Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


sábado, 10 de junio de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              
    
TOSTADITA POR EL SOL

Con tanto salir a la huerta a hacer mil cosas, era inevitable que pasase. Por la noche, al ponerme el pijama, descubrí que me había chamuscado los brazos: ¡tenía toda la piel roja cual cangrejo!

Al principio me hizo gracia, pero, al poco, aquello empezó a arderme: ¡me molestaba hasta el roce de la ropa!

Así no hay quien duerma, por lo que me levanté y salí en busca de un poco de crema hidratante.

Nada más dármela... ¡oh, qué alivio, qué frescor! Me embadurné los brazos y la cara, ¡y a dormir!

Así puede pasarnos muchos días: sin que nos demos cuenta, la vida puede ir quemándonos poco a poco: problemas que resolver, malentendidos, tareas urgentes...

Y, cuando acabas la jornada, estás tan "quemado" que no soportas ni el más leve roce. Así es fácil que salga la impaciencia, creándose un círculo en que cada día que pasa sentimos más quemazón...

¡Pero ahí está el Señor! ¡Él es la crema!

Es inevitable tener que salir al sol: trabajo, relaciones sociales... ¡ya lo dice Jesús!: "Padre, no te ruego que les saques del mundo", y continúa: "te pido que los protejas del mundo".

Y nuestro Padre nos ha proporcionado la mejor crema: Jesucristo. Él quiere curar tus quemaduras, aliviar tu piel cansada, regalarte paz y descanso en Él para que al día siguiente continúes el trabajo con tu piel totalmente renovada. Y una piel tan hidratada, ¡sonríe hasta al sol más ardiente!

Hoy el reto del amor es darte crema. Para que sientas los efectos de esta crema tan especial, sólo tienes que aplicarla a tu piel y dejar que actúe. ¿Cómo? Al comenzar la mañana y antes de irte a dormir, hoy para unos minutos con el Señor. Por la noche, preséntale tu jornada, háblale de los momentos buenos, y deja en sus manos lo que no ha ido tan bien. Vacía la mochila... ¡y a descansar! ¡Verás qué bien te levantas mañana!

(Pd: Pero, si a lo largo del día te ves en una urgencia que amenaza quemadura, ¡acude rápido a este Médico, que es "brisa en las horas de fuego"...! ¡Feliz día!)

VIVE DE CRISTO

  
http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

viernes, 9 de junio de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              
    
DIEZ METROS CUADRADOS

Llevamos un tiempo diciendo que hay que hacer un terrario nuevo a las tortugas. Ahora están en la galería (el pasillo que atraviesa el Noviciado). El terrario que les fabricamos hace unos años se les ha quedado pequeño, y se pasan el día arañando las paredes (con el ruido que eso conlleva, especialmente en la hora de la siesta...).

Ya por fin nos decidimos, y ayer empezamos a construir el nuevo terrario, esta vez en la huerta.

Primero nos sentamos a ver qué necesitaban nuestras tortugas. Necesitaban una casa (para dormir y donde encontrar sombra), un estanque (pero pequeño, ya que no saben nadar pero les encanta mojarse y necesitan beber agua), algún tronco y una montaña de arena...

Hasta aquí todo era bastante razonable, pero de repente Sión comentó:
-¿Sabéis cuánto espacio necesita una tortuga para vivir feliz?

Nos la quedamos mirando con curiosidad, y nos dice:
-Diez metros cuadrados.

Casi me caigo de la silla. Esa cifra, multiplicada por seis tortugas, nos sale una mansión...

Le dije que era muchísimo espacio, que ni mi celda tiene eso, y que se tendrán que meter en menos sitio... Pero lo cierto es que me impresionó mucho cómo todas estuvimos buscando lo mejor para las tortugas, para que estén felices.

Inmediatamente me pregunté si, cuando pienso en mis hermanas, les doy sus 10 metros cuadrados. Cuántas veces a los que más queremos no les damos lo mejor, damos por hecho el amor, y nos acostumbramos a ello.

Jesús siempre buscaba el bien de la persona por encima de todo, incluido el sábado. Él nos ha amado primero y de una forma gratuita, hasta dar su vida y resucitar para que tú tengas vida. Así podrás hoy, en el nombre de Jesús, amar a la persona que es importante en tu vida.

Hoy el reto del amor... voy a empezar yo rezando por ti, para que, cuando leas este reto, el Señor te ponga ilusión y amor fuerte en el corazón para en este día cuides a la persona que más quieres, que le des todo lo mejor. Hoy mira a esa persona a los ojos y dile: "Te quiero".

VIVE DE CRISTO

PD: Al final el terrario ha salido de 25 metros cuadrados...

  
http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

miércoles, 7 de junio de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              
    
SIN MIEDO A LAS GARDUÑAS

Ayer por la noche, antes de dormirme, empecé a oír unos ruidos. Al principio pensé que Sión o Israel estaban haciendo algo, y que por algún motivo se estaban acostando más tarde. Pero cada vez eran ruidos más fuertes, que en ocasiones sobresaltaban. Salí a ver qué pasaba, y nada, no había nadie.

Esta mañana me he encontrado con Lety y me ha preguntado:
-¿Oíste por la noche a las garduñas?

-¡Las garduñas! ¡Era eso! Sí, sí que las oí... -respondí.

Hacía tiempo que no se paseaban por los tejados y ya ni me acordaba de su presencia.

Si no has oído hablar de ellas creerás que te estoy hablando de un ser que no existe, tipo "gamusinos"... Yo pensé lo mismo la primera vez que mencionaron su nombre, pero, por el ruido que hacen, ya me he convencido de que son reales.

Las garduñas son unos pequeños depredadores nocturnos que cazan por la noche. Yo nunca las he visto, y casi nadie lo ha hecho, pues desaparecen con la luz del día.

Seguro que en tu casa también hay "garduñas": esos ruidos que aparecen cuando cae la noche en el silencio de tu habitación, cuando sientes la soledad y te encuentras contigo mismo. Por la noche se oyen ruidos que nos hablan de miedos, y muchas veces terminan en lágrimas. El miedo caza por las noches, como las garduñas, y hace ruido (a veces, mucho ruido), pero resulta que nunca lo vemos.

La garduña del miedo nos habla normalmente de nuestro futuro y se aprovecha de que tenemos "las defensas bajas": por la noche bajamos las armas y todo tipo de protección. Muchas veces nos despierta o simplemente no nos deja dormir. Ante su ruido, respondemos dando vueltas a lo que nos dice o haciéndonos pequeños. Pero siempre llega el día, y con ello, la realidad; realidad con dificultades, sí, pero tendrás la gracia que necesitas para afrontarlas.

El miedo te engaña en tu pasado y en tu futuro, pero no en el presente, que es aquello que existe.

Sin embargo, Cristo está en tu presente, es Él el que te agarra fuerte de la mano y enciende la Luz. A Su lado el miedo se transforma en paz, no en ausencia de problemas. Vives desde la certeza de que Él te cuida, de que va a salir por ti siempre. Las garduñas sólo asustan, Cristo siempre actúa a tu favor.

Hoy el reto del amor es dejar a un lado el miedo y vivir consciente el momento presente. Da la mano a Cristo y verás cómo todo es diferente. Manda un WhatsApp a esa persona que te da miedo, deja que el Amor sea el que lleve tu vida.

VIVE DE CRISTO

  
http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

martes, 6 de junio de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              
    
CONOCIMIENTO PROFUNDO

Quedaban solamente 5 minutos para que se terminase el tiempo de estudio. Fue precisamente entonces cuando me vino la inspiración: para rematar el trabajo que tenía entre manos sólo me faltaba una cita.

Recordaba que la había leído hacía tiempo. Creía recordar el autor: Cantalamessa. Pero... ¿dónde encontrarla?

Me lancé corriendo a mis libros de estudio. Un vistazo rápido... y nada.

Tal vez el libro estaba en la segunda fila... Comencé a echar libros sobre la cama, leyendo a toda velocidad títulos, índices, sin saber aún qué libro estaba buscando.

Se acabó el tiempo. Me marché dejando a mis espaldas un caos de libros abiertos y el trabajo sin acabar. Frustración total.

En el recreo comenté con Israel mi peripecia, y que aún no había sido capaz de recordar el título del libro.

-Así que lo leíste hace tiempo... de Cantalamessa... -murmuró Israel. Inmediatamente se le iluminó la cara- ¡Es este libro, ¿a que sí?!

Sacó un libro de la estantería. Era ése.

No sé cuánto tiempo estuve alucinando. Israel se reía diciendo que lo había sabido por deducción, que no tenía mérito... pero yo no salía de mi asombro. Me resulta un detalle precioso que conozca mis gustos o que adivine si me pasa algo, pero que me conozca hasta el punto de saber qué libros he leído... ¡me parece flipante!

Y es que una forma de mostrar al otro que te importa es dedicar tiempo para conocerle. ¡Conocer a una persona es una tarea que lleva toda una vida! Y ese gesto supone una gran dosis de atención y cariño. ¡Por eso nos sorprende y emociona tanto !

Cristo siempre te animará a seguir interesándote por quien tienes al lado. Es sencillo, ¡pero es una forma de amar! ¡Y en eso Cristo es un especialista! Ya dice el salmo que "no ha llegado aún la palabra a mi boca, y tú, Señor, la conoces toda". Por eso podemos presentarnos con confianza ante Él: nos conoce tan bien... y, conociéndonos tanto, ¡¡nos ama!!

Hoy el reto del amor es conocer a una persona con la que convives. Parece raro pero, ¿a cuántas personas con las que compartes tus horas conoces de verdad? ¿Cuándo fue la última vez que estuvisteis un rato hablando juntos? Pídele al Señor unos ojos nuevos y que encienda el interés en tu corazón. ¡Asómbrate del regalo que te hace el Señor de poner hermanos en tu camino! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

  
http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

lunes, 5 de junio de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              
    
EL AMOR TODO LO CREE

Ayer me pasé la tarde en el locutorio, escuchando un testimonio. La verdad es que es un gran regalo del Señor ver el interior de las personas, poder tocar su alma y descubrir la acción del Señor sobre ellos.

Al dedicar tiempo a escuchar, me doy cuenta de que dentro de nosotros tenemos dos baúles: uno, el baúl de la acogida agradecida; y otro, el baúl del menosprecio.

Cuando escuchas a alguien, en tu interior analizas sus palabras y las clasificas, "almacenándolas" en esos baúles.

Si lo que te dicen lo metes al baúl de la acogida agradecida, cuando más tarde vuelvas a él, encontrarás en su interior cosas positivas y alentadoras de la persona. En el baúl encontrarás frases de cariño y atributos con los que tú has definido a esa persona (como sincero, trabajador, inteligente, religioso...). En realidad, cuanto más lleno tengas este baúl, más vas a querer a la persona y más agradecido vas a estar.

También tenemos el baúl del menosprecio y, porque somos muy humanos, este baúl solemos tenerlo muy lleno. En él metemos lo que nos molesta de la otra persona, lo que nos impacienta, lo que nos frustra, sentimientos heridos de desilusión, todos los fracasos con él o ella... van a parar a este baúl.

Y es a estos dos baúles a los que acudimos cuando queremos recordar a una persona.

He estado dándole vueltas a esto de los dos baúles en la oración, comentándolo con Jesús... y, mirándole a Él, me doy cuenta de que el Amor conoce el baúl del menosprecio, y no niega que existe; sin embargo, elige no vivir en él. Jesús decide creer en lo mejor de las personas, afrontar todo y seguir adelante.

Es el momento de usar el baúl de la acogida agradecida, de instalarte en él. Pídele a Jesús que te regale su mirada de amor para creer en las personas y poder vivir desde el Amor.

Hoy el reto del amor es frenar los pensamientos negativos y cerrar el baúl del menosprecio. Esto es fundamental para aprender a guiar a tu corazón hacia el amor de verdad. Es una decisión que tomas tú para poder vivir en el baúl del amor. Hoy, cuando te vengan cosas negativas de una persona, entregárselas a la cruz de Cristo y pídele ver lo bueno. Al acabar el día, coge un papel, haz dos columnas, y escribe en una de ellas todo lo bueno, y la otra... déjala en blanco. No escribas, tan sólo dibuja una Cruz. Con Cristo es posible apostar por el amor. No merece la pena vivir en el no, vive en el sí.

VIVE DE CRISTO

  
http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

domingo, 4 de junio de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              
    
LA DELGADA LÍNEA DIVISORIA

Hay una conversación que se repite muy a menudo en el locutorio. Cuando digo que llevo 7 años en el convento, hay quien no puede disimular su asombro.

-¿Siete años? ¿Pero qué edad tienes?

Cuando decía mis años, la respuesta siempre era, más o menos, un "¡pero si es que eres muy jovencita!".

Digo que "era", porque los tiempos cambian.

-¡¡Ay, ay, ay!! -dije a Israel y Joane en un tono melodramático exagerado que provocó sus risas- ¡Esto es terrible! ¡Al cumplir los 26 he superado la barrera de la juventud!

-¿Y eso?

-Hasta la semana pasada me decían "eres" muy jovencita... ¡Hoy han dicho "pareces"! ¡Pareces más jovencita!

Todas reímos a carcajadas, pero esta pequeña broma trajo a mi mente un comentario que me hizo una vez un sacerdote. Estaba hablándome de las personas consagradas, y me dijo:

-Fíjate bien: los jóvenes parecen santos, pero no lo son; los adultos, ni lo son ni lo parecen; los ancianos no lo parecen... ¡pero lo son!

¡Qué fuerte sentí en ese momento la diferencia entre "ser" y "parecer"! Y es que muchas veces las apariencias engañan...

El Señor dijo que todo lo que hiciésemos a los demás, sería como si se lo hiciésemos a Él. Y es fácil ser amable y cariñoso con quien nos agrada, pero, ¿qué hacer con el que se levanta siempre de mal día? ¡Pues es hijo de Dios, aunque no lo parezca!

¿Y tú? ¿Qué "pareces"? Y, sobre todo, ¿sabes lo que "eres"? ¿Cómo te ve el Señor? ¡Hoy es un gran día para descubrirlo! ¡Es Pentecostés!

Hay una delgada línea que separa la apariencia de la realidad. Una línea que es de Fuego. La línea que marca la diferencia es el Espíritu Santo.

Sólo cuando el Señor unge tu mirada puedes apreciar lo que realmente "es". Sólo el Espíritu Santo cambia nuestros ojos para que veamos la realidad con los ojos de Cristo, esos ojos de misericordia que saben ver más allá de lo que "parece", que ven lo profundo del corazón.

Hoy el reto del amor es pedirle al Señor que renueve tu alma con el fuego de su Espíritu. Pídele esos ojos para ver la realidad como Él la ve. Y hoy... ¡descubre de nuevo que eres un elegido! ¡¡Eres templo del Espíritu Santo!! Y, como decía una abuelita, "puesto que lo soy, haz Señor que se me note". ¡Hoy mira más allá de las apariencias! ¡Mira con sus Ojos!

VIVE DE CRISTO

  
http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!