Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


martes, 20 de septiembre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                     
   
LO LÓGICO... ¡DE COLORES!

El sábado vino un grupo de familias de Pamplona. Mientras los jóvenes y los mayores preguntaban, sacamos unos dibujos para colorear a los más pequeños. Estaban coloreando justo al otro lado de la mesa que separa un lado del otro del locutorio, por lo tanto, podíamos disfrutar de todos sus movimientos.

Me quedé mirando a una de las niñas que eligió un dibujo de la Virgen. Tenía la caja de los colores y buscaba uno cuidadosamente.
-Seguro que busca el azul del manto- pensé.

Sacó el amarillo,
-¡Para la corona, seguro!- pensé

Y no... era para el manto. Hizo una línea amarilla y guardó la pintura. Después volvió a meter la mano en la caja...
-¡Se habrá confundido! Ahora buscará el azul- me dije.

Y no... sacó rosa e hizo otra línea, luego ¡verde, morado, naranja...! Así hasta que completó el manto de divertidos colores.

Me quedé pensando en lo empeñada que estaba yo con el azul, ¡y el arco iris de colores en que había acabado el manto! Los ojos de niño no miran desde lo que debe ser, desde la razón. Los ojos de niño ponen los colores desde el corazón, ¡aunque la manzana quede rosa! He llegado a la conclusión de que no por eso está mal, nosotros coloreamos según lo que razonablemente debe ser... y ellos colorean según lo que razonablemente es para su corazón, para sus sentimientos, su afecto o sus emociones.

Puede que razonablemente tu día sea digno de ser coloreado gris o negro por las reuniones que te esperan, por la cantidad de trabajo, los problemas que se avecinan o las dificultades. Pero Cristo no te da sólo esos colores, ¡te da una caja llena de pinturas! para que mires el día desde tu corazón y, así, te descubras amado tal y como eres, y puedas pintar de rojo las rayas de la carretera; descubras que Cristo está a tu lado en todo momento y esa confianza te lleve a pintar sombras de todos de colores, pues le verás en todo; para que al descubrir Su amor en ti puedas sonreír con una sonrisa naranja y azul que haga a su vez sonreír a todos los que te rodean...

Hoy el reto del amor es que, en un momento del día, utilices un color inesperado e ilógico por las circunstancias. Algo que pueda parecer gris pero que, con Cristo, se vuelva de colores con una sonrisa, un gesto... colorea desde Cristo, colores desde el Amor.

VIVE DE CRISTO