal fue el impacto que tuvo sobre nosotras, que le pedimos que nos ayudase haciendo el prólogo del libro y de nuevo nos sorprendió su respuesta paternal accediendo a ello.

En su visita, pude descubrir a un obispo, pude descubrir su papel y el valor de su entrega de servicio. Dejar una diocesis, seguridades, sin nada; sólo Cristo.

Ayer, desde Laudes, estaba nerviosa, emocionada... era un día especial en mi ciudad, a la que me sentía profundamente unida.

Y es que en Vitoria he dado mis primeros pasos, he crecido junto a mi familia, he vivido momentos inolvidables que han marcado toda una vida y, sobre todo, en ella descubrí a Cristo, se despertó la más profunda inquietud de buscarle hasta encontrarle.

Ayer, don Juan Carlos Elizalde era nombrado obispo allí. Tres cosas se unían: el cariño por los obispos, por mi ciudad y que nos han dicho que recibe el reto cada mañana. Gracias por tu sí.

Hoy el reto del Amor es que reces por don Juan Carlos y por el obispo de tu diócesis.

VIVE DE CRISTO