Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


sábado, 28 de enero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

ESCABROSO DESPERTAR

El despertador sonó tan escandaloso y desagradable como todas las mañanas. Le respondí con el habitual bostezo a modo de "buenos días". Sin embargo, el "Uaaaaaaah..." se transformo en un dolorido "¡Aaaaagh!".

Con el frío de la noche se me habían resecado los labios y, al bostezar, ¡se me partió el labio inferior!

Con la lengua me toqué la herida. "Uy, esta vez me la he hecho gorda", pensé. ¡Era enorme!

Fui al baño en busca de un espejo. Encontré uno chiquitín... y reconozco que tuve que mirar varias veces: lo que parecía una herida del tamaño de un elefante, en realidad era una minúscula marca prácticamente imperceptible. ¡Era diminuta!

De pronto me di cuenta de que... ¡esto es lo que el Señor quiere que nos pase! Cuando compartí mi herida con el espejo, ¡descubrí que no era tan terrible como parecía!

Cristo nos ha puesto un montón de hermanos en el camino. Él sabe que muchas veces nos agobiamos, nos hacemos heridas, y todo parece una montaña insuperable. ¡Pero las cosas se ven de otra manera en cuanto las compartes!

Cristo permanece a tu lado, y no quiere que camines en solitario. Abre los ojos y descubrirás personas con las que Cristo te ha regalado una unión espiritual. Además, son como los espejos de dos caras: hacen ver lo malo en su justa medida... ¡y aumentan lo bueno, haciendo que lo disfrutes aún más!

Hoy el reto del amor es ser espejo. Te invito a que hoy le pidas al Señor el don de la escucha. Dale la mano a Cristo y, cuando alguien venga a hablarte, ¡regálale esos minutos! Si es un problema, pide ayuda al Señor para poder iluminarlo. Y, si es una alegría... ¡deja que Cristo ensanche tu corazón para gozar de la felicidad de quien está a tu lado! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

viernes, 27 de enero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

NO PRESCINDIR DEL TRAPO

Hace unos días se me rompió el hábito a la altura de la cintura. El roce del cinto hace que la tela se desgaste poco a poco, y llega un día en que se abre. Pero lo curioso es que, hace ya unos meses, había ido con lo mismo, y sor Puri me había zurcido el hábito. Esta vez el zurcido estaba intacto, pero había tirado y el resto de la tela (que estaba desgastada) se había vuelto a abrir.

Fui de nuevo donde sor Puri. Al enseñarle el hábito, ella me propuso poner una pieza. Yo le dije que no me importaba que me hiciese un nuevo zurzido, pero sor Puri me explicó que ahora tenía que poner una tela por debajo, que es la que va a sostener el hilo y el nuevo zurcido. Yo no lo entendía muy bien, pero me fié de que ella sabía lo que hacía. Me lo había dicho muy convencida.

La verdad es que quedó fenomenal, pero, a la vuelta de un tiempo, ¡el hábito se me ha roto en otro sitio! Esta vez le he pedido que me ponga una tela por debajo desde el primer momento...

Mirando el hábito, el roto, el zurcido, me daba cuenta de que muchas veces dejamos lo de fuera "arreglado por un tiempo", pero luego, como no hemos puesto la tela por debajo, todo vuelve a romperse.

¡Cuántas veces, con las personas que tenemos junto a nosotros, lo que hacemos es poner un apaño por encima en vez de ayudarles a poner una tela! No acabamos de poner la confianza en el Señor, soltar nuestras seguridades, dejar a un lado la razón y permitir que Él lleve nuestra vida. Confiamos en nuestras fuerzas y dejamos el zurcido más o menos apañado para un tiempo.

Pero, cuando te cuelgas de Cristo y dejas que sea Él quien sostenga tu roto, que Él sea tu seguridad, tu sostén, en ese momento, sientes una felicidad que nunca antes habías tenido.

Hoy el reto del amor es no hacer apaños superficiales: deja a Cristo que entre en tu vida. Párate y haz un rato de oración y, desde esa oración, con su fuerza en tu corazón, vete a esa persona que sabes que tiene un apaño, y ayúdale a poner la tela. Llévale al Señor. Y hoy deja que Cristo sea el que te sostenga. No tengas miedo a sentir a veces que te rompes. Dale la mano y verás cómo Él te quita el miedo.

VIVE DE CRISTO

jueves, 26 de enero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

PISTOLETAZO DE SALIDA

-¡En breves momentos tendrá lugar el pistoletazo de salida! -oímos anunciar por un megáfono el domingo a las 8 de la mañana. Nos asomamos y vimos un grupo de ciclistas preparados para salir.

-¡Por las inclemencias del tiempo, hemos tenido que cambiar el recorrido! -anunció después el megáfono.

Lerma en pleno invierno, domingo, 8 de la mañana, cambio de recorrido por clima... ¡¿y esos valientes en bici?!

Pero les miraba y pensaba en la meta. Nadie dijo nada por el cambio de recorrido, pero... ¿y si hubiesen quitado la meta? Imagina que hubiesen dicho:

-Como por la niebla tendréis dificultades para encontrar la meta, que cada uno se apañe y pare donde vea oportuno.

