Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


sábado, 6 de mayo de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              
    
HOY EL MOMENTO MÁS FELIZ DE TU VIDA

Una persona nos compartía que un estudio realizado entre personas mayores de 50 años encontró que el 90% de los entrevistados recuerda su Primera Comunión como uno de los momentos más importantes de su vida. Y es que es un día de nervios, de emoción... que nunca se olvida. Empieza una nueva etapa, y el niño es consciente de ello. Hasta ahora te llevan tus padres a catequesis, a hacer la Primera Comunión, pero, desde ese momento, es Jesús el que va a ti, el que empieza una historia más personal e íntima contigo. ¡Es Él en ti!

A lo largo de esta semana, muchas familias, sacerdotes y niños nos han escrito pidiendo oración por las Primeras Comuniones que tendrán lugar este fin de semana.  

La Primera Comunión... ¿Uno de los momentos más importantes? ¿O el más importante?

Seguro que pensarás:
-Nooo, el día más importante fue cuando me casé, cuando nació mi hijo, cuando me gradué, cuando...

Sin embargo, es Cristo el que hace que todo esto tenga sentido, pues Él en ti lo cambia todo. La soledad es habitada, tus miedos son vencidos, tu corazón se ensancha, tus alegrías son compartidas, el abrazo que necesitabas se te da, tus descisiones son iluminadas... y todo lo demás se llena de plenitud.

¿Y si hoy vuelves a ser niño? ¿Y si dejas que sea el momento más feliz de tu vida hoy y cada día? Aparca la razón, deja que lata el corazón de niño que tienes dentro y acércate a recibir a Jesús como la primera vez. Pídele esa ilusión, sentirle fuerte dentro de ti, experimentarle.

Hoy el reto del amor es que vayas a una Eucaristía y, cuando recibas a Jesús, quédate un rato con Él en silencio. No pasa nada si se vacía la iglesia, tú permanece con Él. Y si no puedes recibirle, para de igual manera delante de un Sagrario y, antes de hablarle, dile cuánto desearías tenerle dentro de ti. ¡Es el momento más feliz de tu vida! ¿Y mañana? ¡También! Y si tienes un rato, desempolva tus fotografías de ese día y comparte con alguien lo que viviste.

Oramos por todos los niños que hacen la Primera Comunión este año: nunca os separéis de Jesús, que siempre sea vuestro mejor amigo.

VIVE DE CRISTO

  
http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

viernes, 5 de mayo de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              
    
CALMADA VELOCIDAD

Ayer por la tarde estuve en el huerto, terminando de plantar los tomates.

De pronto, en invernadero me encontré un caracol. La verdad es que me pasé un buen rato mirándole. Me llamaba la atención lo lentamente que se iba moviendo. Usando mi reloj, calculé que, para avanzar un metro, necesitaría más o menos dos horas... sin embargo, no dejaba su objetivo, que en este caso era una lechuga.

El animalillo seguía avanzando lentamente. Yo le observaba, pero el caracol no se fijó ni un segundo en mí: toda su atención estaba en avanzar poco a poco.

Mirándole, me di cuenta de lo deprisa que vivimos: miles de tareas por hacer, compras, llegar a tiempo al colegio, tomar un café en la espera de una actividad... corremos y nos agobiamos por hacer todo lo que queremos, incluso anhelamos que los días tengan más horas para acabar aquello que tenemos entre manos. Pero...

¡Para! Ora, piensa....

Al mirar al caracol, sentía como si quisiera decirme al corazón: "Calma, calma, despacio se llega lejos, avanzar es lo importante". O, como decía el filósofo, "no llega antes el que va más rápido, sino el que sabe dónde va" (Séneca).

Y es verdad. Ahora, en la oración, escuchando a Jesús en su Palabra, me doy cuenta de la cantidad de momentos que Él pasaba con las personas, cómo se sentaba con ellos, les hablaba, les escuchaba. Lo importante para Cristo era avanzar, no correr.

Hoy el reto del amor es tener calma, observar a tu alrededor quién necesita tomarse un café contigo porque su vida va más despacio que la tuya y necesita que estés a su lado un rato.

VIVE DE CRISTO

  
http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

jueves, 4 de mayo de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              
    
AL CALOR MEJOR

Ayer por la tarde dedicamos un rato a la huerta. Lety e Israel estuvieron preparando la tierra y plantando tomates; Sión, instalando un sistema de riego a lo largo del jardín de plantas medicinales; y yo aproveché para hacer cremas con las plantas que habíamos recogido.

Romero, menta... aceite y cera convivían en un recipiente que se calentaba al baño maría. Me quedé mirando al preparado: plantas diferentes llegarían a ser una crema curativa, reparadora. Pero primero debían fusionarse al calor del fuego: la cera, derretirse para unirse al aceite; el aceite, dejar que la cera se una y acoger las propiedades del resto de las plantas.

¿El resultado? La cera ya no vuelve a ser cera, sino que se ablanda, dando la textura cremosa; el aceite tampoco se queda en su estado, y las plantas dan de sí lo que no se ve, sustancia prácticamente inapreciable a los sentidos, pero indispensable para que el preparado tenga las propiedades deseadas.

Así nos encontramos muchas veces: duros como la cera, "antisociales" como el aceite, aparentemente sin mucho que aportar como las verdes plantas... y con dos caminos ante nosotros:

Un camino es lanzarnos a la cazuela del día que empieza con el fuego apagado, y dejar que cada uno flote a sus anchas sin querer saber mucho del otro. ¿Lo visualizas? Sin calor, ni aceite, ni cera, ni sustancia se mezclan entre sí: el preparado no tiene sentido, ¿verdad? Todo flotando sin rumbo. Los demás molestan o son indiferentes para ti.

Otro camino es lanzarte a la cazuela con el fuego encendido, y dejar que, a su calor, cada ingrediente aporte al otro hasta el punto de que todos lleguen a ser uno, porque no viven para ellos, sino que dan lo mejor de sí para llegar a la meta: hacer la crema.

Cristo es el fuego, el fuego que hace que tu cera se ablande, el fuego que abre el corazón del aceite para que acoja al resto, el fuego que saca lo mejor de ti. Cristo hace que pueda salir la crema, que no te quedes en ti, que tu vida sea entrega. Cristo te regala hermanos, no enemigos. Qué diferente es vivir el día desde Su calor, disfrutando de los dones de los demás, viéndoles como un regalo, como "compañeros de cazuela"... para llegar a ser bálsamo, crema que cura, que alivia a otros.

Hoy el reto del amor es que acojas a dos ingredientes que hoy te pondrá el Señor en tu camino para hacer contigo "la crema": al becario que te da una idea, a la persona que te dice otra manera de hacer lo que tienes entre manos, al que te ofrece su ayuda en algo concreto... Experimentarás que la comunidad es un don y, cuantos más ingradientes entren en tu día... ¡mejor! Hoy no intentes hacer en frío y solo la crema, ya sabes que así no sale, ¡y cuánto nos empeñamos! Deja que al calor de Cristo todo se construya desde la comunidad y desde el Amor. Sed uno en Cristo.

VIVE DE CRISTO

  
http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

miércoles, 3 de mayo de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              
    
DILEMA EN EL CAJÓN

El año pasado nos regalaron cuatro pares de medias de entretiempo. Son absolutamente fenomenales: no hacen bolitas, no son ni muy gordas ni muy finas... y, sobre todo, no se caen. Parece una tontería, pero es desesperante estar continuamente a colocarse las medias... ¡o acabar con "complejo de pastorcita del belén", con las medias por los tobillos!

Tanto me gustaron, que sólo estrené dos pares. Uno lo uso, el otro lo lavo, y vuelta a empezar. ¿Y los otros dos? Los guardé, "por si acaso".

Sin embargo, el otro día me fallaron los cálculos. Tenía las medias sucias, y las que había lavado aún estaban mojadas.

"¡Ay, no! Prefiero usar medias de invierno que estrenar ésas tan buenas"

"¿Y por qué?", sentí que me preguntaba el Señor.

"Bueno, así tendré medias nuevas cuando las necesite".

Nada más formular esta respuesta, caí en la cuenta: ¡era una falta de confianza en el Señor!

Qué distinto se ve el día si vives pensando que todo depende de ti, de tu organización y planificación... que si lo vives sabiendo que hay Alguien que cuida de ti.

Si vives pensando que tú eres el dueño de tu día, vivirás midiendo y calculando, como yo con mis medias, y no es difícil sentir que se te amontona el trabajo, o que te tienes que pasar el día "lavando medias"...

En cambio, si te levantas por la mañana dando la mano a Cristo, todo el día cambia de color: ahora cada instante es un regalo. Y, ¿qué hacen los niños cuando reciben un regalo? ¡Disfrutarlo al máximo! Ellos no calculan si lo necesitarán mañana, ¡simplemente viven a tope el presente!

Hoy el reto del amor es disfrutar el regalo que te hace el Señor de un nuevo día. Te invito a que le pidas a Cristo unos ojos limpios con los que ver los mil detalles de amor que te ha preparado. Y, cuando descubras uno... ¡dale las gracias y disfrútalo al máximo! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

  
http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

martes, 2 de mayo de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Inés nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

LA LUZ PASCUAL

Una de las ocupaciones de las sacristanas al acabar cada celebración es "arreglar las velas". Es muy importante: aparte de prolongar su duración, también mantienen su calidad y dignidad.

Cuando las velas del altar terminan su función, por todo el tiempo que han estado prendidas, la mecha de cada vela se hace grande, consumiendo cada vez más cera, y produciendo humo, que afecta a las gargantas.

El remedio lleva unos minutos, pero es muy sencillo. Las sacristanas soplamos con cuidado la vela y, acto seguido, se recorta un poquito la mecha, se añade algo de cera... ¡y listo!

Sin embargo, ahora que estamos en Pascua, nuestra misión se amplía de forma especial: arreglar el Cirio Pascual.

Se trata de un "ritual" constante que deseo aprovechar: cojo el Cirio y lo saco de la capilla a la sacristía, para poder trabajar mejor.

Cuando, después de Laudes, llevo el Cirio a la sacristía, apenas llegan los primeros rayos del nuevo amanecer. El Cirio va iluminando el pasillo con su luz cálida, vibrante, alegre.

Cada paseo con él en las manos siento que es acercamiento a Cristo Resucitado. Al llevarlo con reverencia y cariño, voy reviviendo la obra que hace el Señor con nosotros.

Él, la columna de fuego sólida y firme, está ofreciéndonos la Vida, iluminando y calentando nuestro corazón, cantando en cada Aleluya que nos ama. Podemos ver que todo es oscuridad a nuestro alrededor, pero Cristo es el Fuego vivo que nunca se apaga. Por muy densas que sean las tinieblas, Él siempre nos ilumina el siguiente paso. Yendo de su mano, ¡siempre estamos rodeados de luz!

Por eso, hoy el reto del amor es que tú también seas luz. Te invito a que pares unos minutos con Cristo antes de empezar tu Jornada. Pídele poder sentir su Presencia a tu lado todo el día... ¡y trasmite su luz! De la mano del Señor, hoy sonríe a tres personas. ¡Puede ser el rayo de luz que ilumine su día!

VIVE DE CRISTO

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

lunes, 1 de mayo de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

A LA HUERTA EN ZAPATILLAS DE CASA

Después de un tiempo casi veraniego, al fin han llegado las lluvias, y, con ellas, un clima más fresco. Hemos pasado de tener el invernadero abierto de par en par, a tener que atrancar las puertas para que no se abrieran con los fuertes vientos. 

El otro día tenía que llevar un papel a una de las monjas, que estaba en el locutorio. Como este monasterio es tan grande, muchas veces llegas antes a los sitios saliendo por la huerta y entrando por otro lado, que andar subiendo y bajando escaleras.

Así que, toda decidida, salí por la puerta del Noviciado que da a la huerta. Pero nada más poner el pie fuera, me di cuenta de que iba con zapatillas de casa.

"Bueno, es un tramo pequeñito, no pasa nada", me dije.

Sin embargo, al llegar a la esquina, vi que había salido el sol. Estaba apretando un poco el calor y, si no iba corriendo a abrir las puertas del invernadero, se iba a quemar todo.

En seguida mi cabeza razonó: "Pero voy en zapatillas de casa, se me van a llenar los calcetines de pinchitos de la hierba..."

Pero en ese instante me vino al corazón: "¿Qué es lo que funciona, mis razones o el Amor?"

Así que me fui corriendo hacia el invernadero, riéndome de la situación.

Aquella vez se trataba del invernadero, pero me daba cuenta de que, la mayor parte de las veces que surge la ocasión para amar, es en medio de la comodidad de estar en "zapatillas de casa". Y son miles las razones que nos surgen para excusarnos de dar el paso hacia el amor; sin embargo, sólo cuando dejas las razones atrás y apuestas por el amor, eres feliz.

Y es que al final entiendes aquello que dice Jesús de que "el que pierde su vida por mí, la encontrará", porque te das cuenta de que, si lo que quieres es amar de verdad, se te va la vida en ello. Así nos lo mostró Él, que no se reservó ni tiempo, ni comodidad, ni se miró a sí mismo, sino que todo lo hacía por Amor, hasta dar Su vida por nosotros.

Hoy el reto del Amor es acoger el instante de gracia para amar. Nuestro oído sólo tiene capacidad para atender a una voz. La voz de las razones para dejarlo estar... siempre la tendrás. ¿Por qué no apostar por dar el paso hacia el Amor? Hoy escucha la voz de Cristo que te llena de su Gracia para amar, aunque te pille en zapatillas de casa.

VIVE DE CRISTO

http://dominicaslerma.es/

¡Feliz día!

domingo, 30 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              
    
GUERRA EN CASA

Momento de máxima concentración ante el ordenador. En unos minutos tendría acabado un diseño nuevo. Justo entonces...

-¡Fiuuu...!

Una sombra alada pasó por encima de mi cabeza. Inmediatamente, una bola de pelos galopó entre mis pies.

Se trataba de un pajarillo, un pequeño petirrojo que había cruzado las puertas abiertas hasta llegar a la sala de trabajo... y Jubi, emocionada ante un posible y dinámico "juguete".

Jubi daba saltos desesperados tratando de alcanzarle... sin éxito, claro. En esto, al pájaro se le ocurrió la feliz idea de posarse en lo alto de una estantería. Jubi, sin dudar un instante, cogió carrerilla, ¡dispuesta a escalar por las baldas para cazarle!

-¡Pero, ¿dónde vas?! -dijimos frenando la persecución. Nos lo estábamos pasando en grande, pero aquello podía acabar en un desastre...

Recordando el hecho, ahora me daba cuenta de que Cristo... ¡es como el pajarillo! Él siempre nos invita a mirar más arriba, a tener metas altas. Pero, al mismo tiempo, es diferente al petirrojo. Sí, porque el Señor, viendo que nosotros no podíamos escalar hasta Él, se encarnó, pisó nuestro suelo, vino a nosotros... para que pudiésemos volar con sus alas.

San Agustín dijo: "La Ley se ha dado para pedir la gracia; la gracia se ha dado para cumplir la Ley".

Realmente, el Señor nos propone cosas muy difíciles: amar a todos, amar al enemigo, perdonar setenta veces siete... Seamos claros, ¡es imposible!... a menos de que sea Él quien lo haga en nosotros. O, como decía el santo de Hipona, "dame lo que me pides, y pídeme lo que quieras".

Cristo nos señala metas altas, ¡pero nos invita a volar con sus alas!

Hoy el reto del amor es volar. Es domingo, ¡el Señor te espera en la Eucaristía! Hoy disfruta descubriendo que Cristo baja a tu suelo, a tu vida, ¡Él entra en tu corazón para darte las alas del amor! No temas si sientes que tú no puedes amar... ¡deja que Cristo ame en ti! Vuela con sus alas... ¡Feliz domingo, pajarillo!

VIVE DE CRISTO

  
http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!