Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.

Web principal:

http://www.cofradiarosario.net/

Página de Recursos para rezar:

https://www.facebook.com/recursospararezar/

Asociación y Cofradía del Rosario Santo Domingo el Real


lunes, 20 de enero de 2014

Advocaciones Marianas de enero

Fiesta: 14 de enero
Historia
Entre las innumerables advocaciones con que la mariana ciudad de Sevilla venera a la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, destaca por su origen sevillano el Título de Divina Pastora de las Almas. Fue el Capuchino Fray Isidoro de Sevilla quien, en vísperas del 24 de Junio de 1703, a la vera de las murallas de la ciudad, en el Claustro bajo de su convento, contempló a la Madre de Dios y Nuestra "bajo la sombra de un árbol..., sedente en una piedra, ... cubierto el busto hasta las rodillas de blanco pellico ceñido a la cintura, ... manto azul aterciopelado, ... sombrero pastoril, y junto a la diestra, el báculo de su poderío. En la mano izquierda, rosas, (sostendrá al niño) y la mano derecha sobre un cordero que acoge hacia su regazo. Algunas ovejas la rodeaban y todas, en sus boquillas llevaban rosas, simbólicas del Ave María. En la lontananza una oveja extraviada era perseguida por el lobo, pero pronunciado el Ave María, aparecía San Miguel con la flecha que hunde en la testuz del lobo maldito".
Fray Isidoro de Sevilla encargó un cuadro a Alonso Miguel de Tovar y se puso a predicar y propagar la doctrina y la devoción al pastorado de María. La acogida del pueblo sevillano no se hizo esperar y pronto surgió una Hermandad que adoptaba como Titular esta advocación de la Virgen. A ésta siguieron otras.
La devoción a la Divina Pastora se difundió con más fuerza Durante esos años se afianzó una devoción netamente Sevillana, trasplantada a Hispanoamérica, la Divina Pastora es la patrona de las Misiones Capuchinas.

Primera Aparición
El 08 de Septiembre de 1.703, durante la fiesta de La Natividad de la Virgen, el Padre Isidoro, aprovechando la procesión del rosario de la tarde, saca el lienzo en su estandarte realzado con una guirnalda de flores y cintas. Ese día la Divina Pastora salió de la iglesia de San Gil, presidida por una cruz alumbrada por faroles y dos filas de hombres que marchaban al paso, mientras el clero la rodeaba, dejándose escuchar las sentidas notas de los músicos quienes detrás la seguían al igual que el coro de las mujeres. La procesión llegaría hasta la Almeda de Hércules entre una gran multitud a la que, dirige la palabra el Fraile Isidoro desde lo alto de un taburete entre las dos columnas de un monumento, dando a conocer la doctrina del Pastorado de la Virgen.
Fue el catedrático del Arte de la Universidad de Sevilla, Francisco Antonio Gijón, conocido como uno de los máximos escultores Sevillanos dentro del arte barroco, quien esculpió la imagen tamaño natural de la Divina Pastora.

Primer traje de la imagen
Esta primera imagen de la Divina Pastora fue trajeada por monjas del Convento de la Encarnación, quienes la vistieron con un traje de Pastora siguiendo la descripción del Padre Isidoro.
Finalmente en Octubre de 1.705 la imagen de la Divina Pastora, es llevada a su primera procesión dentro de una gran solemnidad hasta la iglesia parroquial de Santa Marina, que para el momento constituía la novena sede de la “Primitiva Hermandad del Rebaño de María” De allí en adelante ha sido infinita la propagación de esta advocación mariana. Con esa misma adoración convergieron religiosidad, arte y talento para hacer una realidad nuestra Divina Pastora.

Un Padre Capuchino de nombre Fray Isidoro de Sevilla tuvo la inspiración divina por cuya autoría intelectual se concibe la imagen de la Divina Pastora descriptivamente, un reputado Pintor de la Escuela Sevillana, Miguel Alonso de Tovar mediante el trazo y su intelecto lleva al lienzo la venerada imagen, la misma que utilizaría Francisco Antonio Gijón, para a través de la talla, patentizarla anatómicamente tamaño natural, la cual fue cuidadosamente vestida con un fino y sencillo traje de Pastora, confeccionado por las mojas del convento de la encarnación... Así nació la Divina Pastora





 VIRGEN DE LA PAZ

El culto a la Virgen de la Paz data del siglo XI. El origen de su veneración se produjo cuando la aparición de la Virgen a una pastorcilla en un paraje de la entonces aldea de Fuentidueña, hoy situado en El Soto de la Moraleja, en el término municipal de Alcobendas.
No se conoce la fecha de su aparición exacta, pero se la tituló como Virgen de la Paz y por eso su fiesta es el 24 de enero, pero posteriormente el 24 de enero de 1677 se produjo en Alcobendas el Milagro del Vino, que ratificó esa fecha de festejo.
Alcobendas es una ciudad y municipio español, perteneciente a la Comunidad Autónoma de Madrid, situado a 13 km al norte de la capital.

LA APARICIÓN


Según esta antiquísima y constante tradición, una imagen de la Virgen fue aparecida o hallada en una higuera por una pastorcilla manca que apacentaba un rebaño de ovejas en Fuentiduña, y aquélla dijo a ésta que fuese al pueblo para dar noticia del hallazgo.
Pero como observase a la pastorcilla turbada, mandóla ir a su casa para que su madre la entregara un pan de los muchos que tenía en un arca, a lo que la pastorcilla replicó que no podría dárselo porque cuando había salido de su casa no lo había, a lo que la Virgen replicó diciéndole: “Pues yo sé que tu madre tiene un arca llena de pan, y para que creas lo que te digo, tira un canto con la mano que tienes manca”.
Luego que la pastorcilla puso en ejecución tal mandato quedó asombrada al ver que su mano manca estaba sanada, por lo que corrió al pueblo a dar cuenta de todo lo ocurrido y ver si era cierto que su madre tenía el arca llena de pan, de lo que se convenció, así como de que se había llenado milagrosamente.

(tomado de http://forosdelavirgen.org , advocaciones-marianas.blogspot.com.es)


 

No hay comentarios: