Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


martes, 31 de mayo de 2016

Cofradía del Rosario

Hola, buenos días, hoy Joane nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.            
  
OLOR QUE ESTÁ SIEMPRE PRESENTE

Ayer nos despedimos de la Comunidad de monjas que con tanto cariño nos ha acogido estas semanas, de nuestros hermanos los frailes que se han volcado de una forma impresionante... ayer nos despedimos de Caleruega.

¡Volvimos a casa! Nada más llegar, los timbrazos que dimos delataron nuestra presencia. Sor Ana nos abrió la puerta y, tras darle un fuerte abrazo, fuimos corriendo al refectorio a saludar a todas. ¡Parecía que había pasado una eternidad! Nos habíamos echado de menos mutuamente y había mucho que compartir.

Huevos fritos con patatas, botones cosidos, ropa lavada... Las monjas, en la distancia, nos habían estado cuidando adelantándose con pequeños detalles a nuestra llegada. Pero hubo algo que nos impresionó mucho, y fue el olor.

Al subir al Noviciado, Celia exclamó:
-¡Huele a cuando vine a la experiencia!

Otra dijo:
-¡Huele a casa!

Y yo fue al llegar a la capilla cuando pude decir:
-¡Huele a los viajes que hacía desde Madrid antes de entrar!

Y es que cada casa tiene un olor, un olor que sólo perciben los que van de vez en cuando. ¿Recuerdas olores de distintos sitios o personas? Seguro que te evocan recuerdos.

Ayer, nosotras pudimos volver a percibir el olor del principio. El olor de esos momentos en que todo es nuevo, el olor de recuerdos que forjaron nuestras vidas hacia un "sí" al Señor, el primer amor, el kilómetro cero.

Cuántos "olores" cargados de recuerdos el tiempo nos hace olvidar y, en ocasiones, el amor se enfría. Olores que siguen estando ahí, en el lugar donde estamos, y ya hemos olvidado. En el matrimonio, en la consagración, en el sacerdocio, en la entrega o en la relación con Cristo siempre está el olor del principio, sólo hay que redescubrirlo cada día.

Hoy el reto del amor es que vuelvas al primer amor, a ese momento en el que los recuerdos te encienden el corazón y dan sentido a tu vida. No dejes que el tiempo o la distancia sean los que te traigan ese olor... Vuelve al primer amor.

VIVE DE CRISTO

No hay comentarios: