Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


lunes, 18 de julio de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.              
   
ABIERTO 24 HORAS

Como ya alguna vez hemos compartido, en el coro, cada monja tiene una cajonera donde guarda las cosas que suele utilizar para la oración.

La puerta de mi cajonera es muy curiosa, pues, al abrirla, fenomenal, pero, al cerrarla..."¡¡iiyyyiihhh!!" Un chirriante ruido que retumba por toda la iglesia. Así que ya decidí dejarla abierta durante toda la oración para no molestar.

Ayer, mientras la cerraba al acabar nuestra oración, me surgió pensar que ojalá le ocurriera igual a nuestro corazón. Que sus puertas fueran fáciles para abrirse y chirriantes al cerrarse, para así no tener que cerrarlas nunca, o, que cuando se nos cierren, suenen tanto que nos despierte a volver a abrirlas rápidamente.

Porque muchas cosas nos cierran en nosotros mismos: un mal gesto, una metedura de pata, un enfado, no poder perdonar...

Pero, ¿sabes? Realmente sí que tenemos la puerta chirriante cuando se cierra nuestro corazón. Es la voz del Señor que, desde dentro, clama por la reconciliación, haciendo muy difícil acallarla.

Cristo siempre permanece contigo, pero también Él necesita tu corazón abierto para podértelo llenar de vida y que luego la puedas dar a los demás. Y es que Cristo es quien tiene su corazón totalmente abierto para nosotros, y desde la llaga de su costado derrama todo Su Amor para ti, para que tú también puedas vivir con el corazón abierto a todos.

Hoy el reto del Amor es no cerrar tu corazón a los demás. Hoy puedes entregarte a los demás mirando antes por ellos que por ti, puedes ser generoso, amable... no dejes de amar y, si en algún momento sientes que no puedes o algo te quita la Paz, escucha, porque oirás esa madera chirriante avisándote de que algo de ti se cierra.

Vive abierto,
VIVE DE CRISTO