Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


miércoles, 26 de octubre de 2016

Cofradia del Rosario

Hola, buenos días, hoy Lety nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.                       
   
¡¡ATCHUUUUUUS...!!

Ayer, estando en el locutorio, de repente estornudé. Inmediatamente, esa persona me respondió con un "¡Jesús!" muy expresivo, que hizo que me diera la risa.

De pronto caí en la cuenta de que nunca me había fijado en que, con esa sencilla expresión que a muchos les sale como un resorte, nos señala a Jesucristo. Y, hablando del estornudo, esa persona me explicó el sentido de la tradicional respuesta. Me pareció muy interesante, por lo que quiero compartírtelo.

Los egipcios y los griegos creían que los estornudos eran una advertencia divina. Se consideraban buenos si eran por la tarde, malos si se producían por las mañanas, y era una señal terrible si alguien estornudaba al levantarse de la cama o de la mesa. Nada bueno se podía augurar a los que estornudaban por el lado izquierdo, mientras que hacerlo por la derecha se consideraba favorable. Los romanos exclamaban "¡Salve!"; mientras que los griegos solían decir "¡Vivid!" y "¡Que Júpiter te conserve!" a los que estornudaban.

Los primeros cristianos, cambiaron a Júpiter –el dios pagano-, por el nombre del Señor, diciendo “¡Jesús!” a los que estornudaban. Seguro que al principio les sonaría algo extraño incluso a ellos mismos, ¡pero estoy convencida de que era una buena alarma para ponerse una vez más en las manos de Cristo!

Y es que nuestras palabras, nuestras expresiones, pueden ayudarnos, en las actividades más cotidianas, a mirar al Señor, a hacernos conscientes de que Él vive a nuestro lado.

¿Y tú que tienes, coincidencia o Providencia? ¿Cuando te vas a la cama dices "Hasta mañana, buenas noches" o "Hasta mañana si Dios quiere"? ¿Cuando algo ha salido bien es "por suerte" o "gracias a Dios"?

Hoy el reto del amor es que cambies alguna de tus expresiones de tu vida cotidiana por una frase cristiana: que el amor poco a poco evangelice tu vida. Feliz día.

VIVE DE CRISTO
  

No hay comentarios: