Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


lunes, 5 de diciembre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva la Señor. Que pases un feliz día.

MIRA CON QUIÉN VAS A QUEDAR

El otro día vino una amiga, Luisa María, a verme. Me llamó para decirme que necesitaba compartir, y quedamos por la mañana. Ella madrugó, montó en el coche, ¡y a Lerma!

Cuando llegué al locutorio, la saludé, nos sentamos, y me dijo:
-¿Sabes qué te he traído?
-No -contesté- Cualquier cosa, ¡siempre me sorprendes!

Entonces empezó a sacar de una bolsa unas tazas, cucharillas, azúcar y dos "teteras-termo" (una llena de café y otra de leche) y, para terminar, de la bolsa salió una bandeja de donuts.

Me la quedé mirando con una cara de sorpresa impresionante, y, para mayor asombro, me explicó:
-He pensado... con una amiga, ¿qué se hace? ¡Se queda a tomar un café! Y aquí estamos, tomándonos un café y hablando del Señor.

Me reí porque era de las cosas que nunca me habían pasado en el locutorio, y disfrutamos de ese rato, mientras nos tomábamos un buen café.

La verdad es que su actitud me hizo orar mucho: había venido no sólo a hablar, sino a ver a una amiga, y se había parado a pensar qué traer para hacerme feliz. Ella me vio, me di cuenta de que no era invisible para ella. Cuando llegaron las novicias a saludarla, ¡te puedes imaginar, los comentarios del café...!

Al llegar a la oración y abrir el evangelio para orar, me di cuenta de cómo Jesús siempre miraba a las personas, no le pasaba desapercibido nadie: a Zaqueo le vio en el árbol y le mandó bajar para ir a su casa; cuando le tocan el borde del manto, entre tanta gente, Él busca a la persona que lo ha hecho; cuando el centurión le pide una curación, Jesús ve su fe. Estos son los sentimientos que tenemos que tener, los mismos de Cristo. Cada persona es un regalo que Jesús te hace en tu vida.

Hoy el reto del amor es ver a esa persona con la que vas a quedar. No lo veas como algo que toca, o porque sí. Párate a orar: ¿qué es lo que necesita de ti? ¿Qué es realmente esa persona para ti? ¿Dónde la tienes colocada en tu corazón? Y ahora, desde estos sentimientos, mírala con amor y acércate a ella; verás como la conversación y el encuentro son distintos. Que tengas un feliz día.

http://dominicaslerma.es/

VIVE DE CRISTO