Pero no, la meta seguía ahí. La meta para todos; unos llegarían antes; otros, después, pero la meta era la misma para todos. Para los de delante, un coche marcaba el camino, y para los rezagados otro coche se aseguraba de que nada ocurría.

Muchas veces nos centramos en las dificultades del camino y olvidamos que la meta siempre es la misma. Nos confundimos de camino y retrocedemos unos kilómetros; a veces una pequeña avería nos hace parar; otras, el cansancio dificulta la marcha... Miedo, debilidad, dificultades...

Pero Cristo cuenta con el momento por el que estás pasando. Él va en ese coche que se detiene para levantarte, para agarrarte fuerte de la mano y curar cada una de esas heridas que llevas dentro de ti y que en tantos momentos te impiden pedalear. Cristo te acompaña durante toda la carrera; ¿antes?, ¿después?, sólo quiere que llegues, que seas Feliz.

Hoy el reto del amor es que pidas ayuda al coche escoba: entra en una iglesia y dile qué es lo que no te deja pedalear. No estás solo en la marcha. Cristo siempre está a tu lado y la meta siempre está ahí para ti, estés como estés, ¡con Él todo es diferente!

VIVE DE CRISTO

miércoles, 25 de enero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día. 

¿ORDENAR DESORDENANDO?

Ayer por la tarde, después de la clase, nos sobraba un ratito antes de ir a vísperas, así que opté por ir rápidamente a terminar de ordenar mi celda. Pensaba que con media hora tenía tiempo de sobra, y muy animosa me adentré en ella.

Metí la ropa limpia en el armario, y hasta ahí todo normal. Pero, para ordenar esto y aquello... me tuve que poner a sacar cosas del armario y de los cajones para ver cómo lo guardaba todo bien colocadito.

Claro, cuando me quise dar cuenta, se me había pasado el rato y ahora la celda estaba mucho más desordenada que al principio: una parte del armario toda fuera, cosas por la mesa, cajas por el suelo...

"¿Cómo es posible que para ordenar haya que desordenar mucho más de lo que ya estaba?", pensé.

Con esto del desorden material comprendí rápidamente algo que había leído hace unos días sobre la parábola de la dracma perdida: "Esa mujer que pone la casa patas arriba revolviéndolo todo es Dios. Tú tenías un orden precioso en tu casa, habías ordenado tu vida, sabías todo lo que tenías que hacer para ser un buen cristiano... y viene el ama de casa y desordena todo. Porque la dracma perdida que busca la mujer somos tú y yo. Y lo único que importa es que el Señor ha venido a buscarnos a nosotros, y así, quitando todo lo que es apariencia, quiere encontrarse realmente contigo."

Así le ocurrió a Abraham cuando Dios le dice que Ismael no era el hijo que Él le había prometido sino fruto de su autosuficiencia, y que tendría uno que sí era el de la promesa. O a Moisés, cuando le llamó para volver a Egipto, de donde había huido, para sacar a su pueblo. O, como vemos en el Evangelio, cuando Jesús descoloca a los fariseos cada vez que se pone a curar en sábado, o cuando come en casa de los pecadores... Con su propia vida y sus actos, desordena la mentalidad y las tradiciones de los fariseos, esperando encontrarlos también a ellos. Como sucedió con san Pablo. O como nos ocurre a nosotros cada vez que una situación nos desborda y la vemos por encima de nuestras fuerzas, o cuando los demás me descolocan... Detrás de todo está el Señor para encontrarse contigo de verdad.

Hoy el reto del Amor es que, cuando algo te descoloque, mires al Señor. Seguramente te ocurrirán muchas cosas que se salgan de tu esquema, pero, si en esa circunstancia miras a Cristo, descubrirás que ahí está Él contigo, para salir a tu encuentro, y descubrirás que en tu debilidad está Su Fortaleza.

VIVE DE CRISTO

martes, 24 de enero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Verónica nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

ACCIDENTES MONÁSTICOS

Hace un par de días tuve un accidente con un bote de cerámica: se me cayó y se me clavó en el pie. Al final acabamos en urgencias y me tuvieron que dar seis puntos. Desde el primer momento pude sentir que el Señor estuvo a mi lado todo el tiempo; desde la tranquilidad de Lety al taparme la hemorragia, las hermanas que hacían de muletas para que no pisara con ese pie, el coche que rápidamente se ofreció a llevarnos hasta el Centro Médico, la delicadeza del médico al coserme, el cariño de las del "Novi" que me dejaron todo a punto para cuando volviese... todos fueron gestos del Señor hacia mí a través de muchas personas, ¡no podía parar de dar gracias!

Soy bastante rápida al hacer las cosas. El hecho de tener que andar casi a la velocidad de un caracol, el no poder arrodillarme al entrar en la capilla, el no poder ducharme dos días por prescripción del médico, entre otras limitaciones, me podrían haber causado rebeldía; sin embargo, el Señor me está enseñando a dejarme cuidar, a que las hermanas me lleven los libros de un sitio a otro, que suban y bajen el hielo... En todos esos gestos estoy viendo al Señor mimándome, cuidándome...

