ASOCIACIÓN Y COFRADÍA DEL ROSARIO SANTO DOMINGO EL REAL

Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.


Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

http://www.facebook.com/recursospararezar/


martes, 14 de agosto de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

¿TE ATREVES?

Nos gusta mucho preparar todo tipo de cruces, medallas, rosarios... para dejar en la parte de atrás del locutorio y que todo el que se acerque hasta aquí, pueda colgarse un signo o incluso llevárselo como regalo a alguien.

El otro día, mientras montaba unas cruces con su cordón, un recuerdo me vino a la memoria y me hizo sentir aún más que este pequeño gesto merece la pena.

Hace ya varios años, cuando acaba de conocer a las monjas, vine a una Jornada Monástica sin saber que me cambiaría la vida. Aquella noche de sábado tuve mi primer encuentro personal con Cristo, y Lety me preguntó si llevaba colgada al cuello alguna cruz o un signo. Con plena certeza le respondí que no, pues sabía bien que no llevaba nada cristiano.

Al instante, ella, de entre el cuello de su hábito, se sacó una cruz de madera. Se la descolgó y me la regaló: “Es importante que lleves siempre algo”.

En aquel momento no tuve problema en ponérmela, más bien me sentía enormemente agradecida por su detalle. Pero, cuando volví a Madrid, a mi ambiente, recuerdo perfectamente que se me planteó la duda: quitármela o dejarla para siempre. Sabía que, si me la dejaba puesta, se iba a ver con facilidad. Pero también sabía que, si me la quitaba, estaría como avergonzándome precisamente de aquella experiencia que me acababa de suceder.   

Decidí no quitármela y, tras tomar la decisión, sentí que en realidad no se trataba solo de llevar o no una cruz, sino que supe que decididamente le había abierto la puerta de mi vida a Jesús.

Después han pasado muchas cruces, medallas y rosarios por mi vida. Unos me los han regalado, otros también yo los he ido entregando, por la sencilla razón de que, si a mí me había hecho bien, seguro que a esa persona también le haría bien. Pero aquella cruz de madera nunca se ha descolgado de mi cuello. Ya está envejecida, pero mientras dure no me la quitaré, pues siempre me recuerda que, de un “sí” pequeñito como era dejarme puesta esta cruz, Él lo convirtió en un Sí grande para adentrarse en mi vida para siempre.

Hoy el reto del amor es que regales a una persona una cruz o un rosario. Coge una cruz, un rosario, una medalla que tenga significado para ti, y cuélgalo en tu cuello o en la muñeca... ¡apuesta por Cristo! Pronto sentirás que no eres tú quien llevas colgado a Cristo, sino que es Él quien te lleva a ti y, cuando sientas que Él te pone la ocasión, tómalo y entrégaselo a la persona que tienes delante. ¡Cristo es el mejor regalo que puedes darle!

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

domingo, 12 de agosto de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

¿BUSCANDO RESPUESTAS?

Con estos calores estamos todo el día abriendo y cerrando ventanas, subiendo y bajando persianas...

Al amanecer, cuando el día más refresca, abrimos ventanas intentado que la brisa cale hasta dentro y se airee todo. Poco a poco, el sol va dejando pasar sus rayos, y comenzamos a bajar persianas... Y, cuando más que brisa suave, entra ese viento bochornoso, se vuelven a cerrar las ventanas...

Me daba cuenta de que sabemos distinguir con facilidad lo que el cuerpo siente (hambre, sed, frío, sueño...) y también sabemos encontrar el remedio: agua, abrir la ventana, taparnos o abanicarnos...

Pero, al observar esto, me fijaba en que no nos resulta tan intuitivo distinguir lo que sucede en nuestro corazón. Por él pasan cada día cantidad de emociones, de momentos de paz, de alegría, y también algunas frustraciones pero, sobre todo, esa gran necesidad de felicidad... A todos nos cuesta mucho más ir aprendiendo a ver qué sucede en nuestro interior, y así lo vamos dejando para más tarde sin buscarle solución.

Quizá sí tengamos que comenzar a aprender a poner palabras a lo que sucede dentro de nosotros, pero lo genial es que para todo ello la respuesta y la solución es una Persona: Cristo.

Cuando sientes sed de amor, de vida, Jesús es el Agua viva, y si bebes de Él, nunca más volverás a sentir sed (Jn 4, 14); cuando las circunstancias te generan miedo o incertidumbre, con Él al mando de tu vida puedes descansar porque “aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque Tú vas conmigo” (Sal 23, 4); cuando vivimos un gran momento y estamos llenos de alegría, nos acercamos más a su mayor deseo, “que vuestra alegría sea completa” (Jn 15, 11); cuando hemos caído, y nuestro error nos pesa, nos regala su perdón y la certeza de que “es eterna su Misericordia” (Sal 136); o cuando nos vienen pensamientos cargantes que nos inquietan, en esa tormenta, Él es la calma (Mc 4, 38)...

Lety nos ayuda a ir aprendiendo a hacer esto con una técnica muy útil, que es poniéndonos alarmas a lo largo del día que nos paran para volvernos a Él, para poner palabras a lo que nos va sucediendo, para no dejar que el día te viva a ti, sino vivir de Su mano en plenitud todo momento.

Hoy el reto del amor es que te pongas una alarma. Prográmala a una hora inesperada, para que, cuando suene, puedas parar un momento a orar y a poner palabras a lo que vives en tu interior. Deja que Él ocupe un lugar en tu corazón. La respuesta que estás buscando está en Él: ¡es Él!

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

sábado, 11 de agosto de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

¡SALTA!, PERO... ¡JUNTOS!

Cada vez que hay cambio de Priora, todos los oficios y encargos se cambian. Como estamos en el Noviciado, los encargos van entrando de forma gradual, y yo hasta ahora me había “librado” de ser lectora. No es que no me guste, ¡al contrario!, supone proclamar la Palabra, enterarte de las lecturas, prepararlas, interiorizar, pero... ¡me da vergüenza, mucha vergüenza! Las piernas me tiemblan; si me centro en la palabra en que me puedo trabar, me trabo en la anterior; nervios que me impiden saborear lo que leo...

Era consciente de que esta vez me iba a “tocar”. De hecho, sentía que era el momento.

El martes fueron diciendo a cada una lo que le tocaba para este trienio y, entre otros encargos, se confirmó que yo tenía que asumir este. Y añadieron:

-Hay una novedad, ahora hay que subir al ambón y leer con micrófono, para que se oiga bien.

¡¿Subir al ambón, micrófono?! Oh, oh, ya no solo leer, sino también salir de mi zona de seguridad (pues antes se leía de pie, pero en el sitio de cada una), y ponerme bien arriba para que se me vea, y con micrófono para que se oiga alto y claro.

Pero por dentro sentía que el Señor me decía:

-JUNTOS; conmigo sí que puedes.

Cuántas veces oímos “tú puedes”. Pero la realidad es que muchas veces... ¡no puedes! Sientes tu debilidad, tu limitación que te impide caminar, dar un paso al frente con aquello que tienes que afrontar por pequeño que sea. Es en esa incapacidad donde Cristo te dice: ”JUNTOS”. Y es que, donde tú no llegas, Él sí que llega.

Si sientes miedo, incertidumbre, si tienes que afrontar algo con lo que no puedes, deja que Cristo haga equipo contigo y que sea Él el que te regale Su gracia para afrontarlo.

Hoy el reto del amor es que des un paso al frente en aquello que te paraliza. No te mires a ti, a tus miedos... mira a Cristo y pídele la fuerza que necesitas. ¡Salta con Él! Y, aunque te sientas caer al vacío, vivirás con la certeza de que Él te sujeta en este nuevo camino.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

viernes, 10 de agosto de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

TRANSFORMACIÓN EN LAS TRIPAS

El año pasado, aunque no hizo tanto calor como este, una amiga nos regaló un invento para tener agua fresca siempre que la necesitemos. Se trata de un aparato que colocamos en la encimera del baño, y este verano está siendo un gran regalo.

El artilugio es muy curioso. Para que funcione, simplemente hay que coger una botella de plástico, normal y corriente, llenarla con agua del grifo y ponerla bocabajo encima de la máquina. Cuando abres el pequeño grifo que tiene en la base, el agua entra dentro de la máquina... ¡y sale fresca para poder beberla!

Qué pasa dentro del aparato, no tengo ni idea; lo único que tengo claro es que entra agua caliente y sale ideal para beber. Porque no sale muy fría (de esas veces que no puedes tomarla, o te duelen los dientes o la garganta al tragar), ¡qué va!, sale a una temperatura fresca e ideal.

Ayer miraba la máquina y pensaba: “¿Qué tendrá dentro de sus tripas para que transforme de esta forma el agua?”

Orando esto, decía:

Así quiero ser yo. Me cuentan un problema, o me comparten un sufrimiento, una falta de paz, una preocupación por un hijo, por el marido, por un padre, por el trabajo.... mil cosas, y quiero que puedan entrar en mí, y que mi corazón pueda marchar al Sagrario para que Jesús, desde Su amor, lo transforme en agua fresca, y las palabras que salgan de mi boca sean de ayuda para la persona que tengo enfrente.

Si dejamos a Jesús entrar en nuestra vida, esto es lo que hace: lo transforma todo en bendiciones y te da lo que necesitas para dar vida a tu alrededor.

Pero cuántas veces, cuando nos cuentan algo, en vez de escuchar, estamos más pendientes de preparar qué vamos a contestar. No, deja que entre en ti esa preocupación de quien te está compartiendo, siente con el corazón de la otra persona, y después pídele a Jesús darle una sonrisa, una mirada o una palabra de vida.

Hoy el reto del amor es escuchar a esa persona que está veraneando contigo, quizás el que se tumbe junto a ti en la playa o en piscina, o la persona que en el pueblo te sirve el pan, o el que cuida la urbanización donde estás veraneando. Abre los ojos hoy: el Señor va a poner a alguien a tu lado que te compartirá algún problema: escúchalo y después dale vida. Si ves que nadie te dice nada, sé valiente y pregunta tú con cariño a alguien: “Buenos días, ¿qué tal está?” Esta pregunta será el comienzo de una conversación donde podrás vivir desde el Amor. Feliz día.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

jueves, 9 de agosto de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

UNA ESPERA DIFERENTE

El domingo tuvimos una visita en la que nos compartían cómo la abuela en la cocina medía los tiempos por oraciones. Por ejemplo: el tiempo de cocción del huevo pasado por agua corresponde al rezo de un Credo; el tomate al baño María, a un Rosario; y así transformaba la espera en oración (a parte de conseguir resultados óptimos en la comida).

Fue un detalle pequeño que me llamó la atención, porque, a lo largo del día, hay tiempos de espera que muchas veces llenamos con una llamada, mirando whatsapp, entrando en una tienda... si no es con impaciencia porque el otro llega tarde o porque la distancia a recorrer es larga.

Siempre que nos ponemos en camino o esperamos a alguien es porque detrás hay un destino o una persona, ¡el tiempo de espera es tiempo de cocción! Un tiempo que es un regalo para cuidar la cazuela, para preparar la conversación con la persona que va a llegar, para cuidar a las personas que nos cruzamos por el camino...

¿Cúanto tiempo tienes de casa al trabajo, a la playa...? ¿20 minutos o un caminar dando la mano a María con el Rosario por lo que  te preocupa o las personas con las que te cruzas? ¿Cuánto tiempo hasta que llegue esa persona a la que esperas? ¿10 minutos o una oración por la conversación que vais a tener?

Hoy el reto del Amor es cuidar la cazuela de lo que tengas que hacer con oración, para que esté a punto a su momento. Reza algo en el momento que tengas que esperar y, si no sabes ninguna oración, simplemente háblale a Jesús de esa persona, de ese acontecimiento que está por venir.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

martes, 7 de agosto de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

UNA ESPERA DIFERENTE

El domingo tuvimos una visita en la que nos compartían cómo la abuela en la cocina medía los tiempos por oraciones. Por ejemplo: el tiempo de cocción del huevo pasado por agua corresponde al rezo de un Credo; el tomate al baño María, a un Rosario; y así transformaba la espera en oración (a parte de conseguir resultados óptimos en la comida).

Fue un detalle pequeño que me llamó la atención, porque, a lo largo del día, hay tiempos de espera que muchas veces llenamos con una llamada, mirando whatsapp, entrando en una tienda... si no es con impaciencia porque el otro llega tarde o porque la distancia a recorrer es larga.

Siempre que nos ponemos en camino o esperamos a alguien es porque detrás hay un destino o una persona, ¡el tiempo de espera es tiempo de cocción! Un tiempo que es un regalo para cuidar la cazuela, para preparar la conversación con la persona que va a llegar, para cuidar a las personas que nos cruzamos por el camino...

¿Cúanto tiempo tienes de casa al trabajo, a la playa...? ¿20 minutos o un caminar dando la mano a María con el Rosario por lo que  te preocupa o las personas con las que te cruzas? ¿Cuánto tiempo hasta que llegue esa persona a la que esperas? ¿10 minutos o una oración por la conversación que vais a tener?

Hoy el reto del Amor es cuidar la cazuela de lo que tengas que hacer con oración, para que esté a punto a su momento. Reza algo en el momento que tengas que esperar y, si no sabes ninguna oración, simplemente háblale a Jesús de esa persona, de ese acontecimiento que está por venir.

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

lunes, 6 de agosto de 2018

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              

DEPORTE DE RIESGO

Como todas las mañanas, antes de que llegue la hora del trabajo, Jubi y yo salimos a correr por la huerta, por aquello de hacer un poco de deporte.

El otro día, bajábamos las dos a toda velocidad por el camino de asfalto. Al final, el camino gira a la derecha, bordeando la tapia. Jubi, que iba unos pasos por delante de mí, cogió la curva con todas sus ganas... ¡y comenzó a hacer cosas rarísimas con las patas! ¡Parecía que estaba bailando!

Divertida, me reí por dentro mientras pensaba:

-¿Pero qué le pasa a estaaaaaAaAaAaAaAa...?

De pronto, la que se encontró en una especie de patinaje sobre hielo fui yo. ¡De milagro no acabé como un dibujo egipcio, estampada en la tapia!

Había un enorme charco de barro por las lluvias de los días anteriores, un autentico lodazal de lo más resbaladizo. Como en ese punto hay unas baldosas marrones, era imposible distinguirlo, ¡y estábamos metidas de lleno!

Gracias a Dios, conseguimos salir de ahí sin lesiones y sin embarrarnos nada más que las zapatillas (bueno, y las pezuñas).

Orando lo sucedido, me di cuenta de un pequeño detalle: ¡qué fácil es juzgar cuando se está fuera del charco! Yo me había burlado de Jubi, pensando que estaba haciendo el tonto, ¡pero la pobre estaba intentando no esmorrarse! Solo cuando compartí su situación pude entenderla.

Así nos pasa con los demás. Es muy fácil juzgar por las apariencias, criticar actitudes o poner en tela de juicio sus palabras o decisiones. Pero, ¿acaso conocemos en qué clase de charco están metidos?

El único que lo conoce es Jesucristo. Es más, no solo lo conoce de oídas, sino que ha querido entrar en nuestro mismo barro, para entendernos de verdad, para darnos la mano y darnos una salida. Él conoce nuestros mejores deseos, pero sabe también que nuestro terreno es resbaladizo, ¡por eso Él siempre tiene misericordia!

Hoy el reto del amor es que tengas una mirada de misericordia. Te invito a que hoy sientas sobre ti los ojos de Jesucristo, esos ojos llenos de ternura y cariño por ti, esos ojos que, aunque te alejes o metas la pata, siempre te esperan. Y hoy, cuando veas que alguien tiene “un resbalón” de mal genio o de error, ¡aplica la mirada de misericordia! Hoy no juzgues, ¡disculpa y ama!

VIVE DE CRISTO

https://www.instagram.com/noviciadodominicaslerma/

https://www.facebook.com/Noviciado-Dominicas-Lerma-244473686123476/

http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!