Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


martes, 2 de agosto de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Israel nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                
   
BOLI EN MANOS DEL SEÑOR

El otro día comencé a sacar bolis de mi mesa. Eran cuatro o cinco, todos iguales y... ¡todos gastados!

Me llené de felicidad al intentar recordar cuándo había gastado un boli antes de conocer al Señor, y es que no fui capaz de recordar ni una sola vez.

Estos son los bolis que utilizo en la oración (ya que muchas veces la hacemos escrita), y cuántas aventuras han escrito, cuántas preguntas han ido encontrando respuestas por sus líneas...

Al darle vueltas a esto, me acordé de una frase que decía la Madre Teresa de Calcuta: "Soy un lápiz en las manos de Dios", y me fijé en mis bolis. Y qué impactante, porque se habían gastado totalmente, habían cumplido su función.

¡Cuántos bolis se quedan en desuso y, cuando los quieres utilizar, no hay quien los haga funcionar porque se les ha secado la tinta antes de poderse gastar totalmente...!

Y es que una vida con Cristo es movidita; el Amor te matiene activo porque siempre tiende a expandirse, pero no te importa, porque eres feliz.

La clave realmente es ponerse en Sus Manos. Cuando mi boli no estaba en Sus Manos, sino en las mías, mi boli no se gastaba, se estaba más bien quieto y parado, esperando no sé qué, y siempre mirando más por sí mismo, y, claro, si un boli pudiese mirar por sí mismo, no gastaría su tinta, es suya... y, sin embargo, dejaría de cumplir con su misión.

Hoy el reto del Amor es ponerte en manos del Señor. Es todo lo que necesitas para descansar, para ser feliz, para dejar que Él llene tu vida de sentido. Deja en Él todo lo que te preocupa, lo que quizá no entiendas, y comienza a vivir de Su Amor. Cuando sientes que de verdad te sostiene, entonces descubres la alegría de la entrega, de sentir que tienes una misión en esta vida y que sólo te pertenece a ti.

VIVE DE CRISTO
  

No hay comentarios: