Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


sábado, 23 de julio de 2016

Cofradía del Rosario

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.               
   
SEGURO A TODO RIESGO

El otro día vinieron unas amigas. Pasamos un día muy agradable con ellas, apurando hasta el último minuto. Nos despedimos pidiéndoles que nos avisasen al llegar después de las dos horas y media que tenían de viaje.

Al acabar de cenar, recibimos un mensaje:
"Nos hemos confundido y, en lugar de echar gasolina, hemos echado diésel; el coche no anda. Vendrá la grúa y nos llevarán en un taxi de vuelta a casa".

Y es que, cuando se echa el combustible erróneo, lo normal es que el coche pueda arrancar, pero que se detenga al instante. Al arrancar, la gasolina se distribuye por varios lugares del coche; habrá que vaciar todo el depósito para limpiar los restos que hayan podido quedar.

Y, ¿cuántas veces nos confundimos de combustible en nuestra vida? Sabemos que llenarnos de Cristo da sentido a todo, nos cambia el corazón, la sonrisa, las ganas de vivir aun teniendo las mismas circunstancias, pero la velocidad, las emoción de las vacaciones dura dos días, la autosuficiencia juega malas pasadas, el no parar... van llenando nuestro deposito del combustible equivocado.

Parece que avanzamos igual pero, poco a poco, nos vamos parando, pues sentimos que los demás nos molestan, amar cuesta, nos entristecemos y sentimos vacío. El coche se para en un sinsentido.

Cristo es tu combustible, Cristo hace que andes, ¡que vueles!, y en estas vacaciones quiere seguir llenando tu deposito para que seas plenamente feliz.

Hoy el reto del amor es que corras a tu gasolinera más cercana (a una parroquia, a una iglesia o un lugar donde puedas parar) para llenar tu deposito y seguir caminando estas vacaciones.  

Y, si tu coche ya no anda, sube al taxi que te llevará de vuelta a casa. Tranquilo, que Cristo te regala seguro a todo riesgo y asistencia 24 horas allí donde estés y como estés.

VIVE DE CRISTO
  

No hay comentarios: