Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


martes, 25 de abril de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Verónica nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                              
    
LLAMADOS A DAR FRUTO

Como ya sabes, estamos cultivando un huerto. Por ahora, hemos plantado todo dentro del invernadero y, cuando empiece el buen tiempo, lo pasaremos afuera. Nos turnamos para ir a regar. Cuando nos explicaron cómo se tenía que cuidar cada planta, casi nos morimos... que si una necesita poco sol, pero regado abundante; que si una mucho sol y regado medio; a las lechugas no se les puede regar por arriba porque cogen bichitos, etc.

Cada planta tiene una manera distinta de ser cuidada para que cada una vaya creciendo a su ritmo. No todas crecen igual de rápido, hay algunas que tardan un poco más, o que sus hojas son más pequeñitas. Pero lo que me impresionó es que todas dan fruto, tanto los tomates, como las fresas, como las zanahorias...

Vi reflejada a la Iglesia. Cada uno de los miembros que pertenecemos a ella somos únicos e irrepetibles, necesitamos nuestro tiempo único de sol, de regado, necesitamos unos cuidados concretos. Y todos estamos llamados a dar fruto.

Cuántas veces te has sentido uno entre un millón, te has sentido uno más del grupo, no te has sentido acogido y querido. Sin embargo, la realidad no es ésa. Tú eres único e irrepetible, eres amado, ésa es nuestra verdadera identidad: la de amados. Tú eres acogido, tú eres aceptado, tú eres querido por Cristo.

Cristo sabe el sol que necesitas, sabe cuándo te falta el agua, o cuándo necesita quitarte algunas hojas secas. Él te conoce mejor que nadie. Realmente el Señor sólo sabe contar hasta uno, sabe contar hasta ti, y después se pierde.

Me imagino a Jesús hablando a solas con cada uno de sus discípulos, escuchando sus alegrías, sus miedos, sus ilusiones, y mostrándoles con su acogida y su cariño el amor que les tenía el Padre.

Hoy el reto del amor es dar fruto. Hoy mira a los de tu alrededor: en tu trabajo, a tus compañeros, en tu familia... y pregunta al Señor qué cuidados necesita cada uno. Si alguno necesita una cena especial, si otro necesita que le escuches, un abrazo, una sonrisa... deja que Él cuide en ti a los de tu alrededor.

VIVE DE CRISTO

  
http://dominicaslerma.es/    

¡Feliz día!

No hay comentarios: