Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


lunes, 30 de enero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día. 

PARA COMENZAR EL DÍA... "CON BUEN PIE"

Muchas mañanas me sucede lo mismo: cuando ya están a punto de tocar las 6:30, cuando más tarde voy, voy a meter los pies en los zapatos y... ¡vaya, los cordones atados! Con lo poco que cuesta desatarlos para quitártelos por la noche... pero muchas veces me puede la comodidad de sacarlos sin más, y, claro, al día siguiente me pasa factura.

Anoche, sin embargo, al quitármelos decidí desatar primero los cordones y ensanchar bien el zapato para que hoy pudiera ponérmelos de nuevo con toda comodidad. ¡Y qué gozada por la mañana saber que no hay nudos que te entorpecen para comenzar el día "con buen pie"!

Cuántas veces nos vamos a la cama con ciertos nudos sin deshacer: ese problema que te preocupa, o con ese enfado que no has soltado... y pensamos en dormir como solución temporal, pero al día siguiente descubrimos que los nudos con los que nos fuimos a la cama continúan estando ahí, y ya te condicionan para comenzar tu día.

Cristo conoce nuestra vida, sabe cómo somos y conoce lo que estamos viviendo, por eso se encarnó, porque Dios sabía que nosotros no éramos capaces de desatar todos esos nudos. Necesitábamos al mismo Dios en persona que viniera a hacerlo por nosotros.

Y ésta es la buena noticia: que Él ya lo hace por ti, tan sólo necesita que, en tu libertad, le entregues aquello que te ata, aquello que te esclaviza o que te preocupa. Él sabe confortarte en tu enfermedad, consolarte en los momentos difíciles, calmarte en los enfados, llenar de Vida tu día... por eso ya no tienes que irte a dormir con todos esos nudos, porque, si le dejas a Él, los irá desatando en cualquier momento del día, y, a cambio, pondrá en tu corazón tal Paz, que no dudarás en confiar que Él lo lleva todo.

Hoy el reto del Amor es desatar nudos. Cuando sientas que algo te está pesando, que se te pone un nudo por delante, vuelve tu mirada a Cristo y pídele que sea Él quien lo desate todo. Eso sí, pídele unos ojos nuevos para poder ver cómo lo va a hacer.

VIVE DE CRISTO