Puede que hoy sientas especialmente tus limitaciones humanas, tanto las físicas como tus debilidades. Quizá sientas que no puedes hacer todo lo que te gustaría, que te gustaría ser más independiente, más autosuficiente y hacerlo todo sola.

La verdad es que Cristo no nos quiere independientes. Jesús quiere entrar en esa debilidad tuya, en tu pobreza. Jesús curó a tantas personas durante su vida en la tierra que nos deja clarísimo que es ahí, en donde te sientes más sucio, en donde te sientes más débil, en lo que te gustaría eliminar de tu vida, es en donde quiere entrar el Señor. Él quiere encontrarse contigo ahí, en tu realidad. Si fueses perfecta, ¿qué podría hacer el Señor por ti?

Hoy el reto del amor es que ames tus pobrezas, y, en esas pobrezas, dejarte ayudar por el hermano, dejarte cuidar, dejarte mimar. Entrégale eso que más te cuesta para que Cristo pueda entrar en ti.

VIVE DE CRISTO

lunes, 23 de enero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

INVESTIGACIÓN A FONDO

Al parecer, Jubi, nuestra perrita, se ha propuesto firmemente encontrar algún fósil de dinosaurio. Últimamente está haciendo unos boquetes en la huerta, ¡que cualquiera diría que está terminando el máster en arqueología!

Todo tiene su explicación. Como hace frío, los animalillos de la huerta se han escondido en sus madrigueras. Todos, excepto Jubi, que no entiende por qué no salen a jugar con ella. Así pues, ¡ha decidido encontrarlos! La pobre va de un hoyo a otro olisqueando, escarbando, ¡hasta gimoteando!

Viendo su ímpetu e insistencia, no he podido evitar ver en ella una imagen del Señor. ¡Así le pasa a Él con nosotros! ¡Nunca pierde la esperanza! Aunque sólo vea un leve resquicio para salir a nuestro encuentro, para entrar más profundamente en nuestro corazón, ¡ahí va!

El suyo es realmente un amor incansable. Por ello nosotros también podemos mirar a nuestro alrededor con esperanza. Quizás conozcas a alguien que se ha alejado del Señor o, tal vez, que nunca lo ha conocido en verdad. Puede que veas que va por mal camino, ¡pero no está perdido! Cristo seguirá apostando por esa persona hasta el final.

Hoy el reto del amor es "hacer agujeros". Te invito a que hoy en tu oración intercedas por una persona que conozcas y que esté apartada de Cristo. Quizá sientas que sólo "escarbas" en una tierra dura y seca, puede que no veas resultados... ¡pero descubrirás a Cristo trabajando a tu lado! Y no hay nada mejor que formar parte de su Equipo... ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

domingo, 22 de enero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

GOOGLE ESTÁ A TU LADO

En las comidas, hacemos turnos para servir la comida, haciéndolo coincidir con el día después al que nos toca cocina. Ayer estábamos ya con el segundo, y pasaron un bote de mayonesa que se acabó justo cuando me tocaba a mí. La monja que se encargaba de servir, me trajo uno nuevo y me dijo:

-¿Me lo abres? No sé cómo hacerlo.

Se fue a servir a otras monjas y, mientras, desenrosqué la tapa-dosificador, quité el plástico que cerraba la boquilla por dentro y listo. Cuando volvió, se llevó el bote para la siguiente, y al rato volvió y me preguntó:

-¿Me puedes explicar cómo lo has abierto?

Se lo expliqué, me dio las gracias con una sonrisa y se fue.

"¿Me puedes explicar cómo...?" Me quedé después pensando en su pregunta, en la sencillez con que me la formuló, y en cuántas veces nos quedamos con las ganas de hacerla. Parece que tenemos que saber todo, que el que no sabe es menos o desfasado, y seguimos para adelante como podemos. Nos gustaría saber cómo utilizar un programa de informática, cómo sacar fotos con el móvil, cómo se hace algo en el trabajo, cómo llegar a un sitio, etc. Pero preferimos no preguntar, o acudir a amigos como Google o el GPS. Todo se nos da muy fácil para, con una tecla, evitar preguntar a quien tenemos al lado.

Sin embargo, cuando preguntamos, hacemos al otro participe de nuestra vida: puede entrar en ella y aportar algo. Lejos de ser menos, damos cabida a los demás. Cristo, a lo largo de su vida, se dejó ayudar, y lo más curioso es que buscó esa ayuda en los más débiles, en los más pobres: se sirvió de los panes y peces de un niño, pidió agua a una samaritana, en Getsemaní quiso la compañía y oración de tres simples pescadores a los que había elegido como discípulos, aceptó la comida que le ofreció un cobrador de impuestos rechazado por su pueblo...

Hoy el reto del amor es que preguntes "¿Me puedes explicar cómo...?" a alguien que sepa algo que tú no dominas. Descubrirás que, lejos de ser menos, te encuentras con esa persona de una manera nueva. Deja que te enseñen, deja que te ayuden; hoy Google está en tu casa, en tu familia, en tus amigos...

VIVE DE CRISTO