Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


domingo, 9 de octubre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                       
   
IMPULSO

El otro día, por ser el cumpleaños de la Priora, hicimos una merienda-cena en el claustro. Llevamos mesas, sillas, hablamos, reímos...

Así llegamos a la sobremesa, compartiendo tranquilamente, cuando, de pronto, alguien dio la voz de alarma:

-¿Dónde está la Priora?

Otra vocecita no pudo evitar delatarla:
-Se ha ido a la cocina a fregar...

Israel se puso en pie de un salto.
-¿A fregar el día de su cumpleaños? ¡Vamos a arreglarlo!

El Novi nos encaminamos hacia la cocina. Efectivamente, encontramos a la Priora armada de trapos, rodeada de cacharros sucios. Sin opción a réplica, la expulsamos de allí. No tardamos nada en acabar: ¡casi lo había hecho ya todo!

Al día siguiente, en la oración, le daba gracias al Señor. A mí no me había dado tiempo a reaccionar; sencillamente, ¡me enganché al impulso de Israel! Gracias a que ella se levantó sin pensárselo, yo hice lo mismo, ¡y así continuó el impulso del amor!

Y es que el Señor está susurrando continuamente a nuestro oído mil formas para amar: a veces es una suave brisa en tu corazón, ¡o a veces es el ejemplo de la persona que tienes a tu lado! El bien tiende a difundirse: un gesto contagia a otro, ¡en el más maravilloso efecto mariposa!

Hoy el reto del amor es engancharte al impulso. Te invito a que, en la oración, le pidas al Señor "oídos para escuchar y ojos para ver". A lo largo del día se te presentará una ocasión de amar ayudando a alguien. Tal vez sientas la indicación del Señor en tu interior para moverte... ¡o puede que, simplemente, te invite a secundar el impulso de otro! ¡Únete a la cadena de gestos de amor! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO