Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


jueves, 9 de marzo de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Verónica nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.        

CRISTO TE ESPERA EN LA DEBILIDAD

Las Jornadas Monásticas son impresionantes, ves al Señor pasar por la vida de las personas, ves muchos milagros. Pero no os podéis imaginar la coordinación que hay que tener aquí dentro para sacarlas adelante.

El fin de semana pasado tuvimos una y, como siempre vamos a última hora, me agobiaba un poco el hecho de que faltasen cosas. Cuando se lo entregué al Señor pude ver cómo cada hermana era importantísima. Me impresionó cómo cada una iba haciendo pequeñas tareas de la Jornada: fotocopiar temas, hacer los rosarios, preparar la liturgia... Yo me imaginaba haciendo todo eso sola y no podría, necesitábamos unas de otras para que todo estuviese a punto. Eso fue trabajo en equipo.

Hay momentos muy fuertes de debilidad en los que te supera el trabajo, te superan los hijos, te supera la muerte de un ser querido. En esos momentos te invito a apoyarte en tus hermanos, en la Iglesia, que es Madre. No estás sola ante el peligro, Cristo siempre está para hacerse fuerte en ti. Es un misterio que el Señor permita algunas situaciones, sin embargo, Él las aprovecha para encontrarse contigo. Es verdad que solemos ir de fuertes por la vida, pero hay situaciones en las que nos sentimos tan débiles que... ¿a qué podemos agarrarnos? En esos momentos, sólo queda Cristo. Es en esos momentos cuando empezamos a contar con los hermanos que Él nos regala.

Deja que Él entre en tu corazón. Cristo te espera en esa debilidad, en cada hermano que va a prestarte su ayuda. Cristo no predicó al mundo solo; contó con sus discípulos. Él era hombre, pero también era Dios, podría haberlo hecho solo perfectamente, sin embargo, no lo hizo... y, si Él no fue de fuerte, se mostró débil y necesitado de hermanos, ¿por qué nosotros nos obcecamos en ir solos por la vida?

Hoy el reto del amor es ir ante un Sagrario y pedirle a Él que sea fuerte en ti. Tú no tienes que serlo. Entrégale eso que te supera. Te aseguro que vas a encontrar mucha paz para que ese acontecimiento no te mate, sino que te haga crecer en confianza. Déjate cuidar por los hermanos, deja que ellos te ayuden en eso a lo que tú sola no llegas.

VIVE DE CRISTO

No hay comentarios: