Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


viernes, 6 de enero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día. 

DESENVUELVE TU REGALO

Por estas fechas, escuchamos comúnmente la típica frase: "Año nuevo, vida nueva"...

Y, en realidad, tiene más sentido del que le damos. El otro día leíamos en el Oficio que "en Navidad Jesús nace y, si nace Él, que es nuestra cabeza, nacemos también nosotros, que somos su cuerpo..."

Planteándome esto de "volver a nacer", le preguntaba al Señor qué suponía esto para mí.

Un niño que nace es todo corazón, un corazón que late. Hace poco: come, ríe, llora... pero sólo verle ya conmueve y alegra el corazón del que se acerca. Un corazón que late, eso es volver a nacer.

A lo largo de estos años de querer vivir de Cristo, mi Don y tarea está en gran parte en dejar que mi corazón pueda latir.

Sí, porque mi tendencia continua es que, inconscientemente, para no equivocarme, para no sufrir, desactivo el corazón y comienzo a actuar sin contar con él.

Esto nos suele ocurrir a las personas que en realidad somos todo corazón. Y es que en un momento dado experimentamos el sentir ridículo de uno mismo, o pensar que no se nos va a acoger por seguir lo que nos indicaba nuestro ser, y, de golpe y porrazo, metimos racionalidad al máximo, dejando a un lado el corazón.

De ahí en adelante actúas haciendo lo que se espera de ti o siguiendo el ideal que querrías alcanzar. Te haces mayor y dejas de hacer las cosas con corazón, no terminas de disfrutar haciéndolo. Parece que dejas de sentir, y, si dejas de sentir, es verdad, el sufrimiento se minimiza. Pero tampoco sentirás la auténtica alegría y la felicidad.
Y, lo que es aún peor, se pierde la sensibilidad para las cosas del Señor, porque Él sólo sabe hablar al corazón.

Pero, cuando Él entra en tu vida, su regalo es nacer de nuevo. En este día de Reyes, junto a tus regalos hay uno muy especial: un corazón de niño. Es para ti, para que comiences este año nuevo lleno de ilusión, de alegría.

Él te concede volver a ser niño, volver a dejar que tu corazón lata, porque toda tu seguridad es saberte en Sus brazos; puedes soltar y relajarte, ser tú mismo. Y el miedo a equivocarse o a sufrir disminuye al experimentar que es Él quien te cuida, y quien continuamente "enderezará lo torcido e igualará lo escabroso", y quien aumentará tus ganas de gozar de la vida y de todos los regalos que te hace cada día.

Hoy el reto del Amor es "volver a nacer". Sólo tienes que hacer una cosa... ¡desenvuelve tu regalo! Y a disfrutar de todo como un niño. Vive feliz y harás felices a los demás.

VIVE DE CRISTO

jueves, 5 de enero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

CUESTIÓN DE MOTIVACIÓN

Una de las monjas mayores de la Comunidad está desesperada con el Noviciado:

-Por favor, -nos suplica- ¿cuánto hace que no os limpiáis los zapatos? Si no se necesitan más que unos minutos...

Y lo cierto es que tiene toda la razón, pero es que, en esos minutos, ¡damos la vuelta al mundo! Podemos aprovecharlos para tantas otras cosas, que los zapatos siempre se quedan en "Problemas secundarios".

Sin embargo... ¡de hoy no pasa! ¡¡Esta noche vienen los Reyes Magos!!

Siempre me ha encantado esta noche en el monasterio. Especialmente me impresionan las monjas de Comunidad... Nervios, risas, ilusión... Algunas incluso van avisando a todas de que "¡Ya se oyen a lo lejos las pisadas de los camellos!"

Hoy más que nunca se hace patente la frase de Jesús de que sólo los que son como niños entrarán en el Reino de los Cielos. Y es que, este día, los que más disfrutan, los que esperan con más ilusión, son los más pequeños, ¡los que se dejan sorprender!

¿Y tú? ¿Cuántos años tiene tu corazón? ¿Serás capaz de saltar por encima de tus razones para dejarte llevar por el corazón? Cristo te invita en esta noche a que recuperes la sorpresa, la ilusión. ¡Él te ofrece un corazón de niño!

Hoy el reto del amor es limpiar tus zapatos para los Reyes Magos. No importa la edad que tengas, ni si vives solo o en familia: ¡los Reyes Magos se merecen unos zapatos limpios! Pídele a Cristo que sacuda el polvo de "acostumbrarse", y que haga que tu corazón reluzca abrillantado por la ilusión renovada. Y, sobre todo, recuerda que, en cualquier momento, podrás bailar de alegría, pues Cristo nos ha hecho el regalo más grande: ¡¡Él mismo!! ¡Feliz día y... feliz y especial noche!

VIVE DE CRISTO

miércoles, 4 de enero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                         

CONGELADA

Nos tocaba lavar la ropa y la verdad es que estos días hace un sol estupendo, así que, en lugar de tender dentro, tendimos fuera. El tendedero es una zona asfaltada de la huerta que tiene unas seis cuerdas fijas.

Una vez tendida la primera lavadora fuimos a desayunar y, al rato, tocaba tender la segunda. Sacamos el cubo fuera. Para llegar al otro lado  de las cuerdas tenía que pasar por debajo de la ropa ya tendida. De repente, "plof", me choqué con algo que me golpeó en la cara. Era duro como si de un cartón se tratase.

Miré a ver qué me había golpeado, pero no pude descubrir el arma del delito. ¡Sólo había ropa tendida! ¡La tela no golpea! Con la mano aparté la bata que estaba tendida a mi altura y... ¡estaba congelada! ¡Como una piedra! Hacia sol... pero no calor. Me había golpeado una bata dura, una bata congelada.

En muchos momentos estamos así: parece que el sol brilla a nuestro alrededor, que todo es óptimo para que estemos bien. Sin embargo, a medida que nos vamos encontrando con unos y otros, sentimos que golpeamos como a la bata tendida le ocurrió. Nos gustaría ser suaves al tacto, blandos en el carácter, pero el corazón parece congelado.

Tantos momentos en que las personas pasan por nuestro tendedero y les golpeamos con una mala contestación, con una ironía, con una respuesta que les reduce... Y cuántas veces nos duele vernos congelados, ver que no hemos abierto el corazón en actitud de acogida y comprensión. ¡Queremos ser "buenos" pero no podemos!

¿Sabes qué pasó al cabo de unas horas? Volvimos, y la bata ondeaba al aire completamente seca, suave y blanda. Así puede haber muchos momentos en los que sientes no cambiar, ser el mismo. Pero no, Cristo está brillando para ti. Sólo tienes que presentarle ese punto de tu carácter que te hace caer, que te hace sentirte "congelado"... que, en su momento, ondearas completamente seco. No te rindas, el sol brilla todo el día.

Hoy el reto del amor es que, cuando metas la pata en alguna contestación o actuación, no vayas contra ti. Mira al Señor, ponte al Sol y dile que derrita el hielo con el que a veces golpeas. Y de Su Mano... ¡a seguir caminando!

VIVE DE CRISTO

martes, 3 de enero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

ESCUCHAR Y ORAR

Desde hace cinco días he perdido la voz. Empecé con un dolor de garganta que derivó en gripe y, como consecuencia, he perdido la voz, con todo lo que eso conlleva.

Me ha tocado hablar muy bajo y esto ha sido muy bueno, porque me he dado cuenta de que, como no podía hablar con un volumen normal, a veces pasaba desapercibida.

Por otro lado, al ir al locutorio he tenido que ir en escucha y, sobre todo, lo que he hecho ha sido, al escuchar, rezar por las personas mientras hablaban. Me daba cuenta de lo importante que es escuchar con atención activa, sintiendo lo que realmente la otra persona te quiere transmitir.

Y, para más sentido del humor, el Señor me puso delante el texto bíblico en que Zacarías dudó y se quedó mudo. Orando con él, me daba cuenta de cómo la falta de voz para mí estos días ha sido una bendición, porque he podido escuchar muchísimo más y, sobre todo, sentir con el corazón de las personas. Si miras a tu alrededor, te vas a dar cuenta de que todo el mundo necesita hablar, compartir, y que hay pocos que quieran escuchar, pero escuchar desde el amor.

Cuando escuchas puedes ofrecer una sonrisa, un gesto de aceptación, puedes con tu rostro expresar luz para la persona que tienes delante... Aunque la situación que te esté compartiendo no tenga solución, tu acogida sin palabras vale oro. No necesitas decir nada, sé valiente y aguanta ese silencio en el que la presencia de Cristo se va a hacer fuerte. Da vida y amor a la persona desde lo que eres, no tengas miedo a permanecer en ese problema, en esa situación incomoda. Pide a Cristo permanecer amando: que nada ni nadie te quite del camino del amor, porque este camino no necesita de palabras; su lenguaje lo entiende todo el mundo.

Hoy el reto del amor es que escuches a una persona, pero escúchala sin juzgar, sin anticipar lo que te pueda decir, escúchala desde el amor y dedícale 15 minutos sin móvil, sin que nada te interrumpa. Y, al acabar, reza algo por ella, por lo que te ha compartido.

VIVE DE CRISTO

lunes, 2 de enero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Verónica nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                         
  
¿DÓNDE ESTÁ ESTE CANTO?

Tenemos seis libros para los cantos de la Eucaristía. Cada mañana ponen en el corcho qué cantos tocan para la Eucaristía de ese día. Hay tantos que no sé en qué libro está cada uno, por lo que no puedo ir a mirar los cantos sola, tengo que esperar a encontrarme con alguna monja para preguntarle: "¿De qué libro es este canto? ¿Y éste otro?" Ellas me responden sin ningún problema, contentísimas.

Lo que me sale natural es querer ser autosuficiente, querer saberme todos los cantos y el libro en el que están. Pero el Señor, cada mañana, antes de la Eucaristía, me hace vivir una introducción de lo que estoy a punto de celebrar. En la Eucaristía Cristo, viendo nuestra pobreza, da su vida por nosotros.

Hoy puede que sientas que no necesitas ayuda de nadie, que puedes sola con todo. Sin embargo, no puedes con todo, ¡y menos mal! Es justo en ese momento en el que te sientes más necesitada del Señor: en tus pobrezas. Si no tuviésemos pobrezas y pudiésemos con todo, no necesitaríamos al Señor.

Tú necesitas un Salvador. Si no te sientes pobre, ¿dónde va a nacer Jesús? Él no nació en un palacio. Así que no te preocupes si no te lo sabes todo, si no lo controlas todo; espera a que el Señor se haga presente, se haga fuerte en ti.

Cada mañana voy al corcho para ver los cantos refunfuñando porque no sé dónde están... pero me está enseñando a contar con las hermanas, y, si no sabemos, nos ponemos a buscar los cantos juntas. No te lamentes: deja que el Señor te enseñe en la situación que estás viviendo.

Hoy el reto del amor es dar gracias por tus pobrezas, por aquello con lo que no puedes, aquello que quitarías de tu vida, y pídele al Señor que sea fuerte en Ti, da gracias porque, sin las pobrezas, seríamos como dioses, y con ellas, ¡necesitamos un Salvador!

VIVE DE CRISTO

domingo, 1 de enero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día. 

A CONTRARRELOJ

Estos días me estoy leyendo unas homilías de Benedicto XVI sobre la Nochebuena. Mi idea era leerlas todas durante la Navidad. Sin embargo, los días van pasando y, entre preparativos y sorpresas, no encuentro momento.

Ayer, por fin, tenía unos minutos. A toda velocidad comencé a leer casi en diagonal: "¡Aún estoy a tiempo de cumplir mi objetivo!" Sólo tenía que avanzar unas páginas más...

Al cabo de un rato, me inquieté muchísimo: "Señor... no me estás diciendo nada en esta lectura... ¿Dónde estás?"

En mi corazón supe la respuesta: Él estaba un par de páginas más atrás, en un párrafo que me había resultado precioso, pero con el que no me había detenido a orar "porque no me da tiempo"... Con tantas prisas, ¡le había perdido por el camino!

¡Qué fácil es que un objetivo pequeño haga sombra a lo realmente importante!

Para mí, la llegada del primer día del año siempre significaba cruzar el ecuador de las vacaciones. Seguramente sentirás que van pasando los días de fiesta, querrás aprovechar al máximo, estarás organizando planes... pero, ¿cuál es el verdadero objetivo?

Esta misma pregunta se la hizo Jesús un día, en medio del mar de Galilea. Había dicho a los apóstoles: «Vamos a un lugar apartado a descansar». Pero, cuando llegan a la otra orilla, ¡había un montón de gente! Jesús "sintió lástima"... y se puso a enseñarles, organizaron la comida con cinco panes y dos peces, curaciones... Se quedó muy lejos del objetivo de descansar, ¡pero cumplió el verdadero objetivo: amar!

Hoy el reto del amor es que pases un rato de calidad con las personas a las que quieres. El que ya te está esperando es Cristo, deseando esos minutos contigo. ¡Empieza el año con Él! Deja que te indique quién necesita tu compañía. Puede que tengas que bajar la velocidad o cambiar los planes... ¡pero lograrás el principal objetivo: amar! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO