Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


viernes, 22 de julio de 2016

Cofradía del Rosario

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.               
   
VINAGRETA

Emulgente. Es una palabra un poco rara; quizá la había visto escrita muchas veces antes, pero nunca había necesitado entender su significado hasta el lunes pasado.

Estaba delante de un libro de recetas, tratando de hacer una vinagreta para la ensalada (por aquello de cambiar un poco y darle un toque distinto), pero, al llegar a esta palabra, no acababa de entender.

Menos mal que hablé en alto, y las demás me la supieron explicar.

-Se trata de un ingrediente que hace posible la mezcla de otros ingredientes que son de densidades distintas; por ejemplo, el huevo es lo que hace posible que el aceite se mezcle con el vinagre, y surge la mayonesa.

En el libro de recetas me hablaba de una parte de vinagre, el triple de aceite y una cucharadita de mostaza, ¡menuda mezcla! Lo removí todo junto sin mucha fe, pero aquello funcionó: realmente se había hecho todo un mejunje unido. Y sabía muy bueno.

Todos conocemos personas que son como el aceite: bondadosos, amables, que dan vida a los demás... y también algunos que son como el vinagre: de buscarle las vueltas a las cosas, o en disgusto continuo... E incluso podríamos decir que todos llevamos estos ingredientes en nuestro interior: tres partes de aceite, que es la porción más grande, pero a veces sentimos más a flor de piel la parte de vinagre.

Y muchas veces nos desesperamos porque, ¿cómo conjugamos esto? ¿Cómo convivir con esta persona? O nos enfadamos con nosotros mismos ante nuestros fallos, y dejamos de ver que también tenemos muchas cosas buenas.

Pero aún nos falta un ingrediente: la mostaza. La mostaza es el amor, que hace posible lo que nos resulta imposible. Esto es lo que hace el Señor con nosotros, amándonos como somos, con todo lo nuestro, nos transforma en personas nuevas, personas que se saben amadas y que contagian amor.

Hoy el reto del Amor es amar aunque la situación te parezca un caso imposible. Dijo un santo: "Pon amor y sacarás amor". El que ama acaba contagiando al resto, porque lleva consigo un Ingrediente mucho más poderoso que la mostaza, un Ingrediente que trasforma todo lo que toca, llenándolo de Vida.

VIVE DE CRISTO
  

No hay comentarios: