Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


jueves, 21 de julio de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.               
   
DA GRACIAS POR ESA PERSONA QUE UN DÍA TE ACERCÓ A CRISTO

Hace 23 años, recién convertida, entré en el Camino Neocatucumenal. Al poco tiempo me invitaron a un encuentro de jóvenes. Ahí vi gente de toda España y, sobre todo, jovenes; ¡yo que pensaba que en la Iglesia sólo quedaban abuelas...! La verdad es que no sabía dónde iba.

En ese encuentro, primero habló un hombre y, seguido, una mujer. Me impresionaron mucho sus palabras, cómo nos animaba a no tener miedo a Cristo, a su llamada, que, si Él nos llamaba, seríamos las personas más felices del mundo... Sus palabras me encendieron el corazón, pues, por aquel entonces, el tema de la vocación ya lo tenía en el horizonte. Esta mujer es Carmen Hernández, una de los iniciadores del Camino Neocatucumenal. Ayer falleció, y hoy será su funeral.

Llevo todo el día recordándola en mi cabeza y en mi corazón. He orado mucho por ella y por todos los miembros del Camino Neocatucumenal. Ahora, siendo dominica de clausura, doy muchas gracias a Dios porque en un momento de mi historia, me puso estos hermanos en mi senda, para descubrir a Cristo fuerte en mi vida.

Escuchando sus palabras en ese encuentro, algo cambió en mí al escuchar que Cristo me amaba como estaba y como me encontraba (y yo que en ese momento no sabía ni qué hacer con mi vida...). Escuchar a unas personas valientes anunciarme el amor de Cristo me llegó al corazón, y me hizo levantarme y buscar lo que Dios quería para mí.

Hoy el reto del amor es unirnos a la Iglesia en acción de gracias porque el Señor elige a personas para acercarnos a Él. Nunca olvidemos que ellos han sido el dedo que nos han indicado dónde estaba Cristo. Hoy da gracias por esos dedos que te señalan el amor del Señor.

VIVE DE CRISTO