Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


martes, 30 de agosto de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                     
   
ROTO

En un armario de la cocina están los boles que utilizamos para poner en remojo la comida: alubias, lentejas, garbanzos... Hay dos que son idénticos: amarillos, de plástico...

El otro día, echamos las lentejas en uno de ellos. Al cabo de un rato descubrimos que había agua cayendo por todo el armario, metiéndose en los cajones, desembocando en un charco que ya ocupaba unas cuantas baldosas.

Investigamos de dónde venía y resultó que el balde estaba roto por alguna parte, ¡menuda faena! Lo lavamos, volvió a su armario y la siguiente semana nos volvimos a encontrar con la inundación. Lo limpiamos... y al armario. ¡Cosas de novicias!

Ayer necesitaba poner las patatas en remojo. Metí la mano en el armario, ¡y saqué el balde amarillo! ¡No daba crédito a mis ojos! Con rotulador rojo, alguien se había dedicado a poner flechas y unas letras en las que en mayúscula ponía: ROTO.

¡Ponía "roto" en un balde, y seguía en el armario! ¿Te imaginas un bolígrafo en que ponga "bolígrafo sin tinta", o "tenedor sin púas", "zapato sin suela", "gafas sin cristales"...? Así es cómo miraba al balde en ese momento.

Me reía, pero también pensaba en las veces que nosotros, en apariencia, somos baldes que sirven para poner en remojo los problemas, las heridas que arrastramos, las dificultades con el trabajo, los problemas con la familia... Parece que contenemos vida en nuestro interior pero, poco a poco, va cayendo por grietas o agujeros a penas inapreciables, y seguimos tirando, sigues para delante con todo, y las lentejas se van quedando secas.

Cristo no quiere que sigas tirando, no quiere que vivas "sobreviviendo", ni que vuelvas al armario así. Hoy quiere cogerte en sus manos y regalarte una mirada nueva en tu situación. Es verdad que las lentejas, las alubias... ¡tu situación!, será la misma pero la vivirás de forma diferente.

Hoy el reto del amor es que te acerques a Cristo y le enseñes tu cartel de ROTO. ¿Qué te hace perder la vida? Deja que Él te regale un balde nuevo, un balde con las mismas lentejas pero que no pierda la esperanza. Déjate abrazar por Él.

VIVE DE CRISTO
  

No hay comentarios: