Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


viernes, 31 de marzo de 2017

Reto

Hola, buenos días, hoy Sión nos lleva al Señor. Que pases un feliz día. 

DIMENSIONES RELATIVAS

En el Novi tenemos un cuartucho diminuto, en el que dudo que entrase siquiera una cama. El otro día Lety me dio permiso para intentar "optimizar" el espacio. ¡No te imaginas el revuelo que he organizado!

Por ejemplo, una cajonera de plástico: tras las medidas pertinentes, descubrí que entraba debajo de la mesa de la fotocopiadora. Bueno, los cajones, sí; la cajonera era un pelín más grande...

Hice todas las pruebas que se me ocurrieron, pero era imposible. Había que quitar la fotocopiadora, que es un monstruo gigantesco con más años que Matusalén, levantar la mesa, meter la cajonera...

-¡Israeeeel! -gimoteé- ¿Me ayudas?

Israel observó la situación y respondió riendo:
-¿A que lo meto a la primera y sin mover nada?

Estoy segura: la mesa dio un salto, la cajonera se encogió... y, por alguna extraña razón, entró sin ninguna dificultad. Yo alucino.

-Era cuestión de perspectiva -me dijo sonriente.

¡Y qué verdad es! Muchas veces nos volcamos en un proyecto, un trabajo o en resolver una situación, y, ¿quién no se siente atascado alguna vez? ¡Ése es el momento de coger perspectiva!

A Jesús le encantaba subir a la montaña a orar: ¡desde arriba las cosas se ven de otra manera! No tanto por lo lejos que se esté del suelo... sino por lo cerca que se está del Cielo.

¿Y tú? ¿Qué haces cuando te atascas?

A veces es difícil parar para coger distancia. Pero, créeme, pararse a preguntarle a Él, puede suponer la diferencia entre un estupendo atajo... ¡o un largo rodeo!

Hoy el reto del amor es tomarte un descanso. Sí, sí, pero no un descanso cualquiera... Te invito a que hoy te pongas una alarma y, en mitad de tu jornada, pares cinco minutos para estar con el Señor. En medio del trabajo o del estudio; simplemente cuéntale lo que estás haciendo, lo que tienes en el corazón... ¡Te aseguro que retomarás tu tarea de otra forma! ¡Feliz día!

VIVE DE CRISTO

No hay comentarios: