Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


domingo, 28 de febrero de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.   
  
EL PAN PUEDE CON TODO

Al comenzar la Cuaresma nos suelen poner un cuenquito de frutos secos en la mesa, en el sitio de cada una. Esta vez ha sido de almendras, y son cosecha de nuestra huerta.

La verdad es que me encantan, y siempre pico un poco desde la bendición de la mesa hasta que nos empiezan a servir el primer plato. Pero siempre me ocurre lo mismo: como están asadas, la piel se ha quedado totalmente adherida a la almendra, y, al tragar, comienzas a sentir un picorcillo en la garganta, un carraspeo... Intento tragar y tragar... nada... Bebo un poco de agua... nada. Y al fin espero a mi trozo de pan, porque me he dado cuenta de que sólo con pan se tragan a gusto. Y hasta he descubierto que el pan realza el mejor sabor de la almendra, y después facilita todo, sin dejar rastro de ese carraspeo.

Tras caer un día y otro en la misma piedra, sentí cómo el Señor me estaba indicando que esto mismo vivimos en muchas situaciones de nuestra vida.

Y es que hay circunstancias que racionalmente no se pueden tragar; sin embargo, Cristo siempre te da una salida, y es que Él se hace Pan para que puedas vivir esas situaciones con Él, y así descubrir que el Señor suaviza lo mas áspero y al más áspero, y realza el sabor de la felicidad con su Paz y su Amor.

En la Eucaristía tienes la oportunidad de entregarle al Señor todo aquello que te resulta  costoso de tragar o de llevar. Déjalo ahí, en el altar, para que, al alimentarte de Su Cuerpo y de Su Sangre, puedas experimentar que con Él todo cambia. Quizá las circunstancias seguirán siendo las mismas, pero ya nada es igual.

Hoy el reto del Amor es ir a la Eucaristía, entregarle al Señor todas las cosas que te pesan, aquellas con las que no puedes convivir, y, después, dejar que sea Él el que actúe en tu día.

Al final he decidido no enfrentarme más a una almendra yo sola. Y si lo hago, correré hacia mi Pan, donde sé que está el alivio y la esperanza para todo.

VIVE DE CRISTO

No hay comentarios: