Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


lunes, 5 de septiembre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                     
   
EL SITIO EXACTO

Ayer por la mañana me encontré a sor Teresita barriendo delante de sus tiestos.

-¡Qué bonitos los tienes! -comenté.

-¡Puf! No te creas... -me respondió desanimada- Llevo todo el verano mimando este tiesto: le abono, le limpio las hojas, le riego... Claro, esta fuerte y hermoso, ¡pero ni una flor!

Y, señalándome hacia la ventana, me explicó:
-¿Ves ese árbol? ¡Ha crecido demasiado! Ahora ya da sombra todo el rato en estas ventanas. Los tiestos de allí están encantados, pero este otro, ¡necesita más sol! Hay que transplantarle a la huerta...

Mientras me estaba hablando, sentí al Señor detrás de sus palabras. Nosotros somos como los tiestos de sor Teresita, ¡todos diferentes, con necesidades distintas! Unos necesitan más agua, a otros les viene bien la sombra, ¡y hay quien necesita mucho sol!

Cristo es nuestro jardinero. Él conoce a la perfección qué necesitas para crecer fuerte y sana, querida planta. Él vuelca todo su cariño en ti, ¡sólo necesita que te fíes, que te dejes guiar por Él, que confíes en su amor! Porque, como dice sor Teresita, "cuando una planta se llena de flores, sabes que está contenta, ¡y qué alegría da eso!" Así le ocurre a nuestro Jardinero: ¡la alegría de su corazón es verte florecer!

Hoy el reto del amor es dar gracias al Señor por todos los movimientos y vocaciones que hay dentro de la Iglesia. ¡Y Cristo tiene un sitio reservado para ti, con las condiciones de luz y humedad que necesitas, pequeña planta! Da gracias por ello y, si no has encontrado aún ese sitio, ¡pídele ojos para verlo! Cristo busca tu felicidad, ¡confía en su Amor! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO