Espacio dedicado a promover la devoción a la Virgen mediante la divulgación del rezo del Rosario, como medio de contemplar y meditar los misterios de la vida de Nuestro Señor Jesucristo y asemejarnos a Él.


miércoles, 20 de junio de 2012

Oraciones para niños

"Instruye al niño en su camino y ni aun de viejo se apartará de él"
 (Prov. 22:6).
 
Para que nuestros hijos vivan la fe y aprendan a querer a Cristo, a la Virgen y  a la Iglesia es necesario, fundamental, enseñarles a orar desde  bien pequeñitos, así como acudir con ellos a las celebraciones litúrgicas y ayudarles a comprender el regalo tan grande que es la Eucaristía. Os proponemos algunas oraciones para niños, aparte de las básicas que todo católico debe conocer.




"En mi corazón de niño
guardo yo muchos deseos,
el primero es que los hombres
sean cada vez más buenos.

El segundo es que la gente
viva siempre en armonía,
y que este siempre contenta
con el pan de cada día.

Yo pido por mis padres
y los padres de otros niños,
para que nunca se separen
y que siempre estén unidos

Haz que no exista la guerra,
ni tan siquiera en los libros,
y en el mundo en que estamos
no se oiga llorar a un niño.
Así sea
Amén"

* * * * * * * *
"Cuatro esquinitas
tiene mi cama
cuatro angelitos
que me la guardan
dos a los pies
dos a la cabecera
y la Virgen María es mi compañera
y me dice
duerme y reposa
y no tengas miedo
de ninguna cosa.
Amén"
 * * * * * * * *
 
 
El monte de la misa
Hacia tu monte, Señor,
que es la misa del domingo,
voy subiendo con amor
para encontrarme contigo.
 


 
Acto de contrición
Perdona, Señor, mis pecados,
que me separan de ti,
pues para siempre a tu lado
contigo quiero vivir.
 
* * * * * * * *
 
Admirando mi iglesia
Me encanta, Señor, tu casa,
llena de cosas bonitas,
allí voy con ilusión
porque tú siempre me invitas.
 
* * * * * * * *
 
 * * * * * * * *
Ayudando a mamá
En las cosas de la casa,
Virgen Sagrada María,
quiero ayudar a mi mami
como a ti te ayudaría.
 
* * * * * * * *
 
Para ser sincero
Hazme, Virgen María,
muy sincero y transparente,
dame un corazón limpio
como el agua de una fuente.
 
 
 * * * * * * * *
Méceme, Virgen María,
quiero dormirme en tus brazos,
guárdame, oh Madre mía,
con Jesús en tu regazo
 
 * * * * * * * *
 
 * * * * * * * *

Recogiendo la habitación
Oh Virgen pura y hermosa
guárdame en tu corazón
mientras yo guardo mis cosas
y ordeno mi habitación.


 * * * * * * * *
 
 
 
(FUENTES: http://www.luzinterior.org ,  http://www.darfruto.com )