Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


domingo, 19 de febrero de 2017

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

DAÑOS COLATERALES

Ha salido el sol un par de días... ¡y yo ya me siento en primavera! ¡¡Me encanta!!

Sin embargo, no soy la única que está exultante. Con el aumento de temperatura, los árboles están rebosantes de alegría, tanto, que han empezado a soltar polen con todas sus ganas. Es algo natural, sí... pero a las alérgicas no nos hace ni pizca de gracia.

Este año mi organismo se ha decantado por el picor de ojos. ¡Me arden!

Ya no sabía qué hacer para aliviar los picores. De pronto recordé que, el año pasado, Verónica me dio un poco de suero para los ojos. Fui a buscarla corriendo. Con mucho gusto, se dedicó a echarme un par de gotitas en cada ojo. ¡¡Qué alivio!! Y además estaba fresquito, ¡un auténtico bálsamo!

Después, en la oración, sólo me salía darle gracias a Cristo. Es impresionante lo diminutas que son las gotas, ¡pero cuánto alivian!

Y, así nos pasa a nosotros: tal vez creas que no eres nadie importante, o que no puedes hacer grandes cosas ni transformar la Humanidad... es posible que notes que no eres capaz más que de pequeños gestos, detalles del tamaño de una gotita, ¡pero no te imaginas lo mucho que puede aliviar una diminuta gota!

Parece que para amar o ayudar a alguien hay que hacer cosas grandes y llamativas, parece que los gestos pequeños pasan desapercibidos y eso nos lleva a no valorarlos, hasta, incluso, dejar de hacerlos. Pero Cristo hoy te invita a ver la realidad con sus ojos, ¡descubriendo el valor de lo pequeño!

Hoy el reto del amor es tener un gesto pequeño con una persona. Puedes sonreír al encontrarte con él o ella, puedes poner la mesa con algún detalle especial o regalarle un rato de tu tiempo con alegría. Como decía la Madre Teresa: " No podemos hacer grandes cosas, pero sí cosas pequeñas con un gran amor". Y, créeme, una gotita pequeña, ¡puede cambiar el día de quien tienes al lado! ¡Feliz domingo!

VIVE DE CRISTO