Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


miércoles, 1 de febrero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

FUNDIENDO ESTADÍSTICAS

En el baño del Novi tenemos un bote grande para poner todos los cepillos de dientes. Evidentemente, es fundamental que cada cepillo sea de un color diferente para evitar desastrosos errores...

Hace unas semanas, tuvimos que cambiar los cepillos viejos, que estaban destrozados. Sin embargo, los cepillos que encontramos... ¡eran todos prácticamente iguales! Tan solo una pequeña raya de color a mitad del mango, raya que, con el cepillo dentro del bote, ¡es imposible verla!

Con lo despistada que soy, temí lo peor... Pero, contra todo pronóstico, ¡no me he equivocado ni una sola vez! Claro, está tan difícil saber cuál es tu cepillo, ¡que tienes que estar muy atenta y fijarte mucho para encontrarlo!

Es cierto que a todos nos gusta que las cosas sean fáciles. Pero, orando todo esto, he descubierto que las dificultades, ¡pueden sacar lo mejor de ti mismo!

Cristo no es una especie de varita mágica que, una vez que entra en tu vida, hace desaparecer todos los problemas. No, las dificultades siguen ahí, pero Cristo lo que quiere es transformar tu mirada. Puedes verlas como complicaciones y disgustarte por ello... ¡o puedes dar la mano a Cristo para descubrirlas como oportunidades! Cristo sabe lo lejos que puedes llegar, ¡por eso siempre te anima a dar un paso más!

Hoy el reto del amor es sonreír a las dificultades. Para ello, siéntate un rato con Cristo, pídele poder descubrir su Presencia a tu lado toda la jornada. Y, cuando se presente esa persona que te cuesta... mira a Cristo, ¡y recíbela con una sonrisa! Sólo con eso, ¡has empezado a amarla! Es un buen comienzo, ¿no? ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO