Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


sábado, 19 de noviembre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                        
   
AVENTURA NOCTURNA

Íbamos Verónica y yo hacia el Noviciado. Como anochece tan pronto, ya estaba todo oscuro. Al llegar, yo me quedé en la sala y Verónica continuó hacia la galería. Volvió a los pocos segundos, a toda velocidad, y cerró la puerta.

-¿Qué te pasa?

-Pues... -risa nerviosa- ¡que se ha colado un murciélago y le tenemos volando por el pasillo!

Abrimos las ventanas, comenzamos a hacer aspavientos para intentar "guiarle" hacia la salida... pero al animalillo le pareció un juego divertidísimo, y cada vez volaba más cerca de nosotras.

Tras un buen rato, cruzó la ventana y se perdió bajo el cielo estrellado.

Durante ese tiempo pude observar a nuestro pequeño amigo. Así descubrí que los murciélagos... ¡son como la fe!

Los Padres de la Iglesia decían que la fe entra por el oído. Y, es verdad, muchas veces nos gustaría "ver más", y, sin embargo, Cristo es el Verbo, ¡tiene una Palabra para ti!

Y una cosa está clara: el pequeño murciélago tal vez no tenga mucha visión... pero el hecho es que, guiándose con su oído, ¡no se estrellaba! Por muy cerca que volase de nuestros brazos, no se chocó nunca. Y es que Cristo no promete iluminarte todo el camino que tienes por delante... pero te asegura la luz que necesitas para dar el siguiente paso. Y, de Su mano, ¡vas seguro! La fe no es tanto una vista aguda... ¡sino un oído fino!

Hoy el reto del amor es ser murciélago. Te invito a que en tu oración leas en voz alta el Evangelio de hoy. Pídele a Cristo que te hable a través de su Palabra. Y, a lo largo del día, párate a escuchar: "Señor, ¿qué quieres decirme con esta situación, con esta persona...?" ¡Mantén tus oídos atentos, pequeño murciélago, Cristo está deseando que oigas sus susurros! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                       
  
CONCLUSIONES DE UNA TARDE DE ESTUDIO
Ayer Lety nos dijo que teníamos toda la tarde entera para poder estudiar, aunque, sinceramente, no me apetecía nada. Nos hizo gracia, porque todas estábamos igual pero, como comentábamos, lo que cuesta es sentarse, y luego ya el tiempo se pasa volando.
Al sentarme me acordé de que en estos días ya varias personas nos han dicho que van a empezar los exámenes, o que sus hijos están con finales... Y, al recordarlos, rezaba por ellos, y me reía pensando "Si a nosotras nos cuesta también sentarnos... ¡Cómo les entendemos!"
Sin embargo, cuando ya llevaba un rato, y me veía disfrutando de lo que iba aprendiendo, el Señor me regaló comprender que lo que produce la obediencia es que te encuentras con la gracia que te estaba esperando en eso.

Sí, porque, si no hubiera obedecido en fe, seguramente se me habrían ocurrido mil cosas "importantes" que hacer, y la última habría sido sentarme a estudiar; sin embargo, era el momento en el que el Señor me daba la gracia para hacerlo, para aprender, e, incluso, para disfrutarlo.
Puedes pensar "Claro, yo no tengo nadie a quien obedecer, que me diga 'tiempo de estudio'...", sin embargo, cada horario ya te propone algo que obedecer, o cuando se acercan las fechas de los exámenes, o en casa, con tu familia... La vida está llena de pequeñas propuestas de obediencia, que en realidad esconden una gracia detrás, es decir, un encuentro con el Señor, una fortaleza inmensa para llevarlo a cabo, una experiencia de amor.
Cristo es El Obediente, toda su vida terrena fue secundar con la confianza de un pequeño una propuesta tras otra del Padre. En Él podemos comprender que la obediencia no es sumisión impuesta, sino más bien una respuesta de amor.
Hoy el reto del amor es responder con amor a los planes que el Señor tenga hoy para ti. No importa lo que parezca que se te pone por delante, vas de la mano de Quien sabes que te ama. Nada es una pérdida de tiempo si lo vives con Él. Antes de hacer eso que tanto te cuesta, para un momento, mira al Señor, y respóndele que quieres hacerlo con fe, con Él, y así, haciéndolo porque quieres, podrás descubrir la gracia que estaba detrás de ese acontecimiento.
VIVE DE CRISTO

jueves, 17 de noviembre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Verónica nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                        
   
LAS MANOS DE CRISTO

Llevo unos días dando vueltas a un libro que me estoy leyendo que cuenta el testimonio de una monja. En él hay un capítulo en el que habla de los sacerdotes. Ella habla del amor que tiene a los sacerdotes, de lo importantes que son para la Iglesia. Días después, en clase salió el tema de los sacramentos y cómo sin los sacerdotes no los tendríamos. Recordé la vez que besé las manos de uno en su ordenación y no entendía ese gesto. Aparecía el tema de los sacerdotes por todas partes.

Empecé a pensar en las veces que me he encontrado con sacerdotes, y le pedía al Señor poder verle realmente en ellos, ver que son los que me acercan a Cristo al altar para que yo pueda comer de Él.

Sinceramente, hay muchas veces que los sacerdotes te dicen cosas que no te gustan ni un pelo, te hieren. O en tu niñez te encontraste con uno que era un poco más serio, o el aburrido de las catequesis... Tenemos muchas visiones de los sacerdotes, y algunas no muy buenas que digamos.

Pero todos ellos tienen el sacerdocio de Cristo. Sus manos están bendecidas, en la Eucaristía sus manos son las mismas que las de Cristo en la Última Cena. Cuántas veces te han dado una palabra de aliento en el momento oportuno, cuántas veces te han sacado de tus dudas gracias a su sabiduría, cuántas veces has sentido el abrazo de un padre que te da la bienvenida a la Iglesia de nuevo, cuántas veces te has sentido amado sin ser juzgado por ellos...

Hoy te invito a que pienses en los sacerdotes, que saltes las limitaciones humanas que tienen: que si sus homilías son un rollo, que si siempre me dice lo mismo en la confesión... y le pidas al Señor poder verle en ellos, porque, cuando bautizan, es Cristo quien bautiza; cuando confiesan, es Cristo mismo quien te da el abrazo; cuando celebran la Eucaristía, es Cristo mismo quien entrega su Cuerpo y su Sangre.

Hoy el reto del amor es que ores por los sacerdotes y le pidas al Señor el amor y la sensibilidad para ser consciente de que sin ellos no le tendríamos a Él. Te aseguro que cambiará tu forma de verles.

VIVE DE CRISTO
  

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                        
   
CRUZA LA PUERTA Y ENTRA EN TU CASA

Estos días hemos estado trabajando en el callejón poniendo las puertas (como el frío está fuerte ya no se podía estar en él).

En el callejón, entre los armarios y mesas de trabajo, al fondo, está la caseta de Jubi. La verdad es que, cuando nos la regalaron, pensaron en una especial para protegerla del frío. Ayer me acerqué a la caseta para ver cómo lo tenía organizado Sión, porque desde lejos veía una manta cubriendo la puerta...

Llegué a la caseta y me encontré, dentro, un colchón súper cómodo; en la puerta, para que no entre el frío, una almohada (que Jubi ya ha deshecho); y, efectivamente, cayendo del tejado, estaba la manta que cubre la puerta de la caseta.

Jubi se hace hueco para entrar o salir entre tanta cosa, ¡es una aventura! Pero la verdad es que, después, verla dormir es una gozada, porque se la ve la mar de tranquila y calentita.

A mí esto durante todo el día me hizo orar y preguntarme: ¿dónde tienes tu casa? ¿Dónde sientes tu casa? ¿Somos capaces de pasar una manta, obstáculos... hasta llegar al sitio de descanso?

Pues tu casa y la mía es la misma, es la Iglesia; en ella nos encontramos, en ella encuentras tu lugar de descanso. Pero muchas veces tendrás que pasar por mantas, como puede ser esa persona (sacerdote, religioso, seglar...) que no te gusta, que tiene algún defecto con el que no puedes... También es posible que mires la puerta y veas que en la Iglesia hay un montón de misterios para vivirlos, no para entenderlos... Sin embargo, si consigues pasar por todos ellos y llegar al interior, descubrirás el amor que Cristo te tiene, sentirás un gran descanso y la Paz entrará en tu alma.

Hoy el reto del amor es que, de camino al trabajo, o al colegio, o a la compra, pares y entres en esa iglesia ante la que todos los días pasas de largo. Atrévete a cruzar todas las barreras que tengas en tu interior y entra a tu casa; en ella siente y mira a Cristo en el Sagrario. Gracias por cruzar la puerta y entrar hoy a nuestra casa.

VIVE DE CRISTO

martes, 15 de noviembre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                        
   
SACA EL HUMO QUE TIENES DENTRO

Ayer aprovechamos para seguir con pequeñas cosas que se quedaron sin hacer en el callejón. Dado el frío polar que ya se asoma por esta zona de Castilla, el hecho de no tener aún puertas hizo que tuviésemos que dedicar el día a aclimatarlo...

Unas amigas nos regalaron las puertas, y de un pueblo nos han traído una estufa, de ésas que salen en las postales antiguas.

Así que aprovechamos para puertas y estufa.

De repente me vi, Dremel en mano (pequeño aparato que funciona a modo de rotaflex), haciendo un agujero en los "cristales" que apañamos con trozos de metacrilato en la pequeña ventana. Había que dejar espacio al tubo que sirve de escape de humo. ¡Un agujero que me llevó toda la mañana!

El metacrilato actúa como el plástico con el calor: parecía que se iba cortando por la línea marcada y, sin embargo, se derretía, se enfriaba y se volvía a pegar. Con mucho esfuerzo conseguimos marcar todo el circulo... y, una vez que se había deshecho por un lado, tuvimos que ir por el otro a repetir la operación... hasta que, por fin, ¡pudimos sacar el tubo!

Luego abrimos la estufa, echamos papel, leña... y encendimos para hacer la prueba. ¡El humo salía perfectamente!

Qué importante el agujero, ¡qué importante dejar escapar el humo!

Cuántas veces en nuestra estufa, en nuestro interior, empiezan a prender papeles y trozos de madera llenos de preocupaciones, de inquietudes, problemas, miedos, inseguridades. Prenden en nuestro interior y todo se llena de humo, un humo que nos bloquea, que no nos deja ver con claridad e intoxica nuestra alegría, esperanza e ilusión.

Si te sientes así, no te preocupes, sólo te falta un agujero para que todo pueda salir. Un agujero que tendrás que hacer poco a poco. Cristo te regala hermanos; los hermanos son un regalo que ha hecho a la Iglesia. Personas que te llevan a Él, personas que pueden darte la luz que en este momento necesitas. Cuando compartes algo con la persona adecuada, vuelve la Paz a tu corazón.

Hoy el reto del amor es que abras tu corazón con la persona que te haya puesto el Señor en el camino, aquella que te lleva a Él. No estás solo, deja que el humo salga por los hermanos.

VIVE DE CRISTO
  

lunes, 14 de noviembre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                        
   
EMERGENCIA

Hace un par de días, mientras rezábamos Vísperas, rebusqué en mi bolsillo tratando de encontrar un clínex. Justo en ese instante, Joane (que se sienta a mi lado) me preguntó:

-¿Tienes un pañuelo?

Mis dedos localizaron el paquete.

-¡¡Sí, tengo!! -respondí.

Pero, al sacarlo... ¡sólo quedaba uno! Se lo entregué a Joane y ella, muy divertida, lo abrió y lo rasgó por la mitad. ¡Medio para cada una! Sin embargo, desde enfrente, sor Matilde, que había visto la escena, no dudó en levantarse rápidamente a entregarnos un pañuelo más, ¡y después de Vísperas nos regaló un paquete entero!

Me asombró mucho este gesto de cariño atento. No esperó a que se lo pidiéramos: viendo la necesidad, ella misma se levantó a ofrecerlo. ¡Y así ocurre con el Señor!

Muchas veces, en el Evangelio, vemos a personas (ciegos, leprosos...) que se acercan a Jesús pidiéndole, incluso a gritos, que les ayude. Sin embargo, también encontramos otros casos en que no dicen nada: la viuda de Naín, el paralítico de la piscina de Siloé... Una cosa tienen en común: Jesús "les vio". Vio su necesidad y tomó la iniciativa.

Unas veces, Jesús espera a que le invites para entrar en tu vida; otras, actúa por sorpresa... No podemos "controlar sus movimientos", pero una cosa es segura: siempre te mira con amor, buscando tu felicidad. ¡Ni un sólo segundo de tu día le pasa desapercibido!

Hoy el reto del amor es ayudar a una persona. Te invito a que, en tu oración, le pidas a Cristo ver a los demás con sus ojos, poder descubrir cuándo alguien te necesita. Puede que te pida ayuda, o puede que no te diga nada... ¡Vive hoy con los ojos del corazón abiertos! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO
  

domingo, 13 de noviembre de 2016

PIDAMOS ORACION: LOTERIA DE NAVIDAD

PIDAMOS ORACION: LOTERIA DE NAVIDAD: Ya están disponibles las participaciones para la LOTERIA de Navidad de Nuestra Señora de la Soledad y Desamparo de Madrid, el número de est...

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

¿SE AVECINAN NIEBLAS?

Estos días, cuando nos levantamos, al pasar por la galería (donde hay unos ventanales enormes que tienen vistas a la huerta) es impresionante la niebla que hay. Es todo un espectáculo, y entran ganas de abrir la ventana para observarlo, aunque, al hacerlo, el frío te sacude la cara y se te cuela hasta dentro, y tienes que cerrar en seguida.

Una de estas mañanas, andaba yo un poco encerrada en mí misma, de estas veces que te enfadas y no sabes muy bien por qué, pero que ya sólo ves por ti misma. Y con ésas salí a la huerta camino del lavadero y me topé con la niebla. Estuve observándola y me ayudó mucho a orar.

Me daba cuenta de que, en ese momento, en mi corazón también había una fuerte niebla. Porque, con la niebla, sólo puedes ver unos metros por delante de ti. Es más, sólo te ves con nitidez a ti mismo, pero a los demás no los puedes ver, no tienes visibilidad.

Me acordaba de haber conducido con niebla y de la sensación de miedo que tienes al saber que no ves nada de lo que tienes por delante.

La niebla se genera por un enfriamiento rápido. Y es que nuestro corazón, cuando deja de latir, cuando deja de amar, se enfría rápidamente y brota la niebla que nos encierra en nosotros mismos.

Pero es curioso, porque, leyendo un poco más sobre la niebla, comentaban que bastaría sólo con un poco de viento para disipar rápidamente esa nube de agua que se forma. O también desaparece si el sol vuelve a calentar la zona.

Y es que sólo el soplo del Espíritu Santo puede mover nuestras nieblas, sólo su fuego puede volver a encender nuestro corazón, para comenzar de nuevo, para que podamos ver a las personas dejando a un lado todo victimismo.

Muchas veces he oído decir "mañana de niebla, tarde de paseo", por eso, hoy el reto del Amor es que esta tarde vayas a visitar a alguien que te pueda estar necesitando. Haz la prueba, deja que el Señor disipe tus nieblas y, desde su Amor, podrás ver a los demás, mirar más por ellos, sentir con su corazón y disfrutar de cada momento, estés con quien estés.

VIVE DE CRISTO

Por rezar el Rosario



El Rosario es un acto de amor a Santa María. ¿Por qué rezarlo? Porque amamos a María y con el Rosario podemos darle una muestra sencilla, pero profunda, de nuestro filial amor.

La tradición de la Iglesia ha recomentado esta oración desde que apareció en el peregrinar del Pueblo de Dios como expresión concreta de piedad filial. Ha sido motivo de numerosas recomendaciones pastorales de obispos y Papas. Entre ellas dos cercanas a nosotros: la Exhortación Mirialis cultus del Papa Pablo VI y la Carta Rosarium Virginis Mariae del Beato Juan Plablo II. Tal vez este mes de Mayo-que en muchos lugares está dedicado a Santa María-sea una buena ocación para revisarlas y nutrirnos de sus enseñanzas y orientaciones.

Evangelio del dia



Domingo 13 de noviembre de 2016
Trigésimo tercer domingo del tiempo ordinario
Santo(o) del dia: San Leandro de Sevilla, San Estanislao de Kostka.

Evangelio según San Lucas 21,5-19.
Como algunos, hablando del Templo, decían que estaba adornado con hermosas piedras y ofrendas votivas, Jesús dijo:
“De todo lo que ustedes contemplan, un día no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido”.
Ellos le preguntaron: “Maestro, ¿cuándo tendrá lugar esto, y cuál será la señal de que va a suceder?”.
Jesús respondió: “Tengan cuidado, no se dejen engañar, porque muchos se presentarán en mi Nombre, diciendo: ‘Soy yo’, y también: ‘El tiempo está cerca’. No los sigan.
Cuando oigan hablar de guerras y revoluciones no se alarmen; es necesario que esto ocurra antes, pero no llegará tan pronto el fin”.
Después les dijo: “Se levantará nación contra nación y reino contra reino.
Habrá grandes terremotos; peste y hambre en muchas partes; se verán también fenómenos aterradores y grandes señales en el cielo.”
Pero antes de todo eso, los detendrán, los perseguirán, los entregarán a las sinagogas y serán encarcelados; los llevarán ante reyes y gobernadores a causa de mi Nombre,
y esto les sucederá para que puedan dar testimonio de mí.
Tengan bien presente que no deberán preparar su defensa,
porque yo mismo les daré una elocuencia y una sabiduría que ninguno de sus adversarios podrá resistir ni contradecir.
Serán entregados hasta por sus propios padres y hermanos, por sus parientes y amigos; y a muchos de ustedes los matarán.
Serán odiados por todos a causa de mi Nombre.
Pero ni siquiera un cabello se les caerá de la cabeza.
Gracias a la constancia salvarán sus vidas.»