Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


sábado, 4 de febrero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

LA FUERZA DEL INTERIOR

"Me está pasando algo raro...", pensaba. Y no sólo me daba cuenta yo, sino que las demás también empezaron a percibirlo.

-Sión... ¿estás bien?

Generalmente salto de la cama con el pitido del despertador y llego la primera a la ducha. Sin embargo, ya llevaba varios días en que llegaba la última... y si llegaba.

-Debo de estar muy cansada... (explicación día 1)

-Estaba tan dormida que no he oído el despertador... (día 2)

-He debido de apagar el despertador sin darme cuenta... (día 3)

Finalmente, Lety me sugirió otra respuesta:

-Sión... ¿has probado a cambiar las pilas del despertador?

¡¡Oye, mano de santo!! El pobre aparato, aunque seguía mostrando la hora, ya no tenía fuerzas para cantar...

Y así nos puede pasar también a nosotros. A lo largo de los días, vamos perdiendo poco a poco la batería. Sí, seguimos cumpliendo con nuestras obligaciones, sacamos adelante nuestras tareas, seguimos marcando la hora... pero ya no hay fuerzas para cantar.

Sin embargo, a Cristo no le importa sólo "qué" haces... sino "cómo" lo haces. Puedes hacer muchas cosas buenas pero, ¿cómo estás por dentro?

Cristo sabe que toda batería se agota, pequeño despertador, ¡por eso siempre está disponible para recargarte, darte pilas nuevas! No dejes que te viva el día, o que te mueva la simple rutina: de la mano de Cristo, ¡encontrarás oportunidades para amar en miles de detalles!

Hoy el reto del amor es amar desde dentro. Para ello, ¡carga bien tus pilas! Siéntate un rato con Cristo, llénate de su amor y, a lo largo de tu jornada, haz una tarea en casa que no te corresponda. Hazlo por amor, con una sonrisa. Habrás cumplido el reto si, mientras realizas la tarea... ¡tu corazón canta! ¡Deja que el amor de Cristo sea tu batería! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

viernes, 3 de febrero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

FUEGO DE DIOS

El miércoles nos tocó día de cocina. Al tener que preparar leche y café en grandes cantidades, lo que hacemos es calentarlos en una cazuela cada uno. Así, nada más terminar la Eucaristía y de rezar Tercia, salimos corriendo a encender los fuegos (porque nuestra cocina es de gas) para que en 15 minutos esté todo caliente.

Ese día me tocaba a mí encender los fuegos. Así que fui a ello y, como tenía que esperar a que se fuera calentando todo, preparé una cafetera más, la puse sobre otro fuego y lo encendí.

Al instante me di cuenta de que aquella cocina es como el Amor del Señor. Que encender un fuego más no menoscaba ni quita calor a otro, sino que cada uno tiene su medida y su calor respectivo. Su Amor no se reparte, sino que es único y total para todo el que se deja amar por Él. Y, ¡qué pasada!, pues así es el Amor cuando amamos desde Él.

Tú y yo somos transmisores del calor que da el Amor del Señor, pero, para ello, primero tiene que recorrer todos los rincones de tu vida, tiene que atravesar tus tuberías de lado a lado para que pueda salir hacia los demás.

Muchas veces uno piensa que es más importante lo que haga por los demás, lo que consiga entregarse... pero para el Señor lo realmente importante eres tú, es tu corazón, porque su deseo es llenarte a ti primero, pues, si no, todo tu esfuerzo te serviría de muy poco, y acabarías por rendirte. Si tu interés es dejarte llenar por Él, no te preocupes, que ya Él se encargará de ponerte personas a quien amar, obras a las que entregarte y circunstancias en las que confiar.

Hoy el reto del Amor es presentarle al Señor aquella situación que te hace sentir pobre o indefenso, pues ésa es la puerta por donde entra el "Gas" de tu cocina, para que puedas ser fuego de Dios.

VIVE DE CRISTO

jueves, 2 de febrero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Verónica nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

"EL BICHO RARO"

Ayer tuvimos garbanzos para comer. Mientras me servía no me di cuenta pero, al meterme una cucharada en la boca, ¡me había tocado el garbanzo negro! De repente me vino lo que se suele decir de "ser la oveja negra", y me vi sumergida en el evangelio de la oveja perdida, me vi apartando el garbanzo negro como si fuese la oveja que se pierde. Y recordé cómo Dios, que tiene una perspectiva mucho mayor, mira a la oveja perdida, manda a Cristo para ella, se abaja para buscarla y no para hasta que la encuentra y la salva.

Hoy puede que te sientas así, como la oveja negra, en tu familia, en tu trabajo... "el bicho raro". Te sientes rechazado, apartado por tener fe en el Dios que la sociedad rechaza hoy en día. Te preguntas qué haces ahí, en un ambiente tan hostil... incluso a veces ese ambiente te tira para abajo y hace que pierdas el Norte, que pierdas a Cristo.

El Señor viene a decirte que aproveches esa situación en la que estás y que Él permite para un bien mayor. Te puedes amargar por cada cara, por cada comentario, o puedes vivir el día de la mano del Señor y sentir cómo Él quiere que seas luz en medio de tu entorno. Hoy es el día de la Presentación de Jesús en el templo, el día de las Candelas... ¿dejarás que Él brille en ti?

Cristo no se separa de ti, Él está contigo y Él va a ir al trabajo contigo, a la compra, a la universidad... Jesús no es que pasase por un hombre muy cuerdo que digamos, Él fue rechazado en su propia ciudad, pero vino a ser la salvación de muchos. Me imagino las miradas que le echaban los fariseos y la gente que no estaba de acuerdo con Él, sin embargo, eso no hizo que dejase de anunciar el Reino de los Cielos, ni que dejase de amar. Hoy pídele su valentía.

Hoy el reto del amor es que no te avergüences de tu fe en Cristo, no te apartes, deja que Cristo vuelva a darte la fuerza para que, en medio del ruido, seas la paz, y no dejes de amar a cada persona que Él pone en tu camino, aunque no tenga la misma fe que tú. Él ama a cada uno infinitamente, pídele unos ojos nuevos para verlo.

VIVE DE CRISTO

miércoles, 1 de febrero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

FUNDIENDO ESTADÍSTICAS

En el baño del Novi tenemos un bote grande para poner todos los cepillos de dientes. Evidentemente, es fundamental que cada cepillo sea de un color diferente para evitar desastrosos errores...

Hace unas semanas, tuvimos que cambiar los cepillos viejos, que estaban destrozados. Sin embargo, los cepillos que encontramos... ¡eran todos prácticamente iguales! Tan solo una pequeña raya de color a mitad del mango, raya que, con el cepillo dentro del bote, ¡es imposible verla!

Con lo despistada que soy, temí lo peor... Pero, contra todo pronóstico, ¡no me he equivocado ni una sola vez! Claro, está tan difícil saber cuál es tu cepillo, ¡que tienes que estar muy atenta y fijarte mucho para encontrarlo!

Es cierto que a todos nos gusta que las cosas sean fáciles. Pero, orando todo esto, he descubierto que las dificultades, ¡pueden sacar lo mejor de ti mismo!

Cristo no es una especie de varita mágica que, una vez que entra en tu vida, hace desaparecer todos los problemas. No, las dificultades siguen ahí, pero Cristo lo que quiere es transformar tu mirada. Puedes verlas como complicaciones y disgustarte por ello... ¡o puedes dar la mano a Cristo para descubrirlas como oportunidades! Cristo sabe lo lejos que puedes llegar, ¡por eso siempre te anima a dar un paso más!

Hoy el reto del amor es sonreír a las dificultades. Para ello, siéntate un rato con Cristo, pídele poder descubrir su Presencia a tu lado toda la jornada. Y, cuando se presente esa persona que te cuesta... mira a Cristo, ¡y recíbela con una sonrisa! Sólo con eso, ¡has empezado a amarla! Es un buen comienzo, ¿no? ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

martes, 31 de enero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

NO ES UN CHICLE

En la sala de trabajo tenemos unas mesas que nos llegaron de un colegio. Estábamos trabajando sobre ellas y se me cayó un bolígrafo al suelo; me agaché a cogerlo y, al levantarme, miré debajo del tablero de la mesa. Nunca lo había hecho, y comprobé que había unos bultitos verdes, blancos y rosas bordeandola....

Oh, oh... ¿Sabes qué eran? ¡Chicles! ¡Había chicles pegados por todos los sitios! Y me quedé pensando en los chicles. El chicle no se come, se mastica, y hay dos momentos en los que se saca de la boca:

1. Cuando pierde su sabor.

2. Cuando empieza la clase, una reunión... que no sabes muy bien qué hacer con él y, como en el caso de la mesa... lo pegas donde buenamente puedes para resolver el momento de emergencia.

Ahora pienso en el Señor, en cuántos momentos puedes pensar que tu relación con Él ha perdido su sabor, que resulta inoportuno o incómodo en el momento por el que estás pasando, convirtiéndole en ese "chicle" que pegamos debajo de la mesa.

Pero Cristo nunca pierde su sabor y quiere permanecer a tu lado en todo momento. Es el único capaz de colmar aquello que tanto anhela tu corazón, de regalarte la Felicidad con mayúscula en tus circunstancias, en tu ambiente. Puede que haga tiempo que le sacaste de tu vida porque se había convertido en "chicle" para ti, perdiendo su sabor cargado de normas, preceptos inalcanzables y carentes de sentido para ti. Miedos, heridas que no le han dejado entrar.

¿Y si pruebas a tragártelo? Para que Cristo entre en tu vida necesita que le "tragues", necesita entrar en ti y, desde ti, a tu familia, a tu trabajo, a tus amigos. A base de rumiar es verdad que todo se convierte en costumbre, en algo cultural, y pierde su sabor.

Hoy el reto del amor es que pidas al Señor que vuelva a entrar en ti. Despégale de la mesa, deja que entre en ti. ¡Siéntele vivo!

VIVE DE CRISTO

lunes, 30 de enero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día. 

PARA COMENZAR EL DÍA... "CON BUEN PIE"

Muchas mañanas me sucede lo mismo: cuando ya están a punto de tocar las 6:30, cuando más tarde voy, voy a meter los pies en los zapatos y... ¡vaya, los cordones atados! Con lo poco que cuesta desatarlos para quitártelos por la noche... pero muchas veces me puede la comodidad de sacarlos sin más, y, claro, al día siguiente me pasa factura.

Anoche, sin embargo, al quitármelos decidí desatar primero los cordones y ensanchar bien el zapato para que hoy pudiera ponérmelos de nuevo con toda comodidad. ¡Y qué gozada por la mañana saber que no hay nudos que te entorpecen para comenzar el día "con buen pie"!

Cuántas veces nos vamos a la cama con ciertos nudos sin deshacer: ese problema que te preocupa, o con ese enfado que no has soltado... y pensamos en dormir como solución temporal, pero al día siguiente descubrimos que los nudos con los que nos fuimos a la cama continúan estando ahí, y ya te condicionan para comenzar tu día.

Cristo conoce nuestra vida, sabe cómo somos y conoce lo que estamos viviendo, por eso se encarnó, porque Dios sabía que nosotros no éramos capaces de desatar todos esos nudos. Necesitábamos al mismo Dios en persona que viniera a hacerlo por nosotros.

Y ésta es la buena noticia: que Él ya lo hace por ti, tan sólo necesita que, en tu libertad, le entregues aquello que te ata, aquello que te esclaviza o que te preocupa. Él sabe confortarte en tu enfermedad, consolarte en los momentos difíciles, calmarte en los enfados, llenar de Vida tu día... por eso ya no tienes que irte a dormir con todos esos nudos, porque, si le dejas a Él, los irá desatando en cualquier momento del día, y, a cambio, pondrá en tu corazón tal Paz, que no dudarás en confiar que Él lo lleva todo.

Hoy el reto del Amor es desatar nudos. Cuando sientas que algo te está pesando, que se te pone un nudo por delante, vuelve tu mirada a Cristo y pídele que sea Él quien lo desate todo. Eso sí, pídele unos ojos nuevos para poder ver cómo lo va a hacer.

VIVE DE CRISTO

domingo, 29 de enero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día. 

ENIGMA EN LA HUERTA

Ayer, paseando por la huerta, me encontré unos paquetitos en el suelo. Me agaché y los recogí. Eran cuatro.

Hace ya tiempo, alguna persona empezó a lanzar monedas por encima de la tapia del convento, justo por la zona del jardín del Noviciado. Más tarde comenzó a lanzarlas pegadas en un papel de la primitiva de esa semana que, por supuesto, no le había tocado. Ahora envuelve las monedas con el papel y lo cierra con pegamento como si fuese un pequeño paquete. Y eso fue lo que encontré. Cuatro pequeños paquetes.

Al principio esto me hacia gracia, pero, según pasaba el tiempo, comenzó a gustarme menos: me recordaba a esas fuentes en que echas una moneda para tener buena suerte, o algo así. Mi cabeza empezó a interpretar, tratando de averiguar por qué lanzaban esos céntimos a la huerta, y me metí en juicios pensando de todo...

Quería saber la razón, pero me di cuenta de que no encontraba respuestas... y que el interpretar sólo me hacía daño. Sentí en mi corazón que el Señor con eso me estaba diciendo que nunca me faltaría su Providencia, que Él cuidaba de mí. Por otro lado, siempre que encuentro las monedillas, rezo por esa persona. Y pregunté al Señor: "Jesús, ¿tú qué harías?"

Y, descubrí en el Evangelio que Él se dejaba cuidar por Zaqueo, o por las mujeres... y también cambiaba las situaciones: siempre veía lo bueno de todo. Le pedían que les curase, y Jesús les preguntaba por su fe.

Poco después, al comentarlo, una hermana me dijo:
-Guarda todo lo que te encuentres en un bote y, cuando tengas suficiente, ofrece una Misa por la persona que lo lanza.

A mí se me quedó una cara de asombro... ¡No se me había ocurrido! Yo estaba enredada en mis razones... y ahora salgo a la huerta y, cuando me encuentro algún paquete, vuelvo feliz al bote de Jesús para poder llenarlo y poder regalar a esa persona lo más grande que tenemos en la Tierra, que es una Eucaristía.

Hoy el reto del amor es dejar en Cristo esa situación que no entiendes, que te está metiendo en interpretaciones que acaban en juicios: al final el que sufre es tu corazón. Entrégaselo a Cristo para que Él muera por ello y resucite, y a ti te lo devuelva resucitado. Pídele ojos nuevos para que te dé su mirada para encontrar sentido a la situación y poder ser feliz en ello. Hoy cambia tu actitud ante esa situación que tienes en tu corazón: deja de razonar, primero Ora y después Ama. El amor es creativo... Ora, y verás cómo SÍ que lo transforma. Pero, cuando lo transforme, no pienses que es casualidad, es el Señor, que está vivo y se hace presente en tu vida.

VIVE DE CRSTO